Volkswagen Cross Golf

Primero fue el Polo, más tarde será el Touran y, ahora, le toca el turno al Golf, que se viste con una imagen de todo terreno ligero –SUV- y adopta la denominación Cross Golf, tomando como base la carrocería del Golf Plus y con una buena dosis de maquillaje, todo ello diseñado por Volkswagen Individual, una división encargada de la personalización de los vehículos de la marca.
Autopista -
Volkswagen Cross Golf
Volkswagen Cross Golf
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://www.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61691&mapnivel1=CIN&IdxTab=31') ">VW Cross Golf

Los ingredientes para cocinar esta nueva versión son los mismos que se utilizan en su hermano pequeño, el Cross Polo, y que se utilizarán para que su hermano mayor, el Cross Touran, y que están destinados a que formen parte de una nueva familia: el maquillaje. Así, el Cross Golf se basa, tanto en estética en el Golf Plus y en el equipamiento al acabado Sportline, al que se le añaden detalles exteriores e interiores que consiguen que visualmente, parezca que estamos ante una versión destinada a abandonar el asfalto y adentrarse en caminos de tierra; vamos, que parece un todo terreno ligero pero que no tiene nada que pueda encuadrarle en ese segmento.

El Cross Golf se diferencia del Golf Plus en el exterior por la presencia de unas llantas de 17 pulgadas –firmadas por BBS-, barras lacadas en color plateado en el techo –que soportan hasta 75 kg-, un revestimiento de plástico duro que recubre aletas, zona inferior y lateral de la carrocería, pasos de rueda y bajos de las puertas. Además, en las puertas traseras lleva un logo con su denominación y cuenta con faros antiniebla y aberturas del paragolpes delantero de distinto diseño. Estos aditamentos hacen que el Cross Golf crezca con respecto al Plus en todas las mediciones: es 2,3 cm más largo, 1,6 cm más ancho y 7,9 cm más alto –con las barras portaequipajes-. Lo cierto es que este maquillaje no resulta demasiado recargado y, aunque no pasa desapercibido, conjuga bastante bien con el coche sin que parezca que es una preparación “tunning”, incluso con los colores más oscuros donde los plásticos del paragolpes y los bajos destacan más. A todo esto hay que añadir unas suspensiones con unos muelles más duros y una altura al suelo elevada en 20 mm. Es cierto que esta estética le asemeja bastante con un SUV lo que, a buen seguro, será un buen gancho para que la gente acuda al concesionario a interesarse por él.

En el interior también dispone de novedades con respecto al modelo que toma como base, sobre todo en lo que se refiere a nuevos colores de tapicería de los asientos y revestimiento de puertas, así como la inclusión de de aplicaciones de símil metálico en el salpicadero. De la base mantiene las mesitas plegables situadas en los respaldos de los asientos delanteros, los cajones bajo éstos asientos, la posibilidad de desplazar longitudinalmente los asientos traseros dando mayor amplitud al habitáculo o al maletero, dependiendo de las necesidades de cada momento –gracias a ello el volumen de maletero puede pasar de 395 a 505 dm3-. Al tener como base al Golf Plus, el Cross Golf cuenta con unos asientos situados más altos de lo que en el Golf y las plazas traseras cuentan con una mayor altura y distancia para las piernas. Esta forma de ir sentado da una sensación de mayor seguridad al conductor ya que tiene una mayor visibilidad del resto del tráfico, tal y como sucede en un monovolumen o en un todo terreno. Este aspecto, según los responsables de la marca, hace que, sobre todo sean mujeres las que se puedan decidir por la compra de este nuevo modelo.

La gama de colores del Cross Golf no será tan “arriesgada” como la del Cross Polo en la que la presencia de colores vivos como el rojo o el naranja hacían que el coche tuviera un signo inequívoco de distinción con respecto al resto de los modelos de la gama. En el Cross Golf han decidido ser más tradicionales ya que, según la marca, este modelo no está dirigido a un público tan juvenil y nos quedamos con colores más bien serios como el negro, el gris y el azul oscuro. Una pena porque, al menos a nosotros, no nos parece que el Golf sea “de persona mayor” y unos colores menos serios, a buen seguro, hubieran sido un gancho más apetecible para los que son –o se sienten- más jóvenes.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://www.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61691&mapnivel1=CIN&IdxTab=31') ">VW Cross Golf

Los ingredientes para cocinar esta nueva versión son los mismos que se utilizan en su hermano pequeño, el Cross Polo, y que se utilizarán para que su hermano mayor, el Cross Touran, y que están destinados a que formen parte de una nueva familia: el maquillaje. Así, el Cross Golf se basa, tanto en estética en el Golf Plus y en el equipamiento al acabado Sportline, al que se le añaden detalles exteriores e interiores que consiguen que visualmente, parezca que estamos ante una versión destinada a abandonar el asfalto y adentrarse en caminos de tierra; vamos, que parece un todo terreno ligero pero que no tiene nada que pueda encuadrarle en ese segmento.

