Contacto: Skoda Fabia Sedán

Con una longitud que sobrepasa de largo los cuatro metros y una estética muy equilibrada, el nuevo Skoda Fabia Sedán llega al mercado español para enfrentarse a duros rivales, tales como el Seat Córdoba o el Hyundai Accent.

fabia_sedan_2g.jpg
fabia_sedan_2g.jpg

Este hueco, que cuenta con iluminación, está muy bien forrado y debajo del piso oculta una rueda de repuesto y, algo poco habitual en su segmento, un escueto equipo de herramientas. Junto a esta rueda de dimensiones normales queda espacio para un extintor. Como sus hermanos de gama, el Fabia Sedán se une a la tendencia de los faros delanteros de cubierta sin estrías y puede solicitarse en tres niveles de acabado, Classic, Comfort y Elegance. A partir del acabado Classic se cuenta con las herramientas antes mencionadas, más un triángulo de advertencia sujeto a la tapa del maletero. El suelo del maletero incorpora aros de fijación para poder enganchar una red flexible (opcional) para asegurar la carga. En los acabados Confort y Elegance se añaden dos ganchos basculantes que pueden servir para colgar bolsas de la compra. En el habitáculo, la bandeja posterior ofrece espacios bien delimitados para apoyar objetos pequeños. A partir de junio, la gama del Skoda Fabia se ampliará con la llegada de la carrocería de tres volúmenes, que añadirá una opción de motor de gasolina a las ya existentes. El nuevo Fabia tricuerpo no sólo podrá solicitarse al comienzo con los motores de gasolina ya presentes en la gama de 68, 75 y 101 CV, sino también con el ya muy probado motor 2 litros, ocho válvulas y 115 CV del grupo VW. También se venderá con los Diesel de inyección directa SDi 1.9 con 64 CV —sin sobrealimentación— y el TDi de bomba-inyector con 101 CV. La incorporación del motor de gasolina 2 litros la justifica Skoda, contra la marcada tendencia hacia el motor Diesel, con el perfil del potencial comprador de la nueva carrocería, que busca un vehículo económico, pero con una imagen menos utilitaria típica de las variantes bicuerpo, donde se sitúa, también, la carrocería familiar. El añadido del maletero lleva la longitud del Fabia de 3,94 a 4,22 metros, conservándose la estética frontal y lateral hasta el pilar posterior. Éste es nuevo, así como la superficie lateral, que se extiende hasta los pasos de rueda. Otros elementos rediseñados son el techo, la luneta trasera y, obviamente, la tapa del maletero. Éste es amplio y ofrece una boca de acceso de generosas dimensiones; además se sitúa, con sus 438 litros declarados oficialmente, muy cerca del volumen de carga de sus principales rivales, el Seat Córdoba y el Hyundai Accent. La capacidad puede ampliarse porque el respaldo del asiento trasero se puede abatir asimétricamente. Sin embargo, las copelas del eje posterior se introducen bastante en el espacio de carga eliminando algunos litros de capacidad. Este hueco, que cuenta con iluminación, está muy bien forrado y debajo del piso oculta una rueda de repuesto y, algo poco habitual en su segmento, un escueto equipo de herramientas. Junto a esta rueda de dimensiones normales queda espacio para un extintor. Como sus hermanos de gama, el Fabia Sedán se une a la tendencia de los faros delanteros de cubierta sin estrías y puede solicitarse en tres niveles de acabado, Classic, Comfort y Elegance. A partir del acabado Classic se cuenta con las herramientas antes mencionadas, más un triángulo de advertencia sujeto a la tapa del maletero. El suelo del maletero incorpora aros de fijación para poder enganchar una red flexible (opcional) para asegurar la carga. En los acabados Confort y Elegance se añaden dos ganchos basculantes que pueden servir para colgar bolsas de la compra. En el habitáculo, la bandeja posterior ofrece espacios bien delimitados para apoyar objetos pequeños. A partir de junio, la gama del Skoda Fabia se ampliará con la llegada de la carrocería de tres volúmenes, que añadirá