Volkswagen Touareg 2018: probamos la tercera generación del gran SUV

La tercera generación del Volkswagen Touareg se renueva por completo con notorios cambios en tecnología y conectividad. Antes del estreno oficial de este gran SUV, ya hemos podido probarlo y estas son nuestras primeras impresiones y análisis.
Miguel García-Vidal / Fotos: MPIB y Schulte -
Volkswagen Touareg 2018: probamos la tercera generación del gran SUV
Volkswagen Touareg 2018: probamos la tercera generación del gran SUV

La tercera generación del buque insignia de Volkswagen, el SUV grande del segmento E, el Touareg, llama a la puerta. Ya hemos podido conducirlo, aún en fase preserie, camuflado para no distinguir completamente sus formas que fielmente reproduce nuestro ilustrador Schulte, así como conocer algunos de sus principales detalles técnicos. Justo unos días antes de su puesta de largo en Pekín, donde se llevará a cabo su presentación estática en uno de los mercados más importantes para este modelo, para poder volver a ponernos a sus mandos en mayo, ya sobre las versiones definitivas de producción, nuevamente en las carreteras del Viejo Continente, antes de que irrumpa la segunda quincena de junio en los concesionarios.

Publicidad

VW Touareg 2018Como ya sucediese en su primera entrega, que debutó en 2003, y la segunda, alumbrada en 2010, el VW Touareg 2018 comparte base técnica con la también tercera generación del Porsche Cayenne. Que, como el actual Audi Q7, emplea la plataforma MLB Evo del Grupo Volkswagen. Frente a su antecesor gana 8 cm de longitud, 4 cm de anchura y pierde 1 cm en altura, con unas dimensiones de 4,88 m por 1,98 m y 1,70 m. Su distancia entre ejes prácticamente no varía, ya que con 2,894 m apenas crece 1 mm. Sigue la máxima de construcción ligera, con empleo masivo de aluminio así como de acero conformado en caliente y frío para rebajar su peso total en 100 kg a igualdad de motor; puesto que en China se introducirá con un 2.0 TSI de cuatro cilindros que no está previsto comercializar en Europa.

Volkswagen Touareg 2018: gama de motores

En nuestro mercado la oferta mecánica inicial del VW Touareg 2018 estará confiada al 3.0 V6 TDI con potencias de 231 y 286 CV, frente a los 204 y 262 CV de su antecesor. En otoño aumentará la gama, en gasolina con el 3.0 V6 TSI de 340 CV y en Diesel con el 4.0 V8 TDI de 421 CV; que conocemos del Audi SQ7. Además, sin fecha definida de comercialización, habrá un híbrido enchufable con 367 CV. Todos los motores térmicos pertenecen a la última familia de propulsores modulares del Grupo Volkswagen, con numerosos componentes comunes entre ellos y el/los turbo/s emplazados en el interior de la V que forman los cilindros tanto para una mejor gestión térmica como para una mayor compacidad del conjunto, lo que permite optimizar el centro de gravedad al colocarlo sobre el vano motor.

VW Touareg 2018En nuestra primera toma de contacto con el VW Touareg 2018 hemos probado el 3.0 TDI de 286 CV, que sobresale por la casi total ausencia de vibraciones que transmite a sus mandos así como su suavidad pero enérgica respuesta, que incluso con cinco personas a bordo le permite acelerar en pocos metros por encima de 200 km/h con total facilidad y naturalidad. En trazados mixtos, con continuos cambios de ritmo durante nuestro recorrido, hemos leído en el ordenador de a bordo un consumo medio alrededor de 10 l/100 km y que en un corto tramo de autopista a 120 km/h logramos situar bastante por debajo de los 7 l/100 km a tope de carga. Un gran dato para las dos toneladas de peso de las unidades probadas con abundante equipamiento opcional.

Para el cambio se ha optado por la caja automática de 8 velocidades por convertidor de par ZF 8HP90 en lugar de la Aisin TR-80SD de su antecesor. Un cambio que, una vez más, nos encandila por su celeridad en las transiciones entre el paso de una marcha a otra junto a una proverbial suavidad, con un límite de par máximo de 1.000 Nm. Además, estrena palanca de cambios «Shift by Wire», de cómodo manejo gracias a sus cortos recorridos y que integra nuevas funciones, como la selección automática de la «P» que bloquea el cambio al apagar el motor. La tracción total permanente 4Motion cuenta con un diferencial central autoblocante y puede desviar hasta el 70 por ciento del par al tren delantero y el 80 al trasero. Puede remolcar hasta 3,5 toneladas y, por primera vez, puede contar con el asistente para maniobras con remolque (Trailer Assist) que al ir marcha atrás permite regular la trayectoria a través del mando de los espejos a modo de joystick mientras el conductor sólo maneja los pedales.

Publicidad

Volkswagen Touareg 2018, excelso confort de marcha

El apartado dinámico es uno en los que el nuevo Touareg experimenta mayor avance, aunque para ello haya que recurrir a su extensísimo equipamiento opcional. Con amortiguación neumática con regulación electrónica, compensación activa del balanceo de la carrocería gracias a unas estabilizadoras electromecánicas, ruedas traseras directrices y mucho aluminio para el material no suspendido de los trenes rodantes. La suspensión neumática permite distintos ajustes y alturas, aunque no se puede bloquear en un punto como antes. En campo aumenta su altura 25 mm, 70 para pasos complicados a baja velocidad, mientras en carretera a partir de 120 km/h la reduce entre 25 y 35 mm para mejorar aerodinámica y comportamiento. Además, existe un nivel de carga que reduce su altura 50 mm para facilitar el acomodo de bultos pesados en el maletero; que aumenta su capacidad según cifras oficiales de 697 a 810 l, con las banquetas en su posición más adelantada y los respaldos a su posición vertical.