El Cross Golf se diferencia del Golf Plus en el exterior por la presencia de unas llantas de 17 pulgadas –firmadas por BBS-, barras lacadas en color plateado en el techo –que soportan hasta 75 kg-, un revestimiento de plástico duro que recubre aletas, zona inferior y lateral de la carrocería, pasos de rueda y bajos de las puertas. Además, en las puertas traseras lleva un logo con su denominación y cuenta con faros antiniebla y aberturas del paragolpes delantero de distinto diseño. Estos aditamentos hacen que el Cross Golf crezca con respecto al Plus en todas las mediciones: es 2,3 cm más largo, 1,6 cm más ancho y 7,9 cm más alto –con las barras portaequipajes-. Lo cierto es que este maquillaje no resulta demasiado recargado y, aunque no pasa desapercibido, conjuga bastante bien con el coche sin que parezca que es una preparación “tunning”, incluso con los colores más oscuros donde los plásticos del paragolpes y los bajos destacan más. A todo esto hay que añadir unas suspensiones con unos muelles más duros y una altura al suelo elevada en 20 mm. Es cierto que esta estética le asemeja bastante con un SUV lo que, a buen seguro, será un buen gancho para que la gente acuda al concesionario a interesarse por él.

En el interior también dispone de novedades con respecto al modelo que toma como base, sobre todo en lo que se refiere a nuevos colores de tapicería de los asientos y revestimiento de puertas, así como la inclusión de de aplicaciones de símil metálico en el salpicadero. De la base mantiene las mesitas plegables situadas en los respaldos de los asientos delanteros, los cajones bajo éstos asientos, la posibilidad de desplazar longitudinalmente los asientos traseros dando mayor amplitud al habitáculo o al maletero, dependiendo de las necesidades de cada momento –gracias a ello el volumen de maletero puede pasar de 395 a 505 dm3-. Al tener como base al Golf Plus, el Cross Golf cuenta con unos asientos situados más altos de lo que en el Golf y las plazas traseras cuentan con una mayor altura y distancia para las piernas. Esta forma de ir sentado da una sensación de mayor seguridad al conductor ya que tiene una mayor visibilidad del resto del tráfico, tal y como sucede en un monovolumen o en un todo terreno. Este aspecto, según los responsables de la marca, hace que, sobre todo sean mujeres las que se puedan decidir por la compra de este nuevo modelo.

La gama de colores del Cross Golf no será tan “arriesgada” como la del Cross Polo en la que la presencia de colores vivos como el rojo o el naranja hacían que el coche tuviera un signo inequívoco de distinción con respecto al resto de los modelos de la gama. En el Cross Golf han decidido ser más tradicionales ya que, según la marca, este modelo no está dirigido a un público tan juvenil y nos quedamos con colores más bien serios como el negro, el gris y el azul oscuro. Una pena porque, al menos a nosotros, no nos parece que el Golf sea “de persona mayor” y unos colores menos serios, a buen seguro, hubieran sido un gancho más apetecible para los que son –o se sienten- más jóvenes.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://www.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61691&mapnivel1=CIN&IdxTab=31') ">VW Cross Golf

Los ingredientes para cocinar esta nueva versión son los mismos que se utilizan en su hermano pequeño, el Cross Polo, y que se utilizarán para que su hermano mayor, el Cross Touran, y que están destinados a que formen parte de una nueva familia: el maquillaje. Así, el Cross Golf se basa, tanto en estética en el Golf Plus y en el equipamiento al acabado Sportline, al que se le añaden detalles exteriores e interiores que consiguen que visualmente, parezca que estamos ante una versión destinada a abandonar el asfalto y adentrarse en caminos de tierra; vamos, que parece un todo terreno ligero pero que no tiene nada que pueda encuadrarle en ese segmento.

