Volkswagen Jetta 2.0 TDI

El Volkswagen Jetta es, en pocas palabras, un Golf en carrocería sedán de cuatro puertas y tres volúmenes. Vamos, un Golf largo. Explicada así, es fácil de entender la propuesta: un dinamismo similar al del Golf, el mismo motor, la misma calidad, pero, claro, mucho más maletero. Probamos el Jetta con la mecánica 2.0 TDI, el motor Diesel de referencia.
-
Volkswagen Jetta 2.0 TDI
Volkswagen Jetta 2.0 TDI

Más barato que el Jetta, el Focus Sedan es, con diferencia, el más complicado de los rivales que le asignamos a nuestro protagonista. El coche del óvalo rivaliza sin problemas en prestaciones y agilidad gracias al poderío de su motor de 136 CV y, sobre todo, al excelente trabajo de su bastidor, uno de los mejores de la categoría.
En acabados, el Volkswagen sale ganando, pero la estética del Focus es algo más atractiva y arriesgada, lo que siempre es destacable.
En habitabilidad, en cambio, gana el Jetta, que ofrece un maletero mucho más grande.

Entre la vasta gama del Mégane destaca una carrocería que, a pesar de ser menos vista que las demás, resulta muy interesante. Se trata del formato sedán, que, en combinación con el motor 2.0 dCi de 150 CV, resulta un rival muy importante para el Jetta.
Con más caballos, el coche francés se permite unas cifras ligeramente mejores que las del alemán, aunque la mayor agilidad del bastidor del Jetta da ventaja real en la carretera.
En el interior, quizá haya más calidad en el coche de Volkswagen, pero la estética y el riesgo en cuestiones de imagen acompañan al de Renault, que, además, es un poco más barato.

Los rivales más duros del Jetta están, sin duda, en casa. Son el Seat Toledo y el Skoda Octavia (ver más abajo). El coche español, montado sobre el mismo chasis y equipado con el mismo motor, propone, sin embargo, una concepción diferente. Sin ser un tres volúmenes, sin ser una berlina, sin ser un wagon, el Toledo ofrece una interesante concepción estética y formal, con muchísimo espacio interior y un maletero colosal.
Por lo demás, los mimbres son los mismos, pero, como el Toledo pesa algo más, las prestaciones son un poco peores. Sin embargo, está muy bien terminado, es muy atrevido estéticamente y sale más barato que el Jetta.

El otro "primo" del Jetta es el Octavia, que ya es un veterano en estas lides. Bastante más barato, el coche checo cuenta con el mismo chasis, el mismo bastidor y la misma idea de coche burgués sin grandes alardes estéticos.
La gran baza del Skoda es el maletero, de largo el mayor de todos los comparados aquí. Su habitabilidad, por lo demás, es similar a la del Jetta, que, en cambio, gana por acabados y calidades.
En la carretera, luchando con las mismas armas, sus prestaciones son prácticamente intercambiables.

Más barato que el Jetta, el Focus Sedan es, con diferencia, el más complicado de los rivales que le asignamos a nuestro protagonista. El coche del óvalo rivaliza sin problemas en prestaciones y agilidad gracias al poderío de su motor de 136 CV y, sobre todo, al excelente trabajo de su bastidor, uno de los mejores de la categoría.
En acabados, el Volkswagen sale ganando, pero la estética del Focus es algo más atractiva y arriesgada, lo que siempre es destacable.
En habitabilidad, en cambio, gana el Jetta, que ofrece un maletero mucho más grande.

Entre la vasta gama del Mégane destaca una carrocería que, a pesar de ser menos vista que las demás, resulta muy interesante. Se trata del formato sedán, que, en combinación con el motor 2.0 dCi de 150 CV, resulta un rival muy importante para el Jetta.
Con más caballos, el coche francés se permite unas cifras ligeramente mejores que las del alemán, aunque la mayor agilidad del bastidor del Jetta da ventaja real en la carretera.
En el interior, quizá haya más calidad en el coche de Volkswagen, pero la estética y el riesgo en cuestiones de imagen acompañan al de Renault, que, además, es un poco más barato.

Los rivales más duros del Jetta están, sin duda, en casa. Son el Seat Toledo y el Skoda Octavia (ver más abajo). El coche español, montado sobre el mismo chasis y equipado con el mismo motor, propone, sin embargo, una concepción diferente. Sin ser un tres volúmenes, sin ser una berlina, sin ser un wagon, el Toledo ofrece una interesante concepción estética y formal, con muchísimo espacio interior y un maletero colosal.
Por lo demás, los mimbres son los mismos, pero, como el Toledo pesa algo más, las prestaciones son un poco peores. Sin embargo, está muy bien terminado, es muy atrevido estéticamente y sale más barato que el Jetta.

El otro "primo" del Jetta es el Octavia, que ya es un veterano en estas lides. Bastante más barato, el coche checo cuenta con el mismo chasis, el mismo bastidor y la misma idea de coche burgués sin grandes alardes estéticos.
La gran baza del Skoda es el maletero, de largo el mayor de todos los comparados aquí. Su habitabilidad, por lo demás, es similar a la del Jetta, que, en cambio, gana por acabados y calidades.
En la carretera, luchando con las mismas armas, sus prestaciones son prácticamente intercambiables.

