Contacto: Porsche 911 Carrera 4S

No sólo tiene la imagen del modelo más potente y deportivo de la marca alemana: el 911 Turbo. Además, el nuevo Carrera 4S incorpora el motor boxer atmosférico de 320 CV, un chasis optimizado y más equipamiento de serie.

nporsche911_1g.jpg
nporsche911_1g.jpg

Con el Porsche 911 Carrera 4S son ya ocho las variantes que ofrece el fabricante alemán de su emblemático y longevo deportivo. En esta ocasión, los ingenieros de Porsche han elegido la imagen más dinámica y representativa de la marca —911 Turbo— para crear una versión con la agilidad y potencial que acostumbra el 911 con la última edición de su propulsor boxer atmosférico de 3,6 litros y 320 CV de potencia.

Las diferencias estéticas con su hermano mayor, el Turbo, hay que buscarlas con lupa. Casi todos los elementos de la carrocería son comunes a ambos. La parte frontal dispone de las clásicas tomas de aire del 911 Turbo, aunque en el Carrera 4S se ha incorporado un pequeño spoiler en la zona central del faldón delantero para mejorar la aerodinámica.

La trasera también es más ancha, 60 milímetros, que en un Carrera convencional para poder albergar las espectaculares llantas de aleación Turbo look de 18 pulgadas. Sin embargo, se ha prescindido de las tomas de aire laterales —innecesarias para el propulsor atmosférico— así como del prominente alerón del Turbo. Pero se ha incluido una banda reflectante en la parte posterior que da continuidad a los grupos ópticos traseros y un capó trasero realizado en fibra para reducir el peso. Junto a estas modificaciones se incluyen también mejoras mecánicas para optimizar el comportamiento dinámico.

El Carrera 4S monta suspensiones con tarados específicos en muelle, amortiguador y estabilizadoras, lo que permite rebajar en diez milímetros la altura de la carrocería, vías ensanchadas en 40 milímetros, las mencionadas llantas de 18 pulgadas con neumáticos más anchos y, lo más significativo, el mismo equipo de frenos que el Turbo. Éste se compone de discos delanteros y traseros ventilados y perforados de 330 milímetros de diámetro con pinzas de cuatro pistones y canalizaciones específicas para su refrigeración. Asimismo, el esquema de la dirección también es herencia del Turbo.