Toyota Corolla D4D 5p Sol

En los próximos meses viviremos un auténtico desembarco de compactos: llegan los nuevos Golf, Astra y Mazda 3. El mercado se anima como no se recordaba en años. Toyota quiere que su Corolla continúe en la brecha, por lo que ha decidido renovar su Diesel más potente, ahora también más silencioso y más brillante.
-
Toyota Corolla D4D 5p Sol
Toyota Corolla D4D 5p Sol

Es la creación con más “seguidores”; estamos ante una auténtica obra de arte, pero el 147 es mucho más que una cara bonita: en Alfa también han cuidado su comportamiento y sus prestaciones para que sea uno de los compactos recomendables del mercado.

Comparemos sus precios:
Alfa comercializa esta versión por 20.100 euros, un precio notablemente más alto que el de su rival. El diseño se paga –por supuesto-, pero hay que tener en cuenta que la diferencia de precio se dispara si lo equipamos al mismo nivel que el Corolla. Esta versión del 147 viene con aire acondicionado (no climatizador, como su rival) y se paga como opción el cargador de CD (301 euros) y las llantas de aleación (391 euros); elementos que en el Toyota van de serie.

Mecánicas efectivas:
Los JTD de Alfa ya son unos clásicos entre los Diesel de última generación. En este caso, se trata de una mecánica con un poco menos de cubicaje, pero que genera la misma potencia y a un régimen mucho más alto. Sin embargo, no hay una traducción clara en el asfalto, ya que las cifras de velocidad, aceleración y consumo son parejas a las del Corolla.

Habitáculos completamente diferentes
Comparando sus cotas interiores, descubrimos que los pasajeros de las plazas traseras del Alfa irán un poco a disgusto: tienen 126 cm de anchura (el Corolla, 135). Eso sí, el conductor viajará mucho más a gusto en el 147, cuyo puesto de conducción cuenta con regulación en altura y profundidad del volante y con unos asientos más deportivos.

Es uno de los compactos mejor equipados de la categoría. Además, también ostenta el título de ser el rey del espacio entre sus rivales. Su diseño –a mitad de camino entre un monovolumen y un compacto- le permiten lucir un habitáculo envidiable en el sector. ¿Será cierto?

Equipamiento cuidado:
En la versión que comparamos –la Dynamic-, se acerca en precio a la de nuestro Corolla, pero habrá que tirar de la lista de opciones para equipararlos. Fiat no incluye de serie en este acabado el climatizador (350 euros), las llantas de aleación (420 euros), ni el volante multifunción (300 euros). Sin embargo, ofrece la posibilidad de equipar el modelo casi a nuestro gusto. Su lista de complementos es muy extensa y bien ajustada (incluye el recomendable control de estabilidad a 480 euros).

Empate en mecánica:
En un cara a cara, tendríamos que recurrir a la “foto finish”, quizás el Corolla hace valer su menor peso en báscula. Sin embargo, el Stilo se ve perjudicado por su bastidor: en busca de un mayor confort, Fiat ha optado por una suspensiones que pecan de blandas y una dirección con dos niveles de asistencia (dual drive).

K.O. en versatilidad:
Es en el interior donde el Stilo juega su batalla. Más modulable y amplio, se presenta como un coche muy útil para viajar en familia.

Monte el motor que monte, el Focus sabrá exprimir al máximo su mecánica. Su bastidor –perfectamente ajustado- permite al conductor disfrutar de una conducción más deportiva que en otros casos. Sin embargo, este modelo se va quedando un poco obsoleto frente a los aires frescos que recorren el segmento. Su próxima generación saldrá en 2004.

El más deportivo:
Su mecánica no sólo le permite ser más rápido que el Corolla (alcanza 11 km/h más de velocidad punta), sino que también consume menos. Además, el conductor disfrutará mucho más al volante: tiene uno de los mejores puestos de conducción del segmento.

Otros puntos a tener en cuenta:
El precio no hará inclinarse a ningún conductor entre uno y otro coche, pero el posible comprador tiene que saber que en el Focus casi todo se paga a parte (y eso que el acabado Trend es el más alto de gama en versión cinco puertas). También tiene peor habitabilidad.

Le costó bastante incluir un turbodiésel potente, pero –al final- lo hizo y el resultado no puede ser más esperanzador. El Almera es un coche muy bien equilibrado, que combina prestaciones, habitabilidad y un buen precio.