una opción de motor de gasolina a las ya existentes. El nuevo Fabia tricuerpo no sólo podrá solicitarse al comienzo con los motores de gasolina ya presentes en la gama de 68, 75 y 101 CV, sino también con el ya muy probado motor 2 litros, ocho válvulas y 115 CV del grupo VW. También se venderá con los Diesel de inyección directa SDi 1.9 con 64 CV —sin sobrealimentación— y el TDi de bomba-inyector con 101 CV. La incorporación del motor de gasolina 2 litros la justifica Skoda, contra la marcada tendencia hacia el motor Diesel, con el perfil del potencial comprador de la nueva carrocería, que busca un vehículo económico, pero con una imagen menos utilitaria típica de las variantes bicuerpo, donde se sitúa, también, la carrocería familiar. El añadido del maletero lleva la longitud del Fabia de 3,94 a 4,22 metros, conservándose la estética frontal y lateral hasta el pilar posterior. Éste es nuevo, así como la superficie lateral, que se extiende hasta los pasos de rueda. Otros elementos rediseñados son el techo, la luneta trasera y, obviamente, la tapa del maletero. Éste es amplio y ofrece una boca de acceso de generosas dimensiones; además se sitúa, con sus 438 litros declarados oficialmente, muy cerca del volumen de carga de sus principales rivales, el Seat Córdoba y el Hyundai Accent. La capacidad puede ampliarse porque el respaldo del asiento trasero se puede abatir asimétricamente. Sin embargo, las copelas del eje posterior se introducen bastante en el espacio de carga eliminando algunos litros de capacidad. Este hueco, que cuenta con iluminación, está muy bien forrado y debajo del piso oculta una rueda de repuesto y, algo poco habitual en su segmento, un escueto equipo de herramientas. Junto a esta rueda de dimensiones normales queda espacio para un extintor. Como sus hermanos de gama, el Fabia Sedán se une a la tendencia de los faros delanteros de cubierta sin estrías y puede solicitarse en tres niveles de acabado, Classic, Comfort y Elegance. A partir del acabado Classic se cuenta con las herramientas antes mencionadas, más un triángulo de advertencia sujeto a la tapa del maletero. El suelo del maletero incorpora aros de fijación para poder enganchar una red flexible (opcional) para asegurar la carga. En los acabados Confort y Elegance se añaden dos ganchos basculantes que pueden servir para colgar bolsas de la compra. En el habitáculo, la bandeja posterior ofrece espacios bien delimitados para apoyar objetos pequeños. A partir de junio, la gama del Skoda Fabia se ampliará con la llegada de la carrocería de tres volúmenes, que añadirá una opción de motor de gasolina a las ya existentes. El nuevo Fabia tricuerpo no sólo podrá solicitarse al comienzo con los motores de gasolina ya presentes en la gama de 68, 75 y 101 CV, sino también con el ya muy probado motor 2 litros, ocho válvulas y 115 CV del grupo VW. También se venderá con los Diesel de inyección directa SDi 1.9 con 64 CV —sin sobrealimentación— y el TDi de bomba-inyector con 101 CV. La incorporación del motor de gasolina 2 litros la justifica Skoda, contra la marcada tendencia hacia el motor Diesel, con el perfil del potencial comprador de la nueva carrocería, que busca un vehículo económico, pero con una imagen menos utilitaria típica de las variantes bicuerpo, donde se sitúa, también, la carrocería familiar. El añadido del maletero lleva la longitud del Fabia de 3,94 a 4,22 metros, conservándose la estética frontal y lateral hasta el pilar posterior. Éste es nuevo, así como la superficie lateral, que se extiende hasta los pasos de rueda. Otros elementos rediseñados son el techo, la luneta trasera y, obviamente, la tapa del maletero. Éste es amplio y ofrece una boca de acceso de generosas dimensiones; además se sitúa, con sus 438 litros declarados oficialmente, muy cerca del volumen de carga de sus principales rivales, el Seat Córdoba y el Hyundai Accent. La capacidad puede ampliarse porque