El Cross Golf se diferencia del Golf Plus en el exterior por la presencia de unas llantas de 17 pulgadas –firmadas por BBS-, barras lacadas en color plateado en el techo –que soportan hasta 75 kg-, un revestimiento de plástico duro que recubre aletas, zona inferior y lateral de la carrocería, pasos de rueda y bajos de las puertas. Además, en las puertas traseras lleva un logo con su denominación y cuenta con faros antiniebla y aberturas del paragolpes delantero de distinto diseño. Estos aditamentos hacen que el Cross Golf crezca con respecto al Plus en todas las mediciones: es 2,3 cm más largo, 1,6 cm más ancho y 7,9 cm más alto –con las barras portaequipajes-. Lo cierto es que este maquillaje no resulta demasiado recargado y, aunque no pasa desapercibido, conjuga bastante bien con el coche sin que parezca que es una preparación “tunning”, incluso con los colores más oscuros donde los plásticos del paragolpes y los bajos destacan más. A todo esto hay que añadir unas suspensiones con unos muelles más duros y una altura al suelo elevada en 20 mm. Es cierto que esta estética le asemeja bastante con un SUV lo que, a buen seguro, será un buen gancho para que la gente acuda al concesionario a interesarse por él.

En el interior también dispone de novedades con respecto al modelo que toma como base, sobre todo en lo que se refiere a nuevos colores de tapicería de los asientos y revestimiento de puertas, así como la inclusión de de aplicaciones de símil metálico en el salpicadero. De la base mantiene las mesitas plegables situadas en los respaldos de los asientos delanteros, los cajones bajo éstos asientos, la posibilidad de desplazar longitudinalmente los asientos traseros dando mayor amplitud al habitáculo o al maletero, dependiendo de las necesidades de cada momento –gracias a ello el volumen de maletero puede pasar de 395 a 505 dm3-. Al tener como base al Golf Plus, el Cross Golf cuenta con unos asientos situados más altos de lo que en el Golf y las plazas traseras cuentan con una mayor altura y distancia para las piernas. Esta forma de ir sentado da una sensación de mayor seguridad al conductor ya que tiene una mayor visibilidad del resto del tráfico, tal y como sucede en un monovolumen o en un todo terreno. Este aspecto, según los responsables de la marca, hace que, sobre todo sean mujeres las que se puedan decidir por la compra de este nuevo modelo.

La gama de colores del Cross Golf no será tan “arriesgada” como la del Cross Polo en la que la presencia de colores vivos como el rojo o el naranja hacían que el coche tuviera un signo inequívoco de distinción con respecto al resto de los modelos de la gama. En el Cross Golf han decidido ser más tradicionales ya que, según la marca, este modelo no está dirigido a un público tan juvenil y nos quedamos con colores más bien serios como el negro, el gris y el azul oscuro. Una pena porque, al menos a nosotros, no nos parece que el Golf sea “de persona mayor” y unos colores menos serios, a buen seguro, hubieran sido un gancho más apetecible para los que son –o se sienten- más jóvenes.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://www.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61691&mapnivel1=CIN&IdxTab=31') ">VW Cross Golf

Los ingredientes para cocinar esta nueva versión son los mismos que se utilizan en su hermano pequeño, el Cross Polo, y que se utilizarán para que su hermano mayor, el Cross Touran, y que están destinados a que formen parte de una nueva familia: el maquillaje. Así, el Cross Golf se basa, tanto en estética en el Golf Plus y en el equipamiento al acabado Sportline, al que se le añaden detalles exteriores e interiores que consiguen que visualmente, parezca que estamos ante una versión destinada a abandonar el asfalto y adentrarse en caminos de tierra; vamos, que parece un todo terreno ligero pero que no tiene nada que pueda encuadrarle en ese segmento.

El Cross Golf se diferencia del Golf Plus en el exterior por la presencia de unas llantas de 17 pulgadas –firmadas por BBS-, barras lacadas en color plateado en el techo –que soportan hasta 75 kg-, un revestimiento de plástico duro que recubre aletas, zona inferior y lateral de la carrocería, pasos de rueda y bajos de las puertas. Además, en las puertas traseras lleva un logo con su denominación y cuenta con faros antiniebla y aberturas del paragolpes delantero de distinto diseño. Estos aditamentos hacen que el Cross Golf crezca con respecto al Plus en todas las mediciones: es 2,3 cm más largo, 1,6 cm más ancho y 7,9 cm más alto –con las barras portaequipajes-. Lo cierto es que este maquillaje no resulta demasiado recargado y, aunque no pasa desapercibido, conjuga bastante bien con el coche sin que parezca que es una preparación “tunning”, incluso con los colores más oscuros donde los plásticos del paragolpes y los bajos destacan más. A todo esto hay que añadir unas suspensiones con unos muelles más duros y una altura al suelo elevada en 20 mm. Es cierto que esta estética le asemeja bastante con un SUV lo que, a buen seguro, será un buen gancho para que la gente acuda al concesionario a interesarse por él.

