Volkswagen Polo 1.0 TSI de 116 CV: superprueba con todos los datos

Primera prueba a fondo del nuevo Volkswagen Polo, un utilitario del segmento B con muchos detalles de coches de segmento superior. “Exprimimos” el motor de gasolina 1.0 TSI de 116 CV.
Lorenzo Alcocer y Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 / Fotos: Mikael Helsing -

Volkswagen Polo 1.0 TSI de 116 CV: superprueba con todos los datos
Volkswagen Polo 1.0 TSI de 116 CV: superprueba con todos los datos

El Volkswagen Polo siempre ha llevado más calidad y tecnología al segmento B de los utilitarios o polivalentes, algo en lo que incide esta nueva generación, que crecida y muy bien proporcionada, plantea un modelo que pudiera pasar por ser de una categoría superior.

Publicidad

Segmento mayoritariamente generalista -hoy, Audi y la reinventada Mini llevan el valor premium a esta categoría de coches-, el VW Polo siempre ha destacado por su calidad y nivel tecnológico entre sus rivales directos. De alguna manera, ha sido consecuencia natural del propio posicionamiento y potencial de Volkswagen, que si ya hace despuntar a sus modelos de segmentos superiores, más lo parece entre los "sencillos" coches del segmento B.

VW Polo 1.0 TSI 116 CV gasolinaEsta nueva generación se vuelve a beneficiar de la naturaleza de la marca, pero esta vez el planteamiento técnico actual de la industria del automóvil también ha influido tanto en el contenido, como en el continente del nuevo Polo. Me refiero a la idea de utilizar como base de desarrollo del nuevo Polo la misma plataforma modular MQB sobre la que se sustentan los actuales Golf, Passat o Arteon... Hay que puntualizar que no es estrictamente la misma base. Volkswagen ha desarrollado una variante (MQB A0) para adaptarla a modelos "pequeños", sobre la que ya han surgido el actual Seat Ibiza y nuevo Arona, y ahora este Polo. De las compatibilidades y compromisos de dicha plataforma se benefician claramente los modelos pequeños, por un lado porque tienen a su disposición un banco de órganos con elementos propios de segmentos superiores, y por otro porque por mucho que se compacte la plataforma, el tamaño final será generoso. Y de una base con huella de pisada generosa (amplios anchos de vías y larga batalla), surge por naturaleza mucha calidad dinámica. No diré que el nuevo Polo pisa con la rotundidad de un Golf, pero sí que es un urbano polivalente con poso y pose de modelo (casi) de compacto.

ESPACIO Volkswagen Polo 1.0 TSI 116 CV DSG Sport
Anchura delantera 139 cm
Anchura trasera 132 cm
Altura delantera 93/99 cm
Altura trasera 94 cm
Espacio para piernas 72 cm
Maletero 325 litros

VW Polo: urbano y familiar

La carrocería del nuevo VW Polo está claramente influenciada por la plataforma a cubrir. Es significativamente más largo (mide 4,053 metros, más que el Golf III) y ancho (y algo más bajo), pero los voladizos son cortos. Es decir, no está sobredimensionado artificialmente, sino que parte de una estructura interna amplia. Y esto sobre plataformas MQB ya sabemos que implica muy buena habitabilidad y espacio de maletero. De hecho, el nuevo Polo junto al "clon" Ibiza presentan las mejores plazas traseras por anchura, altura y, significativamente, espacio para las piernas del segmento, complementado con un buen acceso de puertas. Los 325 litros verificados del maletero están en la equilibrada media de la categoría y sólo el del Skoda Fabia (355 litros) resulta sustancialmente mejor. Si transmite espacio interior, la calidad, el confort y la tecnología del nuevo Polo no están a la zaga, aunque estos aspectos serán vinculantes a los acabados y versiones. En cualquier caso, el punto de partida parece muy bueno y centrándonos en la unidad Sport que hemos probado, las sensaciones al volante son excelentes... y podían haber sido mejores. Uno de los gadgets de este Polo de 6ª generación que seguirá fabricándose en Pamplona es el cuadro de relojes Digital Cockpit que no hemos visto en nuestra unidad, una pantalla de 11,7 pulgadas configurable para priorizar la información que más interese, como ya lo conocemos en los Golf, Passat y Arteon e incluso en modelos Audi. No por ello, desmerece un puesto de mando repleto de datos, excelente ergonomía y gran tacto de conducción.