Duelo de mecánicas japonesas:
El 2.2 dCi no es tan brillante como el motor del Corolla. Es un poco menos potente, consume más (en este apartado es el peor de todos sus rivales) y no acelera con el mismo brío.

Cuidando a sus pasajeros:
El Almera ha intentado contentar a todos los pasajeros. Sin duda, el puesto de conducción es mejor que el del Corolla (tiene volante regulable en altura y profundidad; por cierto, éste es de cuero y también incluye los mandos de control del CD). Llantas de aleación, radio CD, ordenador de viaje y faros antiniebla –entre un largo etcétera- van de serie.

También gana por centímetros a su rival: el maletero tiene una capacidad, según nuestras mediciones, de 370 litros (casi 80 más que en el Corolla).

Su diseño también le acerca al mercado de los monovolúmenes. Es el modelo más grande del segmento, por lo que necesita más que sus rivales una mecánica con brío (el Hdi de 110 CV resulta la mecánica Diesel más recomendable para este modelo).

Suavidad efectiva:
El propulsor de Peugeot también destaca por su suavidad y por su entrega de potencia de forma lineal. Si decíamos que con el Corolla no habría que esperar aceleraciones sorprendentes, con el 307 nos lo deberemos tomar aún con más calma (pasa de 0 a 100 km/h en 12,7 segundos, mientras que el modelo de Toyota lo consigue en 10,5). Sin embargo, el conductor se alegrará de elegir esta mecánica, ya que tiene unos consumos más ajustados que los de su rival.

Interior más familiar:
El 307 tiene un equipamiento muy bien cuidado. Simplemente con la inclusión de serie del control de estabilidad, ya gana muchos enteros frente a sus rivales.

Estética atrevida, mecánicas puestas a punto, interior bien cuidado, seguridad cinco estrellas (al menos, esa es la puntuación que ha recibido en las pruebas de choque del EuroNCAP)… No nos extraña nada que el Mégane II haya sido Coche del Año, pero ¿este título le convierte en el mejor?

Mecánica con sorpresas:
La mecánica del Mégane II –que también hemos probado y encontrarás en nuestro archivo de pruebas- nos sorprendió gratamente en nuestro centro técnico. Sin embargo, su superioridad mecánica –tiene 120 CV oficiales- no consiguen marcar diferencias muy importantes con sus rivales. Eso sí, con 196 km/h de velocidad punta, es el más rápido de los modelos analizados.

Seguridad y vanguardia:
El Mégane II cuenta con un auténtico arsenal dedicado a salvaguardar a sus ocupantes: airbags adaptativos (hasta 8 en la berlina de cinco puertas), antideslizamiento, un sistema de detección de choque –que calibra la violencia del golpe y pone en marcha los mecanismos pertinentes… Sin embargo, el ESP es opcional en toda la gama.

Esta versión, Confort Expression, también posee un equipamiento básico bastante completo.

Hasta que Volkswagen saque al mercado su renovado Golf, el León se presenta como el rival más fuerte dentro del Grupo VAG. En esta ocasión, Seat ofrece un modelo de corte deportivo capaz de atraer a los conductores más jóvenes y eso que se trata de un modelo que ya tiene unos cuantos añitos (se comenzó a fabricar en 1999)

Diesel pata negra:
Aventaja al Corolla en el apartado mecánico (consigue una velocidad máxima de 193 km/h y tiene una aceleración de 10,7 segundos en el 0 a 100 km/h). Además, es el modelo con mejores consumos de todos los analizados.

Se trata de un modelo con un corte más deportivo. Sus suspensiones son más firmes que las del Corolla y su equipamiento incluye de serie control de tracción (el de estabilidad se comercializa a 511 euros).

Es la creación con más “seguidores”; estamos ante una auténtica obra de arte, pero el 147 es mucho más que una cara bonita: en Alfa también han cuidado su comportamiento y sus prestaciones para que sea uno de los compactos recomendables del mercado.

Comparemos sus precios:
Alfa comercializa esta versión por 20.100 euros, un precio notablemente más alto que el de su rival. El diseño se paga –por supuesto-, pero hay que tener en cuenta que la diferencia de precio se dispara si lo equipamos al mismo nivel que el Corolla. Esta versión del 147 viene con aire acondicionado (no climatizador, como su rival) y se paga como opción el cargador de CD (301 euros) y las llantas de aleación (391 euros); elementos que en el Toyota van de serie.

