Audi A6 2.5 TDi Avant quattro

Autopista Online aprovecha la última ola de frío, viento, hielo y nieve que ha castigado nuestras carreteras para probar un coche que se adapta perfectamente a estas circunstancias. Si hay que realizar viajes largos sobre asfaltos en mal estado, pocos vehículos nos satisfarán tanto como este Audi A6 2.5 TDi Avant con la tranquilizadora ayuda que da la tracción quattro.

Tren de alta velocidad
Tren de alta velocidad

Si ya hemos visto que el trabajo del A6 2.5 TDi es muy bueno para un coche de su tipo, el interior sí que es lo esperado en un familiar de gama alta. Espacioso, confortable, realmente cómodo. Las plazas delanteras son butacas de gran lujo, mullidas, con buena sujeción y un correcto apoyo lumbar. Sus reglajes eléctricos (altura, inclinación…) permiten infinidad de posiciones, con lo que la posición al volante, tomando en cuenta que también se regula en altura y profundidad, es cuestión del gusto de cada uno. Los mandos, de accionamiento preciso y agradable, resultan un tanto “alemanizados". Los que tengan las manos pequeñas tendrán que acostumbrarse a estirar mucho los dedos para jugar con las palancas de las luces. En las plazas traseras hay que lamentar la invasora (e inevitable) presencia del túnel de transmisión, que ocupa mucho espacio y molesta al viajero que se siente en el centro. Los demás no tienen queja: les sobra sitio y el asiento es un sofá. El maletero, con sus 450 litros de capacidad, es más que sobrado para cualquier mercancía. En el respaldo del asiento trasero hay una abertura que da acceso a una bolsa de lona con más de un metro de longitud. Esto permite meter por el agujero objetos como esquís sin que molesten a los ocupantes del asiento.

Por lo demás, poco se puede reprochar al impecable nivel de acabado y equipamiento que ofrece. Se puede decir que es muy clásico. Se puede decir que es muy sobrio. Nadie podría decir de forma argumentada que no es atractivo. Y es aquí donde encontramos otro de sus grandes inconvenientes. el conjunto es caro: 8.214.000 pesetas, incluyendo el climatizador, los asientos eléctricos, los faros de xenon y el ordenador de viaje, entro otros extras.