VW Touareg 2006

Volkswagen acaba de presentar la gama 2006 de su modelo Touareg, el exitoso todo terreno de la marca alemana. Con ella, llegan un nuevo propulsor de gasolina de 280 CV, una nueva caja de cambios manual y equipamientos y precios más atractivos.
Autopista -
VW Touareg 2006
VW Touareg 2006

Por lo demás, el Touareg no recibe mayores cambios, manteniendo su poderío, tanto en campo como en carretera, y su nivel de representación, rasgos que avalan su éxito de ventas en nuestro mercado.

Otras marcas, cuando notan que sus productos están en su plena madurez, dos o tres años después de su lanzamiento, acometen un ligero restyling, que suele consistir en cambiar el diseño de los faros, añadir algún nuevo tipo de tapicería y estrenar equipamientos de serie. No obstante, Volkswagen ha optado por un camino alternativo, ni mejor ni peor, diferente. Aparte de sustituir el motor básico de gasolina por uno de mayor cilindrada y potencia y de la inclusión de una novedosa caja de cambios manual para el motor V6 TDI, lo más destacado es la bajada de precios de las versiones más "baratas", con lo que Volkswagen quiere que su Touareg pueda permitírselo un mayor número de bolsillos.

La novedad principal en lo que es el propio coche es la sustitución del motor de gasolina 3.2 V6 de 241 CV por un 3.6 FSI de 280 CV. Este novedoso propulsor utiliza tecnología FSI de inyección directa de gasolina, que usa una mezcla pobre de combustible que no es homogénea en todo el cilindro, sino que se concentra alrededor de la bujía, lo que genera un ciclo de explosión más homogéneo. Esto tiene especial incidencia en los consumos y en las emisiones contaminantes, que se ven reducidos de manera importante.

De esta manera, el V6 FSI, que está asociado a una caja de cambios automática Tiptronic de seis velocidades, tiene un consumo medio de 13,8 litros a los 100 km y unas emisiones de 331 gramos de dióxido de carbono por kilómetro. Las prestaciones, a su vez, son también espectaculares, con una aceleración de 0 a 100 km de tan sólo 8,7 segundos y una velocidad máxima de 215 km/h (218 km/h con suspensión neumática).

En la práctica, es un motor que responde muy bien a los mandatos que le hacemos con el pie derecho. Acelera con alegría, sobre todo si tenemos en cuenta que tiene la misión de mover más de dos toneladas (casi 2,5 con suspensión neumática), aunque, desde parado, da la sensación de que le cuesta un poco. Una vez en marcha, responde bien en todos los terrenos, tanto dentro como fuera de la carretera, gracias a su par (36,7 mkg a 2.500 rpm –un 15 por ciento más que en el V6 anterior-).

Bien es cierto que estamos mal acostumbrados por los Diesel en este tipo de vehículos, pero los aficionados a las mecánicas de gasolina tienen en este motor una muy buena elección, con una suavidad de primera y una potencia más que suficiente para las necesidades del Touareg.

El otro gran estreno en la gama es la caja de cambios manual de seis relaciones para el motor V6 TDI de 225 CV. Esta incorporación aporta cosas positivas, como mejores prestaciones y menor consumo, aunque ambos parámetros en una cuantía muy reducida, y sobre todo, un menor precio de adquisición (unos 2.300 euros menos); sin embargo, tiene también desventajas respecto al cambio automático: menor suavidad y agrado de uso, sobre todo a la hora de practicar conducción off road.

Para el usuario también hay buenas noticias, pues se ha pensado más en él a la hora de configurar los equipamientos de la nueva gama y se estrenan dos nuevos acabados: Country y +Motion.

