BMW X3 2.0d

Es una tendencia cada vez más normal: todo terrenos con un comportamiento brillante dentro y fuera de la carretera. El X3 es un ejemplo, pero el motor se nos antoja poco prestacional en relación al buen conjunto.

BMW X3 2.0d
BMW X3 2.0d

No es el más económico de todos los rivales, cierto, pero sí el que ofrece sin duda una mejor relación calidad/equipamiento/precio. Hasta ocho airbags de serie, elevalunas eléctricos, cierre centralizado, climatizador, navegador y llantas para empezar. Además, la posibilidad de incorporar otros detalles adicionales como la pintura metalizada, por 400 euros.

Dispone de un motor equilibrado, económico y eficiente (6,7 litros a los 100 km de media frente a los abultados 7,2 litros de nuestro protagonista o a los exagerados 10,8 litros de un Nissan X-Trail similar). Las prestaciones tampoco son desdeñables, tiene un maletero espectacular (¡628 litros de capacidad!) y unas dimensiones exteriores ligeramente superiores a las del BMW.

Por precio, además, es mejor opción, sobre todo si tenemos en cuenta que el BMW X3 viene “cargado" con 9.900 euros de elementos adicionales.Aunque es más grande que el X3, tiene un motor bastante más pequeño y por ello penaliza en lo que a prestaciones se refiere (tarda más en acelerar de 0 a 100 km/h, tiene menos velocidad punta, pero, sin embargo, consume más combustible).

Es el más económico de todos los rivales aquí señalados y, por si fuera poco, ofrece unas buenas capacidades off-road. Como curiosidad diremos que es el único de los contrincantes que no monta caja de cambios de seis velocidades, sino de cinco. Está, junto con el Honda CRV, en el “justo medio". Precio ajustado, equipamiento amplio –menos que el del Honda, eso sí-, buen maletero, prestaciones aceptables y un consumo dentro de los parámetros del segmento.

La baza fuerte del X-Trail es el campo, allí su comportamiento es muy bueno y, aunque no es un todo terreno puro y duro –con reductora y demás-, sí se enfrenta al off-road con mucha dignidad, saliendo airado de más de una afrenta campera.

No es el más económico de todos los rivales, cierto, pero sí el que ofrece sin duda una mejor relación calidad/equipamiento/precio. Hasta ocho airbags de serie, elevalunas eléctricos, cierre centralizado, climatizador, navegador y llantas para empezar. Además, la posibilidad de incorporar otros detalles adicionales como la pintura metalizada, por 400 euros.

Dispone de un motor equilibrado, económico y eficiente (6,7 litros a los 100 km de media frente a los abultados 7,2 litros de nuestro protagonista o a los exagerados 10,8 litros de un Nissan X-Trail similar). Las prestaciones tampoco son desdeñables, tiene un maletero espectacular (¡628 litros de capacidad!) y unas dimensiones exteriores ligeramente superiores a las del BMW.

Por precio, además, es mejor opción, sobre todo si tenemos en cuenta que el BMW X3 viene “cargado" con 9.900 euros de elementos adicionales.Aunque es más grande que el X3, tiene un motor bastante más pequeño y por ello penaliza en lo que a prestaciones se refiere (tarda más en acelerar de 0 a 100 km/h, tiene menos velocidad punta, pero, sin embargo, consume más combustible).

Es el más económico de todos los rivales aquí señalados y, por si fuera poco, ofrece unas buenas capacidades off-road. Como curiosidad diremos que es el único de los contrincantes que no monta caja de cambios de seis velocidades, sino de cinco. Está, junto con el Honda CRV, en el “justo medio". Precio ajustado, equipamiento amplio –menos que el del Honda, eso sí-, buen maletero, prestaciones aceptables y un consumo dentro de los parámetros del segmento.

