Volkswagen Lupo 1.4 TDI Trendline

El Volkswagen Lupo es el vehículo ideal para desplazamientos urbanos. Gracias a sus dimensiones, no hay problemas de aparcamiento que puedan con él y, gracias a su propulsor, el ahorro en combustible es considerable. Eso sí, si lo que queremos es ir de compras con él, tenemos que estar atentos al volumen de las mismas, ya que dispone de un maletero un tanto reducido.
-
Volkswagen Lupo 1.4 TDI Trendline
Volkswagen Lupo 1.4 TDI Trendline

Comparte mecánica con nuestro protagonista y con el Seat Arosa –el motor también está disponible, por ejemplo, en el Audi A2-. La aceleración de 0 a 100 km/h es un tanto más lenta y los consumos son ligeramente superiores en el caso del Polo. En cuanto a equipamientos, el Polo incluye de serie los airbags laterales -no disponibles de serie para el Lupo-. El resto de elementos opcionales (sistema antibloqueo, el aire acondicionado, las llantas de aleación y los elevalunas eléctricos) son un poco más caros para el Polo.

El motor, como hemos comentado, lo comparte con nuestro protagonista. Sin embargo, el Arosa resulta un poco más barato y a cambio tiene, por ejemplo, sistema antibloqueo de frenos de serie, que en el Lupo es una opción que cuesta 751 euros e implica adaptar los frenos traseros de tambor al ABS. Las prestaciones para uno y otro coche son prácticamente las mismas y los consumos homologados, exactos.

El coche de la marca francesa dispone de un motor con menos caballos de potencia que ofrece menos prestaciones al C3 a cambio de mayor longitud –más maletero y más espacio interior- y unos consumos similares. El precio del Citroën es de unos 1.500 euros más y tampoco ofrece de serie el ABS –cuesta 450 euros-. Además, el C3 tiene 5 puertas y el Lupo sólo dispone de 3.

Equipa un motor de menor potencia que nuestro protagonista por un precio similar y mayor espacio. Tiene sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y dos airbags de serie. El comportamiento del Fiesta es muy aceptable en carretera y los consumos en todos los circuitos son similares a los de nuestro protagonista, algo que se inclina a favor del Lupo que desarrolla casi 20 CV más de potencia.

El recién aparecido Mazda comparte propulsor con el Citroën C3, con el Ford Fiesta y con el Peugeot 206. Este coche dispone de mayor equipamiento de serie que el Lupo. En cuanto a precio, también este Mazda2 es más caro, pero también ofrece más espacio interior y más capacidad en el maletero.

Cuesta más de 1.000 euros más que el Lupo y dispone de un motor –que comparte con C3, Mazda2 y Fiesta- con menos potencia. La baza importante del coche de origen francés frente a nuestro Lupo es el espacio interior y el maletero de que dispone. El motor consume prácticamente lo mismo que el de nuestro protagonista, pero ofrece peores prestaciones.

Tiene mayor potencia oficial que el Lupo, aunque en la práctica ambos coches disponen de la misma. Resulta más caro que el nuestro protagonista y ofrece unas prestaciones y consumos muy similares. El comportamiento del Clio es más notable que el del Lupo y alcanza una velocidad punta superior. En cuanto a equipamientos, a favor del Clio se inclina la balanza, porque dispone de elementos de serie como el ABS y las llantas de aleación –estas opciones cuestan en el Lupo 1.114 euros en total-.

Resulta un poco más barato que nuestro protagonista y ofrece un motor de igual potencia. El consumo es sensiblemente inferior al del Lupo y dispone de más espacio interior y maletero.

Comparte mecánica con nuestro protagonista y con el Seat Arosa –el motor también está disponible, por ejemplo, en el Audi A2-. La aceleración de 0 a 100 km/h es un tanto más lenta y los consumos son ligeramente superiores en el caso del Polo. En cuanto a equipamientos, el Polo incluye de serie los airbags laterales -no disponibles de serie para el Lupo-. El resto de elementos opcionales (sistema antibloqueo, el aire acondicionado, las llantas de aleación y los elevalunas eléctricos) son un poco más caros para el Polo.