En el interior también dispone de novedades con respecto al modelo que toma como base, sobre todo en lo que se refiere a nuevos colores de tapicería de los asientos y revestimiento de puertas, así como la inclusión de de aplicaciones de símil metálico en el salpicadero. De la base mantiene las mesitas plegables situadas en los respaldos de los asientos delanteros, los cajones bajo éstos asientos, la posibilidad de desplazar longitudinalmente los asientos traseros dando mayor amplitud al habitáculo o al maletero, dependiendo de las necesidades de cada momento –gracias a ello el volumen de maletero puede pasar de 395 a 505 dm3-. Al tener como base al Golf Plus, el Cross Golf cuenta con unos asientos situados más altos de lo que en el Golf y las plazas traseras cuentan con una mayor altura y distancia para las piernas. Esta forma de ir sentado da una sensación de mayor seguridad al conductor ya que tiene una mayor visibilidad del resto del tráfico, tal y como sucede en un monovolumen o en un todo terreno. Este aspecto, según los responsables de la marca, hace que, sobre todo sean mujeres las que se puedan decidir por la compra de este nuevo modelo.

La gama de colores del Cross Golf no será tan “arriesgada” como la del Cross Polo en la que la presencia de colores vivos como el rojo o el naranja hacían que el coche tuviera un signo inequívoco de distinción con respecto al resto de los modelos de la gama. En el Cross Golf han decidido ser más tradicionales ya que, según la marca, este modelo no está dirigido a un público tan juvenil y nos quedamos con colores más bien serios como el negro, el gris y el azul oscuro. Una pena porque, al menos a nosotros, no nos parece que el Golf sea “de persona mayor” y unos colores menos serios, a buen seguro, hubieran sido un gancho más apetecible para los que son –o se sienten- más jóvenes.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://www.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61691&mapnivel1=CIN&IdxTab=31') ">VW Cross Golf

Los ingredientes para cocinar esta nueva versión son los mismos que se utilizan en su hermano pequeño, el Cross Polo, y que se utilizarán para que su hermano mayor, el Cross Touran, y que están destinados a que formen parte de una nueva familia: el maquillaje. Así, el Cross Golf se basa, tanto en estética en el Golf Plus y en el equipamiento al acabado Sportline, al que se le añaden detalles exteriores e interiores que consiguen que visualmente, parezca que estamos ante una versión destinada a abandonar el asfalto y adentrarse en caminos de tierra; vamos, que parece un todo terreno ligero pero que no tiene nada que pueda encuadrarle en ese segmento.

El Cross Golf se diferencia del Golf Plus en el exterior por la presencia de unas llantas de 17 pulgadas –firmadas por BBS-, barras lacadas en color plateado en el techo –que soportan hasta 75 kg-, un revestimiento de plástico duro que recubre aletas, zona inferior y lateral de la carrocería, pasos de rueda y bajos de las puertas. Además, en las puertas traseras lleva un logo con su denominación y cuenta con faros antiniebla y aberturas del paragolpes delantero de distinto diseño. Estos aditamentos hacen que el Cross Golf crezca con respecto al Plus en todas las mediciones: es 2,3 cm más largo, 1,6 cm más ancho y 7,9 cm más alto –con las barras portaequipajes-. Lo cierto es que este maquillaje no resulta demasiado recargado y, aunque no pasa desapercibido, conjuga bastante bien con el coche sin que parezca que es una preparación “tunning”, incluso con los colores más oscuros donde los plásticos del paragolpes y los bajos destacan más. A todo esto hay que añadir unas suspensiones con unos muelles más duros y una altura al suelo elevada en 20 mm. Es cierto que esta estética le asemeja bastante con un SUV lo que, a buen seguro, será un buen gancho para que la gente acuda al concesionario a interesarse por él.

En el interior también dispone de novedades con respecto al modelo que toma como base, sobre todo en lo que se refiere a nuevos colores de tapicería de los asientos y revestimiento de puertas, así como la inclusión de de aplicaciones de símil metálico en el salpicadero. De la base mantiene las mesitas plegables situadas en los respaldos de los asientos delanteros, los cajones bajo éstos asientos, la posibilidad de desplazar longitudinalmente los asientos traseros dando mayor amplitud al habitáculo o al maletero, dependiendo de las necesidades de cada momento –gracias a ello el volumen de maletero puede pasar de 395 a 505 dm3-. Al tener como base al Golf Plus, el Cross Golf cuenta con unos asientos situados más altos de lo que en el Golf y las plazas traseras cuentan con una mayor altura y distancia para las piernas. Esta forma de ir sentado da una sensación de mayor seguridad al conductor ya que tiene una mayor visibilidad del resto del tráfico, tal y como sucede en un monovolumen o en un todo terreno. Este aspecto, según los responsables de la marca, hace que, sobre todo sean mujeres las que se puedan decidir por la compra de este nuevo modelo.

