Volkswagen Up! 5 puertas

El Volkswagen Up! estrena carrocería de cinco puertas. Con ella se convierte en una opción más lógica para moverse por la ciudad.
-
Volkswagen Up! 5 puertas
Volkswagen Up! 5 puertas

El espacio de las plazas traseras es de lo mejor en su categoría

Una de las virtudes del pequeño modelo de Volkswagen, es el buen rendimiento de su pequeño motor gasolina de un litro. En el caso del que rinde 60 CV de potencia, la marca anuncia unos consumos medios de 4,5 litros cada 100 kilómetros. La cifra sube hasta los 4,7 en el caso del que rinde 75 CV.

Un aspecto que sí nos ha gustado especialmente ha sido el espacio en las plazas traseras. Homologado para cuatro personas, tanto a lo ancho –hemos medido 1,34 metros a la altura de los hombros– como a lo alto –93 centímetros– tiene las mejores cotas de los coches de su categoría.

Lo mismo sucede con el maletero, el más grande de los coches contra los que compite en el mercado. Éste tiene una cubierta, que enrasa con la boca de carga, que es fácilmente desmontable para ampliar a su máxima capacidad el espacio de estiba. Los asientos son abatibles en segmentos 1/2 2/3 formando una superficie casi plana y ampliando la capacidad de carga hasta los 951 litros.

En el interior echamos en falta más espacios atrás para dejar cosas. Los portabotes que hay en el extremo de la banqueta de la versión de tres puertas, desaparecen en esta. Y en las puertas, el hueco disponible apenas sirve para apoyar un teléfono móvil.

Tampoco nos ha gustado mucho que las ventanillas no se bajen. Sí pueden abrirse unos escasos centímetros con un sistema de compás, muy habitual en los cristales traseros de los coches de tres puertas. Este mismo problema lo tienen otros turismos de su categoría –el trío Citroën C1, Peugeot 107 y Toyota Aygo, por ejemplo– que también optaron por un diseño simple y ahorrar costes.

  • Move up! 1.0 60 CV 10.190
  • Move up! 1.0 75 CV 10.775
  • High up! 1.0 60 CV 11.265
  • High up! 1.0 75 CV 11.835
  • B&W up! 1.0 60 CV 12.305
  • B&W up! 1.0 75 CV 12.885

El Volkswagen Up! tiene nueva carrocería de cinco puertas. La longitud total y la capacidad del maletero –251 litros– del coche no varían con respecto a la carrocería de tres puertas.

Lo que sí cambia es el tamaño de su puerta delantera, que se reduce. Pasa de tener 1,31 a 1,05 metros de ancho. De esta forma se abre espacio para alojar las puertas traseras que, completamente abiertas dejan un hueco de acceso de 65 centímetros. Éste es suficiente para un acceso cómodo a las personas de estatura no muy elevada. Y desde luego para sentar a un niño en su sillita infantil; una operación casi imposible en la versión de tres puertas.

Nuestra toma de contacto con la nueva carrocería tuvimos la oportunidad de hacerla con la nueva versión Cross Up! Tiene aspecto de crossover –como podéis ver en las fotos– y llegará en los últimos meses de este año.

Pero aparte de los elementos específicos de la versión Cross, el cinco puertas está disponible con los mismos motores que su hermano de tres puertas: un 1.0 con potencias de 60 y 75 CV. Cualquiera de los dos es más que suficiente para moverse por el tráfico urbano. Si optamos por el pequeño Up! como coche único, lo recomendable es hacerse con el de 75 CV para afrontar con más desahogo los viajes y rutas interurbanas.

Con la llegada del cinco puertas también lo hará la opción de cambio manual pilotado. Y con él, acabamos de construir el coche ciudadano ideal. Claro que este cambio no tiene el funcionamiento de otros automáticos del Grupo VW (DGS, por ejemplo). Técicamente nada tienen que ver por este en realidad no es un automático sino una caja manual con actuadores para manejar el embrague sin tener que pisar pedal alguno. El cambio puede manejarse de forma automática (palanca en posición D) o de forma manual, subiendo y bajando relaciones a nuestro antojo.

Si circulamos en D, para lograr que la transición entre marchas sea suave tendremos que ayudarlo un poco. Así, en el momento en que el sonido del motor nos avise de que está a punto de llegar el paso a la marcha superior, deberíamos aflojar un poco la presión sobre el acelerador para lograr la máxima suavidad. En el caso de que no lo hagamos así, aparece el "efecto saludo". Entre una relación y otra notaremos un vacío –más grande cuanto más a fondo pisemos el acelerador– que nos hará mover la cabeza hacia adelante como si realizásemos un pequeña reverencia al estilo japonés.

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...