La baza fuerte del X-Trail es el campo, allí su comportamiento es muy bueno y, aunque no es un todo terreno puro y duro –con reductora y demás-, sí se enfrenta al off-road con mucha dignidad, saliendo airado de más de una afrenta campera.

No es el más económico de todos los rivales, cierto, pero sí el que ofrece sin duda una mejor relación calidad/equipamiento/precio. Hasta ocho airbags de serie, elevalunas eléctricos, cierre centralizado, climatizador, navegador y llantas para empezar. Además, la posibilidad de incorporar otros detalles adicionales como la pintura metalizada, por 400 euros.

Dispone de un motor equilibrado, económico y eficiente (6,7 litros a los 100 km de media frente a los abultados 7,2 litros de nuestro protagonista o a los exagerados 10,8 litros de un Nissan X-Trail similar). Las prestaciones tampoco son desdeñables, tiene un maletero espectacular (¡628 litros de capacidad!) y unas dimensiones exteriores ligeramente superiores a las del BMW.

Por precio, además, es mejor opción, sobre todo si tenemos en cuenta que el BMW X3 viene “cargado" con 9.900 euros de elementos adicionales.Aunque es más grande que el X3, tiene un motor bastante más pequeño y por ello penaliza en lo que a prestaciones se refiere (tarda más en acelerar de 0 a 100 km/h, tiene menos velocidad punta, pero, sin embargo, consume más combustible).

Es el más económico de todos los rivales aquí señalados y, por si fuera poco, ofrece unas buenas capacidades off-road. Como curiosidad diremos que es el único de los contrincantes que no monta caja de cambios de seis velocidades, sino de cinco. Está, junto con el Honda CRV, en el “justo medio". Precio ajustado, equipamiento amplio –menos que el del Honda, eso sí-, buen maletero, prestaciones aceptables y un consumo dentro de los parámetros del segmento.

La baza fuerte del X-Trail es el campo, allí su comportamiento es muy bueno y, aunque no es un todo terreno puro y duro –con reductora y demás-, sí se enfrenta al off-road con mucha dignidad, saliendo airado de más de una afrenta campera.

No es el más económico de todos los rivales, cierto, pero sí el que ofrece sin duda una mejor relación calidad/equipamiento/precio. Hasta ocho airbags de serie, elevalunas eléctricos, cierre centralizado, climatizador, navegador y llantas para empezar. Además, la posibilidad de incorporar otros detalles adicionales como la pintura metalizada, por 400 euros.

Dispone de un motor equilibrado, económico y eficiente (6,7 litros a los 100 km de media frente a los abultados 7,2 litros de nuestro protagonista o a los exagerados 10,8 litros de un Nissan X-Trail similar). Las prestaciones tampoco son desdeñables, tiene un maletero espectacular (¡628 litros de capacidad!) y unas dimensiones exteriores ligeramente superiores a las del BMW.

Por precio, además, es mejor opción, sobre todo si tenemos en cuenta que el BMW X3 viene “cargado" con 9.900 euros de elementos adicionales.Aunque es más grande que el X3, tiene un motor bastante más pequeño y por ello penaliza en lo que a prestaciones se refiere (tarda más en acelerar de 0 a 100 km/h, tiene menos velocidad punta, pero, sin embargo, consume más combustible).

Es el más económico de todos los rivales aquí señalados y, por si fuera poco, ofrece unas buenas capacidades off-road. Como curiosidad diremos que es el único de los contrincantes que no monta caja de cambios de seis velocidades, sino de cinco. Está, junto con el Honda CRV, en el “justo medio". Precio ajustado, equipamiento amplio –menos que el del Honda, eso sí-, buen maletero, prestaciones aceptables y un consumo dentro de los parámetros del segmento.

La baza fuerte del X-Trail es el campo, allí su comportamiento es muy bueno y, aunque no es un todo terreno puro y duro –con reductora y demás-, sí se enfrenta al off-road con mucha dignidad, saliendo airado de más de una afrenta campera.

Los mejores vídeos