Volkswagen Touran 1.4 TSI

Que un monovolumen de menos de 4,5 metros disponga de espacio para siete plazas, un maletero que puede llegar hasta los 900 litros, un motor de 14 litros y 140 CV de potencia y que, además, resulte sumamente cómodo y espacioso sólo puede ser obra de un prestidigitador.
-
Volkswagen Touran 1.4 TSI
Volkswagen Touran 1.4 TSI
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=53652&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Volkswagen Touran

Volkswagen se ha sacado de la chistera un modelo que sublima las virtudes funcionales y polivalentes de los monovolumen y, además, las adereza con un curioso y contundente motor que se alimenta utilizando la última tecnología de la compañía en inyección directa de gasolina: la TSI, con dos compresores

La marca alemana ha tardado en llegar al mercado de los monovolúmenes de tamaño medio, pero lo ha hecho a conciencia. Si prescindimos de la imagen, un apartado para nada vital en este tipo de realizaciones, el Touran es un modelo redondo, muy bien acabado y, en esta versión, impulsado por un motor novedoso y generoso en la respuesta.

El Touran 1.4 TSI Traveller tiene capacidades y virtudes, muchas, para competir con realizaciones de mayor renombre, muy bien asentadas en el mercado, como son el Zafira o el Grand Scénic. Pese a que no llega a la longitud de aquellos -es 7 y 10 cm, respectivamente, más corto-, recurre a uno de los argumentos comerciales que han hecho bueno tanto el modelo de Opel como el de Renault: la tercera fila de asientos. Homologado como 5+2, en el Touran es un accesorio opcional, que opinamos que debe ser de obligado añadido por parte de su comprador. ¿Por qué? Porque es fácil de montar y de desmontar, porque no incomoda a los ocupantes de la segunda fila ni menoscaba la capacidad de carga del maletero y, sobre todo, simple y llanamente, porque, por 695 euros, peor sería no tenerlo. Es evidente, los viajes largos, pese a que, como veremos, el Touran esgrime un elevado confort de marcha, pueden resultar una tortura para un sexto y un séptimo pasajero adulto dada la proximidad de la banqueta al piso. Pero, en trayectos cortos, las plazas supletorias pueden sacar de un apuro en menos que canta un gallo.

Volkswagen ha encontrado una solución a la barra en la que se enrolla el cobertor del maletero. En otros monovolumenes del sector, pongamos por ejemplo el Zafira, resulta un engorro buscarle una ubicación, incluso en modelos del segmento superior, como en el S-Max, no hemos sabido que hacer con ella más que guardarla en casa. Volkswagen propone un hueco en la parte final del maletero para ocultarla cuando la tercera fila de asientos está montada. Este compartimento también puede ser utilizado para guardar los reposacabezas y para albergar al kit reparapinchazos, un componente más que discutible en un modelo de su precio, superior a los 25.000 euros.

La polivalencia de este modelo no termina con los asientos supletorios. Las posibilidades que ofrece la fila intermedia con sus banquetas individuales para distribuir el interior según las necesidades son innumerables. Desde dos plazas a siete, pasando por todas las configuraciones intermedias.

La mayor beneficiada es la capacidad de carga del Touran que con todos los asientos abatidos, formando un suelo plano, llega hasta los 900 litros, una de las mejores del segmento. Tan sólo el Mazda5, con 995 litros, y el Honda FRV (con dos filas de tres asientos), con 945, le superan. Pero las versiones con más predicamento del sector, Opel Zafira, que, curiosamente, no dispone de banquetas individuales en la fila intermedia, Renault Grand Scenic y Toyota Corolla Verso muestran una capacidad inferior. A ello hay que añadir una amplia boca de carga que facilita aún más el proceso gracias a su apertura en dos etapas. En una primera se abre hasta una altura. Si se empuja con fuerza hacia arriba se ganan unos centímetros importantes.

  • Mazda5: 55 / 54
  • Renault Grand Scenic: 65 / 48
  • Opel Zafira: 46 / 55
  • Toyota Corolla Verso: 51 / 53
  • Volkswagen Touran: 61 / 56

    El acceso a las plazas traseras es sumamente sencillo gracias a que las banquetas centrales se desplazan longitudinalmente. Las formas cuadradas del Touran habilitan un espacio para las puertas enorme y subirse a su interior es una operación que se realiza sin contorsionismos. Y es que el habitáculo del Touran está muy bien pensado para que el confort de los ocupantes, la versatilidad y la funcionalidad sean máximos. Así, vemos una profusión de huecos portaobjetos de difícil parangón en el segmento. Al ya comentado espacio para guardar la lona cubremaletero, nos encontramos con una enorme guantera refrigerada, gavetas bajo los asientos delanteros, bolsas tras los respaldos, huecos portabotellas en los laterales de las puertas, tres pequeños cajones en el techo para guardar las gafas o lo que se nos ocurra, un pequeño hueco justo en el centro del salpicadero con tapa, otro más grande en el reposabrazos central delantero, etc.