El primero de ellos, el Country, estará únicamente disponible para el Diesel básico de la gama, el R5 TDI de 174 CV. En este equipamiento no se echa de menos ningún elemento (excepto los faros antiniebla), pues incluye climatizador manual (en vez del automático), llantas de aleación de 17 pulgadas (en vez de las habituales de 18 pulgadas), control de estabilidad, bloqueo electrónico del diferencial y ocho airbags, entre otros. Se eliminan también algunos materiales nobles del interior, donde desaparece el cuero y se opta por lo sintético.

El objetivo declarado de la marca es ofrecer un Touareg a un precio más ajustado y que permita a aquellos potenciales compradores decantarse por el TT de Volkswagen. La rebaja es sensible. Si antes no podías adquirir un Touareg por menos de 47.000 euros, ahora te puedes comprar uno por 42.890 euros. Con ello, Volkswagen pretende arañar clientes a modelos más baratos, como el Jeep Grand Cherokee, el BMW X3, el Mitsubishi Montero o el Nissan Pathfinder. Los ejecutivos de Volkswagen piensan que, por un poquito más, un amplio porcentaje de los potenciales compradores de los modelos citados se decantará por el Touareg.

El otro equipamiento que estrena el Touareg es el +Motion. Los responsables de márketing han hecho un estudio sobre las principales opciones que elige el cliente del Touareg y han decidido agruparlas en un paquete específico, disponible para los motores R5, V6 TDI y V6 FSI a un precio de 3.300 euros. En el mismo se incluyen tapicería de cuero (demandada por el 80 por ciento de los usuarios), volante multifunción (95 por ciento), faros bixenón (82 por ciento), encendido automático de las luces, sensor de lluvia y control de crucero, entre otros.

Por lo demás, el Touareg no recibe mayores cambios, manteniendo su poderío, tanto en campo como en carretera, y su nivel de representación, rasgos que avalan su éxito de ventas en nuestro mercado.

Otras marcas, cuando notan que sus productos están en su plena madurez, dos o tres años después de su lanzamiento, acometen un ligero restyling, que suele consistir en cambiar el diseño de los faros, añadir algún nuevo tipo de tapicería y estrenar equipamientos de serie. No obstante, Volkswagen ha optado por un camino alternativo, ni mejor ni peor, diferente. Aparte de sustituir el motor básico de gasolina por uno de mayor cilindrada y potencia y de la inclusión de una novedosa caja de cambios manual para el motor V6 TDI, lo más destacado es la bajada de precios de las versiones más "baratas", con lo que Volkswagen quiere que su Touareg pueda permitírselo un mayor número de bolsillos.

La novedad principal en lo que es el propio coche es la sustitución del motor de gasolina 3.2 V6 de 241 CV por un 3.6 FSI de 280 CV. Este novedoso propulsor utiliza tecnología FSI de inyección directa de gasolina, que usa una mezcla pobre de combustible que no es homogénea en todo el cilindro, sino que se concentra alrededor de la bujía, lo que genera un ciclo de explosión más homogéneo. Esto tiene especial incidencia en los consumos y en las emisiones contaminantes, que se ven reducidos de manera importante.

De esta manera, el V6 FSI, que está asociado a una caja de cambios automática Tiptronic de seis velocidades, tiene un consumo medio de 13,8 litros a los 100 km y unas emisiones de 331 gramos de dióxido de carbono por kilómetro. Las prestaciones, a su vez, son también espectaculares, con una aceleración de 0 a 100 km de tan sólo 8,7 segundos y una velocidad máxima de 215 km/h (218 km/h con suspensión neumática).

En la práctica, es un motor que responde muy bien a los mandatos que le hacemos con el pie derecho. Acelera con alegría, sobre todo si tenemos en cuenta que tiene la misión de mover más de dos toneladas (casi 2,5 con suspensión neumática), aunque, desde parado, da la sensación de que le cuesta un poco. Una vez en marcha, responde bien en todos los terrenos, tanto dentro como fuera de la carretera, gracias a su par (36,7 mkg a 2.500 rpm –un 15 por ciento más que en el V6 anterior-).

