Twingo Renault Sport

El benjamín de la familia Renault, el Twingo, recibe su correspondiente variante prestacional, bajo la denominación habitual que la marca da a sus modelos de talante y planteamiento deportivo: Twingo Renault Sport. Su motor de 1,6 litros y 133 CV, dos posibilidades de chasis, y un precio ajustado, son parte de su tarjeta de presentación.
-
Twingo Renault Sport
Twingo Renault Sport

La base del Twingo Renault Sport, con las correspondientes modificaciones para conseguir que su pequeño tamaño no sea un inconveniente, sino justo todo lo contrario. Así, y tomando como referencias las dimensiones de un Twingo GT, las vías son ensanchadas en 60 mm delante y 59 mm detrás, la estabilizadora trasera aumenta hasta 24 mm de diámetro -22,5 mm en el Twingo GT-, se rebaja la altura al suelo en 10 mm y se endurecen tanto muelles como amortiguadores. Además, se introducen articulaciones elásticas más firmes. Todo ello supone una estabilidad superior en curva y una mayor eficacia en todo tipo de terrenos.

Como parte de su innegable orientación hacia el dinamismo, el Twingo Renault Sport se puede elegir bien con el chasis Sport –que es el que lleva las modificaciones anteriormente descritas- o el Cup que añade una altura de carrocería 4 mm menor que el Sport, llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos en perfil 40 y unos tarados de muelles y amortiguadores un 10 por ciento más firmes. En ambos casos, el equipo de frenos está heredado del Mégane, con disco ventilado de 280 mm de diámetro delante y macizo de 240 mm detrás. El control de estabilidad ESP, de serie, está tarado teniendo en cuenta la orientación dinámica de este modelo y actúa en situaciones mucho más límite que las de un Twingo convencional. El ESP es desconectable de forma total, algo que no sucede en el resto de los modelos de la marca.

El comportamiento dinámico es el esperado de una versión con esta caballería y un peso de poco menos de 1.050 kg. En carreteras viradas el coche demuestra todo su potencial, con una buena disposición a hacer que el conductor disfrute de su conducción. La dirección tiene unas nuevas leyes de funcionamiento, que la hace más directa y con mayor aplomo, lo que se traduce en una buena información al conductor de cuanto ocurre entre las ruedas y el suelo. La mayor rigidez de chasis y firmeza de amortiguación suponen una mayor eficacia en este tipo de trazados, la carrocería apenas inclina y en una conducción normal, esta mayor dureza no se traduce en una reducción del confort interior del coche.

201 km/h de velocidad máxima, 8,7 segundos en alcanzar los 100 km/h con salida desde parado y un consumo de 7 l/100 en ciclo mixto.

El motor del Twingo Renault Sport es el 1.6 multiválvula de la marca, con una serie de modificaciones encaminadas a ofrecer unas prestaciones acordes con su carácter deportivo. Este motor está asociado a una caja de cambios de cinco relaciones, con unos desarrollos finales del cambio más cortos.

Según los responsables de la marca, el nuevo colector de escape 4 a 1 está inspirado en los que se emplean en la F1 y está diseñado de tal manera que ocupe el mínimo espacio posible. El sonido está cuidadosamente estudiado para hacer que a regímenes bajos apenas se deje notar el sonido del motor, pero que una vez superadas las 4.500/4.750 rpm, el ruido procedente del motor deje “bien claro” que estamos ante una versión especial.

Deportividad en tamaño pequeño

Galería relacionada

Twingo Renault Sport

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...