Volvo C30 electric

Volvo continúa trabajando en el C30 eléctrico, del que tiene previsto entregar 250 unidades en 2012 mediante 'leasing' en Europa y China. Gracias a su innovador sistema de climatización anuncia una autonomía de más 160 km.
-
Volvo C30 electric
Volvo C30 electric

Ya casi no quedan fabricantes que no estén trabajando en algún proyecto de vehículo eléctrico, aunque en el caso de Volvo todavía no está claro si el C30 eléctrico llegará finalmente a los concesionarios de la marca. Lo que sí han comenzado son las primeras entregas en formato de 'leasing' a tres años, que serán utilizadas por empresas y organismos públicos como experiencia piloto, pues están conectadas vía GPS para conocer su funcionamiento en todo momento.

La marca ha trabajado en estrecha colaboración con Siemens para el desarrollo del motor, el sistema de carga y la gestión de los acumuladores; y ha desarrollado un innovador sistema de climatización que no compromete la autonomía, especialmente en situaciones de clima extremo.

Exteriormente, no hay sensibles cambios con las versiones convencionales, pues se ha desarrollado sobre el modelo con motor de explosión manteniendo intacta la habitabilidad y la capacidad del maletero. En el frontal dispone de una toma de corriente específica, también cuenta con llantas diferentes y unadecoración bicolor para aletinestaloneras y parte inferior de los paragolpes, además de protectores solares en las lunas para mejorar el confort térmico. Lo que sí ha recibido es una puesta a punto de las suspensiones con muelles más firmes para soportar los 300 kg adicionales que pesa el eléctrico (1.695 kg) con respecto al térmico, debido al conjunto de baterías de ión-litio de 24 kW, situadas bajo la consola central y los asientos traseros.

Su conducción resulta muy sencilla, pues dispone de una palanca selectora de marchas con tres posiciones: adelante, punto muerto o marcha atrás, más una posición para circular  por autopista que permite optimizar la carga de la batería.

El motor eléctrico de 82 kW (111 CV) anuncia una velocidad máxima de 130 km/h y permite unas aceleraciones de 0 a 50 km/h en 4 segundos y de 0 a 100 km/h en 10,9 s. Por su parte, la carga completa en un enchufe doméstico convencional de voltios y 16 amperios se realiza en 7 u 8 horas, y en unas 10 horas en caso de conectarse a una toma de 10 A. La ausencia de ruido del motor deja clara la calidad de realización del chasis y el habitáculo, pues sólo se transmite ruido de la rodadura. Se aprecia también el peso a la hora de iniciar el movimiento y un tacto de freno con mayor mordiente de lo habitual. Lo que nos ha sorprendido es su menor poder de retención, que actúa en dos fases. En un primer instante, tras levantar el pie del acelerador, retiene con mayor intensidad, pero pasados unos segundos, deja circular a «vela» con muy poca resistencia.

Durante la toma de contacto, pudimos comprobar el eficaz sistema de calefacción integrado en el C30 eléctrico, que cuenta con tres sistemas diferentes adaptados entre sí para mejorar las condiciones climáticas en diferentes situaciones de uso, de forma que puede suministrar calefacción o refrigeración al habitáculo, calentar o enfriar el conjunto de la batería o enfriar el motor eléctrico y los sistemas electrónicosEn sólo tres minutos, es posible pasar de -24 ºC a unos 20 ºC en el habitáculo.

Como se requiere mucha energía para mantener las baterías en buen estado y el habitáculo con una temperatura agradable en climas con temperaturas extremas,se ha incorporado una calefacción auxiliar alimentada por etanol o gasolina que permite funcionar durante 12 horas con un llenado de depósito. Pero, además, este dispositivo permite adaptar previamente la temperatura deseada con un calefactor de 6 kW, programable, mientras el coche se encuentra conectado a la toma de corriente.

Durante la fase de carga, la batería se calienta automáticamente cuando la temperatura es de -15ºC. Si el coche está aparcado pero no es posible cargarlo externamente, el calentamiento de la batería comienza a -19ºC. Además, el habitáculo puede precalentarse con un calentador que funciona con combustible en caso de que el cable de carga no esté conectado. El conductor puede elegir cómo desea calentar el habitáculo una vez en marcha: en modo de calefacción automática, con el calentador de combustible de 5 kW. Si éste se encuentra desconectado, el calentador de inmersión de 6 kW y un calentador eléctrico interno de 1 kW interactúan para mantener constante la temperatura deseada en el interior, pero reduce la autonomía. No obstante, las unidades eléctricas se desconectan automáticamente cuando no son necesarias o bien cuando la autonomía del coche se encuentra en situación comprometida.

MECÁNICA  
Tipo motor Eléctrico trifásico
Potencia máxima 111 CV (82 kW)
Par máximo 22,4 mkg
Batería 280 V, 23 kW
Transmisión Tracción delantera
BASTIDOR-CARROCERÍA  
Suspensión del/tras McPherson/independiente
Frenos del./tras. Discos ventilados/macizos
Neumáticos-llantas 205/55 R16”
Dimensiones ext. 4,26 / 1,78 / 1,44 m
Batalla-Vías 2,64 - 1,53/1,53 m
Peso oficial 1.695 kg
Maletero 250 l
RENDIMIENTO OFICIAL  
Velocidad máxima 130 km/h
Aceleración 0-50 / 0-100 km/h 4/10,9 s
Autonomía máxima 163 km
Emisiones CO2 0 g/km

Galería relacionada

Volvo C30 eléctrico el contacto

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...