Citroën C1

El Citroën más pequeño, el C1, ha iniciado su vida comercial en nuestro país. Con un precio base de 8.550 euros y 1.500 unidades esperando en los concesionarios, ahora sólo queda ver si llegará a lo alto del ránking de ventas antes que sus hermanos mellizos, el Toyota Aygo y el Peugeot 107.

Citroën C1
Citroën C1

Los llaman “segmento B1" y son coches pequeños (menos de 3,6 metros), ágiles, versátiles y ciudadanos. Es un sector del mercado aún por explotar y que crece en proporción directa a la disminución de la fluidez del tráfico en las grandes ciudades: gastan poco, no tienen excesiva potencia ni la necesitan y se aparcan en cualquier rinconcito. Los gurús del márketing creen que los puede comprar tanto una familia –como segundo coche- como un joven de carné reciente o una pareja joven aún con pocos ingresos. Ante estas buenas expectativas, en el último año han empezado a llegar al mercado candidatos diversos a este nuevo nicho en el que el C1 quiere reinar. Para conseguir su objetivo, el Citroën C1 se presenta en cinco versiones, conseguidas a base de combinar dos carrocerías –de 3 y de 5 puertas-, dos motores (un gasolina 1.0, con tres cilindros y 68 CV, ya disponible y un Diesel 1.4 Hdi de 55 CV que llegará en septiembre) y dos acabados (con denominaciones S y SX). Ambos propulsores irán regidos por una caja manual de 5 velocidades. Para finales de año está prevista la incorporación a las versiones de gasolina de un cambio automático robotizado Sensodrive, con algunas variantes, ya que no tendrá levas en el volante y la palanca de cambios se asemejará a la de un cambio automático secuencial.

En el enlace que te ofrecemos junto a estas líneas puedes encontrar nuestras primeras impresiones de conducción del C1, pero estate atento: pronto te ofreceremos un completo análisis a fondo en una de nuestras habituales pruebas. Las versiones de gasolina van desde los 8.550 euros del 3 puertas con acabado X a los 9.500 del 3 puertas con acabado SX y a los 9.800 del 5 puertas SX. Los precios de las versiones Diesel, que llegarán en septiembre, son 10.850 euros para la carrocería de tres puertas y 11.150 euros para la de 5 puertas, ambas sólo disponibles en acabado SX.

Como opciones, el C1 sólo tiene la pintura metalizada (200 euros) y un pack que, por 1.180 euros, incluye aire acondicionado, radio CD, cuentarrevoluciones y pintura metalizada.

Por cierto, Citroën, que tan acostumbrados nos tiene a sus ofertas, no aplicará de momento ninguna al C1; con sólo 1.500 unidades disponibles de aquí a fin de año, no es de extrañar. Para 2006, ya con unas previsiones de ventas de 7.500 unidades, seguramente iniciará ya sus habituales descuentos (o quizás algo antes, en septiembre, cuando la oferta del modelo se enriquezca con los primeros Diesel). Los llaman “segmento B1" y son coches pequeños (menos de 3,6 metros), ágiles, versátiles y ciudadanos. Es un sector del mercado aún por explotar y que crece en proporción directa a la disminución de la fluidez del tráfico en las grandes ciudades: gastan poco, no tienen excesiva potencia ni la necesitan y se aparcan en cualquier rinconcito. Los gurús del márketing creen que los puede comprar tanto una familia –como segundo coche- como un joven de carné reciente o una pareja joven aún con pocos ingresos. Ante estas buenas expectativas, en el último año han empezado a llegar al mercado candidatos diversos a este nuevo nicho en el que el C1 quiere reinar. Para conseguir su objetivo, el Citroën C1 se presenta en cinco versiones, conseguidas a base de combinar dos carrocerías –de 3 y de 5 puertas-, dos motores (un gasolina 1.0, con tres cilindros y 68 CV, ya disponible y un Diesel 1.4 Hdi de 55 CV que llegará en septiembre) y dos acabados (con denominaciones S y SX). Ambos propulsores irán regidos por una caja manual de 5 velocidades. Para finales de año está prevista la incorporación a las versiones de gasolina de un cambio automático robotizado Sensodrive, con algunas variantes, ya que no tendrá levas en el volante y la palanca de cambios se asemejará a la de un cambio automático secuencial.