Mecánicas efectivas:
Los JTD de Alfa ya son unos clásicos entre los Diesel de última generación. En este caso, se trata de una mecánica con un poco menos de cubicaje, pero que genera la misma potencia y a un régimen mucho más alto. Sin embargo, no hay una traducción clara en el asfalto, ya que las cifras de velocidad, aceleración y consumo son parejas a las del Corolla.

Habitáculos completamente diferentes
Comparando sus cotas interiores, descubrimos que los pasajeros de las plazas traseras del Alfa irán un poco a disgusto: tienen 126 cm de anchura (el Corolla, 135). Eso sí, el conductor viajará mucho más a gusto en el 147, cuyo puesto de conducción cuenta con regulación en altura y profundidad del volante y con unos asientos más deportivos.

Es uno de los compactos mejor equipados de la categoría. Además, también ostenta el título de ser el rey del espacio entre sus rivales. Su diseño –a mitad de camino entre un monovolumen y un compacto- le permiten lucir un habitáculo envidiable en el sector. ¿Será cierto?

Equipamiento cuidado:
En la versión que comparamos –la Dynamic-, se acerca en precio a la de nuestro Corolla, pero habrá que tirar de la lista de opciones para equipararlos. Fiat no incluye de serie en este acabado el climatizador (350 euros), las llantas de aleación (420 euros), ni el volante multifunción (300 euros). Sin embargo, ofrece la posibilidad de equipar el modelo casi a nuestro gusto. Su lista de complementos es muy extensa y bien ajustada (incluye el recomendable control de estabilidad a 480 euros).

Empate en mecánica:
En un cara a cara, tendríamos que recurrir a la “foto finish”, quizás el Corolla hace valer su menor peso en báscula. Sin embargo, el Stilo se ve perjudicado por su bastidor: en busca de un mayor confort, Fiat ha optado por una suspensiones que pecan de blandas y una dirección con dos niveles de asistencia (dual drive).

K.O. en versatilidad:
Es en el interior donde el Stilo juega su batalla. Más modulable y amplio, se presenta como un coche muy útil para viajar en familia.

Monte el motor que monte, el Focus sabrá exprimir al máximo su mecánica. Su bastidor –perfectamente ajustado- permite al conductor disfrutar de una conducción más deportiva que en otros casos. Sin embargo, este modelo se va quedando un poco obsoleto frente a los aires frescos que recorren el segmento. Su próxima generación saldrá en 2004.

El más deportivo:
Su mecánica no sólo le permite ser más rápido que el Corolla (alcanza 11 km/h más de velocidad punta), sino que también consume menos. Además, el conductor disfrutará mucho más al volante: tiene uno de los mejores puestos de conducción del segmento.

Otros puntos a tener en cuenta:
El precio no hará inclinarse a ningún conductor entre uno y otro coche, pero el posible comprador tiene que saber que en el Focus casi todo se paga a parte (y eso que el acabado Trend es el más alto de gama en versión cinco puertas). También tiene peor habitabilidad.

Le costó bastante incluir un turbodiésel potente, pero –al final- lo hizo y el resultado no puede ser más esperanzador. El Almera es un coche muy bien equilibrado, que combina prestaciones, habitabilidad y un buen precio.

Duelo de mecánicas japonesas:
El 2.2 dCi no es tan brillante como el motor del Corolla. Es un poco menos potente, consume más (en este apartado es el peor de todos sus rivales) y no acelera con el mismo brío.

Cuidando a sus pasajeros:
El Almera ha intentado contentar a todos los pasajeros. Sin duda, el puesto de conducción es mejor que el del Corolla (tiene volante regulable en altura y profundidad; por cierto, éste es de cuero y también incluye los mandos de control del CD). Llantas de aleación, radio CD, ordenador de viaje y faros antiniebla –entre un largo etcétera- van de serie.

También gana por centímetros a su rival: el maletero tiene una capacidad, según nuestras mediciones, de 370 litros (casi 80 más que en el Corolla).

Su diseño también le acerca al mercado de los monovolúmenes. Es el modelo más grande del segmento, por lo que necesita más que sus rivales una mecánica con brío (el Hdi de 110 CV resulta la mecánica Diesel más recomendable para este modelo).

Suavidad efectiva:
El propulsor de Peugeot también destaca por su suavidad y por su entrega de potencia de forma lineal. Si decíamos que con el Corolla no habría que esperar aceleraciones sorprendentes, con el 307 nos lo deberemos tomar aún con más calma (pasa de 0 a 100 km/h en 12,7 segundos, mientras que el modelo de Toyota lo consigue en 10,5). Sin embargo, el conductor se alegrará de elegir esta mecánica, ya que tiene unos consumos más ajustados que los de su rival.

