Volkswagen Touareg 3.0 TDi V6

No es el Touareg con el que partió Sainz hacia el Dakar, pero este modelo también es un TT de pura cepa. Ahora, además, se ofrece con cambio manual, una opción ideal para todos aquellos que quieran sentir “todo el poder en sus manos”.
Autopista -
Volkswagen Touareg 3.0 TDi V6
Volkswagen Touareg 3.0 TDi V6
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=59913&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') "> Volkswagen Touareg 3.0 TDi V6

¿Viste el pasado domingo partir la caravana del Dakar? Los Touareg vuelven a desafiar al desierto y se encaminan al Lago Rosa. No te vamos a hablar de la unidad que, por ejemplo, llevaba Carlos Sainz, pero la esencia de nuestro modelo es la misma: un auténtico TT envuelto en la piel de un lujoso vehículo.

Sus casi cinco metros de longitud, su “traje” de casi ocho millones de las antiguas pesetas, su peso de más de dos toneladas... Parece mentira, pero el Touareg se transforma y pasa de ser todo un señor en el asfalto a un auténtico depredador fuera de él.

Ahora, esta versión (que antes sólo podía elegirse con cambio Tiptronic) monta una transmisión manual de seis velocidades. ¿Por qué? Sin duda para satisfacer a ese grupo de clientes a los que les gusta pensar que son ellos quienes llevan “las riendas”; graciosa percepción para alguien que cuenta con un auténtico arsenal tecnológico: suspensión neumática, tracción total, siatema de control de descensos... Con el Touareg es fácil abandonar el asfalto: la electrónica nos permitirá afrontar recorridos que creíamos impensables.

El Touareg es un modelo de grandes dimensiones que –obviamente- le impedirán moverse por los terrenos más abruptos. Además, no tiene las mejoras cotas TT del segmento. Mira la tabla que te ofrecemos: no tiene la capacidad de vadeo de un Mercedes ML (240 mm frente a los 190 de nuestro protagonista) o la “cintura” para afrontar crestas de un Volvo XC90 (ángulo ventral de 22º frente a 18º del VW). Eso sí, tiene la mejor inclinación máxima: puede superar una pendiente lateral de 430 mm.

VW Touareg
Mercedes ML
Volvo XC90
Profundidad de vadeo:

190 mm

240 mm
230 mm
Ángulo de ataque/ventral/salida:

29/18/28 º

30/19/30 º

32/22/27 º
Inclinación lateral:

430 mm

385 mm

390 mm

Sin embargo, el Touareg está mejor preparado que muchos de sus rivales para la conducción fuera del asfalto. Lleva reductora, la auténtica “alma” de los TT puros. Es engranable y, gracias a ella, podrás aprovechar el motor cuando afrontes pendientes o contar con la suficiente fuerza para afrontar subidas. Entre sus rivales directos tan sólo Mercedes y Jeep la ofrecen.

Además, posee tracción 4Motion: el par se reparte en situaciones normales en una proporción 53/47 entre ambos ejes. No lleva diferencial central, sino embrague multidisco, controlado parcialmente, que permite modificar este reparto de par y hacer bloqueos parciales o totales de cada eje.

Control de estabilidad, de tracción y de descensos, ABS... El Touareg lleva de serie la dotación básica de cualquier terreno, pero, por si fuera poco, Volkswagen cuenta con otro as en la manga: la denominada CDC (Continuos Damping Control). Se trata de un sistema de suspensión neumática, que te permitirá modificar la altura del coche.

Así, para entrar o salir del vehículo, podrás situarlo a 160 mm del suelo. Hasta los 120 km/h, podrás circular a 210 mm, pero, si superas esta velocidad y hasta los 180 km/h, la carrocería desciende hasta los 190 mm. Por encima de 180 km/h, baja aún más: hasta los 180 mm. Además, manualmente, puedes elevar la carrocería si necesitas centímetros extra para afrontar algún vadeo o paso encrespado: eso sí, para poder situarla a 300 mm del suelo, la velocidad debe ser menor a 20 km/h.

Además, también puedes elegir entre tres grados de amortiguación: Sport (más dura), Confort (más blanda) o Auto (la propia centralita electrónica elige la que cree más adecuada en cada momento).

Todas estas operaciones (colocar la reductora, elegir la altura o seleccionar un grado de amortiguación) se realiza mediante botones ubicados junto al cambio. Son muy fáciles de utilizar, pero te obligan a quitar la vista de la carretera.

Con el cambio manual, el conductor perderá comodidad, pero ganará algunos segundos en carretera. Según nuestras mediciones, con el mismo motor, pero con transmisión Tiptronic, el Touareg precisaba 10,2 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Ahora, lo hace en 8,7.

No sólo es más rápido y recupera mejor (no olvidemos que también se ha reducido algo el peso con la transmisión manual), sino que también consume menos: casi hay un litro de diferencia por cada 100 kilómetros frente a su gemelo automático.

La verdad es que el conocido motor TDi de Volkswagen se adapta a los cambios (nunca mejor dicho). Este V6 es un propulsor voluntarioso, que sube bien de vueltas, pero algo brusco a bajo régimen. Tiene inyección directa con tecnología piezoeléctrica (que hace más precisa la inyección), turbocompresor de geometría variable e intercooler.