En el enlace que te ofrecemos junto a estas líneas puedes encontrar nuestras primeras impresiones de conducción del C1, pero estate atento: pronto te ofreceremos un completo análisis a fondo en una de nuestras habituales pruebas. Las versiones de gasolina van desde los 8.550 euros del 3 puertas con acabado X a los 9.500 del 3 puertas con acabado SX y a los 9.800 del 5 puertas SX. Los precios de las versiones Diesel, que llegarán en septiembre, son 10.850 euros para la carrocería de tres puertas y 11.150 euros para la de 5 puertas, ambas sólo disponibles en acabado SX.

Como opciones, el C1 sólo tiene la pintura metalizada (200 euros) y un pack que, por 1.180 euros, incluye aire acondicionado, radio CD, cuentarrevoluciones y pintura metalizada.

Por cierto, Citroën, que tan acostumbrados nos tiene a sus ofertas, no aplicará de momento ninguna al C1; con sólo 1.500 unidades disponibles de aquí a fin de año, no es de extrañar. Para 2006, ya con unas previsiones de ventas de 7.500 unidades, seguramente iniciará ya sus habituales descuentos (o quizás algo antes, en septiembre, cuando la oferta del modelo se enriquezca con los primeros Diesel). Los llaman “segmento B1" y son coches pequeños (menos de 3,6 metros), ágiles, versátiles y ciudadanos. Es un sector del mercado aún por explotar y que crece en proporción directa a la disminución de la fluidez del tráfico en las grandes ciudades: gastan poco, no tienen excesiva potencia ni la necesitan y se aparcan en cualquier rinconcito. Los gurús del márketing creen que los puede comprar tanto una familia –como segundo coche- como un joven de carné reciente o una pareja joven aún con pocos ingresos. Ante estas buenas expectativas, en el último año han empezado a llegar al mercado candidatos diversos a este nuevo nicho en el que el C1 quiere reinar. Para conseguir su objetivo, el Citroën C1 se presenta en cinco versiones, conseguidas a base de combinar dos carrocerías –de 3 y de 5 puertas-, dos motores (un gasolina 1.0, con tres cilindros y 68 CV, ya disponible y un Diesel 1.4 Hdi de 55 CV que llegará en septiembre) y dos acabados (con denominaciones S y SX). Ambos propulsores irán regidos por una caja manual de 5 velocidades. Para finales de año está prevista la incorporación a las versiones de gasolina de un cambio automático robotizado Sensodrive, con algunas variantes, ya que no tendrá levas en el volante y la palanca de cambios se asemejará a la de un cambio automático secuencial.

En el enlace que te ofrecemos junto a estas líneas puedes encontrar nuestras primeras impresiones de conducción del C1, pero estate atento: pronto te ofreceremos un completo análisis a fondo en una de nuestras habituales pruebas. Las versiones de gasolina van desde los 8.550 euros del 3 puertas con acabado X a los 9.500 del 3 puertas con acabado SX y a los 9.800 del 5 puertas SX. Los precios de las versiones Diesel, que llegarán en septiembre, son 10.850 euros para la carrocería de tres puertas y 11.150 euros para la de 5 puertas, ambas sólo disponibles en acabado SX.

Como opciones, el C1 sólo tiene la pintura metalizada (200 euros) y un pack que, por 1.180 euros, incluye aire acondicionado, radio CD, cuentarrevoluciones y pintura metalizada.

Por cierto, Citroën, que tan acostumbrados nos tiene a sus ofertas, no aplicará de momento ninguna al C1; con sólo 1.500 unidades disponibles de aquí a fin de año, no es de extrañar. Para 2006, ya con unas previsiones de ventas de 7.500 unidades, seguramente iniciará ya sus habituales descuentos (o quizás algo antes, en septiembre, cuando la oferta del modelo se enriquezca con los primeros Diesel). Los llaman “segmento B1" y son coches pequeños (menos de 3,6 metros), ágiles, versátiles y ciudadanos. Es un sector del mercado aún por explotar y que crece en proporción directa a la disminución de la fluidez del tráfico en las grandes ciudades: gastan poco, no tienen excesiva potencia ni la necesitan y se aparcan en cualquier rinconcito. Los gurús del márketing creen que los puede comprar tanto una familia –como segundo coche- como un joven de carné reciente o una pareja joven aún con pocos ingresos. Ante estas buenas expectativas, en el último año han empezado a llegar al mercado candidatos diversos a este nuevo nicho en el que el C1 quiere reinar. Para conseguir su objetivo, el Citroën C1 se presenta en cinco versiones, conseguidas a base de combinar dos carrocerías –de 3 y de 5 puertas-, dos motores (un gasolina 1.0, con tres cilindros y 68 CV, ya disponible y un Diesel 1.4 Hdi de 55 CV que llegará en septiembre) y dos acabados (con denominaciones S y SX). Ambos propulsores irán regidos por una caja manual de 5 velocidades. Para finales de año está prevista la incorporación a las versiones de gasolina de un cambio automático robotizado Sensodrive, con algunas variantes, ya que no tendrá levas en el volante y la palanca de cambios se asemejará a la de un cambio automático secuencial.

