Toyota Corolla Verso 2.0 D4D Sol

Está el mercado de los monovolúmenes compactos al rojo vivo. Si no había bastante con la profusión de modelos de los últimos meses, ahora llega Toyota con su Corolla Verso, un coche atractivo, ágil y, además, con siete plazas de serie, cinco de ellas escamoteables.
-
Toyota Corolla Verso 2.0 D4D Sol
Toyota Corolla Verso 2.0 D4D Sol

El C-Max es un gran rival para el Corolla Verso. Por comportamiento, estética y acabados, este coche está a la altura sin problemas. En cambio, pierde en el apartado de habitabilidad, que no llega a ser excelente ni para cinco personas, descartando en todo momento la posibilidad de llevar siete pasajeros.
Pero el motor 2.0 TDCi que lleva el Ford entrega más potencia que el del Toyota: 136 CV frente a 116. Además, en nuestro banco de pruebas vienen dando algo más de 150 CV, mientras que el motor japonés no ha pasado de 120 CV. Este empuje se nota en unas prestaciones bastante más vivas.

Auqneu sú imagen se ha quedado ya muy anticuada, el Zafira sigue siendo una opción muy buena para los que necesiten realmente mucho espacio. Sus siete plazas de serie revolucinaron la categoría y dieron lugar a todos los imitadores que aparecen ahora.
Su poderoso motor DTi llega a casi los 140 CV, pero también consume algo más que el Corolla y no es que resulte especialmente rápido frente a él.

El Grand Scénic lleva también las seite plazas, mientras que el Scénic normal se ofrece sólo con las cinco convencionales. Esta doble variante de carrocerías, incluso de modelos, convierte al coche de Renault en un doble rival para el Corolla.
Tanto el Grand Scénic como el Scénic normal son coches muy modernos y de diseño muy atractivo. Si buscamos espacio, mejor el Grand, que es más voluminoso, aunque el Toyota ofrece un interior mucho más práctico y mejor distribuido.
El motor 1.9 dCi pasa de los 120 CV y siempre ha dado un gran resultado.

El recién llegado Seat Altea, que está iniciando su fase de comercialización, es la otra cara de la moneda del Corolla. Si el coche japonés apuesta por el confort y el uso familiar, el español se dirige a los que no pueden olvidarse de la parte más deportiva.
Esta versión que proponemos lleva un motor bastante anticuado, pero muy efectivo, el 1.9 TDI de 105 CV, que rinde fenomenal con sus más de 120 CV reales.
No hay tanto espacio dentro, ni mucho menos siete plazas, pero es un coche ágil, rápido, divertido y muy bonito.

La propuesta de Volkswagen para los monovolúmenes compactos lleva el mismo chasis que el Seat Altea, pero le saca mucho menos partido, porque el coche español es más deportivo. Ese chasis, que es más sofisticado que el del Corolla, lo hace también más cómodo, aunque lo mucho que pesa el Volkswagen también es un inconveniente para la conducción rápida.
Estéticamente no está a la altura de nuestro protagonista, aunque, eso sí, sus acabados son impecables. El interior es muy amplio y muy confortable. Lo peor: el precio.

El C-Max es un gran rival para el Corolla Verso. Por comportamiento, estética y acabados, este coche está a la altura sin problemas. En cambio, pierde en el apartado de habitabilidad, que no llega a ser excelente ni para cinco personas, descartando en todo momento la posibilidad de llevar siete pasajeros.
Pero el motor 2.0 TDCi que lleva el Ford entrega más potencia que el del Toyota: 136 CV frente a 116. Además, en nuestro banco de pruebas vienen dando algo más de 150 CV, mientras que el motor japonés no ha pasado de 120 CV. Este empuje se nota en unas prestaciones bastante más vivas.

Auqneu sú imagen se ha quedado ya muy anticuada, el Zafira sigue siendo una opción muy buena para los que necesiten realmente mucho espacio. Sus siete plazas de serie revolucinaron la categoría y dieron lugar a todos los imitadores que aparecen ahora.
Su poderoso motor DTi llega a casi los 140 CV, pero también consume algo más que el Corolla y no es que resulte especialmente rápido frente a él.

El Grand Scénic lleva también las seite plazas, mientras que el Scénic normal se ofrece sólo con las cinco convencionales. Esta doble variante de carrocerías, incluso de modelos, convierte al coche de Renault en un doble rival para el Corolla.
Tanto el Grand Scénic como el Scénic normal son coches muy modernos y de diseño muy atractivo. Si buscamos espacio, mejor el Grand, que es más voluminoso, aunque el Toyota ofrece un interior mucho más práctico y mejor distribuido.
El motor 1.9 dCi pasa de los 120 CV y siempre ha dado un gran resultado.

