BMW 120d

Mecánica, comportamiento y prestaciones destacables, entonces, ¿por qué una habitabilidad tan discutible? Con un interior más amplio, no dudaríamos en afirmar: “hemos encontrado el coche de nuestros sueños".

BMW 120d
BMW 120d

Lo que menos nos ha gustado de este BMW es su interior. El acceso tanto a las plazas delanteras como a las traseras resulta complicado e incómodo. Más, si se trata de las de atrás, ya que el paso de rueda trasero acapara mucho espacio e invade la puerta trasera dificultando la entrada a los ocupantes. Una vez sentados al volante comprobamos que los “casi" bacquets adaptables opcionales recogen el cuerpo a la perfección y que la posición de conducción es cómoda (este asiento tiene cuatro reglajes para conseguir que lo adaptemos a nuestro antojo). El volante, de diámetro reducido -36,5 cm-, es muy deportivo y de tacto agradable. La palanca de cambios está a mano, a semejanza de un cockpit de competición: todo muy concentrado. Si nos sentamos como pasajeros de las plazas traseras, la sensación es similar: hay poco espacio. A pesar de que la anchura interior es de 132 cm (134 cm en un Golf y 126 cm en un Alfa 147, por poner unos ejemplos), la configuración de los asientos, casi individuales, y el voluminoso túnel de transmisión hacen que el confort se vea comprometido, si decidimos montar a tres personas. Sin embargo, la cota en la que más penaliza el BMW es en el espacio para las piernas para estos pasajeros. Dispondrán, como mucho, de 74 cm -en un Golf, en cambio, podrán disfrutar de casi 80 cm-. El maletero no tiene una importante capacidad, si lo comparamos con los de otros contrincantes, pero lo más problemático es que la boca de carga -esto sí que por exigencias del diseño exterior- es bastante reducida y puede comprometer el acceso de mercancías voluminosas. La capacidad del maletero del Serie 1 es de 335 litros, según los datos registrados por nuestro Centro Técnico. El salpicadero, por último y dentro del análisis a este interior, nos resulta ya muy conocido . Conservador, elegante y sobrio. No hay concesiones a la innovación. Todos los elementos aparecen correctamente colocados y bien accesibles para el conductor. La Serie 1 se compone de cinco versiones en nuestro mercado: dos de ciclo Diesel y tres más de gasolina. Los motores de gasóleo son de dos litros de cilindrada y con potencias 122 ó 163 CV –como nuestra unidad-. Los gasolina tienen o bien 1,6 litros de capacidad (116 CV), o bien dos litros, con posibilidad de 129 CV ó 150 CV. Nuestro protagonista es el tope de gama en potencia, hasta la llegada del 130i.

La horquilla de precios va desde 23.300 euros del acceso a la oferta –116i, que ya hemos probado en Terra Autopista, hasta 28.600 euros que cuestan los dos más potentes, tanto en gasolina (120i) como en Diesel (120d).