Volkswagen Golf 2.0 TDI Sportline

Tras 29 años de andadura, el Volkswagen más vendido de todos los tiempos saluda a sus fieles con un nuevo exterior, una plataforma distinta, un interior mejorado y motores recién estrenados. Éstas van a ser sus armas para continuar cosechando éxitos y ganando admiradores: ellos han provocado que el Golf, con tres décadas a sus espaldas, nunca haya pasado por la categoría de “clásico”. Para muchos, este coche es “eterno”.
-
Volkswagen Golf  2.0 TDI Sportline

Estamos ante uno de los compactos que también despiertan pasiones gracias a su imagen deportiva. Como el Golf, cuenta con un motor de comportamiento agradable y bastante potente. Sin embargo, es más pequeño que el Volkswagen y su precio es superior al del modelo alemán. Aún se encarecerá más si queremos igualar el equipamiento: el ESP, por ejemplo, tiene un coste de 722 euros. Existe un acabado inferior con un menor importe (22.630 euros), pero, de nuevo, habrá que realizar un desembolso considerable para que el equipamiento sea similar.

Aún no ha llegado al mercado español la versión de 5 puertas, pero el A3 ya ha estrenado el motor TDI que equipa al Golf. Sin embargo, la versión más barata cuesta 2.200 euros más que el Golf; eso sí, su equipamiento es similar.

El precio del BMW es considerablemente superior al del Golf, aunque –siempre que el comprador pueda afrontrarlo- merece la pena contar con un equipamiento completo, acabados más que correctos y prestaciones que mejoran ligeramente las del Volkswagen. El talante deportivo del 320, incrementado gracias a su propulsión trasera y a una imagen dinámica (su carrocería es exclusivamente de tres puertas) enamorará a muchos.

En principio, el mejor argumento con el que cuenta el Almera frente al Golf (al que iguala en prestaciones) es su precio. Por 19.300 euros podremos hacernos con este Nissan, aunque el coste empezará a subir cuando sumemos el equipamiento opcional. Ofrece un comportamiento algo menos aplomado que el del modelo alemán, pues las suspensiones están comprometidas con la comodidad de los ocupantes. Eso sí, su comportamiento en autovías es intachable.

Aunque no puede presumir de aerodinámica (lo que repercute, lógicamente, en sus prestaciones), ni ofrece tanta potencia como el Golf, las formas del Mégane atraerán a más de uno. Su precio es asequible y, aunque su equipamiento no es tan completo como el del VW, puede solucionarse sin que el aumento de precio sea desorbitado.

Todo un deportivo “de raza” y por menos de 22.000 euros. Esto es lo que nos ofrece Seat como réplica al recién llegado Golf. Su imagen, algo gastada ya, juega en su contra, pero sus prestaciones superan a las del Volkswagen, por lo que podemos estar ante su rival más directo.

El Golf, de momento, tiene muchos factores a su favor para seguir contando con el mayor éxito entre los vehículos de su segmento. Sin embargo, le espera una dura lucha: a lo largo del año que viene llegará el nuevo Astra (con un motor Diesel de 150 CV) y el Mazda3 de gasóleo, con 136 CV. Habrá que ver la reacción del público y las armas que exhibe el Volkswagen para defenderse.

Estamos ante uno de los compactos que también despiertan pasiones gracias a su imagen deportiva. Como el Golf, cuenta con un motor de comportamiento agradable y bastante potente. Sin embargo, es más pequeño que el Volkswagen y su precio es superior al del modelo alemán. Aún se encarecerá más si queremos igualar el equipamiento: el ESP, por ejemplo, tiene un coste de 722 euros. Existe un acabado inferior con un menor importe (22.630 euros), pero, de nuevo, habrá que realizar un desembolso considerable para que el equipamiento sea similar.