Más barato que el Jetta, el Focus Sedan es, con diferencia, el más complicado de los rivales que le asignamos a nuestro protagonista. El coche del óvalo rivaliza sin problemas en prestaciones y agilidad gracias al poderío de su motor de 136 CV y, sobre todo, al excelente trabajo de su bastidor, uno de los mejores de la categoría.
En acabados, el Volkswagen sale ganando, pero la estética del Focus es algo más atractiva y arriesgada, lo que siempre es destacable.
En habitabilidad, en cambio, gana el Jetta, que ofrece un maletero mucho más grande.

Entre la vasta gama del Mégane destaca una carrocería que, a pesar de ser menos vista que las demás, resulta muy interesante. Se trata del formato sedán, que, en combinación con el motor 2.0 dCi de 150 CV, resulta un rival muy importante para el Jetta.
Con más caballos, el coche francés se permite unas cifras ligeramente mejores que las del alemán, aunque la mayor agilidad del bastidor del Jetta da ventaja real en la carretera.
En el interior, quizá haya más calidad en el coche de Volkswagen, pero la estética y el riesgo en cuestiones de imagen acompañan al de Renault, que, además, es un poco más barato.

Los rivales más duros del Jetta están, sin duda, en casa. Son el Seat Toledo y el Skoda Octavia (ver más abajo). El coche español, montado sobre el mismo chasis y equipado con el mismo motor, propone, sin embargo, una concepción diferente. Sin ser un tres volúmenes, sin ser una berlina, sin ser un wagon, el Toledo ofrece una interesante concepción estética y formal, con muchísimo espacio interior y un maletero colosal.
Por lo demás, los mimbres son los mismos, pero, como el Toledo pesa algo más, las prestaciones son un poco peores. Sin embargo, está muy bien terminado, es muy atrevido estéticamente y sale más barato que el Jetta.

El otro "primo" del Jetta es el Octavia, que ya es un veterano en estas lides. Bastante más barato, el coche checo cuenta con el mismo chasis, el mismo bastidor y la misma idea de coche burgués sin grandes alardes estéticos.
La gran baza del Skoda es el maletero, de largo el mayor de todos los comparados aquí. Su habitabilidad, por lo demás, es similar a la del Jetta, que, en cambio, gana por acabados y calidades.
En la carretera, luchando con las mismas armas, sus prestaciones son prácticamente intercambiables.

Más barato que el Jetta, el Focus Sedan es, con diferencia, el más complicado de los rivales que le asignamos a nuestro protagonista. El coche del óvalo rivaliza sin problemas en prestaciones y agilidad gracias al poderío de su motor de 136 CV y, sobre todo, al excelente trabajo de su bastidor, uno de los mejores de la categoría.
En acabados, el Volkswagen sale ganando, pero la estética del Focus es algo más atractiva y arriesgada, lo que siempre es destacable.
En habitabilidad, en cambio, gana el Jetta, que ofrece un maletero mucho más grande.

Entre la vasta gama del Mégane destaca una carrocería que, a pesar de ser menos vista que las demás, resulta muy interesante. Se trata del formato sedán, que, en combinación con el motor 2.0 dCi de 150 CV, resulta un rival muy importante para el Jetta.
Con más caballos, el coche francés se permite unas cifras ligeramente mejores que las del alemán, aunque la mayor agilidad del bastidor del Jetta da ventaja real en la carretera.
En el interior, quizá haya más calidad en el coche de Volkswagen, pero la estética y el riesgo en cuestiones de imagen acompañan al de Renault, que, además, es un poco más barato.

Los rivales más duros del Jetta están, sin duda, en casa. Son el Seat Toledo y el Skoda Octavia (ver más abajo). El coche español, montado sobre el mismo chasis y equipado con el mismo motor, propone, sin embargo, una concepción diferente. Sin ser un tres volúmenes, sin ser una berlina, sin ser un wagon, el Toledo ofrece una interesante concepción estética y formal, con muchísimo espacio interior y un maletero colosal.
Por lo demás, los mimbres son los mismos, pero, como el Toledo pesa algo más, las prestaciones son un poco peores. Sin embargo, está muy bien terminado, es muy atrevido estéticamente y sale más barato que el Jetta.

El otro "primo" del Jetta es el Octavia, que ya es un veterano en estas lides. Bastante más barato, el coche checo cuenta con el mismo chasis, el mismo bastidor y la misma idea de coche burgués sin grandes alardes estéticos.
La gran baza del Skoda es el maletero, de largo el mayor de todos los comparados aquí. Su habitabilidad, por lo demás, es similar a la del Jetta, que, en cambio, gana por acabados y calidades.
En la carretera, luchando con las mismas armas, sus prestaciones son prácticamente intercambiables.

Galería relacionada

Volkswagen Jetta 2.0 TDI

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...