Volkswagen up! cuatro puertas

Con la región de Westfalia como escenario nos ponemos a los mandos del nuevo miembro de la familia Volkswagen up! La marca de Wolfsburgo ha vuelto ocupar un segmento abandonado tiempo atrás el Lupo y tiene intención de que sea una gama cuanto menos prolífica. Y lo cierto es que el up! saca buena nota, sobre todo con la versión de cuatro puertas que llegará en mayo de 2012 al mercado europeo partiendo de 10.145 euros.
-
Volkswagen up! cuatro puertas
Volkswagen up! cuatro puertas

Con la región de Westfalia como escenario nos ponemos a los mandos del nuevo miembro de la familia Volkswagen up! La marca de Wolfsburgo ha vuelto ocupar el segmento abandonado tiempo atrás por el Lupo y tiene intención que la gama up! sea, cuanto menos, prolífica. Prueba de ello es la llegada de la versión de cuatro puertas que estará disponible en mayo de 2012 en el mercado europeo partiendo de un precio de 10.145 euros.

Volkswagen estima que esta nueva variante, que acompaña por el momento a la de tres puertas en la familia up!, integrará el 70 por ciento de las ventas de este urbano. En ella se mantienen diversos aspectos de la versión de tres puertas, siendo la habitabilidad interior, el confort y la funcionalidad los más destacados. Donde gana enteros el cuatro puertas del up! es en la mejorada, y evidente, accesibilidad a las plazas traseras: cuando nos montamos en la parte de atrás, sorprende el amplio ángulo de apertura de las puertas traseras, gracias al sistema Easy Entry que está disponible de serie desde la variante más básica Move up!.

Al ponernos al volante del Volkswagen up!, comprobamos que cuatro ocupantes viajan relativamente cómodos, lo que se consigue gracias a una excelente relación entre longitud y batalla. Si lo comparamos con uno de sus rivales más directos, por ejemplo el Fiat 500, el Vokswagen up! saca mejor nota. Con unas dimensiones muy parejas al italiano -3.540 mm el up! y 3.546 mm el 500-, la batalla del Volkswagen up! es de 2.420 mm respecto a los 2,300 mm del estiloso modelo transalpino. Esos 120 mm adicionales se notan y se traducen en un espacio longitudinal de 1.009 mm para la zona delantera y 789 mm para la trasera, así como una altura notable que evita esa sensación claustrofóbica habitual en su categoría (993 mm para las plazas delanteras y 947 para las traseras). Hay que señalar que si bien Volkswagen decide apostar por la habitabilidad, la generosa altura tiene un contrapunto en lo que a visibilidad en la conducción se refiere: el techo muchas veces nos tapa lo que encontramos a nuestro paso, sobre todo las señales que se encuentran a cierta altura del suelo.

Al espacio interior se añade un maletero de 251 litros, que supera con creces los 185 litros del 500, gracias a su doble fondo y que pasa a ser de 951 litros si se abate la banqueta trasera. No hay que olvidar que estamos hablando de un coche urbano de poco más de 3,5 metros de longitud. Sus pequeñas dimensiones se aprovechan al máximo, añadiendo compartimentos portaobjetos en las puertas, bajo la consola central y, sobre todo, con la profunda guantera.

Las sensaciones de conducción del urbano alemán no son nada desdeñables. No nos engañemos, estamos ante un modelo cuyas pretensiones son principalmente urbanas y es en carretera abierta donde sus cualidades disminuyen. Esta carencia se acusa más en la versión equipada con el motor menos potente, el 1.0 de 60 CV, al que le cuesta coger brío principalmente en la transición a marchas altas. Pero hay que reconocer que para su entrega no se le da nada mal lo de circular por autopista y mucho menos a la variante de 75 CV: esos 15 CV adicionales se notan y mucho. Por el contrario, en su hábitat natural destaca su agilidad y rapidez de respuesta gracias tanto a sus reducidas dimensiones como a sus menos de 1.000 kilos y al propulsor de tres cilindros alimentado por gasolina. Esta mecánica se asocia de serie a un cambio manual de cinco velocidades, aunque en julio se ofrecerá la posibilidad de optar por el cambio automático, también de cinco relaciones.

Sus cualidades dinámicas se apoyan en sistemas de seguridad como es el sistema de Control de Estabilidad Electrónico ESP, además del ABS. No obstante, la joya de la corona es el City Emergency Break o asistencia a la frenada de emergencia, que puede sumarse de manera opcional en los diferentes acabados de la gama (junto a los airbag de conductor y acompañante) por 420 euros adicionales. A velocidades de entre 5 y 30 km/h el up! frena de forma automática al encontrarse con un obstáculo, un dispositivo similar al que ya equipan marcas como la escandinava Volvo.

