Volkswagen EOS 2.0 FSI

Sofisticado motor de gasolina de 150 CV, techo duro retráctil, una estampa muy atractiva y una buena dosis de calidad en acabados y materiales. ¿Suena bien, verdad? Pues son las líneas maestras que configuran el Volkswagen Eos, el cabrio-coupé de la familia Golf. Lo probamos ahora en su variante 2.0 FSI, un motor alegre y efectivo, aunque no exagerado.
-
Volkswagen EOS 2.0 FSI
Volkswagen EOS 2.0 FSI

A punto de iniciar su comercialización, el nuevo Focus C+C se presenta como un rival complicadísimo para el Eos. Además de muy atractivo desde el punto de vista estético, el coche de Ford utiliza uno de los chasis más afinados y atrevidos del segmento, el mismo que da forma al Focus.
La versión equivalente a nuestro Eos, la 2.0 Titanium, cuesta bastante dinero menos, con lo que supone una alternativa muy seria. Eso sí, ofrece un motor un poco menos potente, aunque la diferencia no parece suficiente como para sentar una diferencia fundamental.

Otro enemigo difícil de batir es el Opel Astra Twintop, la versión cabrio coupé del súperventas alemán. Y, además, en este caso hay que concederle la victoria al Astra, porque, con un precio de 28.780 euros, ofrece un vigoroso motor turboalimentado de 170 CV que deja muy atrás al de Volkswagen.
El chasis del Astra no será tan capaz como el del Eos, pero la ventaja mecánica es evidente. En cuanto a estética, sí gana el coche de Volkswagen, que es más elegante. Sus acabados son igualmente mejores, pero, eso sí, el interior del Opel nos parece mucho más atractivo.

El sofisticado compacto francés tiene en la variante CC su máxima expresión del buen gusto. Es un coche elegante, muy atractivo y bien resuelto, además de ser uno de los pioneros de este nuevo y pujante segmento.
Por un precio casi equivalente al del Eos, ofrece, como el Astra, un motor mucho más poderoso: 178 CV que superan ampliamente en prestaciones a lo que ofrece el coche alemán.
A cambio, el chasis del Peugeot es peor, mucho menos ágil y más orientado hacia una conducción placentera, sin tantos ribetes deportivos.

Otro coche muy interesante es el Renault Mégane CC,. otro de los que primero se introdujo en esta categoría de los compactos cabrio-coupés.
Por un precio algo inferior al del Eos, esta versión del Mégane también ofrece más potencia: 165 CV y sus consiguientes prestaciones.
Puede que sea el rival con la estética más discutible y, desde luego, el que se mueve con un paso menos deportivo. Pero, a cambio, es un coche muy seguro y tecnológicamente muy avanzado.

A punto de iniciar su comercialización, el nuevo Focus C+C se presenta como un rival complicadísimo para el Eos. Además de muy atractivo desde el punto de vista estético, el coche de Ford utiliza uno de los chasis más afinados y atrevidos del segmento, el mismo que da forma al Focus.
La versión equivalente a nuestro Eos, la 2.0 Titanium, cuesta bastante dinero menos, con lo que supone una alternativa muy seria. Eso sí, ofrece un motor un poco menos potente, aunque la diferencia no parece suficiente como para sentar una diferencia fundamental.

Otro enemigo difícil de batir es el Opel Astra Twintop, la versión cabrio coupé del súperventas alemán. Y, además, en este caso hay que concederle la victoria al Astra, porque, con un precio de 28.780 euros, ofrece un vigoroso motor turboalimentado de 170 CV que deja muy atrás al de Volkswagen.
El chasis del Astra no será tan capaz como el del Eos, pero la ventaja mecánica es evidente. En cuanto a estética, sí gana el coche de Volkswagen, que es más elegante. Sus acabados son igualmente mejores, pero, eso sí, el interior del Opel nos parece mucho más atractivo.

El sofisticado compacto francés tiene en la variante CC su máxima expresión del buen gusto. Es un coche elegante, muy atractivo y bien resuelto, además de ser uno de los pioneros de este nuevo y pujante segmento.
Por un precio casi equivalente al del Eos, ofrece, como el Astra, un motor mucho más poderoso: 178 CV que superan ampliamente en prestaciones a lo que ofrece el coche alemán.
A cambio, el chasis del Peugeot es peor, mucho menos ágil y más orientado hacia una conducción placentera, sin tantos ribetes deportivos.