VW Touareg 2018El confort que proporciona resulta soberbio, también es sorprendente como vira completamente plano al afrontar las curvas, incluso sobre carreteras muy rotas y retorcidas, al tiempo que al circular por campo las mismas estabilizadoras que causan este efecto se desacoplan para copiar mejor las irregularidades del terreno potenciando su tracción. Algo similar sucede con la dirección del eje trasero, que hasta 50 km/h —80 km/h en el Porsche Cayenne— gira en sentido opuesto a las delanteras para aumentar su agilidad y maniobrabilidad (reduce en un metro su diámetro de giro, con 12,2 m) mientras a partir de esa velocidad lo hace en el mismo sentido con un alargamiento virtual de la batalla y, por lo tanto, reacciones más seguras en los cambios de dirección o esquivas a alta velocidad. El confort de marcha que proporciona el conjunto resulta magistral, unido a una excelente calidad de rodadura y reducidísima rumorosidad —incluso en la segunda unidad probada, sin las opcionales ventanas laterales laminadas—, pero el tacto que proporciona se siente algo artificial. Habrá que ver cómo se comportan las unidades de producción, pues éstas en algunos elementos no contaban con el software definitivo, momento en el que también podremos comprobar la diferencia entre las de suspensión de muelles, sin estabilizadoras activas y sólo con dirección en el eje delantero para poder emitir un juicio con mayor fundamento.

Desde el mando giratorio de la consola central o de la pantalla del sistema de infoentretenimiento el conductor puede elegir diversos perfiles de conducción: Eco, Confort, Normal, Deportivo, el configurable Individual y los relativos a todoterreno como nieve, arena, gravilla, Off-road auto y Off-road experto. Su capacidad ascensional es del 60 por ciento, la inclinación lateral máxima de 35º mientras que con la suspensión neumática los ángulos de ataque y salida aumentan de 25 a 31º mientras el de vadeo pasa de 500 a 580 mm.

Publicidad

Volkswagen Touareg 2018, con el salpicadero del futuro

Aunque aún habrá que esperar a la presentación para poder mostraros las primeras fotos de su vanguardista salpicadero, sí podemos contar cómo es y, sobre todo, cómo funciona. Como en algunos de sus rivales, de serie ofrece una instrumentación clásica de relojes con una generosa pantalla multifunción de 7” mientras en la consola central se emplaza la táctil de 9,2” bajo la que encontramos el módulo de climatización. En opción, se ofrece el denominado «Premium Digital Cockpit», compuesto por una instrumentación digital configurable a través de una pantalla de 12”, como en Tiguan o Passat entre otros, a la que se suma a su izquierda una enorme pantalla de 15”, colocada horizontalmente no en vertical como en los Tesla. Una a continuación de otra, pero sin compartir cristal entre ambas como en Mercedes, según nos cuentan en Volkswagen para reducir así el coste de posibles averías. Tiene una gran resolución, 1.920 x 1.020 píxeles, pero también se muestra rápida y precisa al tacto, con sensor de aproximación y luminosidad al acercar nuestra mano. También tiene control por voz, gestual e incluso es capaz de reconocer si se maneja desde el puesto de conducción o desde el del acompañante. Apenas quedan mandos físicos, todos ellos agrupados en la zona inferior de la consola central para el volumen de la radio, el freno de mano eléctrico, botón de arranque, auto-hold, luces de emergencia y los dos mandos giratorios para la amortiguación neumática y perfiles de conducción como guiño al primer Touareg. La información es amplísima, pero lo cierto es que resulta intuitivo y fácil de manejar tras una pequeña explicación, aunque al principio pueda distraer algo más que un sistema tradicional.

VW Touareg 2018En opción también encontramos un Head-up Display a color configurable (velocidad, navegación, lector señales, asistente de eficiencia, control de velocidad…), iluminación de ambiente con 30 colores y asientos con masaje. Su interior está rematado con esmero, recubierto con materiales que irradian gran calidad y una generosa habitabilidad, con la gran flexibilidad que aporta su banqueta trasera deslizante en un amplio rango —prácticamente puede llegar a tocar con los asientos delanteros— con respaldos reclinables.

Publicidad

Volkswagen Touareg 2018: y la noche se hizo día…

En cuanto a los sistemas de ayuda a la conducción, como referente dentro de la marca, puede contar con un gran número de dispositivos, algunos de ellos como primicia en la marca. Como el Night Vision, que reconoce en la oscuridad a personas y animales gracias a una cámara termográfica. También sobresalen el asistente para cruces, que avisa de los vehículos que se aproximan lateralmente o los avanzados faros led matriciales, con control interactivo y una matriz de 75 puntos de luz desarrollados junto a Hella con doce funciones: luz urbana, para carreteras secundarias, autopista, larga, larga de autopista, de distancia media, mal tiempo, off-road, de adelantamiento, de encuentro, antideslumbramiento de señales y de señalización. Y es que en esta ocasión el Touareg, uno de los pocos modelos generalistas capaz de restar grandes ventas a sus rivales de reputadas marcas premium, pretende pisar más fuerte que nunca.

También te puede interesar

Prueba Porsche Cayenne 2018, primo hermano del Touareg

Toda la técnica del Porsche Cayenne 2018

Audi Q7 e-tron, BMW X5 40e y Volvo XC90 T8 Twin Engine, los SUV grandes híbridos

Publicidad