El motor, como hemos comentado, lo comparte con nuestro protagonista. Sin embargo, el Arosa resulta un poco más barato y a cambio tiene, por ejemplo, sistema antibloqueo de frenos de serie, que en el Lupo es una opción que cuesta 751 euros e implica adaptar los frenos traseros de tambor al ABS. Las prestaciones para uno y otro coche son prácticamente las mismas y los consumos homologados, exactos.

El coche de la marca francesa dispone de un motor con menos caballos de potencia que ofrece menos prestaciones al C3 a cambio de mayor longitud –más maletero y más espacio interior- y unos consumos similares. El precio del Citroën es de unos 1.500 euros más y tampoco ofrece de serie el ABS –cuesta 450 euros-. Además, el C3 tiene 5 puertas y el Lupo sólo dispone de 3.

Equipa un motor de menor potencia que nuestro protagonista por un precio similar y mayor espacio. Tiene sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y dos airbags de serie. El comportamiento del Fiesta es muy aceptable en carretera y los consumos en todos los circuitos son similares a los de nuestro protagonista, algo que se inclina a favor del Lupo que desarrolla casi 20 CV más de potencia.

El recién aparecido Mazda comparte propulsor con el Citroën C3, con el Ford Fiesta y con el Peugeot 206. Este coche dispone de mayor equipamiento de serie que el Lupo. En cuanto a precio, también este Mazda2 es más caro, pero también ofrece más espacio interior y más capacidad en el maletero.

Cuesta más de 1.000 euros más que el Lupo y dispone de un motor –que comparte con C3, Mazda2 y Fiesta- con menos potencia. La baza importante del coche de origen francés frente a nuestro Lupo es el espacio interior y el maletero de que dispone. El motor consume prácticamente lo mismo que el de nuestro protagonista, pero ofrece peores prestaciones.

Tiene mayor potencia oficial que el Lupo, aunque en la práctica ambos coches disponen de la misma. Resulta más caro que el nuestro protagonista y ofrece unas prestaciones y consumos muy similares. El comportamiento del Clio es más notable que el del Lupo y alcanza una velocidad punta superior. En cuanto a equipamientos, a favor del Clio se inclina la balanza, porque dispone de elementos de serie como el ABS y las llantas de aleación –estas opciones cuestan en el Lupo 1.114 euros en total-.

Resulta un poco más barato que nuestro protagonista y ofrece un motor de igual potencia. El consumo es sensiblemente inferior al del Lupo y dispone de más espacio interior y maletero.

Comparte mecánica con nuestro protagonista y con el Seat Arosa –el motor también está disponible, por ejemplo, en el Audi A2-. La aceleración de 0 a 100 km/h es un tanto más lenta y los consumos son ligeramente superiores en el caso del Polo. En cuanto a equipamientos, el Polo incluye de serie los airbags laterales -no disponibles de serie para el Lupo-. El resto de elementos opcionales (sistema antibloqueo, el aire acondicionado, las llantas de aleación y los elevalunas eléctricos) son un poco más caros para el Polo.

El motor, como hemos comentado, lo comparte con nuestro protagonista. Sin embargo, el Arosa resulta un poco más barato y a cambio tiene, por ejemplo, sistema antibloqueo de frenos de serie, que en el Lupo es una opción que cuesta 751 euros e implica adaptar los frenos traseros de tambor al ABS. Las prestaciones para uno y otro coche son prácticamente las mismas y los consumos homologados, exactos.

El coche de la marca francesa dispone de un motor con menos caballos de potencia que ofrece menos prestaciones al C3 a cambio de mayor longitud –más maletero y más espacio interior- y unos consumos similares. El precio del Citroën es de unos 1.500 euros más y tampoco ofrece de serie el ABS –cuesta 450 euros-. Además, el C3 tiene 5 puertas y el Lupo sólo dispone de 3.

Equipa un motor de menor potencia que nuestro protagonista por un precio similar y mayor espacio. Tiene sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y dos airbags de serie. El comportamiento del Fiesta es muy aceptable en carretera y los consumos en todos los circuitos son similares a los de nuestro protagonista, algo que se inclina a favor del Lupo que desarrolla casi 20 CV más de potencia.

