Toyota Corolla Verso 2.2 D4-D Sol

Cómodo, agradable, espacioso y con soluciones tecnológicas llenas de ingenio. Así es el nuevo Corolla Verso, que ahora se ve recompensado con la incorporación de una mecánica Diesel de altas prestaciones y de consumo reducido.
-
Toyota Corolla Verso 2.2 D4-D Sol
Toyota Corolla Verso 2.2 D4-D Sol

La parte “picante” de este Corolla Verso es, sin duda, el motor. Se trata de un 2.2 D4-D de 136 CV, que en nuestro banco de rodillos se ha estirado un poco más y ha rozado los 140 CV. Es una mecánica con bastante empuje en cualquier rango de revoluciones (desde 1.200 a 4.200 rpm) y con una gran suavidad y progresividad. Si analizamos sus prestaciones, éstas se encuentra entre las mejores del segmento. En aceleraciones supera a Touran, Madza5 y Zafira, aunque ellos cuentan con motorizaciones más potentes. En cuanto a las recuperaciones, el Corolla Verso pierde la batalla ante el Touran, a pesar de que las diferencias son mínimas.

El par máximo de este motor, ya conocido en el Avensis, se sitúa en los 31,6 mkg (32,2 mkg según las mediciones de nuestro Centro Técnico) con un amplio porcentaje de este empuje a partir de 1.700 rpm.

Olvidándonos un poco de las cifras y centrándonos en el uso diario, este Corolla Verso no muestra demasiada pereza en la parte baja del cuentavueltas, es decir, en arrancadas desde parado (semáforos, aparcamientos) y sube bastante bien de vueltas. Es rápido y silencioso, aunque el habitáculo está peor insonorizado que el del Avensis.

En cuanto al consumo, es el que más gasta entre sus rivales, aunque estamos hablando de diferencias mínimas. En ningún caso, las cifras que manejan Touran, Mazda5, Zafira y Corolla Verso no son elevadas, pues su consumo en ciclo combinado ronda los 7 litros a los 100 km. El monovolumen de Toyota, según nuestro Centro Técnico, gasta 8,8 litros a los 100 km en ciudad, 5,5 litros a los 100 km en carretera y 7,1 litros en el ciclo combinado.

En movimiento, como decíamos, es un coche cómodo, con un tarado de las suspensiones que no le restan eficacia al vehículo en apenas ninguna situación. La altura de la carrocería hace que ésta se balancee en las curvas, sobre todo en los apoyos, aunque es un movimiento contenido y que no afecta a la sensación de control que tenemos del coche.

En recorridos por grandes vías el rodar es seguro y el ruido aerodinámico es uno de los pocos inconvenientes con los que se pueden encontrar los ocupantes del vehículo, aunque no es demasiado molesto. Los frenos responden bien a nuestras exigencias, teniendo unas cifras de detención normales dentro de la categoría en la que nos encontramos (55 metros desde 120 km/h) y una resistencia al uso aceptable. El único pero son las ligeras pérdidas de tracción que se producen en algunas arrancadas y apoyos al límite. No obstante, el control de estabilidad hace de guardaespaldas y soluciona este defectillo actuando con gran eficacia.

El Corolla Verso también es un modelo en el que se incluyen soluciones tecnológicas destacadas. No son, quizás, las más avanzadas del segmento y tampoco son de serie, hay que pagar un sobreprecio por ellas, pero sí nos han parecido de gran utilidad a la hora de conducir.

Estamos hablando sobre todo de las dos cámaras, la delantera y la trasera, que proporcionan una información muy útil, sobre todo de cara a la seguridad, acerca de lo que ocurre en los alrededores del coche. La cámara delantera, a través de la pantalla del navegador, ofrece la imagen de lo que ocurre a la izquierda y a la derecha. Sólo se activa si pulsamos un botón específico y únicamente cuando circulamos a muy baja velocidad, ya que el sistema interpreta que nos acercamos a un cruce, donde realmente la información que proporciona es más útil. Permite ver a los dos lados sin tener que meter demasiado el “morro” del coche en determinadas y peligrosas intersecciones.

La cámara trasera cumple la función de facilitar la labor del aparcamiento. En ese empeño, ayudan unas guías que aparecen en la pantalla y que muestran la proyección del movimiento del coche mientras que realiza las maniobras.

Estos dos extras se comercializan en un mismo paquete a un precio de 800 euros, un coste que no nos parece elevado teniendo en cuenta lo que facilita algunas maniobras.

Nos ha gustado su interior, pues es vistoso y está muy bien rematado, Posee diversos lugares para depositar objetos y tiene todos los botones y mandos muy a mano, sobre todo la palanca de cambios, lo que facilita la conducción.

Este Corolla Verso cuenta un equipamiento de serie, en este acabado Sol, muy completo. En él no se echa de menos ningún elemento, pues cuenta con climatizador, control de velocidad de crucero, llantas de aleación, control de estabilidad y de tracción, radio CD con mandos en el volante, ordenador de a bordo, sensor de lluvia y airbags delanteros, laterales y de cortina. Como equipamiento opcional quedan la pintura metalizada (350 euros), el sistema de navegación (2.500 euros) y el reproductor de DVD (2.000 euros).

El Toyota Corolla Verso 2.2 D4-D Sol de 136 CV tiene un precio de tarifa de 24.125 euros, lo que le coloca en un nivel medio dentro del segmento de los monovolúmenes compactos de siete plazas. Es más barato que el Touran de Volkswagen, aunque se mueve en cifras similares a las del Opel Zafira, Mazda5 y Renault Grand Scénic, por lo que el precio no se convierte en un factor definitivo a la hora de elegir entre uno u otro.