    Junto a la funcionalidad y polivalencia que desprende su interior hay que añadir otro apartado que nos ha parecido excelente: la ergonomía, especialmente, la de los asientos delanteros. Denominados Confort Plus, en esta versión Traveller, sus amplios respaldos recuerdan a un butacón de una sala de cine y, apoyados sobre ellos viajamos cómodamente, no importan las distancias. Su mullido es más que correcto y el acceso a mando desde ellos sensacional. Lástima que las vibraciones del motor se transmitan a través del reposacabezas a nuestro cuello y que en Volkswagen se hayan olvidado de integrar los mandos de la radio en el volante porque entonces estaríamos hablando de un apartado sublime.

    Son detalles como estos, como la ya comentada falta de rueda de repuesto o el obstáculo que supone el reposabrazos central delantero para la palanca de cambios, los que menoscaban un tanto el redondo conjunto interior mostrado por el Touran.

    Pese a estos pequeños defectos de acabado, que, recalcamos, llaman más la atención por contraste con las múltiples virtudes del modelo, el habitáculo es sumamente confortable, amplio, ergonómico y está muy bien equipado.

    La versión probada contenía una ingente dotación de serie derivada de la denominación Traveller. Existe en la gama un nivel de acabado inferior, el Edition –no disponible con este motor-, y otro superior, el Highline.

    Las diferencias entre las terminaciones son mínimas y la mayoría relacionadas con la imagen externa, con ciertos detalles internos (diferentes tapicerías, asientos deportivos, embellecedores) y con algún que otro elemento funcional (el acabado Higline, por ejemplo sí que incluye volante multifunción, suspensión deportiva rebajada 15 mm respecto a la convencional o alarma volumétrica).

    Toda la gama contiene, de serie y como elementos más llamativos, pantalla de DVD, climatizador bizona, sistema electrónico de regulación de la velocidad, asistencia electrónica a la dirección en función de la velocidad, etc.

    En lo que respecta a la seguridad activa y pasiva, los tres acabados llevan la misma dotación, lo cual permite al Touran pasear con orgullo el título de modelo más completo de su segmento en este apartado. Airbags frontales para conductor y acompañante, con desactivación para el segundo, laterales también para conductor y acompañante y de cortina para conductor, acompañante y 2ª fila de asientos, cinturones de seguridad delanteros automáticos de tres puntos, regulables en altura y con pretensores, control electrónico de estabilidad (ESP), incluyendo asistente de frenado (HBA), ABS, EDS y ASR, anclajes Isofix o apoyacabezas delanteros activos, aseguran una protección efectiva para los ocupantes.

    Ver vídeosVer vídeo
    <table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
    <tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
    <tr> 
    <td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
    <td id=visu5><ul> 
    
    
    
        <li><a href="javascript:abrir_ventana
    

    ('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=53652&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Volkswagen Touran

  • Volkswagen se ha sacado de la chistera un modelo que sublima las virtudes funcionales y polivalentes de los monovolumen y, además, las adereza con un curioso y contundente motor que se alimenta utilizando la última tecnología de la compañía en inyección directa de gasolina: la TSI, con dos compresores

    La marca alemana ha tardado en llegar al mercado de los monovolúmenes de tamaño medio, pero lo ha hecho a conciencia. Si prescindimos de la imagen, un apartado para nada vital en este tipo de realizaciones, el Touran es un modelo redondo, muy bien acabado y, en esta versión, impulsado por un motor novedoso y generoso en la respuesta.

    El Touran 1.4 TSI Traveller tiene capacidades y virtudes, muchas, para competir con realizaciones de mayor renombre, muy bien asentadas en el mercado, como son el Zafira o el Grand Scénic. Pese a que no llega a la longitud de aquellos -es 7 y 10 cm, respectivamente, más corto-, recurre a uno de los argumentos comerciales que han hecho bueno tanto el modelo de Opel como el de Renault: la tercera fila de asientos. Homologado como 5+2, en el Touran es un accesorio opcional, que opinamos que debe ser de obligado añadido por parte de su comprador. ¿Por qué? Porque es fácil de montar y de desmontar, porque no incomoda a los ocupantes de la segunda fila ni menoscaba la capacidad de carga del maletero y, sobre todo, simple y llanamente, porque, por 695 euros, peor sería no tenerlo. Es evidente, los viajes largos, pese a que, como veremos, el Touran esgrime un elevado confort de marcha, pueden resultar una tortura para un sexto y un séptimo pasajero adulto dada la proximidad de la banqueta al piso. Pero, en trayectos cortos, las plazas supletorias pueden sacar de un apuro en menos que canta un gallo.

    Volkswagen ha encontrado una solución a la barra en la que se enrolla el cobertor del maletero. En otros monovolumenes del sector, pongamos por ejemplo el Zafira, resulta un engorro buscarle una ubicación, incluso en modelos del segmento superior, como en el S-Max, no hemos sabido que hacer con ella más que guardarla en casa. Volkswagen propone un hueco en la parte final del maletero para ocultarla cuando la tercera fila de asientos está montada. Este compartimento también puede ser utilizado para guardar los reposacabezas y para albergar al kit reparapinchazos, un componente más que discutible en un modelo de su precio, superior a los 25.000 euros.

