Volkswagen EOS 2.0 TFSI

La marca alemana se apunta a la moda de los coupé cabriolet con un producto muy interesante, moderno y refinado, en la línea de las últimas creaciones de la categoría. El EOS no sólo es cabrio y coupé; además, su techo de cristal puede abrirse en compás o desplazarse hacia atrás sin necesidad de plegar el conjunto. Con el motor turboalimentado, el 2.0 TFSI de 200 CV, conducirlo abierto o cerrado es un verdadero placer.
-
Volkswagen EOS 2.0 TFSI
Volkswagen EOS 2.0 TFSI
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 

    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=49694&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Volkswagen EOS

El Eos inicia su andadura comercial en España con los dos motores de gasolina de dos litros de capacidad, de inyección directa, en sus variantes atmosférica y turboalimentada, con potencias de 150 y 200 CV respectivamente. Hemos tenido oportunidad de probar esta última, ya conocida del Golf GTI y del Audi A3 Sportback, que rinde una potencia oficial de 200 CV a 5.100 rpm y logra un par máximo de 28,5 mkg a 1.800 rpm. Nuestra unidad de pruebas nos ha obsequiado con 12 CV adicionales y 30,9 mkg en el banco de rodillos, aunque queda patente que hay una buena dosis de energía en todo el rango de utilización del motor (entrega más de 27 mkg entre 2.000 y 5.500 rpm).

Se trata de un motor muy progresivo y lineal, que empuja con contundencia al superar el umbral de las 2.000 revoluciones y se estira sin titubeos hasta superar la zona roja del cuentavueltas, que en este caso se encuentra pintada a 6.500 rpm. Está claro que aquí no se ha buscado un ambiente deportivo, sino cómodo, pues el sonido del motor es bastante más tenue que en el Golf GTI, mucho más amortiguado y menos penetrante.

Siempre hay respuesta a poco que pisemos el acelerador, aunque con un leve retardo del turbo al alcanzar presión de soplado. Es formidable la respuesta del propulsor a medio gas, que llega a convertir la energía en intentos de pérdidas de tracción sobre firmes con poca adherencia, apoyos poco sólidos o pavimentos muy deteriorados. El control de estabilidad debe actuar bastante, pues se enciende con insistencia el testigo del cuadro de instrumentos cuando practicamos una conducción a ritmos vivos en tramos sinuosos, pero sólo llega a cortar el encendido cuando sobrepasamos las leyes de la física.

Las cifras de consumo no resultan disparatadas si mantenemos cierta cautela, ya que los desarrollos del cambio, bien escalonados, permiten circular en 6ª con el motor a bajo régimen a una velocidad elevada (desarrollo en 6ª a 1.000 rpm de 42,45 km/h). Anuncia un consumo homologado de 11,2 litros/100 km en ciudad, 6,5 l/100 km en carretera y 8,2 l/100 km de promedio. Nosotros, en carretera, hemos logrado un consumo real de 8,3 litros/100 km, si bien, en conducción deportiva, el ordenador marcaba una media superior a dieciséis litros a los 100 km, una cifra desmesurada para los precios actuales del combustible.

Lógicamente, las prestaciones están en consonancia con el nivel de potencia del motor TFSI. (Si quieres ver el resultado de los ejercicios realizados, puedes pinchar en la pestaña “Nuestros Datos”, pero sirva de ejemplo que acelera de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y que logra alcanzar el kilómetro desde parado en 27,9 segundos, cifras de verdadero atleta. También los registros de adelantamiento y recuperación cumplen con buena nota (pasa de 80 a 120 km/h en 4ª en sólo 6,2 segundos, lo que permite realizar maniobras de adelantamiento con mucha seguridad).

Nos han sorprendido positivamente los frenos. No sólo ofrecen buena mordiente, ademáspermiten dosificar y modular la frenada con mucha facilidad y consiguen detener el vehículo en pocos metros, concretamente en 75,6 circulando a 140 km/h. Parte del éxito radica en la adherencia que proporcionan los neumáticos que equipa, en este caso unos generosos Bridgestone Potenza 235/45 ZR 17.

Con estos mimbres, no es de extrañar que el comportamiento del Eos sea muy bueno en cualquier tipo de recorrido. El chasis responde a las exigencias del propulsor, aunque una mayor firmeza de suspensiones mejoraría un poco el comportamiento en tramos sinuosos y apenas quitaría confort a los ocupantes, pues en curvas enlazadas se aprecia bastante la inercia en los cambios de apoyo y resta algo de confianza para atacar virajes con mayor decisión. Por el contrario, el filtrado que logran es extraordinario y apenas llegan vibraciones al interior cuando circulamos por un firme muy rizado. En vías rápidas se muestran muy cómodas y tratan con mimo a los ocupantes.

Incluso circulando deprisa, el Eos es fácil de conducir, muy predecible en las formas, sin malos modos, nos “avisa” con antelación de lo que va a ocurrir y, si llega el caso, se activan las contramedidas del control de estabilidad para que la situación no pase a mayores.

A diferencia de otros modelos de la marca, Volkswagen ha estructurado la gama sin niveles de terminación, exclusivamente por las motorizaciones. Eso sí, ofrece un estándar de equipamiento y permite personalizarlo al gusto de cada cliente con un amplio catálogo de accesorios. En el caso del TFSI se parte de un equipo que incluye llantas de aleación de 17 pulgadas, techo CSC con mecanismo de automatización eléctrico, grupos ópticos posteriores con tecnología LED, sistema de acceso a las plazas posteriores con memoria “Easy Entry”, airbags delanteros, laterales y de cabeza, faros antiniebla, sensor de presión de neumáticos, tren de rodaje deportivo (suspensión más firme y altura de carrocería rebajada 15 mm), control de estabilidad ESP, ABS con distribuidor electrónico de la fuerza de frenada y sistema de emergencia de protección en caso de vuelco, que activa dos dispositivos de seguridad de la parte posterior de los reposacabezas para proteger a los ocupantes.

En cuanto al confort, dispone de sistema de climatizador automático bizona, filtro antipolen, equipo de sonido, reproductor mp3 iPod nano de 4 Gb y sensor de ayuda al aparcamiento trasero. Si quieres ver el listado completo de equipamiento y los elementos opcionales, puedes pinchar en la pestaña “Equipamiento” de la parte superior. Gama Volkswagen Eos

¿Qué te parece la nueva apuesta de Volkswagen? ¿Lo ves caro? ¿En la línea de sus rivales? Opina en nuestros foros.

LO MEJOR
LO PEOR

* Comodidad
* Potencia
* Prestaciones

* Suspensión blanda
* Precio
* Consumo




<

p>

<

p>Y, si quieres saber cómo se comporta la versión 2.0 TDI de este coupé-cabrio, no tienes más que ir al kiosco y adquirir el último número de Autopista.

Galería relacionada

Volkswagen EOS 2.0 TFSI

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...