El recién aparecido Mazda comparte propulsor con el Citroën C3, con el Ford Fiesta y con el Peugeot 206. Este coche dispone de mayor equipamiento de serie que el Lupo. En cuanto a precio, también este Mazda2 es más caro, pero también ofrece más espacio interior y más capacidad en el maletero.

Cuesta más de 1.000 euros más que el Lupo y dispone de un motor –que comparte con C3, Mazda2 y Fiesta- con menos potencia. La baza importante del coche de origen francés frente a nuestro Lupo es el espacio interior y el maletero de que dispone. El motor consume prácticamente lo mismo que el de nuestro protagonista, pero ofrece peores prestaciones.

Tiene mayor potencia oficial que el Lupo, aunque en la práctica ambos coches disponen de la misma. Resulta más caro que el nuestro protagonista y ofrece unas prestaciones y consumos muy similares. El comportamiento del Clio es más notable que el del Lupo y alcanza una velocidad punta superior. En cuanto a equipamientos, a favor del Clio se inclina la balanza, porque dispone de elementos de serie como el ABS y las llantas de aleación –estas opciones cuestan en el Lupo 1.114 euros en total-.

Resulta un poco más barato que nuestro protagonista y ofrece un motor de igual potencia. El consumo es sensiblemente inferior al del Lupo y dispone de más espacio interior y maletero.

Comparte mecánica con nuestro protagonista y con el Seat Arosa –el motor también está disponible, por ejemplo, en el Audi A2-. La aceleración de 0 a 100 km/h es un tanto más lenta y los consumos son ligeramente superiores en el caso del Polo. En cuanto a equipamientos, el Polo incluye de serie los airbags laterales -no disponibles de serie para el Lupo-. El resto de elementos opcionales (sistema antibloqueo, el aire acondicionado, las llantas de aleación y los elevalunas eléctricos) son un poco más caros para el Polo.

El motor, como hemos comentado, lo comparte con nuestro protagonista. Sin embargo, el Arosa resulta un poco más barato y a cambio tiene, por ejemplo, sistema antibloqueo de frenos de serie, que en el Lupo es una opción que cuesta 751 euros e implica adaptar los frenos traseros de tambor al ABS. Las prestaciones para uno y otro coche son prácticamente las mismas y los consumos homologados, exactos.

El coche de la marca francesa dispone de un motor con menos caballos de potencia que ofrece menos prestaciones al C3 a cambio de mayor longitud –más maletero y más espacio interior- y unos consumos similares. El precio del Citroën es de unos 1.500 euros más y tampoco ofrece de serie el ABS –cuesta 450 euros-. Además, el C3 tiene 5 puertas y el Lupo sólo dispone de 3.

Equipa un motor de menor potencia que nuestro protagonista por un precio similar y mayor espacio. Tiene sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y dos airbags de serie. El comportamiento del Fiesta es muy aceptable en carretera y los consumos en todos los circuitos son similares a los de nuestro protagonista, algo que se inclina a favor del Lupo que desarrolla casi 20 CV más de potencia.

El recién aparecido Mazda comparte propulsor con el Citroën C3, con el Ford Fiesta y con el Peugeot 206. Este coche dispone de mayor equipamiento de serie que el Lupo. En cuanto a precio, también este Mazda2 es más caro, pero también ofrece más espacio interior y más capacidad en el maletero.

Cuesta más de 1.000 euros más que el Lupo y dispone de un motor –que comparte con C3, Mazda2 y Fiesta- con menos potencia. La baza importante del coche de origen francés frente a nuestro Lupo es el espacio interior y el maletero de que dispone. El motor consume prácticamente lo mismo que el de nuestro protagonista, pero ofrece peores prestaciones.

Tiene mayor potencia oficial que el Lupo, aunque en la práctica ambos coches disponen de la misma. Resulta más caro que el nuestro protagonista y ofrece unas prestaciones y consumos muy similares. El comportamiento del Clio es más notable que el del Lupo y alcanza una velocidad punta superior. En cuanto a equipamientos, a favor del Clio se inclina la balanza, porque dispone de elementos de serie como el ABS y las llantas de aleación –estas opciones cuestan en el Lupo 1.114 euros en total-.