Bien es cierto que estamos mal acostumbrados por los Diesel en este tipo de vehículos, pero los aficionados a las mecánicas de gasolina tienen en este motor una muy buena elección, con una suavidad de primera y una potencia más que suficiente para las necesidades del Touareg.

El otro gran estreno en la gama es la caja de cambios manual de seis relaciones para el motor V6 TDI de 225 CV. Esta incorporación aporta cosas positivas, como mejores prestaciones y menor consumo, aunque ambos parámetros en una cuantía muy reducida, y sobre todo, un menor precio de adquisición (unos 2.300 euros menos); sin embargo, tiene también desventajas respecto al cambio automático: menor suavidad y agrado de uso, sobre todo a la hora de practicar conducción off road.

Para el usuario también hay buenas noticias, pues se ha pensado más en él a la hora de configurar los equipamientos de la nueva gama y se estrenan dos nuevos acabados: Country y +Motion.

El primero de ellos, el Country, estará únicamente disponible para el Diesel básico de la gama, el R5 TDI de 174 CV. En este equipamiento no se echa de menos ningún elemento (excepto los faros antiniebla), pues incluye climatizador manual (en vez del automático), llantas de aleación de 17 pulgadas (en vez de las habituales de 18 pulgadas), control de estabilidad, bloqueo electrónico del diferencial y ocho airbags, entre otros. Se eliminan también algunos materiales nobles del interior, donde desaparece el cuero y se opta por lo sintético.

El objetivo declarado de la marca es ofrecer un Touareg a un precio más ajustado y que permita a aquellos potenciales compradores decantarse por el TT de Volkswagen. La rebaja es sensible. Si antes no podías adquirir un Touareg por menos de 47.000 euros, ahora te puedes comprar uno por 42.890 euros. Con ello, Volkswagen pretende arañar clientes a modelos más baratos, como el Jeep Grand Cherokee, el BMW X3, el Mitsubishi Montero o el Nissan Pathfinder. Los ejecutivos de Volkswagen piensan que, por un poquito más, un amplio porcentaje de los potenciales compradores de los modelos citados se decantará por el Touareg.

El otro equipamiento que estrena el Touareg es el +Motion. Los responsables de márketing han hecho un estudio sobre las principales opciones que elige el cliente del Touareg y han decidido agruparlas en un paquete específico, disponible para los motores R5, V6 TDI y V6 FSI a un precio de 3.300 euros. En el mismo se incluyen tapicería de cuero (demandada por el 80 por ciento de los usuarios), volante multifunción (95 por ciento), faros bixenón (82 por ciento), encendido automático de las luces, sensor de lluvia y control de crucero, entre otros.

Por lo demás, el Touareg no recibe mayores cambios, manteniendo su poderío, tanto en campo como en carretera, y su nivel de representación, rasgos que avalan su éxito de ventas en nuestro mercado.

Otras marcas, cuando notan que sus productos están en su plena madurez, dos o tres años después de su lanzamiento, acometen un ligero restyling, que suele consistir en cambiar el diseño de los faros, añadir algún nuevo tipo de tapicería y estrenar equipamientos de serie. No obstante, Volkswagen ha optado por un camino alternativo, ni mejor ni peor, diferente. Aparte de sustituir el motor básico de gasolina por uno de mayor cilindrada y potencia y de la inclusión de una novedosa caja de cambios manual para el motor V6 TDI, lo más destacado es la bajada de precios de las versiones más "baratas", con lo que Volkswagen quiere que su Touareg pueda permitírselo un mayor número de bolsillos.

La novedad principal en lo que es el propio coche es la sustitución del motor de gasolina 3.2 V6 de 241 CV por un 3.6 FSI de 280 CV. Este novedoso propulsor utiliza tecnología FSI de inyección directa de gasolina, que usa una mezcla pobre de combustible que no es homogénea en todo el cilindro, sino que se concentra alrededor de la bujía, lo que genera un ciclo de explosión más homogéneo. Esto tiene especial incidencia en los consumos y en las emisiones contaminantes, que se ven reducidos de manera importante.

