Volvo XC 90 D5

El XC 90 ofrece espacio para siete ocupantes, un interior confortable y un motor de uso muy agradable.
-
Volvo XC 90 D5
Volvo XC 90 D5

Un todo terreno de lujo, que habita en el selecto club de los 42.000 euros. ¿Prohibitivo? Según se mire. “Si lo comparamos con el precio del metro de vivienda, desde luego que no...” . Es una pequeña exageración, pero ciertamente en este Volvo una familia se sentirá más cómoda que en algunos de los apartamentos que se comercializan hoy en día. Amplio, confortable, con multitud de guiños para todos los pasajeros... ¡Capaz de transportar a siete personas! Y, encima, se mueve con soltura por autopista e incluso nos ha sorprendido su dosis de agilidad fuera del asfalto. En este modelo, se acabó el escuchar constantemente la vieja cantinela del “¿cuánto queda?”.

Para empezar, porque el confort está asegurado para todos los pasajeros. No es nada fácil: mientras que muchos modelos no lo consiguen para cinco ocupantes, en Volvo se han atrevido con siete plazas. Han instalado una tercera fila de asientos bastante ingeniosa; olvídate de desarmar asientos, de jugar a los tentes o de andar con la butaca a cuestas. Contar con una plaza extra es tan sencillo como desearla.

El suelo del maletero es en realidad el respaldo de los asientos de la tercera fila; agarra la manecilla, tira hacia arriba y ahí está: una nueva plaza, con su propio reposacabezas (que estaba oculto) y su cinturón de seguridad. Tan cómoda como el resto. Repite la misma operación al otro lado y ya tendrás las siete plazas. ¿Cuánto habrás tardado? Seguramente menos que en leer toda esta explicación.

Acceder a esta tercera fila también es muy sencillo, ya que la central es corredera. Su ubicación en raíles también permite a los pasajeros de estas plazas contar con algún centímetro extra para las piernas cuando no se necesita mucho espacio en el maletero.

El asiento central de la segunda fila se ha diseñado especialmente para colocar la sillita del niño: se puede avanzar más que los otros dos hacia delante y colocarlo más cerca de las plazas delanteras (donde normalmente viajan los padres). En cualquier posición, los ocupantes estarán bien protegidos con los airbags de cortina y contarán con rejillas para regular la salida del aire.

Pero también hay que tener en cuenta que es un vehículo muy alto (lo separan del suelo 218 mm); no hay que olvidar que es un todo terreno. Así, los niños y personas de poca movilidad necesitarán ayuda para subir. El otro problema está en el precio. La tercera fila de asientos es un elemento opcional. Cuesta unos nada despreciables 1.500 euros. Sin embargo, hay que decir que pocos de sus rivales la ofrecen y, cuando lo hacen, también la cobran como un extra.

Y, por supuesto, se han volcado en el puesto de conducción. Asientos con regulación eléctrica y calefactables, mandos al volante, navegador y pantalla que se esconde sola al apagar el motor, sensor de lluvia, ayuda al aparcamiento (nada discreta, por cierto)... Antes de encapricharte, consulta en nuestras fichas si se trata de opciones, ya que casi todos estos elementos se pagan aparte.
Aunque también sea un extra (1.052 euros), merece la pena que nos detengamos en el teléfono. En el salpicadero encontramos una especie de clavija donde debemos instalar la tarjeta de nuestro móvil. Una vez hecho esto, podremos operar con los botones del salpicadero y utilizarlo en modo manos libres o, si no queremos que nos escuchen, coger el auricular que queda oculto en un espacio que se encuentra entre los asientos.
Todo queda a mano, menos -precisamente- el freno de estacionamiento. Éste se encuentra al lado del embrague. En realidad se trata de un pequeño pedal que, una vez desconectado (mediante un botón), se oculta en la parte de arriba. No molesta al conducir, ni al salir ni al entrar del vehículo, y permite ganar un espacio extra entre los asientos de piloto y copiloto.

El volumen del maletero varía desde los 510 litros hasta los 960, según nuestras mediciones. La configuración de los asientos permite tener una superficie ampliable casi a nuestro gusto. Sin embargo, el plano de carga se encuentra demasiado alta para subir objetos pesados y, cuando llevamos los asientos plegados, existen ranuras donde se pueden caer las cosas que transportemos sueltas.

Entre los detalles prácticos que presenta, se encuentra el doble portón, muy útil para introducir o sacar objetos sin tener que abrir el maletero (más cómodo y más seguro, porque ojos ajenos no nos ven la carga).