Resulta un poco más barato que nuestro protagonista y ofrece un motor de igual potencia. El consumo es sensiblemente inferior al del Lupo y dispone de más espacio interior y maletero.

Comparte mecánica con nuestro protagonista y con el Seat Arosa –el motor también está disponible, por ejemplo, en el Audi A2-. La aceleración de 0 a 100 km/h es un tanto más lenta y los consumos son ligeramente superiores en el caso del Polo. En cuanto a equipamientos, el Polo incluye de serie los airbags laterales -no disponibles de serie para el Lupo-. El resto de elementos opcionales (sistema antibloqueo, el aire acondicionado, las llantas de aleación y los elevalunas eléctricos) son un poco más caros para el Polo.

El motor, como hemos comentado, lo comparte con nuestro protagonista. Sin embargo, el Arosa resulta un poco más barato y a cambio tiene, por ejemplo, sistema antibloqueo de frenos de serie, que en el Lupo es una opción que cuesta 751 euros e implica adaptar los frenos traseros de tambor al ABS. Las prestaciones para uno y otro coche son prácticamente las mismas y los consumos homologados, exactos.

El coche de la marca francesa dispone de un motor con menos caballos de potencia que ofrece menos prestaciones al C3 a cambio de mayor longitud –más maletero y más espacio interior- y unos consumos similares. El precio del Citroën es de unos 1.500 euros más y tampoco ofrece de serie el ABS –cuesta 450 euros-. Además, el C3 tiene 5 puertas y el Lupo sólo dispone de 3.

Equipa un motor de menor potencia que nuestro protagonista por un precio similar y mayor espacio. Tiene sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y dos airbags de serie. El comportamiento del Fiesta es muy aceptable en carretera y los consumos en todos los circuitos son similares a los de nuestro protagonista, algo que se inclina a favor del Lupo que desarrolla casi 20 CV más de potencia.

El recién aparecido Mazda comparte propulsor con el Citroën C3, con el Ford Fiesta y con el Peugeot 206. Este coche dispone de mayor equipamiento de serie que el Lupo. En cuanto a precio, también este Mazda2 es más caro, pero también ofrece más espacio interior y más capacidad en el maletero.

Cuesta más de 1.000 euros más que el Lupo y dispone de un motor –que comparte con C3, Mazda2 y Fiesta- con menos potencia. La baza importante del coche de origen francés frente a nuestro Lupo es el espacio interior y el maletero de que dispone. El motor consume prácticamente lo mismo que el de nuestro protagonista, pero ofrece peores prestaciones.

Tiene mayor potencia oficial que el Lupo, aunque en la práctica ambos coches disponen de la misma. Resulta más caro que el nuestro protagonista y ofrece unas prestaciones y consumos muy similares. El comportamiento del Clio es más notable que el del Lupo y alcanza una velocidad punta superior. En cuanto a equipamientos, a favor del Clio se inclina la balanza, porque dispone de elementos de serie como el ABS y las llantas de aleación –estas opciones cuestan en el Lupo 1.114 euros en total-.

Resulta un poco más barato que nuestro protagonista y ofrece un motor de igual potencia. El consumo es sensiblemente inferior al del Lupo y dispone de más espacio interior y maletero.

Comparte mecánica con nuestro protagonista y con el Seat Arosa –el motor también está disponible, por ejemplo, en el Audi A2-. La aceleración de 0 a 100 km/h es un tanto más lenta y los consumos son ligeramente superiores en el caso del Polo. En cuanto a equipamientos, el Polo incluye de serie los airbags laterales -no disponibles de serie para el Lupo-. El resto de elementos opcionales (sistema antibloqueo, el aire acondicionado, las llantas de aleación y los elevalunas eléctricos) son un poco más caros para el Polo.

El motor, como hemos comentado, lo comparte con nuestro protagonista. Sin embargo, el Arosa resulta un poco más barato y a cambio tiene, por ejemplo, sistema antibloqueo de frenos de serie, que en el Lupo es una opción que cuesta 751 euros e implica adaptar los frenos traseros de tambor al ABS. Las prestaciones para uno y otro coche son prácticamente las mismas y los consumos homologados, exactos.

