Publicidad

Volkswagen Jetta

El nuevo Jetta da un giro radical en su historia para convertirse, dentro de la gama VW, en un producto independiente, ajeno a la gama Golf. Algo más grande, mucho más habitable y, sobre todo, bastante más pretencioso que antes, ahora bien pude considerarse un primer eslabón en el segmento de las berlinas medias.
-
Volkswagen Jetta
Volkswagen Jetta

Y es que, no sólo el tamaño define a un coche del segmento D. Ahí está el Exeo de Seat, por ejemplo, cuyas dimensiones son prácticamente idénticas en longitud, batalla y vías a las del nuevo Jetta. Al coche español le hace ‘grande’, entre otros factores, una plataforma con los refinamientos por encima de la media en el segmento D. Al Jetta, por su parte, la avalaría no sólo el contenido técnico, sino también su definición de interiores, gama de motores y, fundamentalmente, al hecho de haberse independizado de la gama Golf.

Y es que elJetta es ahora un producto más autónomo que nunca. Su nueva carrocería no comparte un sólo elemento con el Golf y el nuevo diseño y el aumento de proporciones no sólo aporta una habitabilidad mayor, sino también un empaque muy superior que salta a la vista. Estados Unidos ha sido el lugar elegido para la marca para su presentación. Es un coche muy importante para Volkswagen en este mercado, donde se ha vendido un elevado porcentaje de las 9,6 millones de unidades fabricadas hasta la fecha de todas las generaciones -Vento, Jetta y Bora-. La planta de México vuelve a asumir la producción prácticamente en su totalidad. De allí saldrán versiones con especificaciones USA -las diferencias van mucho más allá que la gama de mecánicas- y europeas, vestidas con habitáculos más cuidados y un eje trasero más sofisticado que encarece el producto en la misma proporción que lo enriquece.

Se pondrá a la venta a primeros de 2011. Lo hará inicialmente con tres motores -1.2 TSi/105, 1.6 TDi/105 y 2.0 TDi/140 CV-, incorporándose en meses posteriores tanto el 1.4 TSI en versiones de 122 y 160 CV como el 2.0 TSi de 200 CV. Para 2013 se lanzará una versión híbrida que será bien acogida en el mercado norteamericano -invadido por Toyota Prius- y supondrá, junto al Golf eléctrico, el despliegue definitivo de híbridos VW en Europa, donde ya ofrece el Touareg . Combinará el motor 1.4 TSi de 122 CV, el cambio DSG, un motor eléctrico de 28 KW -150 CV de potencia global- y unas baterías de iones de litio capaces de proporcionar 2 km de autonomía eléctrica. Pero sin necesidad de híbridos, VW vuelve a firmar consumos de referencia dentro y fuera de nuestro mercado. Tanto el 1.2 como el 1.6 TDi llegan asociados al programa Bluemotion Technology, ofreciendo AutoStop/start y regenerador de energía, de serie. Como es norma en la casa, la transmisión DSG se ofrecerá en opción -con 6 ó 7 marchas, según versión- para todas las motorizaciones.

Hemos conducido un 2.0 TSi con especificaciones mixtas, todo europeo salvo el salpicadero, acabado en plástico rígido -en Europa tendrá los estándares de un Golf- y aunque la rigurosidad del país con la velocidad nos ha impedido valorar en su justa medida el comportamiento, la calidad y posibilidades del chasis, así como el aislamiento del habitáculo, parecen incuestionables. Este motor en concreto vuelve a hacer valer su tecnología TSi ofreciendo rápida, agradable y consistente respuesta combinada con excelentes registros de consumo, aunque en Europa serán los TDi los que lleven la voz cantante, especialmente el refinado 1.6 TDi, un motor de acceso muy capaz.

El otro gran avance que ha experimentado el Jetta se vive de puertas adentro. El aumento de batalla -7 cm más que un Golf-, longitud -9 cm más que antes- y anchura confieren unas cotas interiores mucho más holgadas en las plazas traseras en sentido longitudinal, aunque el prominente túnel de transmisión condiciona la plaza central. Sus 510 litros maletero suponen el colofón para un coche eminentemente familiar. En nuestro mercado se venderá con los acabados Active y Sport, aunque ni el equipamiento definitivo ni los precios están aún definidos.

Con todo, el Jetta queda posicionado ahora más cerca que nunca del Passat, modelo que afrontará 2011 con una renovación total que, sin embargo, no implicará un incremente en sus dimensiones, aunque sí en tecnología al servicio de la seguridad.