De esta manera, el V6 FSI, que está asociado a una caja de cambios automática Tiptronic de seis velocidades, tiene un consumo medio de 13,8 litros a los 100 km y unas emisiones de 331 gramos de dióxido de carbono por kilómetro. Las prestaciones, a su vez, son también espectaculares, con una aceleración de 0 a 100 km de tan sólo 8,7 segundos y una velocidad máxima de 215 km/h (218 km/h con suspensión neumática).

En la práctica, es un motor que responde muy bien a los mandatos que le hacemos con el pie derecho. Acelera con alegría, sobre todo si tenemos en cuenta que tiene la misión de mover más de dos toneladas (casi 2,5 con suspensión neumática), aunque, desde parado, da la sensación de que le cuesta un poco. Una vez en marcha, responde bien en todos los terrenos, tanto dentro como fuera de la carretera, gracias a su par (36,7 mkg a 2.500 rpm –un 15 por ciento más que en el V6 anterior-).

Bien es cierto que estamos mal acostumbrados por los Diesel en este tipo de vehículos, pero los aficionados a las mecánicas de gasolina tienen en este motor una muy buena elección, con una suavidad de primera y una potencia más que suficiente para las necesidades del Touareg.

El otro gran estreno en la gama es la caja de cambios manual de seis relaciones para el motor V6 TDI de 225 CV. Esta incorporación aporta cosas positivas, como mejores prestaciones y menor consumo, aunque ambos parámetros en una cuantía muy reducida, y sobre todo, un menor precio de adquisición (unos 2.300 euros menos); sin embargo, tiene también desventajas respecto al cambio automático: menor suavidad y agrado de uso, sobre todo a la hora de practicar conducción off road.

Para el usuario también hay buenas noticias, pues se ha pensado más en él a la hora de configurar los equipamientos de la nueva gama y se estrenan dos nuevos acabados: Country y +Motion.

El primero de ellos, el Country, estará únicamente disponible para el Diesel básico de la gama, el R5 TDI de 174 CV. En este equipamiento no se echa de menos ningún elemento (excepto los faros antiniebla), pues incluye climatizador manual (en vez del automático), llantas de aleación de 17 pulgadas (en vez de las habituales de 18 pulgadas), control de estabilidad, bloqueo electrónico del diferencial y ocho airbags, entre otros. Se eliminan también algunos materiales nobles del interior, donde desaparece el cuero y se opta por lo sintético.

El objetivo declarado de la marca es ofrecer un Touareg a un precio más ajustado y que permita a aquellos potenciales compradores decantarse por el TT de Volkswagen. La rebaja es sensible. Si antes no podías adquirir un Touareg por menos de 47.000 euros, ahora te puedes comprar uno por 42.890 euros. Con ello, Volkswagen pretende arañar clientes a modelos más baratos, como el Jeep Grand Cherokee, el BMW X3, el Mitsubishi Montero o el Nissan Pathfinder. Los ejecutivos de Volkswagen piensan que, por un poquito más, un amplio porcentaje de los potenciales compradores de los modelos citados se decantará por el Touareg.

El otro equipamiento que estrena el Touareg es el +Motion. Los responsables de márketing han hecho un estudio sobre las principales opciones que elige el cliente del Touareg y han decidido agruparlas en un paquete específico, disponible para los motores R5, V6 TDI y V6 FSI a un precio de 3.300 euros. En el mismo se incluyen tapicería de cuero (demandada por el 80 por ciento de los usuarios), volante multifunción (95 por ciento), faros bixenón (82 por ciento), encendido automático de las luces, sensor de lluvia y control de crucero, entre otros.

Galería relacionada

VW Touareg 2006

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...