el respaldo del asiento trasero se puede abatir asimétricamente. Sin embargo, las copelas del eje posterior se introducen bastante en el espacio de carga eliminando algunos litros de capacidad. Este hueco, que cuenta con iluminación, está muy bien forrado y debajo del piso oculta una rueda de repuesto y, algo poco habitual en su segmento, un escueto equipo de herramientas. Junto a esta rueda de dimensiones normales queda espacio para un extintor. Como sus hermanos de gama, el Fabia Sedán se une a la tendencia de los faros delanteros de cubierta sin estrías y puede solicitarse en tres niveles de acabado, Classic, Comfort y Elegance. A partir del acabado Classic se cuenta con las herramientas antes mencionadas, más un triángulo de advertencia sujeto a la tapa del maletero. El suelo del maletero incorpora aros de fijación para poder enganchar una red flexible (opcional) para asegurar la carga. En los acabados Confort y Elegance se añaden dos ganchos basculantes que pueden servir para colgar bolsas de la compra. En el habitáculo, la bandeja posterior ofrece espacios bien delimitados para apoyar objetos pequeños. A partir de junio, la gama del Skoda Fabia se ampliará con la llegada de la carrocería de tres volúmenes, que añadirá una opción de motor de gasolina a las ya existentes. El nuevo Fabia tricuerpo no sólo podrá solicitarse al comienzo con los motores de gasolina ya presentes en la gama de 68, 75 y 101 CV, sino también con el ya muy probado motor 2 litros, ocho válvulas y 115 CV del grupo VW. También se venderá con los Diesel de inyección directa SDi 1.9 con 64 CV —sin sobrealimentación— y el TDi de bomba-inyector con 101 CV. La incorporación del motor de gasolina 2 litros la justifica Skoda, contra la marcada tendencia hacia el motor Diesel, con el perfil del potencial comprador de la nueva carrocería, que busca un vehículo económico, pero con una imagen menos utilitaria típica de las variantes bicuerpo, donde se sitúa, también, la carrocería familiar. El añadido del maletero lleva la longitud del Fabia de 3,94 a 4,22 metros, conservándose la estética frontal y lateral hasta el pilar posterior. Éste es nuevo, así como la superficie lateral, que se extiende hasta los pasos de rueda. Otros elementos rediseñados son el techo, la luneta trasera y, obviamente, la tapa del maletero. Éste es amplio y ofrece una boca de acceso de generosas dimensiones; además se sitúa, con sus 438 litros declarados oficialmente, muy cerca del volumen de carga de sus principales rivales, el Seat Córdoba y el Hyundai Accent. La capacidad puede ampliarse porque el respaldo del asiento trasero se puede abatir asimétricamente. Sin embargo, las copelas del eje posterior se introducen bastante en el espacio de carga eliminando algunos litros de capacidad. Este hueco, que cuenta con iluminación, está muy bien forrado y debajo del piso oculta una rueda de repuesto y, algo poco habitual en su segmento, un escueto equipo de herramientas. Junto a esta rueda de dimensiones normales queda espacio para un extintor. Como sus hermanos de gama, el Fabia Sedán se une a la tendencia de los faros delanteros de cubierta sin estrías y puede solicitarse en tres niveles de acabado, Classic, Comfort y Elegance. A partir del acabado Classic se cuenta con las herramientas antes mencionadas, más un triángulo de advertencia sujeto a la tapa del maletero. El suelo del maletero incorpora aros de fijación para poder enganchar una red flexible (opcional) para asegurar la carga. En los acabados Confort y Elegance se añaden dos ganchos basculantes que pueden servir para colgar bolsas de la compra. En el habitáculo, la bandeja posterior ofrece espacios bien delimitados para apoyar objetos pequeños. A partir de junio, la gama del Skoda Fabia se ampliará con la llegada de la carrocería de tres volúmenes, que añadirá una opción de motor de gasolina a las ya existentes. El nuevo Fabia tricuerpo no sólo podrá