Interior más familiar:
El 307 tiene un equipamiento muy bien cuidado. Simplemente con la inclusión de serie del control de estabilidad, ya gana muchos enteros frente a sus rivales.

Estética atrevida, mecánicas puestas a punto, interior bien cuidado, seguridad cinco estrellas (al menos, esa es la puntuación que ha recibido en las pruebas de choque del EuroNCAP)… No nos extraña nada que el Mégane II haya sido Coche del Año, pero ¿este título le convierte en el mejor?

Mecánica con sorpresas:
La mecánica del Mégane II –que también hemos probado y encontrarás en nuestro archivo de pruebas- nos sorprendió gratamente en nuestro centro técnico. Sin embargo, su superioridad mecánica –tiene 120 CV oficiales- no consiguen marcar diferencias muy importantes con sus rivales. Eso sí, con 196 km/h de velocidad punta, es el más rápido de los modelos analizados.

Seguridad y vanguardia:
El Mégane II cuenta con un auténtico arsenal dedicado a salvaguardar a sus ocupantes: airbags adaptativos (hasta 8 en la berlina de cinco puertas), antideslizamiento, un sistema de detección de choque –que calibra la violencia del golpe y pone en marcha los mecanismos pertinentes… Sin embargo, el ESP es opcional en toda la gama.

Esta versión, Confort Expression, también posee un equipamiento básico bastante completo.

Hasta que Volkswagen saque al mercado su renovado Golf, el León se presenta como el rival más fuerte dentro del Grupo VAG. En esta ocasión, Seat ofrece un modelo de corte deportivo capaz de atraer a los conductores más jóvenes y eso que se trata de un modelo que ya tiene unos cuantos añitos (se comenzó a fabricar en 1999)

Diesel pata negra:
Aventaja al Corolla en el apartado mecánico (consigue una velocidad máxima de 193 km/h y tiene una aceleración de 10,7 segundos en el 0 a 100 km/h). Además, es el modelo con mejores consumos de todos los analizados.

Se trata de un modelo con un corte más deportivo. Sus suspensiones son más firmes que las del Corolla y su equipamiento incluye de serie control de tracción (el de estabilidad se comercializa a 511 euros).

Es la creación con más “seguidores”; estamos ante una auténtica obra de arte, pero el 147 es mucho más que una cara bonita: en Alfa también han cuidado su comportamiento y sus prestaciones para que sea uno de los compactos recomendables del mercado.

Comparemos sus precios:
Alfa comercializa esta versión por 20.100 euros, un precio notablemente más alto que el de su rival. El diseño se paga –por supuesto-, pero hay que tener en cuenta que la diferencia de precio se dispara si lo equipamos al mismo nivel que el Corolla. Esta versión del 147 viene con aire acondicionado (no climatizador, como su rival) y se paga como opción el cargador de CD (301 euros) y las llantas de aleación (391 euros); elementos que en el Toyota van de serie.

Mecánicas efectivas:
Los JTD de Alfa ya son unos clásicos entre los Diesel de última generación. En este caso, se trata de una mecánica con un poco menos de cubicaje, pero que genera la misma potencia y a un régimen mucho más alto. Sin embargo, no hay una traducción clara en el asfalto, ya que las cifras de velocidad, aceleración y consumo son parejas a las del Corolla.

Habitáculos completamente diferentes
Comparando sus cotas interiores, descubrimos que los pasajeros de las plazas traseras del Alfa irán un poco a disgusto: tienen 126 cm de anchura (el Corolla, 135). Eso sí, el conductor viajará mucho más a gusto en el 147, cuyo puesto de conducción cuenta con regulación en altura y profundidad del volante y con unos asientos más deportivos.

Es uno de los compactos mejor equipados de la categoría. Además, también ostenta el título de ser el rey del espacio entre sus rivales. Su diseño –a mitad de camino entre un monovolumen y un compacto- le permiten lucir un habitáculo envidiable en el sector. ¿Será cierto?

Equipamiento cuidado:
En la versión que comparamos –la Dynamic-, se acerca en precio a la de nuestro Corolla, pero habrá que tirar de la lista de opciones para equipararlos. Fiat no incluye de serie en este acabado el climatizador (350 euros), las llantas de aleación (420 euros), ni el volante multifunción (300 euros). Sin embargo, ofrece la posibilidad de equipar el modelo casi a nuestro gusto. Su lista de complementos es muy extensa y bien ajustada (incluye el recomendable control de estabilidad a 480 euros).