El recién llegado Seat Altea, que está iniciando su fase de comercialización, es la otra cara de la moneda del Corolla. Si el coche japonés apuesta por el confort y el uso familiar, el español se dirige a los que no pueden olvidarse de la parte más deportiva.
Esta versión que proponemos lleva un motor bastante anticuado, pero muy efectivo, el 1.9 TDI de 105 CV, que rinde fenomenal con sus más de 120 CV reales.
No hay tanto espacio dentro, ni mucho menos siete plazas, pero es un coche ágil, rápido, divertido y muy bonito.

La propuesta de Volkswagen para los monovolúmenes compactos lleva el mismo chasis que el Seat Altea, pero le saca mucho menos partido, porque el coche español es más deportivo. Ese chasis, que es más sofisticado que el del Corolla, lo hace también más cómodo, aunque lo mucho que pesa el Volkswagen también es un inconveniente para la conducción rápida.
Estéticamente no está a la altura de nuestro protagonista, aunque, eso sí, sus acabados son impecables. El interior es muy amplio y muy confortable. Lo peor: el precio.

El C-Max es un gran rival para el Corolla Verso. Por comportamiento, estética y acabados, este coche está a la altura sin problemas. En cambio, pierde en el apartado de habitabilidad, que no llega a ser excelente ni para cinco personas, descartando en todo momento la posibilidad de llevar siete pasajeros.
Pero el motor 2.0 TDCi que lleva el Ford entrega más potencia que el del Toyota: 136 CV frente a 116. Además, en nuestro banco de pruebas vienen dando algo más de 150 CV, mientras que el motor japonés no ha pasado de 120 CV. Este empuje se nota en unas prestaciones bastante más vivas.

Auqneu sú imagen se ha quedado ya muy anticuada, el Zafira sigue siendo una opción muy buena para los que necesiten realmente mucho espacio. Sus siete plazas de serie revolucinaron la categoría y dieron lugar a todos los imitadores que aparecen ahora.
Su poderoso motor DTi llega a casi los 140 CV, pero también consume algo más que el Corolla y no es que resulte especialmente rápido frente a él.

El Grand Scénic lleva también las seite plazas, mientras que el Scénic normal se ofrece sólo con las cinco convencionales. Esta doble variante de carrocerías, incluso de modelos, convierte al coche de Renault en un doble rival para el Corolla.
Tanto el Grand Scénic como el Scénic normal son coches muy modernos y de diseño muy atractivo. Si buscamos espacio, mejor el Grand, que es más voluminoso, aunque el Toyota ofrece un interior mucho más práctico y mejor distribuido.
El motor 1.9 dCi pasa de los 120 CV y siempre ha dado un gran resultado.

El recién llegado Seat Altea, que está iniciando su fase de comercialización, es la otra cara de la moneda del Corolla. Si el coche japonés apuesta por el confort y el uso familiar, el español se dirige a los que no pueden olvidarse de la parte más deportiva.
Esta versión que proponemos lleva un motor bastante anticuado, pero muy efectivo, el 1.9 TDI de 105 CV, que rinde fenomenal con sus más de 120 CV reales.
No hay tanto espacio dentro, ni mucho menos siete plazas, pero es un coche ágil, rápido, divertido y muy bonito.

La propuesta de Volkswagen para los monovolúmenes compactos lleva el mismo chasis que el Seat Altea, pero le saca mucho menos partido, porque el coche español es más deportivo. Ese chasis, que es más sofisticado que el del Corolla, lo hace también más cómodo, aunque lo mucho que pesa el Volkswagen también es un inconveniente para la conducción rápida.
Estéticamente no está a la altura de nuestro protagonista, aunque, eso sí, sus acabados son impecables. El interior es muy amplio y muy confortable. Lo peor: el precio.

El C-Max es un gran rival para el Corolla Verso. Por comportamiento, estética y acabados, este coche está a la altura sin problemas. En cambio, pierde en el apartado de habitabilidad, que no llega a ser excelente ni para cinco personas, descartando en todo momento la posibilidad de llevar siete pasajeros.
Pero el motor 2.0 TDCi que lleva el Ford entrega más potencia que el del Toyota: 136 CV frente a 116. Además, en nuestro banco de pruebas vienen dando algo más de 150 CV, mientras que el motor japonés no ha pasado de 120 CV. Este empuje se nota en unas prestaciones bastante más vivas.

