Volkswagen New Beetle Cabriolet 1.9 TDI

No ha cambiado mucho –como no podía ser de otra forma-, pero las mejoras efectuadas en la carrocería y en el motor del New Beetle Cabriolet 1.9 TDI refuerzan su simpática imagen, permiten mayores prestaciones y mejoran el agrado de conducción.
-
Volkswagen New Beetle Cabriolet 1.9 TDI
Volkswagen New Beetle Cabriolet 1.9 TDI
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=52377&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') "> VW New Beetle Cabrio

El New Beetle fue desarrollado en el centro de diseño que Volkswagen tiene en California, donde un grupo de jóvenes entusiastas perfiló las líneas maestras de un prototipo que debía evocar al mítico Escarabajo, pero con la tecnología y ventajas de los coches de hoy. Así nacía el New Beetle, un icono del diseño automovilístico moderno en el que el pasado y el futuro se fusionan. Con este modelo, la marca atrae a un público completamente distinto al que se dirigía el mítico Escarabajo (1945-2003). Ya no se trata del "coche del pueblo", sino del coche de los más caprichosos...

Presentada en Salón de Francfort del pasado año, la nueva edición del New Beetle Cabrio muestra unas sutiles modificaciones en la carrocería que se dejan ver principalmente en los grupos ópticos delanteros, en los pilotos posteriores, en los paragolpes y las aletas -diseñadas con un corte plano en su cara exterior, en línea con el estilo del concept New Beetle Ragster(Ragtop –descapotable- y Roadster), que Volkswagen presentó en el Salón de Detroit. Paragolpes con formas más suaves y grupos ópticos más llamativos son los elementos que más destacan en este nuevo New Beetle. No obstante, hay que estar muy atentos para poder apreciar a simple vista las modificaciones efectuadas.

También hay que fijarse mucho para poder apreciar que nos encontramos ante una nueva edición del modelo. En realidad, son pequeñas pinceladas que permiten mantener actualizado al modelo. Lo más destacable son los aireadores interiores, que ahora cuentan con un embellecedor cromado en su contorno, el cuadro de instrumentos –que mantiene el mismo esquema de un conjunto grande con los relojes integrados en él-, ahora con nuevas grafías y agujas indicadoras de nuevo diseño.

La capota es de accionamiento eléctrico, pero, a diferencia de otros modelos de última hornada, requiere liberar manualmente un cerrojo central tanto para la apertura como para el cierre de la misma. Para descapotarlo no resulta muy difícil la operación, ya que basta con girar la manilla central y el pestillo sale de su enclavamiento. Una vez realizada esta operación, sólo hay que pulsar el botón de accionamiento del mecanismo de la capota. Si queremos que la estética mejore y que aumente la duración de la lona, podemos instalar un cubrecapota que se fija con unos corchetes a la parte interior del habitáculo.

La operación contraria resulta algo más compleja. Retirar el cubrecapota no es difícil ni pesado, pero una vez accionada la capota (la operación se indica en la misma pantalla de la temperatura, junto al espejo retrovisor interior), es necesario fijarla de nuevo con la manilla central. Es más una operación de maña que de fuerza, aunque también requiere una cierta tensión sobre la misma para que el gatillo central quede firmemente anclado. Con un poco de práctica se resuelve sin demasiadas complicaciones.

Respecto a las plazas delanteras, ningún problema. Las diversas regulaciones de volante y asiento facilitan una postura de conducción cómoda y desahogada, con el parabrisas suficientemente lejos de la cabeza como para que no nos dé sensación de claustrofobia. Las traseras son bastante peores; no por el acceso, que es bueno con la capota puesta o quitada, o por la distancia para las piernas, que es razonable (70 cm), sino por la posición de los respaldos, muy vertical. La altura es suficiente (87 cm), lo mismo que la anchura (104 cm) dado que este modelo sólo está homologado para cuatro ocupantes.

Donde encontraremos mayor dificultad para viajar será en el maletero, no tanto por su capacidad, que es reducida (230 litros), como por la escasa boca de carga que ofrece. Si necesitamos llevar equipaje, lo mejor será disponer de bolsas pequeñas para que se acoplen mejor en el interior del maletero.

La gama New Beetle consta de cuatro motores: tres de gasolina y un Diesel TDI con sistema de bomba-inyector. Dentro de la oferta de gasolina encontramos el 1.6 de 102 CV, el 2.0 de cuatro cilindros en línea y 115 CV y el 1.8 Turbo de 150 CV. La familia se completa con una mecánica 1.9 TDI de 105 CV. Las versiones gasolina incorporan cambio manual de cinco velocidades o automático de cuatro y el TDI se ofrece exclusivamente con cambio manual de cinco velocidades. Para el motor 2.0 de 115 CV está disponible la opción de caja de cambios automática Tiptronic.

Tanto el New Beetle como la variante Cabrio se ofrecen en una única versión de equipamiento. En lo referente a seguridad, incorpora de serie airbags frontales y laterales para conductor y acompañante, ABS con bloqueo electrónico del diferencial EDS y control de estabilidad ESP, anclajes Isofix, reposacabezas anteriores activos e inmovilizador electrónico. En el cabrio se ofrece un dispositivo de seguridad para proteger a los ocupantes en caso de vuelco (los reposacabezas posteriores salen automáticamente para proteger a los ocupantes).

Cuenta con capota plegable eléctricamente, aire acondicionado, asientos delanteros con sistema "Easy Entry", radio-CD con reproductor MP3, seis altavoces (10 en el Cabriolet) y preinstalación de CD en el reposabrazos central delantero, un enchufe para fuentes de sonido externas y cierre centralizado con mando a distancia. Además, las motorizaciones de 115 CV y TDI 105 CV ofrecen de serie faros antiniebla, alarma volumétrica y limpiaparabrisas calefactables, mientras que el Cabriolet incorpora un deflector de aire y llantas de aleación 6 1/2 J16, con neumáticos 205/55 R16.

Galería relacionada

VW N Beetle Cabrio

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...