Otro coche muy interesante es el Renault Mégane CC,. otro de los que primero se introdujo en esta categoría de los compactos cabrio-coupés.
Por un precio algo inferior al del Eos, esta versión del Mégane también ofrece más potencia: 165 CV y sus consiguientes prestaciones.
Puede que sea el rival con la estética más discutible y, desde luego, el que se mueve con un paso menos deportivo. Pero, a cambio, es un coche muy seguro y tecnológicamente muy avanzado.

A punto de iniciar su comercialización, el nuevo Focus C+C se presenta como un rival complicadísimo para el Eos. Además de muy atractivo desde el punto de vista estético, el coche de Ford utiliza uno de los chasis más afinados y atrevidos del segmento, el mismo que da forma al Focus.
La versión equivalente a nuestro Eos, la 2.0 Titanium, cuesta bastante dinero menos, con lo que supone una alternativa muy seria. Eso sí, ofrece un motor un poco menos potente, aunque la diferencia no parece suficiente como para sentar una diferencia fundamental.

Otro enemigo difícil de batir es el Opel Astra Twintop, la versión cabrio coupé del súperventas alemán. Y, además, en este caso hay que concederle la victoria al Astra, porque, con un precio de 28.780 euros, ofrece un vigoroso motor turboalimentado de 170 CV que deja muy atrás al de Volkswagen.
El chasis del Astra no será tan capaz como el del Eos, pero la ventaja mecánica es evidente. En cuanto a estética, sí gana el coche de Volkswagen, que es más elegante. Sus acabados son igualmente mejores, pero, eso sí, el interior del Opel nos parece mucho más atractivo.

El sofisticado compacto francés tiene en la variante CC su máxima expresión del buen gusto. Es un coche elegante, muy atractivo y bien resuelto, además de ser uno de los pioneros de este nuevo y pujante segmento.
Por un precio casi equivalente al del Eos, ofrece, como el Astra, un motor mucho más poderoso: 178 CV que superan ampliamente en prestaciones a lo que ofrece el coche alemán.
A cambio, el chasis del Peugeot es peor, mucho menos ágil y más orientado hacia una conducción placentera, sin tantos ribetes deportivos.

Otro coche muy interesante es el Renault Mégane CC,. otro de los que primero se introdujo en esta categoría de los compactos cabrio-coupés.
Por un precio algo inferior al del Eos, esta versión del Mégane también ofrece más potencia: 165 CV y sus consiguientes prestaciones.
Puede que sea el rival con la estética más discutible y, desde luego, el que se mueve con un paso menos deportivo. Pero, a cambio, es un coche muy seguro y tecnológicamente muy avanzado.

A punto de iniciar su comercialización, el nuevo Focus C+C se presenta como un rival complicadísimo para el Eos. Además de muy atractivo desde el punto de vista estético, el coche de Ford utiliza uno de los chasis más afinados y atrevidos del segmento, el mismo que da forma al Focus.
La versión equivalente a nuestro Eos, la 2.0 Titanium, cuesta bastante dinero menos, con lo que supone una alternativa muy seria. Eso sí, ofrece un motor un poco menos potente, aunque la diferencia no parece suficiente como para sentar una diferencia fundamental.

Otro enemigo difícil de batir es el Opel Astra Twintop, la versión cabrio coupé del súperventas alemán. Y, además, en este caso hay que concederle la victoria al Astra, porque, con un precio de 28.780 euros, ofrece un vigoroso motor turboalimentado de 170 CV que deja muy atrás al de Volkswagen.
El chasis del Astra no será tan capaz como el del Eos, pero la ventaja mecánica es evidente. En cuanto a estética, sí gana el coche de Volkswagen, que es más elegante. Sus acabados son igualmente mejores, pero, eso sí, el interior del Opel nos parece mucho más atractivo.

El sofisticado compacto francés tiene en la variante CC su máxima expresión del buen gusto. Es un coche elegante, muy atractivo y bien resuelto, además de ser uno de los pioneros de este nuevo y pujante segmento.
Por un precio casi equivalente al del Eos, ofrece, como el Astra, un motor mucho más poderoso: 178 CV que superan ampliamente en prestaciones a lo que ofrece el coche alemán.
A cambio, el chasis del Peugeot es peor, mucho menos ágil y más orientado hacia una conducción placentera, sin tantos ribetes deportivos.

Otro coche muy interesante es el Renault Mégane CC,. otro de los que primero se introdujo en esta categoría de los compactos cabrio-coupés.
Por un precio algo inferior al del Eos, esta versión del Mégane también ofrece más potencia: 165 CV y sus consiguientes prestaciones.
Puede que sea el rival con la estética más discutible y, desde luego, el que se mueve con un paso menos deportivo. Pero, a cambio, es un coche muy seguro y tecnológicamente muy avanzado.

Galería relacionada

Volkswagen EOS 2.0 FSI

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...