solicitarse al comienzo con los motores de gasolina ya presentes en la gama de 68, 75 y 101 CV, sino también con el ya muy probado motor 2 litros, ocho válvulas y 115 CV del grupo VW. También se venderá con los Diesel de inyección directa SDi 1.9 con 64 CV —sin sobrealimentación— y el TDi de bomba-inyector con 101 CV. La incorporación del motor de gasolina 2 litros la justifica Skoda, contra la marcada tendencia hacia el motor Diesel, con el perfil del potencial comprador de la nueva carrocería, que busca un vehículo económico, pero con una imagen menos utilitaria típica de las variantes bicuerpo, donde se sitúa, también, la carrocería familiar. El añadido del maletero lleva la longitud del Fabia de 3,94 a 4,22 metros, conservándose la estética frontal y lateral hasta el pilar posterior. Éste es nuevo, así como la superficie lateral, que se extiende hasta los pasos de rueda. Otros elementos rediseñados son el techo, la luneta trasera y, obviamente, la tapa del maletero. Éste es amplio y ofrece una boca de acceso de generosas dimensiones; además se sitúa, con sus 438 litros declarados oficialmente, muy cerca del volumen de carga de sus principales rivales, el Seat Córdoba y el Hyundai Accent. La capacidad puede ampliarse porque el respaldo del asiento trasero se puede abatir asimétricamente. Sin embargo, las copelas del eje posterior se introducen bastante en el espacio de carga eliminando algunos litros de capacidad. Este hueco, que cuenta con iluminación, está muy bien forrado y debajo del piso oculta una rueda de repuesto y, algo poco habitual en su segmento, un escueto equipo de herramientas. Junto a esta rueda de dimensiones normales queda espacio para un extintor. Como sus hermanos de gama, el Fabia Sedán se une a la tendencia de los faros delanteros de cubierta sin estrías y puede solicitarse en tres niveles de acabado, Classic, Comfort y Elegance. A partir del acabado Classic se cuenta con las herramientas antes mencionadas, más un triángulo de advertencia sujeto a la tapa del maletero. El suelo del maletero incorpora aros de fijación para poder enganchar una red flexible (opcional) para asegurar la carga. En los acabados Confort y Elegance se añaden dos ganchos basculantes que pueden servir para colgar bolsas de la compra. En el habitáculo, la bandeja posterior ofrece espacios bien delimitados para apoyar objetos pequeños. A partir de junio, la gama del Skoda Fabia se ampliará con la llegada de la carrocería de tres volúmenes, que añadirá una opción de motor de gasolina a las ya existentes. El nuevo Fabia tricuerpo no sólo podrá solicitarse al comienzo con los motores de gasolina ya presentes en la gama de 68, 75 y 101 CV, sino también con el ya muy probado motor 2 litros, ocho válvulas y 115 CV del grupo VW. También se venderá con los Diesel de inyección directa SDi 1.9 con 64 CV —sin sobrealimentación— y el TDi de bomba-inyector con 101 CV. La incorporación del motor de gasolina 2 litros la justifica Skoda, contra la marcada tendencia hacia el motor Diesel, con el perfil del potencial comprador de la nueva carrocería, que busca un vehículo económico, pero con una imagen menos utilitaria típica de las variantes bicuerpo, donde se sitúa, también, la carrocería familiar. El añadido del maletero lleva la longitud del Fabia de 3,94 a 4,22 metros, conservándose la estética frontal y lateral hasta el pilar posterior. Éste es nuevo, así como la superficie lateral, que se extiende hasta los pasos de rueda. Otros elementos rediseñados son el techo, la luneta trasera y, obviamente, la tapa del maletero. Éste es amplio y ofrece una boca de acceso de generosas dimensiones; además se sitúa, con sus 438 litros declarados oficialmente, muy cerca del volumen de carga de sus principales rivales, el Seat Córdoba y el Hyundai Accent. La capacidad puede ampliarse porque el respaldo del asiento trasero se puede abatir asimétricamente. Sin embargo, las copelas del