Volvo S80 4.4 Summum

Sorprende con su motor V8 de más de 300 CV acoplado a un sistema de tracción total y por su diseño con el tradicional buen gusto sueco. Un estilo distinto a los habituales germanos para tratar de encontrar un hueco en el segmento más carismático del mercado.
-
Volvo S80 4.4 Summum
Volvo S80 4.4 Summum
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=41304&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Volvo S80

Al entrar en el habitáculo del Volvo S80, no podemos por menos que sentir una decepción. ¿Dónde está aquel salpicadero imponente que otorgaba un empaque indudable e incomparable con cualquier otro modelo de la categoría? Pues se ha ido. Las razones dadas por la marca hablan de una nueva tendencia al lujo escandinavo, proponiendo la famosa IKEA como ejemplo, etc, etc. El que esto suscribe, si tiene que pagar 60.000 euros o más, desde luego no le apetece hacerlo por algo muy simple, por muy sueco que sea. La nueva consola central –por llamarla algo– que viene a sustituir a la anterior, sigue la tendencia de los nuevos modelos de la marca, desde los más asequibles. Vamos, que es igual o casi. Y, en nuestra opinión, no se justifica en un coche de este precio. Si no es por una razón de ahorro de costo para el fabricante.

En conjunto, el interior de este S80 no impacta como en su día lo hizo la anterior generación, si bien hay que reconocer que está bien acabado y puede ser comparable a otros modelos punteros del segmento, como el Audi A6 o el BMW Serie 5. Que nadie se extrañe, porque Volvo, son su S80, no compite con los auténticamente grandes, A8, Serie 7 o Clase S, sino con sus hermanos inmediatamente inferiores, por mucho que ofrezca ocho cilindros y más de 300 CV.

Afortunadamente, donde no hay sensible variación es en los asientos. Siguen siendo excelentes, sin duda, de los mejores del mercado, sobre todo, en su comodidad. Aquí, además, tienen ventilación y calefacción. Vamos, que la tapicería de cuero no admite la crítica de su calidez en verano y su frialdad en invierno. Quizás, sólo su tendencia a perder la claridad de su tono con el uso, dando una sensación de vejez prematura.

El espacio interior es generoso. De hecho, la diferencia de tamaño entre la generación anterior y ésta se centra, sobre todo, en la anchura exterior. Por tanto, cuatro adultos van como auténticos señores y un tercero, detrás, no viaja agobiado. Donde no destaca es en el espacio para las cabezas, tanto delante como detrás, en particular con el techo practicable. Pero aun así, es necesario ser muy alto para encontrar problemas de acomodo.

Llegar al extremo final del coche es reconocer que el maletero posee un buen volumen en relación con la longitud del coche. Sin embargo, su boca de carga es de superficie limitada, por lo que introducir objetos cúbicos de cierto porte puede ser una tarea difícil. Por debajo, no hay que buscar la rueda de repuesto, simplemente porque no lleva. Por tanto, ¡ojo con lo que se pisa!

El equipamiento de este S80 puede considerarse aceptable para el precio que hay que pagar por él. Sin embargo, algunos elementos muy recomendables están etiquetados como opcionales. Uno de los que más útiles nos parecen –aunque de los más caros– es el control de crucero adaptativo. Dada la red actual de autovías y asimiladas que se disfrutan en nuestro país, disponer de este elemento supone potenciar al máximo el confort de viaje y la seguridad, porque ya hay que estar muy distraído para sufrir un accidente por alcance. La relajación durante el viaje también sube muchos enteros. En fin, un auténtico regalo.

Tambien opcional, el sensor de aparcamiento nos evitará toques indeseados, porque la visibilidad hacia atrás, siendo razonable, no facilita el cálculo al milímetro de la posición del paragolpes. Tampoco los faros adaptativos vienen como elemento de serie y, teniendo en cuenta la edad media del comprador de este modelo, una ayuda visual nocturna siempre viene bien. Otros detalles opcionales, como las llantas de 18 pulgadas, nos parecen detalles meramente estéticos, porque aun sin haber probado el coche con las medidas de neumáticos estándar, no creemos que una rebaja de cinco puntos en el perfil del neumático, con la misma anchura de goma y llanta, suponga una radical mejora en el comportamiento, si no es muy al límite de adherencia.

LO MEJOR
LO PEOR
– Comportamiento dinámico
– Confort de asientos
– Conjunto motor/cambio
– Refinamiento de marcha
– Salpicadero decepcionante
– Consumo alto

Galería relacionada

volvoS80V8ok

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...