Aún no ha llegado al mercado español la versión de 5 puertas, pero el A3 ya ha estrenado el motor TDI que equipa al Golf. Sin embargo, la versión más barata cuesta 2.200 euros más que el Golf; eso sí, su equipamiento es similar.

El precio del BMW es considerablemente superior al del Golf, aunque –siempre que el comprador pueda afrontrarlo- merece la pena contar con un equipamiento completo, acabados más que correctos y prestaciones que mejoran ligeramente las del Volkswagen. El talante deportivo del 320, incrementado gracias a su propulsión trasera y a una imagen dinámica (su carrocería es exclusivamente de tres puertas) enamorará a muchos.

En principio, el mejor argumento con el que cuenta el Almera frente al Golf (al que iguala en prestaciones) es su precio. Por 19.300 euros podremos hacernos con este Nissan, aunque el coste empezará a subir cuando sumemos el equipamiento opcional. Ofrece un comportamiento algo menos aplomado que el del modelo alemán, pues las suspensiones están comprometidas con la comodidad de los ocupantes. Eso sí, su comportamiento en autovías es intachable.

Aunque no puede presumir de aerodinámica (lo que repercute, lógicamente, en sus prestaciones), ni ofrece tanta potencia como el Golf, las formas del Mégane atraerán a más de uno. Su precio es asequible y, aunque su equipamiento no es tan completo como el del VW, puede solucionarse sin que el aumento de precio sea desorbitado.

Todo un deportivo “de raza” y por menos de 22.000 euros. Esto es lo que nos ofrece Seat como réplica al recién llegado Golf. Su imagen, algo gastada ya, juega en su contra, pero sus prestaciones superan a las del Volkswagen, por lo que podemos estar ante su rival más directo.

El Golf, de momento, tiene muchos factores a su favor para seguir contando con el mayor éxito entre los vehículos de su segmento. Sin embargo, le espera una dura lucha: a lo largo del año que viene llegará el nuevo Astra (con un motor Diesel de 150 CV) y el Mazda3 de gasóleo, con 136 CV. Habrá que ver la reacción del público y las armas que exhibe el Volkswagen para defenderse.

Estamos ante uno de los compactos que también despiertan pasiones gracias a su imagen deportiva. Como el Golf, cuenta con un motor de comportamiento agradable y bastante potente. Sin embargo, es más pequeño que el Volkswagen y su precio es superior al del modelo alemán. Aún se encarecerá más si queremos igualar el equipamiento: el ESP, por ejemplo, tiene un coste de 722 euros. Existe un acabado inferior con un menor importe (22.630 euros), pero, de nuevo, habrá que realizar un desembolso considerable para que el equipamiento sea similar.

Aún no ha llegado al mercado español la versión de 5 puertas, pero el A3 ya ha estrenado el motor TDI que equipa al Golf. Sin embargo, la versión más barata cuesta 2.200 euros más que el Golf; eso sí, su equipamiento es similar.

El precio del BMW es considerablemente superior al del Golf, aunque –siempre que el comprador pueda afrontrarlo- merece la pena contar con un equipamiento completo, acabados más que correctos y prestaciones que mejoran ligeramente las del Volkswagen. El talante deportivo del 320, incrementado gracias a su propulsión trasera y a una imagen dinámica (su carrocería es exclusivamente de tres puertas) enamorará a muchos.

En principio, el mejor argumento con el que cuenta el Almera frente al Golf (al que iguala en prestaciones) es su precio. Por 19.300 euros podremos hacernos con este Nissan, aunque el coste empezará a subir cuando sumemos el equipamiento opcional. Ofrece un comportamiento algo menos aplomado que el del modelo alemán, pues las suspensiones están comprometidas con la comodidad de los ocupantes. Eso sí, su comportamiento en autovías es intachable.

Aunque no puede presumir de aerodinámica (lo que repercute, lógicamente, en sus prestaciones), ni ofrece tanta potencia como el Golf, las formas del Mégane atraerán a más de uno. Su precio es asequible y, aunque su equipamiento no es tan completo como el del VW, puede solucionarse sin que el aumento de precio sea desorbitado.