En el enlace que te ofrecemos junto a estas líneas puedes encontrar nuestras primeras impresiones de conducción del C1, pero estate atento: pronto te ofreceremos un completo análisis a fondo en una de nuestras habituales pruebas. Las versiones de gasolina van desde los 8.550 euros del 3 puertas con acabado X a los 9.500 del 3 puertas con acabado SX y a los 9.800 del 5 puertas SX. Los precios de las versiones Diesel, que llegarán en septiembre, son 10.850 euros para la carrocería de tres puertas y 11.150 euros para la de 5 puertas, ambas sólo disponibles en acabado SX.

Como opciones, el C1 sólo tiene la pintura metalizada (200 euros) y un pack que, por 1.180 euros, incluye aire acondicionado, radio CD, cuentarrevoluciones y pintura metalizada.

Por cierto, Citroën, que tan acostumbrados nos tiene a sus ofertas, no aplicará de momento ninguna al C1; con sólo 1.500 unidades disponibles de aquí a fin de año, no es de extrañar. Para 2006, ya con unas previsiones de ventas de 7.500 unidades, seguramente iniciará ya sus habituales descuentos (o quizás algo antes, en septiembre, cuando la oferta del modelo se enriquezca con los primeros Diesel). Los llaman “segmento B1" y son coches pequeños (menos de 3,6 metros), ágiles, versátiles y ciudadanos. Es un sector del mercado aún por explotar y que crece en proporción directa a la disminución de la fluidez del tráfico en las grandes ciudades: gastan poco, no tienen excesiva potencia ni la necesitan y se aparcan en cualquier rinconcito. Los gurús del márketing creen que los puede comprar tanto una familia –como segundo coche- como un joven de carné reciente o una pareja joven aún con pocos ingresos. Ante estas buenas expectativas, en el último año han empezado a llegar al mercado candidatos diversos a este nuevo nicho en el que el C1 quiere reinar. Para conseguir su objetivo, el Citroën C1 se presenta en cinco versiones, conseguidas a base de combinar dos carrocerías –de 3 y de 5 puertas-, dos motores (un gasolina 1.0, con tres cilindros y 68 CV, ya disponible y un Diesel 1.4 Hdi de 55 CV que llegará en septiembre) y dos acabados (con denominaciones S y SX). Ambos propulsores irán regidos por una caja manual de 5 velocidades. Para finales de año está prevista la incorporación a las versiones de gasolina de un cambio automático robotizado Sensodrive, con algunas variantes, ya que no tendrá levas en el volante y la palanca de cambios se asemejará a la de un cambio automático secuencial.

En el enlace que te ofrecemos junto a estas líneas puedes encontrar nuestras primeras impresiones de conducción del C1, pero estate atento: pronto te ofreceremos un completo análisis a fondo en una de nuestras habituales pruebas. Las versiones de gasolina van desde los 8.550 euros del 3 puertas con acabado X a los 9.500 del 3 puertas con acabado SX y a los 9.800 del 5 puertas SX. Los precios de las versiones Diesel, que llegarán en septiembre, son 10.850 euros para la carrocería de tres puertas y 11.150 euros para la de 5 puertas, ambas sólo disponibles en acabado SX.

Como opciones, el C1 sólo tiene la pintura metalizada (200 euros) y un pack que, por 1.180 euros, incluye aire acondicionado, radio CD, cuentarrevoluciones y pintura metalizada.

Por cierto, Citroën, que tan acostumbrados nos tiene a sus ofertas, no aplicará de momento ninguna al C1; con sólo 1.500 unidades disponibles de aquí a fin de año, no es de extrañar. Para 2006, ya con unas previsiones de ventas de 7.500 unidades, seguramente iniciará ya sus habituales descuentos (o quizás algo antes, en septiembre, cuando la oferta del modelo se enriquezca con los primeros Diesel).

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.