VW Polo 1.4 Tiptronic United

El VW Polo 1.4 de 80 CV con cambio Tiptronic de seis relaciones es un utilitario que destaca por su amplitud interior y por su agilidad para moverse por el tráfico urbano. En contra tiene un precio elevado y algunas lagunas de equipamiento.
-
VW Polo 1.4 Tiptronic United
VW Polo 1.4 Tiptronic United

Volskwagen acopla una caja automática con convertidor de par al VW Polo 1.4 de 80 CV. Es un cambio Tiptronic de seis velocidades, aspecto éste poco habitual en la categoría, ya que sólo Lancia, en el Ypsilon, y Mini, en su One, recurren a una caja automática con tal número de relaciones.

El resultado es un coche fácil de llevar aunque caro, justo de equipamiento —sobre todo la versión básica— y cuyo mejor radio de acción se circunscribe a la ciudad.

Por las calles de una urbe, el conjunto motor-cambio se entiende de maravilla y podemos aprovechar su rapidez de respuesta para salir con celeridad de los semáforos.

Como, para bien o para mal, la velocidad urbana está limitadísima, tenemos la ventaja de que la sonoridad en este ambiente no será tan molesta como al salir a carretera. El VW Polo 1.4con cambio manual tampoco es un ejemplo a seguir en cuanto al ruido que llega al habitáculo, pero el Tiptronic resulta algo incómodo a la hora de hacer un kick-down para darle algo de «vidilla» al asunto.

Si analizamos las prestaciones, la verdad es que las cifras arrojadas son pobres en términos absolutos y regulares en términos relativos. Comparado con sus rivales por tamaño y potencia, sólo un Citroën C3 1.4 Sensodrive puede resultar más lento en casi todas las mediciones, mientras que un Mercedes A 150 Autotronic, un Nissan Micra 1.4 automático, un Lancia Ypsilon 1.4 DFN o un Toyota Yaris 1.3 MM suelen superarle —Mercedes, Toyota y Lancia, sobre todo, en recuperaciones— aunque por no demasiado margen.

Comparado con el VW Polo 1.4de 80 CV y cambio manual de cinco relaciones, el Tiptronic pierde un fuelle considerable, sobre todo en aceleraciones. La comparación en el adelantamiento de 80 a 120 km/h es más compleja porque, al hacer kick down, el automático reduce todas las marchas que hagan falta.

De hacer lo mismo con el manual, éste sería también más rápido en esta medición. Al menos, el consumo no se ve afectado —de 7,5 a 7,6 l/100 km por término medio—, entre otras cosas porque la sexta del Tiptronic permite un rodar más desahogado.

Esos frenos...

Volskwagen acopla una caja automática con convertidor de par al VW Polo 1.4 de 80 CV. Es un cambio Tiptronic de seis velocidades, aspecto éste poco habitual en la categoría, ya que sólo Lancia, en el Ypsilon, y Mini, en su One, recurren a una caja automática con tal número de relaciones.

El resultado es un coche fácil de llevar aunque caro, justo de equipamiento —sobre todo la versión básica— y cuyo mejor radio de acción se circunscribe a la ciudad.

Por las calles de una urbe, el conjunto motor-cambio se entiende de maravilla y podemos aprovechar su rapidez de respuesta para salir con celeridad de los semáforos.

Como, para bien o para mal, la velocidad urbana está limitadísima, tenemos la ventaja de que la sonoridad en este ambiente no será tan molesta como al salir a carretera. El VW Polo 1.4con cambio manual tampoco es un ejemplo a seguir en cuanto al ruido que llega al habitáculo, pero el Tiptronic resulta algo incómodo a la hora de hacer un kick-down para darle algo de «vidilla» al asunto.

Si analizamos las prestaciones, la verdad es que las cifras arrojadas son pobres en términos absolutos y regulares en términos relativos. Comparado con sus rivales por tamaño y potencia, sólo un Citroën C3 1.4 Sensodrive puede resultar más lento en casi todas las mediciones, mientras que un Mercedes A 150 Autotronic, un Nissan Micra 1.4 automático, un Lancia Ypsilon 1.4 DFN o un Toyota Yaris 1.3 MM suelen superarle —Mercedes, Toyota y Lancia, sobre todo, en recuperaciones— aunque por no demasiado margen.

Comparado con el VW Polo 1.4de 80 CV y cambio manual de cinco relaciones, el Tiptronic pierde un fuelle considerable, sobre todo en aceleraciones. La comparación en el adelantamiento de 80 a 120 km/h es más compleja porque, al hacer kick down, el automático reduce todas las marchas que hagan falta.

De hacer lo mismo con el manual, éste sería también más rápido en esta medición. Al menos, el consumo no se ve afectado —de 7,5 a 7,6 l/100 km por término medio—, entre otras cosas porque la sexta del Tiptronic permite un rodar más desahogado.

Esos frenos...
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...