Primera prueba: Volkswagen Passat GTE, la berlina que menos consume

Buscar el equilibrio entre deportividad y consumos; es la razón de ser del Volkswagen Passat GTE, un híbrido enchufable que llegará en 2016 a España y que probamos.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor / Francisco Mota. -

Primera prueba: Volkswagen Passat GTE, la berlina que menos consume
Primera prueba: Volkswagen Passat GTE, la berlina que menos consume

El Volkswagen Passat también gana la denominación GTE, al igual que se ha hecho con su hermano pequeño Golf. Este automóvil de propulsión híbrida enchufable o Plug-In nace de la combinación del motor de gasolina 1.4 TSI -con turbo e inyección directa y un rendimiento de 156 CV- con otro eléctrico de 115 CV que se coloca entre el motor de combustión y la caja de cambios de doble embrague y seis relaciones (la conocida como DSG). Esta combinación entrega conjuntamente 218 CV y 40,81 mkg de par máximo.

 Volkswagen Passat GTE berlina y familiar

En el primer contacto dinámico nos encontramos el esperado silencio y suavidad de arranque, que se hace siempre en modo eléctrico, siempre y cuando la batería de iones tenga una carga mínima. La entrada en funcionamiento del motor de gasolina dependerá de la gestión que hagamos del acelerador y de la velocidad de marcha. Desde el cuadro de mandos central tendremos acceso a los diferentes modos de conducción.

 

Propulsión eléctrica hasta los 130 km/h

Seguramente, lo más interesante de este coche es que su batería nos permite recorrer en modo eléctrico (a plena carga) hasta 50 km, una autonomía que en términos de conducción ‘normales’ es algo inferior. Sorprende, sin embargo, que el motor eléctrico nos permite rodar a hasta 130 km/h, algo que pudimos comprobar en nuestra prueba durante los pocos metros que la ruta nos permitía alcanzar esta velocidad legalmente.

 

Si unimos esta autonomía a la ofrecida por el depósito de gasolina, se anuncian 1.100 kilómetros. Nosotros tuvimos poco tiempo para probarlo en este sentido, pero el cuadro de instrumentación marcaba bastante menos, sobre todo tras la primera hora de rodaje. Imaginamos que estos datos y la media anunciada de 1,6 l/100 km, requieren de una conducción con las condiciones de la carretera óptimas, sin alcanzar velocidades elevadas y tras hacer uso de la posición ‘B’ (disponible en la palanca de selección de marcha y con una alta capacidad de regeneración de energía). Levantando el pie del acelerador y durante la frenada, esta tecnología también aprovechará para recargar parte de la batería.

 

Si nos fijamos en las prestaciones, podemos ver que acelera de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos, más rápido que la versión 1.4 TSI de gasolina (150 CV) pero algo más lento que el 2.0 TDI de 240 CV.

 

Modos de conducción

Volkswagen Passat GTE

Si buscamos dinamismo máximo en el nuevo Volkswagen Passat GTE, toca la tecla GTE y la primera transformación llega vía el sonido del motor, mucho más deportivo. Mayor sensibilidad al pedal del acelerador, cambios más rápidos en la caja DSG, una dirección algo más dura y una suspensión con pisada más firme. La gestión del TSI también se ve levemente alterada para que podamos disponer con garantías de los 218 CV anunciados. En este modo GTE, las recuperaciones son muy buenas, ayudados por la caja de doble embrague. Si encadenamos curvas, el Passat no se muestra apenas sensible al incremento de peso -1.722 kg frente a 1.646 kg de un Passat convencional-, también ayudado porque la batería está colocada en una posición muy baja, debajo del asiento trasero. El maletero tiene un volumen de  586 litros, misma capacidad que en la versión convencional.

 

En el lado opuesto, podemos optar en el nuevo Volkswagen Passat por el modo ‘Battery Charge’, que hace que el TSI focalice en generar electricidad para la carga de las baterías –a 120 km/h constantes, podremos recargar las baterías hasta el 80 por ciento en un tiempo de entre 45 minutos y una hora-. Eso sí, el consumo se acerca e incluso llega a superar las dos cifras. Obviamente, a cambio de tener autonomía eléctrica durante varios kilómetros cuando lleguemos a una zona urbana, de atasco o del último tramo a recorrer, momento en el que la media de consumo bajará.

 

También dispones del modo ‘Battery Hold’, que no permitirá gasto alguno de la energía de la batería. De esta manera, hacemos uso del motor de gasolina y esperamos a encontrar el lugar en el que queremos usar la energía eléctrica.

 

En posición ‘E-Mode’, dispondremos de un uso constante del motor eléctrico, que pasará automáticamente al modo ‘Hybrid’ cuando el condiciones lo requieran (batería gastada, patada al acelerador o a más de 130 km/h). En este último modo de conducción, alternando en algunos momentos con el más deportivo ‘GTE’ es el que escogimos nosotros en nuestra ruta de apenas una hora de camino. El consumo se mantuvo entre los 5 y los 6,5 l/100 km, cifras nada despreciables para una berlina de este segmento y con estas prestaciones.

 

Passat GTE, buque insignia

Como la cabeza visible y representativa de la marca, este Volkswagen Passat GTE ofrece los acabados y la calidad esperada por los clientes de este tipo de vehículos. Ofrece de serie elementos como luces diurnas de tipo LED, carcasas de las pinzas de freno pintadas de color azul, llantas de 18 pulgadas, tapicería de cuero y cámara de aparcamiento trasera, además de opciones ‘premium’ como el sistema ‘Head-Up Display, llantas de 19 pulgadas, ‘Digital Cockpit’ y diversos servicios de conectividad.

Toma de carga del Volkswagen Passat GTE

 

Los tiempos de recarga anunciados son de 4 horas y 15 minutos para una toma convencional, mientras que si lo hacemos en una toma rápida el tiempo se reduce a dos horas y media. Esta toma se encuentra a la derecha del logo situado en la parrilla, a diferencia del Golf GTE, que la tiene justo debajo de este logo. La razón es que el Passat GTE dispone del radar del ACC (velocidad de crucero adaptativa) y lo tiene situado en ese lugar.

 

Su fecha de lanzamiento en el mercado español tendrá lugar a principios de 2016, aunque se dejará ver antes por Alemania (Octubre de 2015).   

 

Todavía no hay precios oficiales, pero parece que costará alrededor de 45.000 euros, seguramente una vez que se hayan aplicado los descuentos de la marca y del Plan Movele.

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...