El trabajo del bastidor monocasco del Touareg nos sigue pareciendo excelente. Además de una buena resistencia a la torsión, es capaz de controlar las inercias de una carrocería tan grande como la de este modelo. El equipo de frenos (discos de 329 mm en ambos ejes) consiguen buenos números: la frenada 140-0 km/h se realiza en 3,9 segundos y 76 metros. No está mal para un coche de 2.390 kilos.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=59913&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') "> Volkswagen Touareg 3.0 TDi V6

¿Viste el pasado domingo partir la caravana del Dakar? Los Touareg vuelven a desafiar al desierto y se encaminan al Lago Rosa. No te vamos a hablar de la unidad que, por ejemplo, llevaba Carlos Sainz, pero la esencia de nuestro modelo es la misma: un auténtico TT envuelto en la piel de un lujoso vehículo.

Sus casi cinco metros de longitud, su “traje” de casi ocho millones de las antiguas pesetas, su peso de más de dos toneladas... Parece mentira, pero el Touareg se transforma y pasa de ser todo un señor en el asfalto a un auténtico depredador fuera de él.

Ahora, esta versión (que antes sólo podía elegirse con cambio Tiptronic) monta una transmisión manual de seis velocidades. ¿Por qué? Sin duda para satisfacer a ese grupo de clientes a los que les gusta pensar que son ellos quienes llevan “las riendas”; graciosa percepción para alguien que cuenta con un auténtico arsenal tecnológico: suspensión neumática, tracción total, siatema de control de descensos... Con el Touareg es fácil abandonar el asfalto: la electrónica nos permitirá afrontar recorridos que creíamos impensables.

El Touareg es un modelo de grandes dimensiones que –obviamente- le impedirán moverse por los terrenos más abruptos. Además, no tiene las mejoras cotas TT del segmento. Mira la tabla que te ofrecemos: no tiene la capacidad de vadeo de un Mercedes ML (240 mm frente a los 190 de nuestro protagonista) o la “cintura” para afrontar crestas de un Volvo XC90 (ángulo ventral de 22º frente a 18º del VW). Eso sí, tiene la mejor inclinación máxima: puede superar una pendiente lateral de 430 mm.

VW Touareg
Mercedes ML
Volvo XC90
Profundidad de vadeo:

190 mm

240 mm
230 mm
Ángulo de ataque/ventral/salida:

29/18/28 º

30/19/30 º

32/22/27 º
Inclinación lateral:

430 mm

385 mm

390 mm

Sin embargo, el Touareg está mejor preparado que muchos de sus rivales para la conducción fuera del asfalto. Lleva reductora, la auténtica “alma” de los TT puros. Es engranable y, gracias a ella, podrás aprovechar el motor cuando afrontes pendientes o contar con la suficiente fuerza para afrontar subidas. Entre sus rivales directos tan sólo Mercedes y Jeep la ofrecen.

Además, posee tracción 4Motion: el par se reparte en situaciones normales en una proporción 53/47 entre ambos ejes. No lleva diferencial central, sino embrague multidisco, controlado parcialmente, que permite modificar este reparto de par y hacer bloqueos parciales o totales de cada eje.

Control de estabilidad, de tracción y de descensos, ABS... El Touareg lleva de serie la dotación básica de cualquier terreno, pero, por si fuera poco, Volkswagen cuenta con otro as en la manga: la denominada CDC (Continuos Damping Control). Se trata de un sistema de suspensión neumática, que te permitirá modificar la altura del coche.

Así, para entrar o salir del vehículo, podrás situarlo a 160 mm del suelo. Hasta los 120 km/h, podrás circular a 210 mm, pero, si superas esta velocidad y hasta los 180 km/h, la carrocería desciende hasta los 190 mm. Por encima de 180 km/h, baja aún más: hasta los 180 mm. Además, manualmente, puedes elevar la carrocería si necesitas centímetros extra para afrontar algún vadeo o paso encrespado: eso sí, para poder situarla a 300 mm del suelo, la velocidad debe ser menor a 20 km/h.

Además, también puedes elegir entre tres grados de amortiguación: Sport (más dura), Confort (más blanda) o Auto (la propia centralita electrónica elige la que cree más adecuada en cada momento).

Todas estas operaciones (colocar la reductora, elegir la altura o seleccionar un grado de amortiguación) se realiza mediante botones ubicados junto al cambio. Son muy fáciles de utilizar, pero te obligan a quitar la vista de la carretera.

Con el cambio manual, el conductor perderá comodidad, pero ganará algunos segundos en carretera. Según nuestras mediciones, con el mismo motor, pero con transmisión Tiptronic, el Touareg precisaba 10,2 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Ahora, lo hace en 8,7.

No sólo es más rápido y recupera mejor (no olvidemos que también se ha reducido algo el peso con la transmisión manual), sino que también consume menos: casi hay un litro de diferencia por cada 100 kilómetros frente a su gemelo automático.

La verdad es que el conocido motor TDi de Volkswagen se adapta a los cambios (nunca mejor dicho). Este V6 es un propulsor voluntarioso, que sube bien de vueltas, pero algo brusco a bajo régimen. Tiene inyección directa con tecnología piezoeléctrica (que hace más precisa la inyección), turbocompresor de geometría variable e intercooler.

El trabajo del bastidor monocasco del Touareg nos sigue pareciendo excelente. Además de una buena resistencia a la torsión, es capaz de controlar las inercias de una carrocería tan grande como la de este modelo. El equipo de frenos (discos de 329 mm en ambos ejes) consiguen buenos números: la frenada 140-0 km/h se realiza en 3,9 segundos y 76 metros. No está mal para un coche de 2.390 kilos.

Galería relacionada

Volkswagen Touareg 3.0 TDi

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...