Todo un deportivo “de raza” y por menos de 22.000 euros. Esto es lo que nos ofrece Seat como réplica al recién llegado Golf. Su imagen, algo gastada ya, juega en su contra, pero sus prestaciones superan a las del Volkswagen, por lo que podemos estar ante su rival más directo.

El Golf, de momento, tiene muchos factores a su favor para seguir contando con el mayor éxito entre los vehículos de su segmento. Sin embargo, le espera una dura lucha: a lo largo del año que viene llegará el nuevo Astra (con un motor Diesel de 150 CV) y el Mazda3 de gasóleo, con 136 CV. Habrá que ver la reacción del público y las armas que exhibe el Volkswagen para defenderse.

Estamos ante uno de los compactos que también despiertan pasiones gracias a su imagen deportiva. Como el Golf, cuenta con un motor de comportamiento agradable y bastante potente. Sin embargo, es más pequeño que el Volkswagen y su precio es superior al del modelo alemán. Aún se encarecerá más si queremos igualar el equipamiento: el ESP, por ejemplo, tiene un coste de 722 euros. Existe un acabado inferior con un menor importe (22.630 euros), pero, de nuevo, habrá que realizar un desembolso considerable para que el equipamiento sea similar.

Aún no ha llegado al mercado español la versión de 5 puertas, pero el A3 ya ha estrenado el motor TDI que equipa al Golf. Sin embargo, la versión más barata cuesta 2.200 euros más que el Golf; eso sí, su equipamiento es similar.

El precio del BMW es considerablemente superior al del Golf, aunque –siempre que el comprador pueda afrontrarlo- merece la pena contar con un equipamiento completo, acabados más que correctos y prestaciones que mejoran ligeramente las del Volkswagen. El talante deportivo del 320, incrementado gracias a su propulsión trasera y a una imagen dinámica (su carrocería es exclusivamente de tres puertas) enamorará a muchos.

En principio, el mejor argumento con el que cuenta el Almera frente al Golf (al que iguala en prestaciones) es su precio. Por 19.300 euros podremos hacernos con este Nissan, aunque el coste empezará a subir cuando sumemos el equipamiento opcional. Ofrece un comportamiento algo menos aplomado que el del modelo alemán, pues las suspensiones están comprometidas con la comodidad de los ocupantes. Eso sí, su comportamiento en autovías es intachable.

Aunque no puede presumir de aerodinámica (lo que repercute, lógicamente, en sus prestaciones), ni ofrece tanta potencia como el Golf, las formas del Mégane atraerán a más de uno. Su precio es asequible y, aunque su equipamiento no es tan completo como el del VW, puede solucionarse sin que el aumento de precio sea desorbitado.

Todo un deportivo “de raza” y por menos de 22.000 euros. Esto es lo que nos ofrece Seat como réplica al recién llegado Golf. Su imagen, algo gastada ya, juega en su contra, pero sus prestaciones superan a las del Volkswagen, por lo que podemos estar ante su rival más directo.

El Golf, de momento, tiene muchos factores a su favor para seguir contando con el mayor éxito entre los vehículos de su segmento. Sin embargo, le espera una dura lucha: a lo largo del año que viene llegará el nuevo Astra (con un motor Diesel de 150 CV) y el Mazda3 de gasóleo, con 136 CV. Habrá que ver la reacción del público y las armas que exhibe el Volkswagen para defenderse.

Estamos ante uno de los compactos que también despiertan pasiones gracias a su imagen deportiva. Como el Golf, cuenta con un motor de comportamiento agradable y bastante potente. Sin embargo, es más pequeño que el Volkswagen y su precio es superior al del modelo alemán. Aún se encarecerá más si queremos igualar el equipamiento: el ESP, por ejemplo, tiene un coste de 722 euros. Existe un acabado inferior con un menor importe (22.630 euros), pero, de nuevo, habrá que realizar un desembolso considerable para que el equipamiento sea similar.