El coche de la marca francesa dispone de un motor con menos caballos de potencia que ofrece menos prestaciones al C3 a cambio de mayor longitud –más maletero y más espacio interior- y unos consumos similares. El precio del Citroën es de unos 1.500 euros más y tampoco ofrece de serie el ABS –cuesta 450 euros-. Además, el C3 tiene 5 puertas y el Lupo sólo dispone de 3.

Equipa un motor de menor potencia que nuestro protagonista por un precio similar y mayor espacio. Tiene sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y dos airbags de serie. El comportamiento del Fiesta es muy aceptable en carretera y los consumos en todos los circuitos son similares a los de nuestro protagonista, algo que se inclina a favor del Lupo que desarrolla casi 20 CV más de potencia.

El recién aparecido Mazda comparte propulsor con el Citroën C3, con el Ford Fiesta y con el Peugeot 206. Este coche dispone de mayor equipamiento de serie que el Lupo. En cuanto a precio, también este Mazda2 es más caro, pero también ofrece más espacio interior y más capacidad en el maletero.

Cuesta más de 1.000 euros más que el Lupo y dispone de un motor –que comparte con C3, Mazda2 y Fiesta- con menos potencia. La baza importante del coche de origen francés frente a nuestro Lupo es el espacio interior y el maletero de que dispone. El motor consume prácticamente lo mismo que el de nuestro protagonista, pero ofrece peores prestaciones.

Tiene mayor potencia oficial que el Lupo, aunque en la práctica ambos coches disponen de la misma. Resulta más caro que el nuestro protagonista y ofrece unas prestaciones y consumos muy similares. El comportamiento del Clio es más notable que el del Lupo y alcanza una velocidad punta superior. En cuanto a equipamientos, a favor del Clio se inclina la balanza, porque dispone de elementos de serie como el ABS y las llantas de aleación –estas opciones cuestan en el Lupo 1.114 euros en total-.

Resulta un poco más barato que nuestro protagonista y ofrece un motor de igual potencia. El consumo es sensiblemente inferior al del Lupo y dispone de más espacio interior y maletero.

Comparte mecánica con nuestro protagonista y con el Seat Arosa –el motor también está disponible, por ejemplo, en el Audi A2-. La aceleración de 0 a 100 km/h es un tanto más lenta y los consumos son ligeramente superiores en el caso del Polo. En cuanto a equipamientos, el Polo incluye de serie los airbags laterales -no disponibles de serie para el Lupo-. El resto de elementos opcionales (sistema antibloqueo, el aire acondicionado, las llantas de aleación y los elevalunas eléctricos) son un poco más caros para el Polo.

El motor, como hemos comentado, lo comparte con nuestro protagonista. Sin embargo, el Arosa resulta un poco más barato y a cambio tiene, por ejemplo, sistema antibloqueo de frenos de serie, que en el Lupo es una opción que cuesta 751 euros e implica adaptar los frenos traseros de tambor al ABS. Las prestaciones para uno y otro coche son prácticamente las mismas y los consumos homologados, exactos.

El coche de la marca francesa dispone de un motor con menos caballos de potencia que ofrece menos prestaciones al C3 a cambio de mayor longitud –más maletero y más espacio interior- y unos consumos similares. El precio del Citroën es de unos 1.500 euros más y tampoco ofrece de serie el ABS –cuesta 450 euros-. Además, el C3 tiene 5 puertas y el Lupo sólo dispone de 3.

Equipa un motor de menor potencia que nuestro protagonista por un precio similar y mayor espacio. Tiene sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y dos airbags de serie. El comportamiento del Fiesta es muy aceptable en carretera y los consumos en todos los circuitos son similares a los de nuestro protagonista, algo que se inclina a favor del Lupo que desarrolla casi 20 CV más de potencia.

El recién aparecido Mazda comparte propulsor con el Citroën C3, con el Ford Fiesta y con el Peugeot 206. Este coche dispone de mayor equipamiento de serie que el Lupo. En cuanto a precio, también este Mazda2 es más caro, pero también ofrece más espacio interior y más capacidad en el maletero.

