Volvo V40

Los robots cobran vida. El diseño frío pero calculador de los Volvo de siempre. Sus creadores nos dicen que quieren competir con Audi A3 Sportback y con el BMW Serie 1 cinco puertas.
-
Volvo V40
Volvo V40

Con el Volvo V40 se rescata una denominación efímera y abandonada en la historia de la marca sueca hace menos de una década pero poco o nada tiene este modelo que ver con aquella variante familiar de su berlina S40. Este nuevo V40 intenta y consigue aportar dinamismo estético ofreciendo un coche que si a primera vista parece un ‘break’, cuando te acostumbras, lo percibes como un deportivo familiar.

Brillantez de estilo
Frontal atractivo en el nuevo Volvo V40 marcado por un capó esculpido con líneas que van y vienen aportando dinamismo. Dobles líneas de leds para hacerse ver aunque aportando poca personalidad al conjunto. Trasera poderosa, personal, llamativa, con unas ópticas traseras voluminosas pero agradables al ojo, aportando más pimienta estética, con formas que caen de arriba hacia abajo y se expanden hacia los costados. Maletero de 335 litros -16 litros más para el hueco de kit reparapinchanzos o de rueda de emergencia- con formas muy ‘cuadradotas’.

Interior ‘made in Sweden’
Limpieza de formas, muy al estilo IKEA con la ornamentación justa. Tactos mullidos y muy agradables al primer toque en este nuevo V40 de Volvo. Salpicadero limpio, con formas cuadrangulares como elementos gráficos dominantes. La botonería se concentra en la consola central flotante, muy al estilo de un móvil. Sólo cuatro ruedas grandes para trabajar manualmente con climatización y sonido, junto a un botón de arranque asociado al lugar donde se inserta la llave –cuadrangular, por supuesto- y en posición muy elevada y a la vista, se salen de la norma.

El Volvo V40 ofrece unos asientos cómodos y que recogen bien, muy estudiados en formas para hacerlos atractivos al ojo y efectivos una vez tomamos asiento. Detrás, este nuevo Volvo ofrece espacio para dos adultos de talla media aunque con alguna complicación a la hora de salir. Eso sí, destacamos, una vez sentados, mucho espacio hasta la puerta para nuestros brazos y hombros y encima yendo más elevados que los pasajeros delanteros.

Este Volvo nos ofrece ocho combinaciones de presentación interior -13 colores exteriores- jugando con colores y materiales garantizan que cada tipología de cliente encuentre lo que necesita.

Cinco mecánicas gasolina y tres Diesel
Por arriba este nuevo Volvo V40 nos oferta el gasolina T5 turboalimentado con 254 CV y un 0-100 km/h en 6,5 segundos. Por abajo el D2, un Diesel con 94 g/km de CO2. Entre medias los gasolina 150, dos 180 y un 213 CV y los Diesel D3 y D4 con 150 y 177 CV. Todos incorporan sistema start/stop y regeneración de energía de frenado. Nuestra toma de contacto con este V40 de Volvo se centra en el Diesel 177 CV asociado a un cambio automático de seis relaciones –también hay manual de seis velocidades y de doble embrague-.

Volante de buen tacto el elegido por Volvo para este V40, freno de mano manual, de los de toda la vida –poca tecnología transmite en este apartado-, y pista libre para rodar en el circuito de pruebas que Volvo tiene en sus cuarteles generales suecos, en Gotemburgo. Buen sonido de cierre de puertas, muy trabajado para dar sensación de solidez, robustez y elegancia en cualquiera de las cinco puertas. Visibilidad trasera justa. Dirección firme. El coche agarra sin problemas en curvas de amplio radio. En las más ratoneras, llegamos al vértice con el coche bien apoyado y a partir de aquí, el pedal derecho es el que pilota la maniobra. Frena con mordiente y eso que nos encontramos en pista húmeda y a temperaturas bajo cero.

Superseguro
En cuanto a seguridad el Volvo V40 lleva todo lo que existe en el mercado y además evoluciona su sistema City Safety para evitar colisiones a baja velocidad funcionando a velocidades de hasta 50 km/h –antes 30 km/h-. Pero su elemento estrella es el nuevo sistema de airbag para peatones que se despliega sobre la luneta delantera en forma de U elevándose además el capó para absorber el impacto de torax mientras que el airbag debe proteger principalmente las cabezas de los peatones.
El Volvo V40 se venderá antes del verano en nuestro país, y comenzará a fabricarse en mayo en Bélgica. El 85 por ciento de la producción anual, 90.000 unidades, tendrá por destino las carreteras europeas. De ellas, 1.500 deberían venderse en nuestro mercado antes de que acabe el año.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...