CONSUMOS Volkswagen Polo 1.0 TSI 116 CV DSG Sport
Consumo en ciudad 6,4 l/100 km
Consumo en carretera 5,3 l/100 km
Consumo medio 5,7 l/100 km
Publicidad

Volkswagen Polo: su comportamiento

En marcha, el VW Polo pisa muy bien y te transmite ser un gran producto. El tamaño de los coches influye sobremanera en la calidad de rodadura y como ya hemos comentado, la generosa huella de sustentación hace bueno al Polo. Es un coche que lo sientes estable, cómodo y sencillo de conducir, que bachea sin descomponerse y en general resulta agradable y natural, muy homogéneo en todas sus reacciones y por ello sin una personalidad tan clara como otros rivales. De un Peugeot 208 dirías que es muy reactivo de dirección, aunque sea inducido por su pequeño volante; del Citroën C3 que es muy suave de rodadura... Del Polo, que tiene pisada de coche más grande. De todas formas, su valor añadido no está en su configuración de base. El Polo se permite el lujo de ofrecer en opción un Chasis Deportivo que reduce 15 milímetros la altura del coche y endurece los elementos de suspensión y también amortiguadores activos. También propone un emulador de diferencial activo, que priorizaría el giro de la rueda exterior en curva. En definitiva, el Polo se guarda un as en la manga, para que dinámicamente pueda convertirse en una referencia de eficacia y comportamiento... con permiso del Seat Ibiza (los FR también pueden montar amortiguadores activos y suspensiones más deportivas). Por todo esto, entre tanto elemento “delicatesen”, me he preguntado cómo Volkswagen monta de serie neumáticos Falken, marca reconocida por sus buenos precios, pero lejos del reconocimiento técnico de las primeras marcas habituales, si bien de sus Ziex 195/55 R16 no hemos encontrado deficiencias en agarre lateral ni en frenada.

PRESTACIONES Volkswagen Polo 1.0 TSI 116 CV DSG Sport
Acel. 0-100 km/h 8,95 s
Acel. 0-1000 m 30,64 s
Sonoridad 100 km/h 65,9 dBA
Sonoridad 120 km/h 69,3 dBA
Frenada desde 140 km/h 71,6 m
Peso en báscula 1.181 kg
Publicidad

Volkswagen Polo: el rendimiento de su motor

La otra mecánica, la encargada de poner en movimiento al coche, también hace del VW Polo un coche de gran calidad. Nos hemos encontrado en esta primera prueba con una versión 1.0 TSI de 116 CV, con cambio DSG de 7 velocidades. En general, el conjunto resulta exquisito. Ya hemos asimilado y creído lo mucho y bueno que puede ser un miniaturizado bloque tricilíndrico de solo 1 litro de cilindrada. Que destaque por empuje y suavidad general lo dice todo. Es sorprendente su rendimiento, lo pletórico que se siente este pequeño TSI apenas unas vueltas por encima de ralentí. Y cómo lo gestiona el cambio DSG. Mediante cambios vertiginosos, en una manzana urbana llega a insertar la 6ª. A menos de 2.000 rpm avanza con fuerza a 50 km/h. Antes de llegar a 70 km/h ya está insertada la 7ª. Y re-acelera de sobra sin reducciones en las maniobras normales de ciudad y carretera. Soberbio. Se basta de las primeras 3.500 rpm para sentirse rápido en cualquier situación, pero escala sin pereza hasta 6.250 rpm. Es a partir de 4.000 rpm donde su sonoridad y giro "irregular" le delatan como tricilíndrico, pero parece un margen de utilización poco necesario. Es un conjunto rápido que te aporta dinamismo, pero también este TSI DSG tiene un muy buen perfil rutero. Te mueves en autopista en torno a los 5 y poco litros de consumo, siempre más que un Diesel equivalente, pero hablamos ya de cifras bajas. Eso sí, no será tan constante en condiciones muy variables como sí lo son los Diesel. Puedes disponer de diferentes modos de conducción: ECO, Normal, Sport y un configurable Individual. En el primero, el DSG se desacopla para avanzar en punto muerto por inercia. El Stop-Start no es muy bueno. Se antoja lento, como también el acoplamiento del cambio en las arrancadas. Pero en general, la sensación de calidad, su buen funcionamiento y la tecnología disponible en todas las áreas marcan el gran nivel del nuevo Polo.

También te puede interesar

VW Polo 1.0 TSi 116 CV DSG7: opiniones y consumo real

Volkswagen Polo 2017, en movimiento la sexta generación (VÍDEO)

 

Publicidad