Volkswagen e-Golf eléctrico: los 12 puntos clave del Golf con “más chispa”

La segunda generación del VW e-Golf, el Golf cien por cien eléctrico, aumenta su autonomía hasta los 300 km. Analizamos los puntos clave de una de las versiones más eficientes del coche más vendido en Europa.
Raúl Roncero y Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Volkswagen e-Golf eléctrico: los 12 puntos clave del Golf con “más chispa”
Volkswagen e-Golf eléctrico: los 12 puntos clave del Golf con “más chispa”

Basado en un auténtico VW Golf, la firma alemana ha desarrollado la segunda generación totalmente eléctrica del Golf, que continúa denominándose como e-Golf. Más potencia que antes –ahora, 136 CV-, prácticamente el doble de autonomía real –llegar a cubrir los 300 km de autonomía homologada puede llegar a ser fácil si no te “emocionas” deliberadamente con su espontaneidad de respuesta…-, pero el mismo afinado consumo del primer e-Golf. ¿Y ahora, qué? Ahora es cuando entras tú en acción, cuando tienes que hacer números, valorar infraestructuras y "verte" en el balance final, tu balance.

Publicidad

Pero cuidado si te subes y lo conduces, porque entonces puedes quedar hipnotizado por el efecto e-Golf. Avisado quedas, porque este eléctrico crea adicción. Efectivamente, es y parecería un Golf cualquiera de no ser por los detalles cosméticos específicos que distinguen a las versiones más especiales y ecológicas de VW; y también está hecho sobre la misma y versátil arquitectura del resto de los Golf, la cual nació considerando a esta versión exclusivamente eléctrica como un miembro más de la familia, con su correspondiente espacio para alojar todos esos elementos específicos que requiere un coche eléctrico.

VW e-Golf

Volkswagen e-Golf: instantáneo y divertido

Sus baterías, por ejemplo, van ubicadas en posición central del vehículo sin robar espacio ni al habitáculo ni al maletero, y aún cuando es uno de los elementos que más lastre en kilos aporte a un automóvil eléctrico, el e-Golf anuncia un peso final de ligero gasolina. Respecto a sus baterías, VW ha trabajado en la formulación química, consiguiendo mayor densidad energética por celda, anunciando ahora 300... divertidísimos kilómetros, mientras que sobre el motor se ha trabajado en toda la parte eléctrica para requerir menos energía que antes. Su potencia, ahora, 136 instantáneos caballos que, en realidad, parecen un buen puñado más por su espontaneidad de respuesta.

Es cierto que el Volkswagen e-Golf no es el eléctrico de mayor autonomía de su clase, pero te aseguro que no hay otro coche igual. No es sólo hasta dónde puedes llegar, sino cómo. En un eléctrico, cobran mayor atención mínimas fuentes de ruido habituales en otros coches convencionales... frenos —fricción de pastillas y el propio ruido del pedal o el servo—, mandos, aerodinámica, rodadura. Afinado en este sentido, el Golf rueda con la exquisitez de un verdadero coche de lujo. Obviamente, el nuevo e-Golf es más rápido y gasta menos que antes por dos razones: por mera eficiencia del sistema, y porque también estrena un nuevo sistema predictivo de navegación que, combinado con el modo de conducción Eco, te sugiere cómo utilizar el e-Golf para poder llegar más lejos.

VW e-Golf eléctricoMotor —respuesta o prestaciones, como lo quieras ver— y chasis —por equilibrio entre comportamiento y confort— proporcionan una experiencia de conducción verdaderamente estimulante, porque el VW e-Golf es un coche verdaderamente rápido en aceleración de principio a fin, así que, cuidado porque sin darte cuenta podrías advertir que el limitador de velocidad ha impuesto el verdadero freno al avance: ahora, por cierto, ha "ganado" 10 km/h más de punta, hasta 150 km/h. Quien lo desee, es un coche con el que no tienes que hacer nada más que conducir, pero este e-Golf esconde funcionalidades que no sólo permiten sacar el máximo rendimiento de su energía, sino que también convierten su utilización en un verdadero "juego". El "poder" pasar entonces a tus pies y manos... la que se encarga del cambio de marchas, o más en concreto, de los modos de retención empleando la frenada regenerativa; dispones de cuatro etapas en total, tres mediante pulsaciones en la palanca y un cuarto que se accede moviendo el selector hasta la posición B, donde la intensión de retención es tal que incluso se activan las luces de frenado. Cogerle el hilo es verdaderamente sencillo y te abre un mundo de posibilidades incluso como para dejar el verdadero pedal de frenos para "emergencias".

Después de esta introducción general de todas las novedades y cualidades del nuevo VW e-Golf, analizamos ahora algunos de sus puntos clave, sus 12 curiosidades que hacen aumentar el valor añadido de este coche eléctrico.