En un modelo de concepción urbana la preocupación medioambiental está obligada a estar presente. Los propulsores de tres cilindros del up!, con un depósito de 35 litros ofrecen sobre el papel una autonomía de hasta 833 kilómetros, dependiendo de la versión mecánica. En el caso del 1.0 de 60 CV, el consumo en ciclo combinado es de 4,2 l/100 km, mientras que en el de 75 CV se cifra en 4,7 l/100 km. Números que serán aún menores si se incluye el sistema opcional de parada y arranque Start/Stop. En lo que a emisiones se refiere, éstas se fijan en 97 y 108 g/km de CO2, respectivamente.

Al igual que ocurre con el tres puertas, el Volkswagen up! de cinco puertas estará disponible en tres niveles de equipamiento: Move up!, High up! y el más alto de gama Black & White up!. En Alemania tuvimos la ocasión de probar la variante High up! y la Black & White.

Hay diversos elementos que distinguen al nuevo urbano de la marca germana: diseño y funcionalidad van de la mano. Los asientos delanteros, que imitan la configuración de los baquets de competición con el reposacabezas integrado en una sola pieza, pueden ajustarse, en el caso del conductor, tanto en altura como en cercanía al volante. De esta manera, independientemente de la altura de quien se pone a sus mandos –siempre dentro de los estándares medios- se asegura una conducción confortable y segura. Los milagros no existen: cuando hablamos de un coche con una batalla de 2.420 mm, si el que conduce mide 1,80 metros, el espacio que le queda al ocupante tras su asiento es muy reducido: ideal para un niño, sí, pero no para un adulto.

Regresando al diseño, también destacan los cuidados acabados del up! Principalmente en el más alto de gama B&W up! que suma de serie llantas de aleación ligera de 16 pulgadas, carcasa cromada para los retrovisores, luneta trasera y laterales traseras oscurecidas y parachoques en el color de la carrocería. En el habitáculo, también se distingue de los dos acabados inferiores, no sólo por detalles estéticos como el ribete en diferente color de los asientos delanteros, sino por añadidos en el equipamiento, como es el caso del sistema de navegación e información portátil Maps & More.

Move up! 1.0 60 CV: 10.145 euros.
Move up! 1.0 75 CV: 10.725 euros.

High up! 1.0 60 CV: 11.215 euros.
High up! 1.0 75 CV: 11.785 euros.

B&W up! 1.0 60 CV: 12.255 euros.
B&W up! 1.0 75 CV: 12.835 euros.

(*)La ficha técnica asociada pertenece Volkswagen up! tres puertas ya que no varían ni prestaciones, ni dimensiones exteriores interiores respecto al modelo de cuatro puertas.

Con la región de Westfalia como escenario nos ponemos a los mandos del nuevo miembro de la familia Volkswagen up! La marca de Wolfsburgo ha vuelto ocupar el segmento abandonado tiempo atrás por el Lupo y tiene intención que la gama up! sea, cuanto menos, prolífica. Prueba de ello es la llegada de la versión de cuatro puertas que estará disponible en mayo de 2012 en el mercado europeo partiendo de un precio de 10.145 euros.

Volkswagen estima que esta nueva variante, que acompaña por el momento a la de tres puertas en la familia up!, integrará el 70 por ciento de las ventas de este urbano. En ella se mantienen diversos aspectos de la versión de tres puertas, siendo la habitabilidad interior, el confort y la funcionalidad los más destacados. Donde gana enteros el cuatro puertas del up! es en la mejorada, y evidente, accesibilidad a las plazas traseras: cuando nos montamos en la parte de atrás, sorprende el amplio ángulo de apertura de las puertas traseras, gracias al sistema Easy Entry que está disponible de serie desde la variante más básica Move up!.

Al ponernos al volante del Volkswagen up!, comprobamos que cuatro ocupantes viajan relativamente cómodos, lo que se consigue gracias a una excelente relación entre longitud y batalla. Si lo comparamos con uno de sus rivales más directos, por ejemplo el Fiat 500, el Vokswagen up! saca mejor nota. Con unas dimensiones muy parejas al italiano -3.540 mm el up! y 3.546 mm el 500-, la batalla del Volkswagen up! es de 2.420 mm respecto a los 2,300 mm del estiloso modelo transalpino. Esos 120 mm adicionales se notan y se traducen en un espacio longitudinal de 1.009 mm para la zona delantera y 789 mm para la trasera, así como una altura notable que evita esa sensación claustrofóbica habitual en su categoría (993 mm para las plazas delanteras y 947 para las traseras). Hay que señalar que si bien Volkswagen decide apostar por la habitabilidad, la generosa altura tiene un contrapunto en lo que a visibilidad en la conducción se refiere: el techo muchas veces nos tapa lo que encontramos a nuestro paso, sobre todo las señales que se encuentran a cierta altura del suelo.