Aún no ha llegado al mercado español la versión de 5 puertas, pero el A3 ya ha estrenado el motor TDI que equipa al Golf. Sin embargo, la versión más barata cuesta 2.200 euros más que el Golf; eso sí, su equipamiento es similar.

El precio del BMW es considerablemente superior al del Golf, aunque –siempre que el comprador pueda afrontrarlo- merece la pena contar con un equipamiento completo, acabados más que correctos y prestaciones que mejoran ligeramente las del Volkswagen. El talante deportivo del 320, incrementado gracias a su propulsión trasera y a una imagen dinámica (su carrocería es exclusivamente de tres puertas) enamorará a muchos.

En principio, el mejor argumento con el que cuenta el Almera frente al Golf (al que iguala en prestaciones) es su precio. Por 19.300 euros podremos hacernos con este Nissan, aunque el coste empezará a subir cuando sumemos el equipamiento opcional. Ofrece un comportamiento algo menos aplomado que el del modelo alemán, pues las suspensiones están comprometidas con la comodidad de los ocupantes. Eso sí, su comportamiento en autovías es intachable.

Aunque no puede presumir de aerodinámica (lo que repercute, lógicamente, en sus prestaciones), ni ofrece tanta potencia como el Golf, las formas del Mégane atraerán a más de uno. Su precio es asequible y, aunque su equipamiento no es tan completo como el del VW, puede solucionarse sin que el aumento de precio sea desorbitado.

Todo un deportivo “de raza” y por menos de 22.000 euros. Esto es lo que nos ofrece Seat como réplica al recién llegado Golf. Su imagen, algo gastada ya, juega en su contra, pero sus prestaciones superan a las del Volkswagen, por lo que podemos estar ante su rival más directo.

El Golf, de momento, tiene muchos factores a su favor para seguir contando con el mayor éxito entre los vehículos de su segmento. Sin embargo, le espera una dura lucha: a lo largo del año que viene llegará el nuevo Astra (con un motor Diesel de 150 CV) y el Mazda3 de gasóleo, con 136 CV. Habrá que ver la reacción del público y las armas que exhibe el Volkswagen para defenderse.

Estamos ante uno de los compactos que también despiertan pasiones gracias a su imagen deportiva. Como el Golf, cuenta con un motor de comportamiento agradable y bastante potente. Sin embargo, es más pequeño que el Volkswagen y su precio es superior al del modelo alemán. Aún se encarecerá más si queremos igualar el equipamiento: el ESP, por ejemplo, tiene un coste de 722 euros. Existe un acabado inferior con un menor importe (22.630 euros), pero, de nuevo, habrá que realizar un desembolso considerable para que el equipamiento sea similar.

Aún no ha llegado al mercado español la versión de 5 puertas, pero el A3 ya ha estrenado el motor TDI que equipa al Golf. Sin embargo, la versión más barata cuesta 2.200 euros más que el Golf; eso sí, su equipamiento es similar.

El precio del BMW es considerablemente superior al del Golf, aunque –siempre que el comprador pueda afrontrarlo- merece la pena contar con un equipamiento completo, acabados más que correctos y prestaciones que mejoran ligeramente las del Volkswagen. El talante deportivo del 320, incrementado gracias a su propulsión trasera y a una imagen dinámica (su carrocería es exclusivamente de tres puertas) enamorará a muchos.

En principio, el mejor argumento con el que cuenta el Almera frente al Golf (al que iguala en prestaciones) es su precio. Por 19.300 euros podremos hacernos con este Nissan, aunque el coste empezará a subir cuando sumemos el equipamiento opcional. Ofrece un comportamiento algo menos aplomado que el del modelo alemán, pues las suspensiones están comprometidas con la comodidad de los ocupantes. Eso sí, su comportamiento en autovías es intachable.