Empate en mecánica:
En un cara a cara, tendríamos que recurrir a la “foto finish”, quizás el Corolla hace valer su menor peso en báscula. Sin embargo, el Stilo se ve perjudicado por su bastidor: en busca de un mayor confort, Fiat ha optado por una suspensiones que pecan de blandas y una dirección con dos niveles de asistencia (dual drive).

K.O. en versatilidad:
Es en el interior donde el Stilo juega su batalla. Más modulable y amplio, se presenta como un coche muy útil para viajar en familia.

Monte el motor que monte, el Focus sabrá exprimir al máximo su mecánica. Su bastidor –perfectamente ajustado- permite al conductor disfrutar de una conducción más deportiva que en otros casos. Sin embargo, este modelo se va quedando un poco obsoleto frente a los aires frescos que recorren el segmento. Su próxima generación saldrá en 2004.

El más deportivo:
Su mecánica no sólo le permite ser más rápido que el Corolla (alcanza 11 km/h más de velocidad punta), sino que también consume menos. Además, el conductor disfrutará mucho más al volante: tiene uno de los mejores puestos de conducción del segmento.

Otros puntos a tener en cuenta:
El precio no hará inclinarse a ningún conductor entre uno y otro coche, pero el posible comprador tiene que saber que en el Focus casi todo se paga a parte (y eso que el acabado Trend es el más alto de gama en versión cinco puertas). También tiene peor habitabilidad.

Le costó bastante incluir un turbodiésel potente, pero –al final- lo hizo y el resultado no puede ser más esperanzador. El Almera es un coche muy bien equilibrado, que combina prestaciones, habitabilidad y un buen precio.

Duelo de mecánicas japonesas:
El 2.2 dCi no es tan brillante como el motor del Corolla. Es un poco menos potente, consume más (en este apartado es el peor de todos sus rivales) y no acelera con el mismo brío.

Cuidando a sus pasajeros:
El Almera ha intentado contentar a todos los pasajeros. Sin duda, el puesto de conducción es mejor que el del Corolla (tiene volante regulable en altura y profundidad; por cierto, éste es de cuero y también incluye los mandos de control del CD). Llantas de aleación, radio CD, ordenador de viaje y faros antiniebla –entre un largo etcétera- van de serie.

También gana por centímetros a su rival: el maletero tiene una capacidad, según nuestras mediciones, de 370 litros (casi 80 más que en el Corolla).

Su diseño también le acerca al mercado de los monovolúmenes. Es el modelo más grande del segmento, por lo que necesita más que sus rivales una mecánica con brío (el Hdi de 110 CV resulta la mecánica Diesel más recomendable para este modelo).

Suavidad efectiva:
El propulsor de Peugeot también destaca por su suavidad y por su entrega de potencia de forma lineal. Si decíamos que con el Corolla no habría que esperar aceleraciones sorprendentes, con el 307 nos lo deberemos tomar aún con más calma (pasa de 0 a 100 km/h en 12,7 segundos, mientras que el modelo de Toyota lo consigue en 10,5). Sin embargo, el conductor se alegrará de elegir esta mecánica, ya que tiene unos consumos más ajustados que los de su rival.

Interior más familiar:
El 307 tiene un equipamiento muy bien cuidado. Simplemente con la inclusión de serie del control de estabilidad, ya gana muchos enteros frente a sus rivales.

Estética atrevida, mecánicas puestas a punto, interior bien cuidado, seguridad cinco estrellas (al menos, esa es la puntuación que ha recibido en las pruebas de choque del EuroNCAP)… No nos extraña nada que el Mégane II haya sido Coche del Año, pero ¿este título le convierte en el mejor?

Mecánica con sorpresas:
La mecánica del Mégane II –que también hemos probado y encontrarás en nuestro archivo de pruebas- nos sorprendió gratamente en nuestro centro técnico. Sin embargo, su superioridad mecánica –tiene 120 CV oficiales- no consiguen marcar diferencias muy importantes con sus rivales. Eso sí, con 196 km/h de velocidad punta, es el más rápido de los modelos analizados.