Al espacio interior se añade un maletero de 251 litros, que supera con creces los 185 litros del 500, gracias a su doble fondo y que pasa a ser de 951 litros si se abate la banqueta trasera. No hay que olvidar que estamos hablando de un coche urbano de poco más de 3,5 metros de longitud. Sus pequeñas dimensiones se aprovechan al máximo, añadiendo compartimentos portaobjetos en las puertas, bajo la consola central y, sobre todo, con la profunda guantera.

Las sensaciones de conducción del urbano alemán no son nada desdeñables. No nos engañemos, estamos ante un modelo cuyas pretensiones son principalmente urbanas y es en carretera abierta donde sus cualidades disminuyen. Esta carencia se acusa más en la versión equipada con el motor menos potente, el 1.0 de 60 CV, al que le cuesta coger brío principalmente en la transición a marchas altas. Pero hay que reconocer que para su entrega no se le da nada mal lo de circular por autopista y mucho menos a la variante de 75 CV: esos 15 CV adicionales se notan y mucho. Por el contrario, en su hábitat natural destaca su agilidad y rapidez de respuesta gracias tanto a sus reducidas dimensiones como a sus menos de 1.000 kilos y al propulsor de tres cilindros alimentado por gasolina. Esta mecánica se asocia de serie a un cambio manual de cinco velocidades, aunque en julio se ofrecerá la posibilidad de optar por el cambio automático, también de cinco relaciones.

Sus cualidades dinámicas se apoyan en sistemas de seguridad como es el sistema de Control de Estabilidad Electrónico ESP, además del ABS. No obstante, la joya de la corona es el City Emergency Break o asistencia a la frenada de emergencia, que puede sumarse de manera opcional en los diferentes acabados de la gama (junto a los airbag de conductor y acompañante) por 420 euros adicionales. A velocidades de entre 5 y 30 km/h el up! frena de forma automática al encontrarse con un obstáculo, un dispositivo similar al que ya equipan marcas como la escandinava Volvo.

En un modelo de concepción urbana la preocupación medioambiental está obligada a estar presente. Los propulsores de tres cilindros del up!, con un depósito de 35 litros ofrecen sobre el papel una autonomía de hasta 833 kilómetros, dependiendo de la versión mecánica. En el caso del 1.0 de 60 CV, el consumo en ciclo combinado es de 4,2 l/100 km, mientras que en el de 75 CV se cifra en 4,7 l/100 km. Números que serán aún menores si se incluye el sistema opcional de parada y arranque Start/Stop. En lo que a emisiones se refiere, éstas se fijan en 97 y 108 g/km de CO2, respectivamente.

Al igual que ocurre con el tres puertas, el Volkswagen up! de cinco puertas estará disponible en tres niveles de equipamiento: Move up!, High up! y el más alto de gama Black & White up!. En Alemania tuvimos la ocasión de probar la variante High up! y la Black & White.

Hay diversos elementos que distinguen al nuevo urbano de la marca germana: diseño y funcionalidad van de la mano. Los asientos delanteros, que imitan la configuración de los baquets de competición con el reposacabezas integrado en una sola pieza, pueden ajustarse, en el caso del conductor, tanto en altura como en cercanía al volante. De esta manera, independientemente de la altura de quien se pone a sus mandos –siempre dentro de los estándares medios- se asegura una conducción confortable y segura. Los milagros no existen: cuando hablamos de un coche con una batalla de 2.420 mm, si el que conduce mide 1,80 metros, el espacio que le queda al ocupante tras su asiento es muy reducido: ideal para un niño, sí, pero no para un adulto.

Regresando al diseño, también destacan los cuidados acabados del up! Principalmente en el más alto de gama B&W up! que suma de serie llantas de aleación ligera de 16 pulgadas, carcasa cromada para los retrovisores, luneta trasera y laterales traseras oscurecidas y parachoques en el color de la carrocería. En el habitáculo, también se distingue de los dos acabados inferiores, no sólo por detalles estéticos como el ribete en diferente color de los asientos delanteros, sino por añadidos en el equipamiento, como es el caso del sistema de navegación e información portátil Maps & More.

Move up! 1.0 60 CV: 10.145 euros.
Move up! 1.0 75 CV: 10.725 euros.

High up! 1.0 60 CV: 11.215 euros.
High up! 1.0 75 CV: 11.785 euros.

B&W up! 1.0 60 CV: 12.255 euros.
B&W up! 1.0 75 CV: 12.835 euros.

(*)La ficha técnica asociada pertenece Volkswagen up! tres puertas ya que no varían ni prestaciones, ni dimensiones exteriores interiores respecto al modelo de cuatro puertas.

Galería relacionada

Volkswagen up! cuatro puertas

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...