eje posterior se introducen bastante en el espacio de carga eliminando algunos litros de capacidad. Este hueco, que cuenta con iluminación, está muy bien forrado y debajo del piso oculta una rueda de repuesto y, algo poco habitual en su segmento, un escueto equipo de herramientas. Junto a esta rueda de dimensiones normales queda espacio para un extintor. Como sus hermanos de gama, el Fabia Sedán se une a la tendencia de los faros delanteros de cubierta sin estrías y puede solicitarse en tres niveles de acabado, Classic, Comfort y Elegance. A partir del acabado Classic se cuenta con las herramientas antes mencionadas, más un triángulo de advertencia sujeto a la tapa del maletero. El suelo del maletero incorpora aros de fijación para poder enganchar una red flexible (opcional) para asegurar la carga. En los acabados Confort y Elegance se añaden dos ganchos basculantes que pueden servir para colgar bolsas de la compra. En el habitáculo, la bandeja posterior ofrece espacios bien delimitados para apoyar objetos pequeños. A partir de junio, la gama del Skoda Fabia se ampliará con la llegada de la carrocería de tres volúmenes, que añadirá una opción de motor de gasolina a las ya existentes. El nuevo Fabia tricuerpo no sólo podrá solicitarse al comienzo con los motores de gasolina ya presentes en la gama de 68, 75 y 101 CV, sino también con el ya muy probado motor 2 litros, ocho válvulas y 115 CV del grupo VW. También se venderá con los Diesel de inyección directa SDi 1.9 con 64 CV —sin sobrealimentación— y el TDi de bomba-inyector con 101 CV. La incorporación del motor de gasolina 2 litros la justifica Skoda, contra la marcada tendencia hacia el motor Diesel, con el perfil del potencial comprador de la nueva carrocería, que busca un vehículo económico, pero con una imagen menos utilitaria típica de las variantes bicuerpo, donde se sitúa, también, la carrocería familiar. El añadido del maletero lleva la longitud del Fabia de 3,94 a 4,22 metros, conservándose la estética frontal y lateral hasta el pilar posterior. Éste es nuevo, así como la superficie lateral, que se extiende hasta los pasos de rueda. Otros elementos rediseñados son el techo, la luneta trasera y, obviamente, la tapa del maletero. Éste es amplio y ofrece una boca de acceso de generosas dimensiones; además se sitúa, con sus 438 litros declarados oficialmente, muy cerca del volumen de carga de sus principales rivales, el Seat Córdoba y el Hyundai Accent. La capacidad puede ampliarse porque el respaldo del asiento trasero se puede abatir asimétricamente. Sin embargo, las copelas del eje posterior se introducen bastante en el espacio de carga eliminando algunos litros de capacidad. Este hueco, que cuenta con iluminación, está muy bien forrado y debajo del piso oculta una rueda de repuesto y, algo poco habitual en su segmento, un escueto equipo de herramientas. Junto a esta rueda de dimensiones normales queda espacio para un extintor. Como sus hermanos de gama, el Fabia Sedán se une a la tendencia de los faros delanteros de cubierta sin estrías y puede solicitarse en tres niveles de acabado, Classic, Comfort y Elegance. A partir del acabado Classic se cuenta con las herramientas antes mencionadas, más un triángulo de advertencia sujeto a la tapa del maletero. El suelo del maletero incorpora aros de fijación para poder enganchar una red flexible (opcional) para asegurar la carga. En los acabados Confort y Elegance se añaden dos ganchos basculantes que pueden servir para colgar bolsas de la compra. En el habitáculo, la bandeja posterior ofrece espacios bien delimitados para apoyar objetos pequeños. A partir de junio, la gama del Skoda Fabia se ampliará con la llegada de la carrocería de tres volúmenes, que añadirá una opción de motor de gasolina a las ya existentes. El nuevo Fabia tricuerpo no sólo podrá solicitarse al comienzo con los motores de gasolina ya presentes en la gama de 68, 75 y 101 CV, sino