La parte “picante” de este Corolla Verso es, sin duda, el motor. Se trata de un 2.2 D4-D de 136 CV, que en nuestro banco de rodillos se ha estirado un poco más y ha rozado los 140 CV. Es una mecánica con bastante empuje en cualquier rango de revoluciones (desde 1.200 a 4.200 rpm) y con una gran suavidad y progresividad. Si analizamos sus prestaciones, éstas se encuentra entre las mejores del segmento. En aceleraciones supera a Touran, Madza5 y Zafira, aunque ellos cuentan con motorizaciones más potentes. En cuanto a las recuperaciones, el Corolla Verso pierde la batalla ante el Touran, a pesar de que las diferencias son mínimas.

El par máximo de este motor, ya conocido en el Avensis, se sitúa en los 31,6 mkg (32,2 mkg según las mediciones de nuestro Centro Técnico) con un amplio porcentaje de este empuje a partir de 1.700 rpm.

Olvidándonos un poco de las cifras y centrándonos en el uso diario, este Corolla Verso no muestra demasiada pereza en la parte baja del cuentavueltas, es decir, en arrancadas desde parado (semáforos, aparcamientos) y sube bastante bien de vueltas. Es rápido y silencioso, aunque el habitáculo está peor insonorizado que el del Avensis.

En cuanto al consumo, es el que más gasta entre sus rivales, aunque estamos hablando de diferencias mínimas. En ningún caso, las cifras que manejan Touran, Mazda5, Zafira y Corolla Verso no son elevadas, pues su consumo en ciclo combinado ronda los 7 litros a los 100 km. El monovolumen de Toyota, según nuestro Centro Técnico, gasta 8,8 litros a los 100 km en ciudad, 5,5 litros a los 100 km en carretera y 7,1 litros en el ciclo combinado.

En movimiento, como decíamos, es un coche cómodo, con un tarado de las suspensiones que no le restan eficacia al vehículo en apenas ninguna situación. La altura de la carrocería hace que ésta se balancee en las curvas, sobre todo en los apoyos, aunque es un movimiento contenido y que no afecta a la sensación de control que tenemos del coche.

En recorridos por grandes vías el rodar es seguro y el ruido aerodinámico es uno de los pocos inconvenientes con los que se pueden encontrar los ocupantes del vehículo, aunque no es demasiado molesto. Los frenos responden bien a nuestras exigencias, teniendo unas cifras de detención normales dentro de la categoría en la que nos encontramos (55 metros desde 120 km/h) y una resistencia al uso aceptable. El único pero son las ligeras pérdidas de tracción que se producen en algunas arrancadas y apoyos al límite. No obstante, el control de estabilidad hace de guardaespaldas y soluciona este defectillo actuando con gran eficacia.

El Corolla Verso también es un modelo en el que se incluyen soluciones tecnológicas destacadas. No son, quizás, las más avanzadas del segmento y tampoco son de serie, hay que pagar un sobreprecio por ellas, pero sí nos han parecido de gran utilidad a la hora de conducir.

Estamos hablando sobre todo de las dos cámaras, la delantera y la trasera, que proporcionan una información muy útil, sobre todo de cara a la seguridad, acerca de lo que ocurre en los alrededores del coche. La cámara delantera, a través de la pantalla del navegador, ofrece la imagen de lo que ocurre a la izquierda y a la derecha. Sólo se activa si pulsamos un botón específico y únicamente cuando circulamos a muy baja velocidad, ya que el sistema interpreta que nos acercamos a un cruce, donde realmente la información que proporciona es más útil. Permite ver a los dos lados sin tener que meter demasiado el “morro” del coche en determinadas y peligrosas intersecciones.

La cámara trasera cumple la función de facilitar la labor del aparcamiento. En ese empeño, ayudan unas guías que aparecen en la pantalla y que muestran la proyección del movimiento del coche mientras que realiza las maniobras.

Estos dos extras se comercializan en un mismo paquete a un precio de 800 euros, un coste que no nos parece elevado teniendo en cuenta lo que facilita algunas maniobras.

Nos ha gustado su interior, pues es vistoso y está muy bien rematado, Posee diversos lugares para depositar objetos y tiene todos los botones y mandos muy a mano, sobre todo la palanca de cambios, lo que facilita la conducción.

Este Corolla Verso cuenta un equipamiento de serie, en este acabado Sol, muy completo. En él no se echa de menos ningún elemento, pues cuenta con climatizador, control de velocidad de crucero, llantas de aleación, control de estabilidad y de tracción, radio CD con mandos en el volante, ordenador de a bordo, sensor de lluvia y airbags delanteros, laterales y de cortina. Como equipamiento opcional quedan la pintura metalizada (350 euros), el sistema de navegación (2.500 euros) y el reproductor de DVD (2.000 euros).

El Toyota Corolla Verso 2.2 D4-D Sol de 136 CV tiene un precio de tarifa de 24.125 euros, lo que le coloca en un nivel medio dentro del segmento de los monovolúmenes compactos de siete plazas. Es más barato que el Touran de Volkswagen, aunque se mueve en cifras similares a las del Opel Zafira, Mazda5 y Renault Grand Scénic, por lo que el precio no se convierte en un factor definitivo a la hora de elegir entre uno u otro.

Galería relacionada

Toyota Corolla Verso

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...