1.VW e-Golf: cockpit digital

En otros Golf es opcional, pero en el e-Golf es un elemento más dentro del amplio equipamiento de serie que ofrece. El cuadro digital permite múltiples configuraciones individuales para visualizar diferentes parámetros que te ayudarán a sacar la última gota de energía de sus baterías. Es, además, muy claro y legible.

Publicidad

2.VW e-Golf: control por gestos

VW e-Golf eléctrico

Digitalizado... Y conectado gracias al completo sistema de información y entretenimiento Discover Pro, también de serie. Más avanzado aún que un smartphone y con un tamaño de 9,2 pulgadas, permite controlar funciones o pasar de pantalla con simples gestos delante de ella, sin necesidad de tocarla. Tecnología, también, intuitiva y fácil de usar.

3.VW e-Golf: a distancia

Aplicaciones como Car Net e-Remote te permitirán sacarle más partido. A través de tu smartphone, podrás controlar a distancia el estado de carga de las baterías, verificar autonomía o tiempo de carga, "congelar" las baterías, programar la carga dentro de un horario determinado e incluso  activar o ajustar parámetros del climatizador.

VW e-Golf

4.VW e-Golf: conduce como siempre

Pero con el e-Golf contarás con innumerables ayudas para afinar en la conducción y sacar el máximo partido a las baterías. Sus gráficos te muestran en detalle cuándo estás usando el motor eléctrico o recuperando energía. Según el perfil de la ruta, el navegador también te proporciona diferentes consejos de uso.

5.VW e-Golf: empaquetado

Desarrollado sobre la arquitectura MQB, compacta, flexible y ligera para tratarse de un coche eléctrico. VW ha reformulado las baterías para que, conservando la compacidad de la primera generación, tengan ahora mayor densidad energética. No comprometen el habitáculo y su peso está ubicado en la posición más baja posible.

6.VW e-Golf: más que un cambio

La transmisión tiene un manejo similar a un cambio automático de doble embrague DSG, pero con una particularidad que te aportará ventajas en la conducción. Bien a través del selector secuencial en D, o bien en la posición D, dispone de diferentes niveles de frenada regenerativa que aportan retención mecánica y puntual recarga de baterías al mismo tiempo.

Publicidad

VW e-Golf eléctrico

7.VW e-Golf: piloto automático

El nuevo asistente para atascos es un verdadero piloto semiautomático para la ciudad. Actúa a bajas velocidades, hasta 60 kilómetros por hora, disminuyendo la velocidad, frenando al completo o acelerando progresivamente manteniendo la distancia de seguridad con el coche que circula delante de nosotros.

8.VW e-Golf: ayudas eco

La carrocería del e-Golf está diseñada para ofrecer la menor resistencia posible al avance: sus bajos están carenados, la calandra está cerrada y carece de elementos como taloneras o apéndices que puedan restarle eficiencia. Las llantas tienen un diseño específico y equipa ruedas de baja resistencia de rodadura, pero de eficaz agarre.

VW e-Golf

9.VW e-Golf: seguridad total

Por sus particulares condiciones, como el bajo ruido que emiten al desplazarse, los coches eléctricos tienen un compromiso adicional con la seguridad de los peatones o ciclistas. Por ello, el e-Golf dispone de un sistema que los detecta y, en caso de un inminente atropello sin intervención del conductor, reduce la velocidad o frena automáticamente.

10.VW e-Golf: carga por inducción

Dispone también de una cómoda plataforma de carga inalámbrica para móviles con sistema de recarga por inducción. Para la climatización, el VW e-Golf utiliza un eficiente sistema compuesto por una bomba térmica auxiliar que aprovecha el calor que desprenden los elementos de propulsión, optimizando el consumo de las baterías del coche.

Publicidad

11.VW e-Golf: diseño distintivo

No sólo distinguirás al e-Golf desde fuera porque no hace prácticamente ruido (el de rodadura), sino porque su carrocería tiene ciertos elementos distintivos, como la franja azul en la parrilla, faros led para los grupos ópticos delanteros y traseros o la característica iluminación diurna en forma de C, elementos también presentes en el GTE.

VW e-Golf carga

12. VW e-Golf: así se carga

Bastaría un enchufe de 230V para poner a cargar sus baterías, a razón de 13 a 15 horas por carga, pero el e-Golf admite también cargas rápidas enchufado a estaciones de hasta 40 kW en las que en 45 minutos completar la recarga íntegra. VW te propondrá un estudio para adecuar las infraestructuras de carga en tu domicilio.

También te puede interesar

VW Golf 2019: nuevas fotos y datos del compacto más vendido

Audi A3 e-tron, Mini Countryman S E y VW Golf GTE: en busca del mejor híbrido enchufable

VW Golf 1.5 TSi Evo 150 CV: a prueba un motor de gasolina de lo más interesante

 

Publicidad