XKR frente a 650i

En esta comparativa enfrentamos dos Gran Turismo bonitos, elegantes, potentes y caros. Es el lujo y la personalidad del Jaguar XKR frente a la efectividad y precisión del BMW 650i, dos modelos deseados y admirados.
-
XKR frente a 650i
XKR frente a 650i

Nada mejor para disfrutar de la vida que una buena casa, un enorme yate, agradable compañía, un buen coche y tiempo para disfrutarlo. Dentro de este soñado plan de vida encajan perfectamente cualquiera de estos dos coupés de lujo que aquí comparamos. Sí, estamos de acuerdo, no todo en la vida es una casa, un coche o un barco, pero coincidirás con nosotros que si se tiene el estatus económico necesario para poder mantener ese tren, mejor, y luego que cada uno se lo gaste como crea conveniente. Para todos aquellos que quieran completar este plan de vida y precisen de un buen coche, elegante y deportivo sin caer en lo radical, proponemos dos interesantes alternativas que conjugan todos estos aspectos y los acompañan de la exclusividad que supone un alto coste de adquisición.

Por un lado tenemos a la eficacia alemana, representada por la Serie 6 y su motor de gasolina de ocho cilindros y 367 caballos de la variante 650i, mientras que por el otro está el Jaguar XKR y sus 416 caballos, vestido en este caso con el acabado Portfolio, una serie de medidas opcionales que añaden aún más elegancia al traje a medida que este modelo inglés supone dentro de la categoría. Además de estos, podríamos incluir en la lista al Porsche 911, pero su corte más deportivo radical apunta a un tipo de público que demanda sensaciones, o al Aston Martin V8 Vantage, también muy elegante y tremendamente bonito, pero de sólo dos plazas.

Básicamente, el concepto de estos dos coches es el mismo: caros, potentes y exclusivos coupés de 2 + 2 plazas. El Jaguar parte con la teórica ventaja de la modernidad, y decimos teórica porque en el resultado final, la veteranía de su rival de BMW no supone un problema; el XK sólo lleva dos años en el mercado, mientras que el Serie 6 acaba de recibir su último restyling, previo a su próxima generación –que ha de llegar en unos tres años como mucho-. Así, encontramos detalles como que el Jaguar cuenta con un bastidor de aluminio muy bien elaborado y elementos tecnológicos que ahora se estilan, como el freno de mano electrónico, la suspensión CATS autoadaptativa o el capó activo, que hace las veces de un airbag de peatón.

Pero esto al BMW parece no importarle porque, a pesar de su mencionada veteranía, aporta un motor excelente –y mucho más moderno y efectivo que el del Jaguar- y tanto su bastidor como el tacto general no se pueden calificar de antiguos, todo lo contrario, están en su mejor momento. Para igualar la comparativa, en ambos casos se dispone de cambio automático –obligatorio en el Jaguar- que, curiosamente es la misma caja de cambios automática de seis velocidades y origen ZF –opcional en el BMW por 2.651 euros-, con idénticos desarrollos internos en los dos modelos.

Comportamiento y prestaciones
Interiores de lujo

Nada mejor para disfrutar de la vida que una buena casa, un enorme yate, agradable compañía, un buen coche y tiempo para disfrutarlo. Dentro de este soñado plan de vida encajan perfectamente cualquiera de estos dos coupés de lujo que aquí comparamos. Sí, estamos de acuerdo, no todo en la vida es una casa, un coche o un barco, pero coincidirás con nosotros que si se tiene el estatus económico necesario para poder mantener ese tren, mejor, y luego que cada uno se lo gaste como crea conveniente. Para todos aquellos que quieran completar este plan de vida y precisen de un buen coche, elegante y deportivo sin caer en lo radical, proponemos dos interesantes alternativas que conjugan todos estos aspectos y los acompañan de la exclusividad que supone un alto coste de adquisición.

Por un lado tenemos a la eficacia alemana, representada por la Serie 6 y su motor de gasolina de ocho cilindros y 367 caballos de la variante 650i, mientras que por el otro está el Jaguar XKR y sus 416 caballos, vestido en este caso con el acabado Portfolio, una serie de medidas opcionales que añaden aún más elegancia al traje a medida que este modelo inglés supone dentro de la categoría. Además de estos, podríamos incluir en la lista al Porsche 911, pero su corte más deportivo radical apunta a un tipo de público que demanda sensaciones, o al Aston Martin V8 Vantage, también muy elegante y tremendamente bonito, pero de sólo dos plazas.

Básicamente, el concepto de estos dos coches es el mismo: caros, potentes y exclusivos coupés de 2 + 2 plazas. El Jaguar parte con la teórica ventaja de la modernidad, y decimos teórica porque en el resultado final, la veteranía de su rival de BMW no supone un problema; el XK sólo lleva dos años en el mercado, mientras que el Serie 6 acaba de recibir su último restyling, previo a su próxima generación –que ha de llegar en unos tres años como mucho-. Así, encontramos detalles como que el Jaguar cuenta con un bastidor de aluminio muy bien elaborado y elementos tecnológicos que ahora se estilan, como el freno de mano electrónico, la suspensión CATS autoadaptativa o el capó activo, que hace las veces de un airbag de peatón.

Pero esto al BMW parece no importarle porque, a pesar de su mencionada veteranía, aporta un motor excelente –y mucho más moderno y efectivo que el del Jaguar- y tanto su bastidor como el tacto general no se pueden calificar de antiguos, todo lo contrario, están en su mejor momento. Para igualar la comparativa, en ambos casos se dispone de cambio automático –obligatorio en el Jaguar- que, curiosamente es la misma caja de cambios automática de seis velocidades y origen ZF –opcional en el BMW por 2.651 euros-, con idénticos desarrollos internos en los dos modelos.