Un todo terreno de lujo, que habita en el selecto club de los 42.000 euros. ¿Prohibitivo? Según se mire. “Si lo comparamos con el precio del metro de vivienda, desde luego que no...” . Es una pequeña exageración, pero ciertamente en este Volvo una familia se sentirá más cómoda que en algunos de los apartamentos que se comercializan hoy en día. Amplio, confortable, con multitud de guiños para todos los pasajeros... ¡Capaz de transportar a siete personas! Y, encima, se mueve con soltura por autopista e incluso nos ha sorprendido su dosis de agilidad fuera del asfalto. En este modelo, se acabó el escuchar constantemente la vieja cantinela del “¿cuánto queda?”.

Para empezar, porque el confort está asegurado para todos los pasajeros. No es nada fácil: mientras que muchos modelos no lo consiguen para cinco ocupantes, en Volvo se han atrevido con siete plazas. Han instalado una tercera fila de asientos bastante ingeniosa; olvídate de desarmar asientos, de jugar a los tentes o de andar con la butaca a cuestas. Contar con una plaza extra es tan sencillo como desearla.

El suelo del maletero es en realidad el respaldo de los asientos de la tercera fila; agarra la manecilla, tira hacia arriba y ahí está: una nueva plaza, con su propio reposacabezas (que estaba oculto) y su cinturón de seguridad. Tan cómoda como el resto. Repite la misma operación al otro lado y ya tendrás las siete plazas. ¿Cuánto habrás tardado? Seguramente menos que en leer toda esta explicación.

Acceder a esta tercera fila también es muy sencillo, ya que la central es corredera. Su ubicación en raíles también permite a los pasajeros de estas plazas contar con algún centímetro extra para las piernas cuando no se necesita mucho espacio en el maletero.

El asiento central de la segunda fila se ha diseñado especialmente para colocar la sillita del niño: se puede avanzar más que los otros dos hacia delante y colocarlo más cerca de las plazas delanteras (donde normalmente viajan los padres). En cualquier posición, los ocupantes estarán bien protegidos con los airbags de cortina y contarán con rejillas para regular la salida del aire.

Pero también hay que tener en cuenta que es un vehículo muy alto (lo separan del suelo 218 mm); no hay que olvidar que es un todo terreno. Así, los niños y personas de poca movilidad necesitarán ayuda para subir. El otro problema está en el precio. La tercera fila de asientos es un elemento opcional. Cuesta unos nada despreciables 1.500 euros. Sin embargo, hay que decir que pocos de sus rivales la ofrecen y, cuando lo hacen, también la cobran como un extra.

Y, por supuesto, se han volcado en el puesto de conducción. Asientos con regulación eléctrica y calefactables, mandos al volante, navegador y pantalla que se esconde sola al apagar el motor, sensor de lluvia, ayuda al aparcamiento (nada discreta, por cierto)... Antes de encapricharte, consulta en nuestras fichas si se trata de opciones, ya que casi todos estos elementos se pagan aparte.
Aunque también sea un extra (1.052 euros), merece la pena que nos detengamos en el teléfono. En el salpicadero encontramos una especie de clavija donde debemos instalar la tarjeta de nuestro móvil. Una vez hecho esto, podremos operar con los botones del salpicadero y utilizarlo en modo manos libres o, si no queremos que nos escuchen, coger el auricular que queda oculto en un espacio que se encuentra entre los asientos.
Todo queda a mano, menos -precisamente- el freno de estacionamiento. Éste se encuentra al lado del embrague. En realidad se trata de un pequeño pedal que, una vez desconectado (mediante un botón), se oculta en la parte de arriba. No molesta al conducir, ni al salir ni al entrar del vehículo, y permite ganar un espacio extra entre los asientos de piloto y copiloto.

El volumen del maletero varía desde los 510 litros hasta los 960, según nuestras mediciones. La configuración de los asientos permite tener una superficie ampliable casi a nuestro gusto. Sin embargo, el plano de carga se encuentra demasiado alta para subir objetos pesados y, cuando llevamos los asientos plegados, existen ranuras donde se pueden caer las cosas que transportemos sueltas.

Entre los detalles prácticos que presenta, se encuentra el doble portón, muy útil para introducir o sacar objetos sin tener que abrir el maletero (más cómodo y más seguro, porque ojos ajenos no nos ven la carga).

Galería relacionada

Interior Volvo XC 90

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...