Seguridad y vanguardia:
El Mégane II cuenta con un auténtico arsenal dedicado a salvaguardar a sus ocupantes: airbags adaptativos (hasta 8 en la berlina de cinco puertas), antideslizamiento, un sistema de detección de choque –que calibra la violencia del golpe y pone en marcha los mecanismos pertinentes… Sin embargo, el ESP es opcional en toda la gama.

Esta versión, Confort Expression, también posee un equipamiento básico bastante completo.

Hasta que Volkswagen saque al mercado su renovado Golf, el León se presenta como el rival más fuerte dentro del Grupo VAG. En esta ocasión, Seat ofrece un modelo de corte deportivo capaz de atraer a los conductores más jóvenes y eso que se trata de un modelo que ya tiene unos cuantos añitos (se comenzó a fabricar en 1999)

Diesel pata negra:
Aventaja al Corolla en el apartado mecánico (consigue una velocidad máxima de 193 km/h y tiene una aceleración de 10,7 segundos en el 0 a 100 km/h). Además, es el modelo con mejores consumos de todos los analizados.

Se trata de un modelo con un corte más deportivo. Sus suspensiones son más firmes que las del Corolla y su equipamiento incluye de serie control de tracción (el de estabilidad se comercializa a 511 euros).

Es la creación con más “seguidores”; estamos ante una auténtica obra de arte, pero el 147 es mucho más que una cara bonita: en Alfa también han cuidado su comportamiento y sus prestaciones para que sea uno de los compactos recomendables del mercado.

Comparemos sus precios:
Alfa comercializa esta versión por 20.100 euros, un precio notablemente más alto que el de su rival. El diseño se paga –por supuesto-, pero hay que tener en cuenta que la diferencia de precio se dispara si lo equipamos al mismo nivel que el Corolla. Esta versión del 147 viene con aire acondicionado (no climatizador, como su rival) y se paga como opción el cargador de CD (301 euros) y las llantas de aleación (391 euros); elementos que en el Toyota van de serie.

Mecánicas efectivas:
Los JTD de Alfa ya son unos clásicos entre los Diesel de última generación. En este caso, se trata de una mecánica con un poco menos de cubicaje, pero que genera la misma potencia y a un régimen mucho más alto. Sin embargo, no hay una traducción clara en el asfalto, ya que las cifras de velocidad, aceleración y consumo son parejas a las del Corolla.

Habitáculos completamente diferentes
Comparando sus cotas interiores, descubrimos que los pasajeros de las plazas traseras del Alfa irán un poco a disgusto: tienen 126 cm de anchura (el Corolla, 135). Eso sí, el conductor viajará mucho más a gusto en el 147, cuyo puesto de conducción cuenta con regulación en altura y profundidad del volante y con unos asientos más deportivos.

Es uno de los compactos mejor equipados de la categoría. Además, también ostenta el título de ser el rey del espacio entre sus rivales. Su diseño –a mitad de camino entre un monovolumen y un compacto- le permiten lucir un habitáculo envidiable en el sector. ¿Será cierto?

Equipamiento cuidado:
En la versión que comparamos –la Dynamic-, se acerca en precio a la de nuestro Corolla, pero habrá que tirar de la lista de opciones para equipararlos. Fiat no incluye de serie en este acabado el climatizador (350 euros), las llantas de aleación (420 euros), ni el volante multifunción (300 euros). Sin embargo, ofrece la posibilidad de equipar el modelo casi a nuestro gusto. Su lista de complementos es muy extensa y bien ajustada (incluye el recomendable control de estabilidad a 480 euros).

Empate en mecánica:
En un cara a cara, tendríamos que recurrir a la “foto finish”, quizás el Corolla hace valer su menor peso en báscula. Sin embargo, el Stilo se ve perjudicado por su bastidor: en busca de un mayor confort, Fiat ha optado por una suspensiones que pecan de blandas y una dirección con dos niveles de asistencia (dual drive).

K.O. en versatilidad:
Es en el interior donde el Stilo juega su batalla. Más modulable y amplio, se presenta como un coche muy útil para viajar en familia.

Monte el motor que monte, el Focus sabrá exprimir al máximo su mecánica. Su bastidor –perfectamente ajustado- permite al conductor disfrutar de una conducción más deportiva que en otros casos. Sin embargo, este modelo se va quedando un poco obsoleto frente a los aires frescos que recorren el segmento. Su próxima generación saldrá en 2004.

El más deportivo:
Su mecánica no sólo le permite ser más rápido que el Corolla (alcanza 11 km/h más de velocidad punta), sino que también consume menos. Además, el conductor disfrutará mucho más al volante: tiene uno de los mejores puestos de conducción del segmento.