también con el ya muy probado motor 2 litros, ocho válvulas y 115 CV del grupo VW. También se venderá con los Diesel de inyección directa SDi 1.9 con 64 CV —sin sobrealimentación— y el TDi de bomba-inyector con 101 CV. La incorporación del motor de gasolina 2 litros la justifica Skoda, contra la marcada tendencia hacia el motor Diesel, con el perfil del potencial comprador de la nueva carrocería, que busca un vehículo económico, pero con una imagen menos utilitaria típica de las variantes bicuerpo, donde se sitúa, también, la carrocería familiar. El añadido del maletero lleva la longitud del Fabia de 3,94 a 4,22 metros, conservándose la estética frontal y lateral hasta el pilar posterior. Éste es nuevo, así como la superficie lateral, que se extiende hasta los pasos de rueda. Otros elementos rediseñados son el techo, la luneta trasera y, obviamente, la tapa del maletero. Éste es amplio y ofrece una boca de acceso de generosas dimensiones; además se sitúa, con sus 438 litros declarados oficialmente, muy cerca del volumen de carga de sus principales rivales, el Seat Córdoba y el Hyundai Accent. La capacidad puede ampliarse porque el respaldo del asiento trasero se puede abatir asimétricamente. Sin embargo, las copelas del eje posterior se introducen bastante en el espacio de carga eliminando algunos litros de capacidad. Este hueco, que cuenta con iluminación, está muy bien forrado y debajo del piso oculta una rueda de repuesto y, algo poco habitual en su segmento, un escueto equipo de herramientas. Junto a esta rueda de dimensiones normales queda espacio para un extintor. Como sus hermanos de gama, el Fabia Sedán se une a la tendencia de los faros delanteros de cubierta sin estrías y puede solicitarse en tres niveles de acabado, Classic, Comfort y Elegance. A partir del acabado Classic se cuenta con las herramientas antes mencionadas, más un triángulo de advertencia sujeto a la tapa del maletero. El suelo del maletero incorpora aros de fijación para poder enganchar una red flexible (opcional) para asegurar la carga. En los acabados Confort y Elegance se añaden dos ganchos basculantes que pueden servir para colgar bolsas de la compra. En el habitáculo, la bandeja posterior ofrece espacios bien delimitados para apoyar objetos pequeños. A partir de junio, la gama del Skoda Fabia se ampliará con la llegada de la carrocería de tres volúmenes, que añadirá una opción de motor de gasolina a las ya existentes. El nuevo Fabia tricuerpo no sólo podrá solicitarse al comienzo con los motores de gasolina ya presentes en la gama de 68, 75 y 101 CV, sino también con el ya muy probado motor 2 litros, ocho válvulas y 115 CV del grupo VW. También se venderá con los Diesel de inyección directa SDi 1.9 con 64 CV —sin sobrealimentación— y el TDi de bomba-inyector con 101 CV. La incorporación del motor de gasolina 2 litros la justifica Skoda, contra la marcada tendencia hacia el motor Diesel, con el perfil del potencial comprador de la nueva carrocería, que busca un vehículo económico, pero con una imagen menos utilitaria típica de las variantes bicuerpo, donde se sitúa, también, la carrocería familiar. El añadido del maletero lleva la longitud del Fabia de 3,94 a 4,22 metros, conservándose la estética frontal y lateral hasta el pilar posterior. Éste es nuevo, así como la superficie lateral, que se extiende hasta los pasos de rueda. Otros elementos rediseñados son el techo, la luneta trasera y, obviamente, la tapa del maletero. Éste es amplio y ofrece una boca de acceso de generosas dimensiones; además se sitúa, con sus 438 litros declarados oficialmente, muy cerca del volumen de carga de sus principales rivales, el Seat Córdoba y el Hyundai Accent. La capacidad puede ampliarse porque el respaldo del asiento trasero se puede abatir asimétricamente. Sin embargo, las copelas del eje posterior se introducen bastante en el espacio de carga eliminando algunos litros de capacidad.