VW Passat Variant TDI 140 CV 4Motion

Completo. Este es el adjetivo que mejor define al Passat Variant: posee un motor Diesel potente y con consumo reducido, espacio para la familia y el equipaje, suficiente señorío y tracción a las cuatro ruedas para que la seguridad no sea un problema.
Autopista -
VW Passat Variant TDI 140 CV 4Motion
VW Passat Variant TDI 140 CV 4Motion

Esta versión Highline, al igual que la variante Sportline, cuenta con suspensión rebajada 15 mm y amortiguación más firme, pero, a pesar de contar con un tarado tirando a deportivo, es cómoda en cualquier circunstancia, algo que se agradece en viajes largos por vías en buen estado o, incluso, con firme irregular. El comportamiento en curvas no es tan deportivo como el de algunos de sus rivales. La sensación de confianza que recibe el conductor a altas velocidades resulta inferior que en otros modelos, pues la carrocería oscila más de lo esperado. No obstante, se trata más de una sensación que de algo real, pues se puede rodar bastante rápido en terrenos virados sin que la estabilidad quede en entredicho.

Si la respuesta de los frenos parece muy buena, las distancias de frenado no acompañan esta sensación, pues, aunque no son malas, son superiores –en torno a seis metros más desde 140 km/h- a las de rivales como el Audi A4 Avant (también con tracción total) o el Volvo V50. Como en el caso de las prestaciones, el peso aquí juega un papel definitivo, pues hay que detener más kilos: en torno a unos 200 más.

Al interior pocas pegas se le pueden poner. Está muy bien acabado y se han introducido materiales nobles, como la madera, para hacerlo más acogedor y otorgarle cierto señorío respecto a sus rivales. El diseño, aunque nos recuerda al típico de la marca alemana, cuenta con ciertas diferencias que le dan una imagen más moderna, algo que se echaba de menos en los últimos modelos de Volkswagen.

Si las dimensiones le restan en el apartado del comportamiento, en el de la habitabilidad suman y mucho. Estamos ante el familiar “premium” o “cuasi-premium” más grande de la categoría: es el que más centímetros ofrece para las piernas de los pasajeros traseros, y en altura y espacio para los hombros comparte podium con Jaguar X-Type y BMW 320d Touring. Eso sí, un túnel de la transmisión bastante voluminoso imposibilita que tres ocupantes viajen con total comodidad en la parte trasera.

Sin embargo, donde muestra su dominio indiscutible es en cuestión de maletero, que no se ha visto afectado por la llegada de la tracción total. El familiar alemán cubica 535 litros, una cifra inalcanzable para la competencia, que, como mucho, se conforma con los 485 litros del Alfa 159 o los 400 litros del Jaguar X-Type Classic. Es un maletero grande y muy utilizable, gracias a sus formas regulares y su portón trasero de fácil y cómoda apertura. Además, cuenta con luz propia y bandeja enrollable para ocultar la carga.

El Passat Variant que protagoniza nuestro análisis contaba con el acabado más “lujoso” de la gama, el Highline. En él se incluyen de serie elementos como ocho airbags, asientos eléctricos y calefactables, climatizador, control de estabilidad y tracción, control de velocidad de crucero, embellecedores en madera, kit antipinchazos (criticable la ausencia de rueda de repuesto convencional), lunas traseras tintadas, llantas de aleación, ordenador de viaje, radio CD, suspensión deportiva y tapicería combinada de Alcantara y cuero, entre otros. Pero esto no queda aquí, pues las posibilidades de completar este equipamiento son muchas, gracias a la cantidad de elementos opcionales que se nos ofrecen: control de párking, enganche de remolque, pintura perlada, sistema de navegación, techo solar, control eléctrico de la suspensión, reproductor de DVD, etc.

Sin añadir ninguno de esos extras, el precio del Passat Variant 2.0 TDI 140 CV 4Motion es de 33.170 euros, una tarifa que lo coloca entre dos segmentos dentro de lo que conocemos como berlinas medias familiares. Nos explicamos: es ligeramente más caro que los modelos de fabricantes generalistas como Citroën, Opel, Ford o Toyota, que incluso ofrecen más potencia (150 y hasta 177 CV) por un precio similar, y es algo más barato que los familiares de Jaguar, Audi, BMW y Mercedes. Hay que destacar que es uno de los pocos, tanto en el segmento generalista como en el “premium”, que ofrece tracción total, un plus importante que puede condicionar nuestra posible compra. El sobreprecio de la misma, 1.610 euros más que la versión similar con tracción delantera, es asumible en aras de la seguridad.

Galería relacionada

VW Passat Variant

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...