La gama de colores del Cross Golf no será tan “arriesgada” como la del Cross Polo en la que la presencia de colores vivos como el rojo o el naranja hacían que el coche tuviera un signo inequívoco de distinción con respecto al resto de los modelos de la gama. En el Cross Golf han decidido ser más tradicionales ya que, según la marca, este modelo no está dirigido a un público tan juvenil y nos quedamos con colores más bien serios como el negro, el gris y el azul oscuro. Una pena porque, al menos a nosotros, no nos parece que el Golf sea “de persona mayor” y unos colores menos serios, a buen seguro, hubieran sido un gancho más apetecible para los que son –o se sienten- más jóvenes.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://www.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61691&mapnivel1=CIN&IdxTab=31') ">VW Cross Golf

Los ingredientes para cocinar esta nueva versión son los mismos que se utilizan en su hermano pequeño, el Cross Polo, y que se utilizarán para que su hermano mayor, el Cross Touran, y que están destinados a que formen parte de una nueva familia: el maquillaje. Así, el Cross Golf se basa, tanto en estética en el Golf Plus y en el equipamiento al acabado Sportline, al que se le añaden detalles exteriores e interiores que consiguen que visualmente, parezca que estamos ante una versión destinada a abandonar el asfalto y adentrarse en caminos de tierra; vamos, que parece un todo terreno ligero pero que no tiene nada que pueda encuadrarle en ese segmento.

El Cross Golf se diferencia del Golf Plus en el exterior por la presencia de unas llantas de 17 pulgadas –firmadas por BBS-, barras lacadas en color plateado en el techo –que soportan hasta 75 kg-, un revestimiento de plástico duro que recubre aletas, zona inferior y lateral de la carrocería, pasos de rueda y bajos de las puertas. Además, en las puertas traseras lleva un logo con su denominación y cuenta con faros antiniebla y aberturas del paragolpes delantero de distinto diseño. Estos aditamentos hacen que el Cross Golf crezca con respecto al Plus en todas las mediciones: es 2,3 cm más largo, 1,6 cm más ancho y 7,9 cm más alto –con las barras portaequipajes-. Lo cierto es que este maquillaje no resulta demasiado recargado y, aunque no pasa desapercibido, conjuga bastante bien con el coche sin que parezca que es una preparación “tunning”, incluso con los colores más oscuros donde los plásticos del paragolpes y los bajos destacan más. A todo esto hay que añadir unas suspensiones con unos muelles más duros y una altura al suelo elevada en 20 mm. Es cierto que esta estética le asemeja bastante con un SUV lo que, a buen seguro, será un buen gancho para que la gente acuda al concesionario a interesarse por él.

En el interior también dispone de novedades con respecto al modelo que toma como base, sobre todo en lo que se refiere a nuevos colores de tapicería de los asientos y revestimiento de puertas, así como la inclusión de de aplicaciones de símil metálico en el salpicadero. De la base mantiene las mesitas plegables situadas en los respaldos de los asientos delanteros, los cajones bajo éstos asientos, la posibilidad de desplazar longitudinalmente los asientos traseros dando mayor amplitud al habitáculo o al maletero, dependiendo de las necesidades de cada momento –gracias a ello el volumen de maletero puede pasar de 395 a 505 dm3-. Al tener como base al Golf Plus, el Cross Golf cuenta con unos asientos situados más altos de lo que en el Golf y las plazas traseras cuentan con una mayor altura y distancia para las piernas. Esta forma de ir sentado da una sensación de mayor seguridad al conductor ya que tiene una mayor visibilidad del resto del tráfico, tal y como sucede en un monovolumen o en un todo terreno. Este aspecto, según los responsables de la marca, hace que, sobre todo sean mujeres las que se puedan decidir por la compra de este nuevo modelo.

La gama de colores del Cross Golf no será tan “arriesgada” como la del Cross Polo en la que la presencia de colores vivos como el rojo o el naranja hacían que el coche tuviera un signo inequívoco de distinción con respecto al resto de los modelos de la gama. En el Cross Golf han decidido ser más tradicionales ya que, según la marca, este modelo no está dirigido a un público tan juvenil y nos quedamos con colores más bien serios como el negro, el gris y el azul oscuro. Una pena porque, al menos a nosotros, no nos parece que el Golf sea “de persona mayor” y unos colores menos serios, a buen seguro, hubieran sido un gancho más apetecible para los que son –o se sienten- más jóvenes.

Galería relacionada

Cross Golf 2007

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...