Cuesta más de 1.000 euros más que el Lupo y dispone de un motor –que comparte con C3, Mazda2 y Fiesta- con menos potencia. La baza importante del coche de origen francés frente a nuestro Lupo es el espacio interior y el maletero de que dispone. El motor consume prácticamente lo mismo que el de nuestro protagonista, pero ofrece peores prestaciones.

Tiene mayor potencia oficial que el Lupo, aunque en la práctica ambos coches disponen de la misma. Resulta más caro que el nuestro protagonista y ofrece unas prestaciones y consumos muy similares. El comportamiento del Clio es más notable que el del Lupo y alcanza una velocidad punta superior. En cuanto a equipamientos, a favor del Clio se inclina la balanza, porque dispone de elementos de serie como el ABS y las llantas de aleación –estas opciones cuestan en el Lupo 1.114 euros en total-.

Resulta un poco más barato que nuestro protagonista y ofrece un motor de igual potencia. El consumo es sensiblemente inferior al del Lupo y dispone de más espacio interior y maletero.

Comparte mecánica con nuestro protagonista y con el Seat Arosa –el motor también está disponible, por ejemplo, en el Audi A2-. La aceleración de 0 a 100 km/h es un tanto más lenta y los consumos son ligeramente superiores en el caso del Polo. En cuanto a equipamientos, el Polo incluye de serie los airbags laterales -no disponibles de serie para el Lupo-. El resto de elementos opcionales (sistema antibloqueo, el aire acondicionado, las llantas de aleación y los elevalunas eléctricos) son un poco más caros para el Polo.

El motor, como hemos comentado, lo comparte con nuestro protagonista. Sin embargo, el Arosa resulta un poco más barato y a cambio tiene, por ejemplo, sistema antibloqueo de frenos de serie, que en el Lupo es una opción que cuesta 751 euros e implica adaptar los frenos traseros de tambor al ABS. Las prestaciones para uno y otro coche son prácticamente las mismas y los consumos homologados, exactos.

El coche de la marca francesa dispone de un motor con menos caballos de potencia que ofrece menos prestaciones al C3 a cambio de mayor longitud –más maletero y más espacio interior- y unos consumos similares. El precio del Citroën es de unos 1.500 euros más y tampoco ofrece de serie el ABS –cuesta 450 euros-. Además, el C3 tiene 5 puertas y el Lupo sólo dispone de 3.

Equipa un motor de menor potencia que nuestro protagonista por un precio similar y mayor espacio. Tiene sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y dos airbags de serie. El comportamiento del Fiesta es muy aceptable en carretera y los consumos en todos los circuitos son similares a los de nuestro protagonista, algo que se inclina a favor del Lupo que desarrolla casi 20 CV más de potencia.

El recién aparecido Mazda comparte propulsor con el Citroën C3, con el Ford Fiesta y con el Peugeot 206. Este coche dispone de mayor equipamiento de serie que el Lupo. En cuanto a precio, también este Mazda2 es más caro, pero también ofrece más espacio interior y más capacidad en el maletero.

Cuesta más de 1.000 euros más que el Lupo y dispone de un motor –que comparte con C3, Mazda2 y Fiesta- con menos potencia. La baza importante del coche de origen francés frente a nuestro Lupo es el espacio interior y el maletero de que dispone. El motor consume prácticamente lo mismo que el de nuestro protagonista, pero ofrece peores prestaciones.

Tiene mayor potencia oficial que el Lupo, aunque en la práctica ambos coches disponen de la misma. Resulta más caro que el nuestro protagonista y ofrece unas prestaciones y consumos muy similares. El comportamiento del Clio es más notable que el del Lupo y alcanza una velocidad punta superior. En cuanto a equipamientos, a favor del Clio se inclina la balanza, porque dispone de elementos de serie como el ABS y las llantas de aleación –estas opciones cuestan en el Lupo 1.114 euros en total-.

Resulta un poco más barato que nuestro protagonista y ofrece un motor de igual potencia. El consumo es sensiblemente inferior al del Lupo y dispone de más espacio interior y maletero.

Galería relacionada

Volkswagen Lupo 1.4 TDI

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...