Otros puntos a tener en cuenta:
El precio no hará inclinarse a ningún conductor entre uno y otro coche, pero el posible comprador tiene que saber que en el Focus casi todo se paga a parte (y eso que el acabado Trend es el más alto de gama en versión cinco puertas). También tiene peor habitabilidad.

Le costó bastante incluir un turbodiésel potente, pero –al final- lo hizo y el resultado no puede ser más esperanzador. El Almera es un coche muy bien equilibrado, que combina prestaciones, habitabilidad y un buen precio.

Duelo de mecánicas japonesas:
El 2.2 dCi no es tan brillante como el motor del Corolla. Es un poco menos potente, consume más (en este apartado es el peor de todos sus rivales) y no acelera con el mismo brío.

Cuidando a sus pasajeros:
El Almera ha intentado contentar a todos los pasajeros. Sin duda, el puesto de conducción es mejor que el del Corolla (tiene volante regulable en altura y profundidad; por cierto, éste es de cuero y también incluye los mandos de control del CD). Llantas de aleación, radio CD, ordenador de viaje y faros antiniebla –entre un largo etcétera- van de serie.

También gana por centímetros a su rival: el maletero tiene una capacidad, según nuestras mediciones, de 370 litros (casi 80 más que en el Corolla).

Su diseño también le acerca al mercado de los monovolúmenes. Es el modelo más grande del segmento, por lo que necesita más que sus rivales una mecánica con brío (el Hdi de 110 CV resulta la mecánica Diesel más recomendable para este modelo).

Suavidad efectiva:
El propulsor de Peugeot también destaca por su suavidad y por su entrega de potencia de forma lineal. Si decíamos que con el Corolla no habría que esperar aceleraciones sorprendentes, con el 307 nos lo deberemos tomar aún con más calma (pasa de 0 a 100 km/h en 12,7 segundos, mientras que el modelo de Toyota lo consigue en 10,5). Sin embargo, el conductor se alegrará de elegir esta mecánica, ya que tiene unos consumos más ajustados que los de su rival.

Interior más familiar:
El 307 tiene un equipamiento muy bien cuidado. Simplemente con la inclusión de serie del control de estabilidad, ya gana muchos enteros frente a sus rivales.

Estética atrevida, mecánicas puestas a punto, interior bien cuidado, seguridad cinco estrellas (al menos, esa es la puntuación que ha recibido en las pruebas de choque del EuroNCAP)… No nos extraña nada que el Mégane II haya sido Coche del Año, pero ¿este título le convierte en el mejor?

Mecánica con sorpresas:
La mecánica del Mégane II –que también hemos probado y encontrarás en nuestro archivo de pruebas- nos sorprendió gratamente en nuestro centro técnico. Sin embargo, su superioridad mecánica –tiene 120 CV oficiales- no consiguen marcar diferencias muy importantes con sus rivales. Eso sí, con 196 km/h de velocidad punta, es el más rápido de los modelos analizados.

Seguridad y vanguardia:
El Mégane II cuenta con un auténtico arsenal dedicado a salvaguardar a sus ocupantes: airbags adaptativos (hasta 8 en la berlina de cinco puertas), antideslizamiento, un sistema de detección de choque –que calibra la violencia del golpe y pone en marcha los mecanismos pertinentes… Sin embargo, el ESP es opcional en toda la gama.

Esta versión, Confort Expression, también posee un equipamiento básico bastante completo.

Hasta que Volkswagen saque al mercado su renovado Golf, el León se presenta como el rival más fuerte dentro del Grupo VAG. En esta ocasión, Seat ofrece un modelo de corte deportivo capaz de atraer a los conductores más jóvenes y eso que se trata de un modelo que ya tiene unos cuantos añitos (se comenzó a fabricar en 1999)

Diesel pata negra:
Aventaja al Corolla en el apartado mecánico (consigue una velocidad máxima de 193 km/h y tiene una aceleración de 10,7 segundos en el 0 a 100 km/h). Además, es el modelo con mejores consumos de todos los analizados.

Se trata de un modelo con un corte más deportivo. Sus suspensiones son más firmes que las del Corolla y su equipamiento incluye de serie control de tracción (el de estabilidad se comercializa a 511 euros).

Es la creación con más “seguidores”; estamos ante una auténtica obra de arte, pero el 147 es mucho más que una cara bonita: en Alfa también han cuidado su comportamiento y sus prestaciones para que sea uno de los compactos recomendables del mercado.