Aunque no puede presumir de aerodinámica (lo que repercute, lógicamente, en sus prestaciones), ni ofrece tanta potencia como el Golf, las formas del Mégane atraerán a más de uno. Su precio es asequible y, aunque su equipamiento no es tan completo como el del VW, puede solucionarse sin que el aumento de precio sea desorbitado.

Todo un deportivo “de raza” y por menos de 22.000 euros. Esto es lo que nos ofrece Seat como réplica al recién llegado Golf. Su imagen, algo gastada ya, juega en su contra, pero sus prestaciones superan a las del Volkswagen, por lo que podemos estar ante su rival más directo.

El Golf, de momento, tiene muchos factores a su favor para seguir contando con el mayor éxito entre los vehículos de su segmento. Sin embargo, le espera una dura lucha: a lo largo del año que viene llegará el nuevo Astra (con un motor Diesel de 150 CV) y el Mazda3 de gasóleo, con 136 CV. Habrá que ver la reacción del público y las armas que exhibe el Volkswagen para defenderse.

Estamos ante uno de los compactos que también despiertan pasiones gracias a su imagen deportiva. Como el Golf, cuenta con un motor de comportamiento agradable y bastante potente. Sin embargo, es más pequeño que el Volkswagen y su precio es superior al del modelo alemán. Aún se encarecerá más si queremos igualar el equipamiento: el ESP, por ejemplo, tiene un coste de 722 euros. Existe un acabado inferior con un menor importe (22.630 euros), pero, de nuevo, habrá que realizar un desembolso considerable para que el equipamiento sea similar.

Aún no ha llegado al mercado español la versión de 5 puertas, pero el A3 ya ha estrenado el motor TDI que equipa al Golf. Sin embargo, la versión más barata cuesta 2.200 euros más que el Golf; eso sí, su equipamiento es similar.

El precio del BMW es considerablemente superior al del Golf, aunque –siempre que el comprador pueda afrontrarlo- merece la pena contar con un equipamiento completo, acabados más que correctos y prestaciones que mejoran ligeramente las del Volkswagen. El talante deportivo del 320, incrementado gracias a su propulsión trasera y a una imagen dinámica (su carrocería es exclusivamente de tres puertas) enamorará a muchos.

En principio, el mejor argumento con el que cuenta el Almera frente al Golf (al que iguala en prestaciones) es su precio. Por 19.300 euros podremos hacernos con este Nissan, aunque el coste empezará a subir cuando sumemos el equipamiento opcional. Ofrece un comportamiento algo menos aplomado que el del modelo alemán, pues las suspensiones están comprometidas con la comodidad de los ocupantes. Eso sí, su comportamiento en autovías es intachable.

Aunque no puede presumir de aerodinámica (lo que repercute, lógicamente, en sus prestaciones), ni ofrece tanta potencia como el Golf, las formas del Mégane atraerán a más de uno. Su precio es asequible y, aunque su equipamiento no es tan completo como el del VW, puede solucionarse sin que el aumento de precio sea desorbitado.

Todo un deportivo “de raza” y por menos de 22.000 euros. Esto es lo que nos ofrece Seat como réplica al recién llegado Golf. Su imagen, algo gastada ya, juega en su contra, pero sus prestaciones superan a las del Volkswagen, por lo que podemos estar ante su rival más directo.

El Golf, de momento, tiene muchos factores a su favor para seguir contando con el mayor éxito entre los vehículos de su segmento. Sin embargo, le espera una dura lucha: a lo largo del año que viene llegará el nuevo Astra (con un motor Diesel de 150 CV) y el Mazda3 de gasóleo, con 136 CV. Habrá que ver la reacción del público y las armas que exhibe el Volkswagen para defenderse.

Galería relacionada

Volkswagen Golf 2.0 TDI

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...