    La polivalencia de este modelo no termina con los asientos supletorios. Las posibilidades que ofrece la fila intermedia con sus banquetas individuales para distribuir el interior según las necesidades son innumerables. Desde dos plazas a siete, pasando por todas las configuraciones intermedias.

    La mayor beneficiada es la capacidad de carga del Touran que con todos los asientos abatidos, formando un suelo plano, llega hasta los 900 litros, una de las mejores del segmento. Tan sólo el Mazda5, con 995 litros, y el Honda FRV (con dos filas de tres asientos), con 945, le superan. Pero las versiones con más predicamento del sector, Opel Zafira, que, curiosamente, no dispone de banquetas individuales en la fila intermedia, Renault Grand Scenic y Toyota Corolla Verso muestran una capacidad inferior. A ello hay que añadir una amplia boca de carga que facilita aún más el proceso gracias a su apertura en dos etapas. En una primera se abre hasta una altura. Si se empuja con fuerza hacia arriba se ganan unos centímetros importantes.

  • Mazda5: 55 / 54
  • Renault Grand Scenic: 65 / 48
  • Opel Zafira: 46 / 55
  • Toyota Corolla Verso: 51 / 53
  • Volkswagen Touran: 61 / 56

    El acceso a las plazas traseras es sumamente sencillo gracias a que las banquetas centrales se desplazan longitudinalmente. Las formas cuadradas del Touran habilitan un espacio para las puertas enorme y subirse a su interior es una operación que se realiza sin contorsionismos. Y es que el habitáculo del Touran está muy bien pensado para que el confort de los ocupantes, la versatilidad y la funcionalidad sean máximos. Así, vemos una profusión de huecos portaobjetos de difícil parangón en el segmento. Al ya comentado espacio para guardar la lona cubremaletero, nos encontramos con una enorme guantera refrigerada, gavetas bajo los asientos delanteros, bolsas tras los respaldos, huecos portabotellas en los laterales de las puertas, tres pequeños cajones en el techo para guardar las gafas o lo que se nos ocurra, un pequeño hueco justo en el centro del salpicadero con tapa, otro más grande en el reposabrazos central delantero, etc.

    Junto a la funcionalidad y polivalencia que desprende su interior hay que añadir otro apartado que nos ha parecido excelente: la ergonomía, especialmente, la de los asientos delanteros. Denominados Confort Plus, en esta versión Traveller, sus amplios respaldos recuerdan a un butacón de una sala de cine y, apoyados sobre ellos viajamos cómodamente, no importan las distancias. Su mullido es más que correcto y el acceso a mando desde ellos sensacional. Lástima que las vibraciones del motor se transmitan a través del reposacabezas a nuestro cuello y que en Volkswagen se hayan olvidado de integrar los mandos de la radio en el volante porque entonces estaríamos hablando de un apartado sublime.

    Son detalles como estos, como la ya comentada falta de rueda de repuesto o el obstáculo que supone el reposabrazos central delantero para la palanca de cambios, los que menoscaban un tanto el redondo conjunto interior mostrado por el Touran.

    Pese a estos pequeños defectos de acabado, que, recalcamos, llaman más la atención por contraste con las múltiples virtudes del modelo, el habitáculo es sumamente confortable, amplio, ergonómico y está muy bien equipado.

    La versión probada contenía una ingente dotación de serie derivada de la denominación Traveller. Existe en la gama un nivel de acabado inferior, el Edition –no disponible con este motor-, y otro superior, el Highline.

    Las diferencias entre las terminaciones son mínimas y la mayoría relacionadas con la imagen externa, con ciertos detalles internos (diferentes tapicerías, asientos deportivos, embellecedores) y con algún que otro elemento funcional (el acabado Higline, por ejemplo sí que incluye volante multifunción, suspensión deportiva rebajada 15 mm respecto a la convencional o alarma volumétrica).

    Toda la gama contiene, de serie y como elementos más llamativos, pantalla de DVD, climatizador bizona, sistema electrónico de regulación de la velocidad, asistencia electrónica a la dirección en función de la velocidad, etc.

    En lo que respecta a la seguridad activa y pasiva, los tres acabados llevan la misma dotación, lo cual permite al Touran pasear con orgullo el título de modelo más completo de su segmento en este apartado. Airbags frontales para conductor y acompañante, con desactivación para el segundo, laterales también para conductor y acompañante y de cortina para conductor, acompañante y 2ª fila de asientos, cinturones de seguridad delanteros automáticos de tres puntos, regulables en altura y con pretensores, control electrónico de estabilidad (ESP), incluyendo asistente de frenado (HBA), ABS, EDS y ASR, anclajes Isofix o apoyacabezas delanteros activos, aseguran una protección efectiva para los ocupantes.

    Galería relacionada

    Touran1.4versat

  • Te recomendamos

    El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

    SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

    Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

    Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

    Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

    Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...