Comportamiento y prestaciones
Interiores de lujo

Nada mejor para disfrutar de la vida que una buena casa, un enorme yate, agradable compañía, un buen coche y tiempo para disfrutarlo. Dentro de este soñado plan de vida encajan perfectamente cualquiera de estos dos coupés de lujo que aquí comparamos. Sí, estamos de acuerdo, no todo en la vida es una casa, un coche o un barco, pero coincidirás con nosotros que si se tiene el estatus económico necesario para poder mantener ese tren, mejor, y luego que cada uno se lo gaste como crea conveniente. Para todos aquellos que quieran completar este plan de vida y precisen de un buen coche, elegante y deportivo sin caer en lo radical, proponemos dos interesantes alternativas que conjugan todos estos aspectos y los acompañan de la exclusividad que supone un alto coste de adquisición.

Por un lado tenemos a la eficacia alemana, representada por la Serie 6 y su motor de gasolina de ocho cilindros y 367 caballos de la variante 650i, mientras que por el otro está el Jaguar XKR y sus 416 caballos, vestido en este caso con el acabado Portfolio, una serie de medidas opcionales que añaden aún más elegancia al traje a medida que este modelo inglés supone dentro de la categoría. Además de estos, podríamos incluir en la lista al Porsche 911, pero su corte más deportivo radical apunta a un tipo de público que demanda sensaciones, o al Aston Martin V8 Vantage, también muy elegante y tremendamente bonito, pero de sólo dos plazas.

Básicamente, el concepto de estos dos coches es el mismo: caros, potentes y exclusivos coupés de 2 + 2 plazas. El Jaguar parte con la teórica ventaja de la modernidad, y decimos teórica porque en el resultado final, la veteranía de su rival de BMW no supone un problema; el XK sólo lleva dos años en el mercado, mientras que el Serie 6 acaba de recibir su último restyling, previo a su próxima generación –que ha de llegar en unos tres años como mucho-. Así, encontramos detalles como que el Jaguar cuenta con un bastidor de aluminio muy bien elaborado y elementos tecnológicos que ahora se estilan, como el freno de mano electrónico, la suspensión CATS autoadaptativa o el capó activo, que hace las veces de un airbag de peatón.

Pero esto al BMW parece no importarle porque, a pesar de su mencionada veteranía, aporta un motor excelente –y mucho más moderno y efectivo que el del Jaguar- y tanto su bastidor como el tacto general no se pueden calificar de antiguos, todo lo contrario, están en su mejor momento. Para igualar la comparativa, en ambos casos se dispone de cambio automático –obligatorio en el Jaguar- que, curiosamente es la misma caja de cambios automática de seis velocidades y origen ZF –opcional en el BMW por 2.651 euros-, con idénticos desarrollos internos en los dos modelos.

Comportamiento y prestaciones
Interiores de lujo

Nada mejor para disfrutar de la vida que una buena casa, un enorme yate, agradable compañía, un buen coche y tiempo para disfrutarlo. Dentro de este soñado plan de vida encajan perfectamente cualquiera de estos dos coupés de lujo que aquí comparamos. Sí, estamos de acuerdo, no todo en la vida es una casa, un coche o un barco, pero coincidirás con nosotros que si se tiene el estatus económico necesario para poder mantener ese tren, mejor, y luego que cada uno se lo gaste como crea conveniente. Para todos aquellos que quieran completar este plan de vida y precisen de un buen coche, elegante y deportivo sin caer en lo radical, proponemos dos interesantes alternativas que conjugan todos estos aspectos y los acompañan de la exclusividad que supone un alto coste de adquisición.

Por un lado tenemos a la eficacia alemana, representada por la Serie 6 y su motor de gasolina de ocho cilindros y 367 caballos de la variante 650i, mientras que por el otro está el Jaguar XKR y sus 416 caballos, vestido en este caso con el acabado Portfolio, una serie de medidas opcionales que añaden aún más elegancia al traje a medida que este modelo inglés supone dentro de la categoría. Además de estos, podríamos incluir en la lista al Porsche 911, pero su corte más deportivo radical apunta a un tipo de público que demanda sensaciones, o al Aston Martin V8 Vantage, también muy elegante y tremendamente bonito, pero de sólo dos plazas.

Básicamente, el concepto de estos dos coches es el mismo: caros, potentes y exclusivos coupés de 2 + 2 plazas. El Jaguar parte con la teórica ventaja de la modernidad, y decimos teórica porque en el resultado final, la veteranía de su rival de BMW no supone un problema; el XK sólo lleva dos años en el mercado, mientras que el Serie 6 acaba de recibir su último restyling, previo a su próxima generación –que ha de llegar en unos tres años como mucho-. Así, encontramos detalles como que el Jaguar cuenta con un bastidor de aluminio muy bien elaborado y elementos tecnológicos que ahora se estilan, como el freno de mano electrónico, la suspensión CATS autoadaptativa o el capó activo, que hace las veces de un airbag de peatón.

Pero esto al BMW parece no importarle porque, a pesar de su mencionada veteranía, aporta un motor excelente –y mucho más moderno y efectivo que el del Jaguar- y tanto su bastidor como el tacto general no se pueden calificar de antiguos, todo lo contrario, están en su mejor momento. Para igualar la comparativa, en ambos casos se dispone de cambio automático –obligatorio en el Jaguar- que, curiosamente es la misma caja de cambios automática de seis velocidades y origen ZF –opcional en el BMW por 2.651 euros-, con idénticos desarrollos internos en los dos modelos.

Comportamiento y prestaciones
Interiores de lujo

Galería relacionada

BMW Serie6 frente a Jaguar XKR

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...