Auqneu sú imagen se ha quedado ya muy anticuada, el Zafira sigue siendo una opción muy buena para los que necesiten realmente mucho espacio. Sus siete plazas de serie revolucinaron la categoría y dieron lugar a todos los imitadores que aparecen ahora.
Su poderoso motor DTi llega a casi los 140 CV, pero también consume algo más que el Corolla y no es que resulte especialmente rápido frente a él.

El Grand Scénic lleva también las seite plazas, mientras que el Scénic normal se ofrece sólo con las cinco convencionales. Esta doble variante de carrocerías, incluso de modelos, convierte al coche de Renault en un doble rival para el Corolla.
Tanto el Grand Scénic como el Scénic normal son coches muy modernos y de diseño muy atractivo. Si buscamos espacio, mejor el Grand, que es más voluminoso, aunque el Toyota ofrece un interior mucho más práctico y mejor distribuido.
El motor 1.9 dCi pasa de los 120 CV y siempre ha dado un gran resultado.

El recién llegado Seat Altea, que está iniciando su fase de comercialización, es la otra cara de la moneda del Corolla. Si el coche japonés apuesta por el confort y el uso familiar, el español se dirige a los que no pueden olvidarse de la parte más deportiva.
Esta versión que proponemos lleva un motor bastante anticuado, pero muy efectivo, el 1.9 TDI de 105 CV, que rinde fenomenal con sus más de 120 CV reales.
No hay tanto espacio dentro, ni mucho menos siete plazas, pero es un coche ágil, rápido, divertido y muy bonito.

La propuesta de Volkswagen para los monovolúmenes compactos lleva el mismo chasis que el Seat Altea, pero le saca mucho menos partido, porque el coche español es más deportivo. Ese chasis, que es más sofisticado que el del Corolla, lo hace también más cómodo, aunque lo mucho que pesa el Volkswagen también es un inconveniente para la conducción rápida.
Estéticamente no está a la altura de nuestro protagonista, aunque, eso sí, sus acabados son impecables. El interior es muy amplio y muy confortable. Lo peor: el precio.

El C-Max es un gran rival para el Corolla Verso. Por comportamiento, estética y acabados, este coche está a la altura sin problemas. En cambio, pierde en el apartado de habitabilidad, que no llega a ser excelente ni para cinco personas, descartando en todo momento la posibilidad de llevar siete pasajeros.
Pero el motor 2.0 TDCi que lleva el Ford entrega más potencia que el del Toyota: 136 CV frente a 116. Además, en nuestro banco de pruebas vienen dando algo más de 150 CV, mientras que el motor japonés no ha pasado de 120 CV. Este empuje se nota en unas prestaciones bastante más vivas.

Auqneu sú imagen se ha quedado ya muy anticuada, el Zafira sigue siendo una opción muy buena para los que necesiten realmente mucho espacio. Sus siete plazas de serie revolucinaron la categoría y dieron lugar a todos los imitadores que aparecen ahora.
Su poderoso motor DTi llega a casi los 140 CV, pero también consume algo más que el Corolla y no es que resulte especialmente rápido frente a él.

El Grand Scénic lleva también las seite plazas, mientras que el Scénic normal se ofrece sólo con las cinco convencionales. Esta doble variante de carrocerías, incluso de modelos, convierte al coche de Renault en un doble rival para el Corolla.
Tanto el Grand Scénic como el Scénic normal son coches muy modernos y de diseño muy atractivo. Si buscamos espacio, mejor el Grand, que es más voluminoso, aunque el Toyota ofrece un interior mucho más práctico y mejor distribuido.
El motor 1.9 dCi pasa de los 120 CV y siempre ha dado un gran resultado.

El recién llegado Seat Altea, que está iniciando su fase de comercialización, es la otra cara de la moneda del Corolla. Si el coche japonés apuesta por el confort y el uso familiar, el español se dirige a los que no pueden olvidarse de la parte más deportiva.
Esta versión que proponemos lleva un motor bastante anticuado, pero muy efectivo, el 1.9 TDI de 105 CV, que rinde fenomenal con sus más de 120 CV reales.
No hay tanto espacio dentro, ni mucho menos siete plazas, pero es un coche ágil, rápido, divertido y muy bonito.

La propuesta de Volkswagen para los monovolúmenes compactos lleva el mismo chasis que el Seat Altea, pero le saca mucho menos partido, porque el coche español es más deportivo. Ese chasis, que es más sofisticado que el del Corolla, lo hace también más cómodo, aunque lo mucho que pesa el Volkswagen también es un inconveniente para la conducción rápida.
Estéticamente no está a la altura de nuestro protagonista, aunque, eso sí, sus acabados son impecables. El interior es muy amplio y muy confortable. Lo peor: el precio.

Galería relacionada

Toyota Corolla Verso D4d

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...