Comparemos sus precios:
Alfa comercializa esta versión por 20.100 euros, un precio notablemente más alto que el de su rival. El diseño se paga –por supuesto-, pero hay que tener en cuenta que la diferencia de precio se dispara si lo equipamos al mismo nivel que el Corolla. Esta versión del 147 viene con aire acondicionado (no climatizador, como su rival) y se paga como opción el cargador de CD (301 euros) y las llantas de aleación (391 euros); elementos que en el Toyota van de serie.

Mecánicas efectivas:
Los JTD de Alfa ya son unos clásicos entre los Diesel de última generación. En este caso, se trata de una mecánica con un poco menos de cubicaje, pero que genera la misma potencia y a un régimen mucho más alto. Sin embargo, no hay una traducción clara en el asfalto, ya que las cifras de velocidad, aceleración y consumo son parejas a las del Corolla.

Habitáculos completamente diferentes
Comparando sus cotas interiores, descubrimos que los pasajeros de las plazas traseras del Alfa irán un poco a disgusto: tienen 126 cm de anchura (el Corolla, 135). Eso sí, el conductor viajará mucho más a gusto en el 147, cuyo puesto de conducción cuenta con regulación en altura y profundidad del volante y con unos asientos más deportivos.

Es uno de los compactos mejor equipados de la categoría. Además, también ostenta el título de ser el rey del espacio entre sus rivales. Su diseño –a mitad de camino entre un monovolumen y un compacto- le permiten lucir un habitáculo envidiable en el sector. ¿Será cierto?

Equipamiento cuidado:
En la versión que comparamos –la Dynamic-, se acerca en precio a la de nuestro Corolla, pero habrá que tirar de la lista de opciones para equipararlos. Fiat no incluye de serie en este acabado el climatizador (350 euros), las llantas de aleación (420 euros), ni el volante multifunción (300 euros). Sin embargo, ofrece la posibilidad de equipar el modelo casi a nuestro gusto. Su lista de complementos es muy extensa y bien ajustada (incluye el recomendable control de estabilidad a 480 euros).

Empate en mecánica:
En un cara a cara, tendríamos que recurrir a la “foto finish”, quizás el Corolla hace valer su menor peso en báscula. Sin embargo, el Stilo se ve perjudicado por su bastidor: en busca de un mayor confort, Fiat ha optado por una suspensiones que pecan de blandas y una dirección con dos niveles de asistencia (dual drive).

K.O. en versatilidad:
Es en el interior donde el Stilo juega su batalla. Más modulable y amplio, se presenta como un coche muy útil para viajar en familia.

Monte el motor que monte, el Focus sabrá exprimir al máximo su mecánica. Su bastidor –perfectamente ajustado- permite al conductor disfrutar de una conducción más deportiva que en otros casos. Sin embargo, este modelo se va quedando un poco obsoleto frente a los aires frescos que recorren el segmento. Su próxima generación saldrá en 2004.

El más deportivo:
Su mecánica no sólo le permite ser más rápido que el Corolla (alcanza 11 km/h más de velocidad punta), sino que también consume menos. Además, el conductor disfrutará mucho más al volante: tiene uno de los mejores puestos de conducción del segmento.

Otros puntos a tener en cuenta:
El precio no hará inclinarse a ningún conductor entre uno y otro coche, pero el posible comprador tiene que saber que en el Focus casi todo se paga a parte (y eso que el acabado Trend es el más alto de gama en versión cinco puertas). También tiene peor habitabilidad.

Le costó bastante incluir un turbodiésel potente, pero –al final- lo hizo y el resultado no puede ser más esperanzador. El Almera es un coche muy bien equilibrado, que combina prestaciones, habitabilidad y un buen precio.

Duelo de mecánicas japonesas:
El 2.2 dCi no es tan brillante como el motor del Corolla. Es un poco menos potente, consume más (en este apartado es el peor de todos sus rivales) y no acelera con el mismo brío.

Cuidando a sus pasajeros:
El Almera ha intentado contentar a todos los pasajeros. Sin duda, el puesto de conducción es mejor que el del Corolla (tiene volante regulable en altura y profundidad; por cierto, éste es de cuero y también incluye los mandos de control del CD). Llantas de aleación, radio CD, ordenador de viaje y faros antiniebla –entre un largo etcétera- van de serie.

También gana por centímetros a su rival: el maletero tiene una capacidad, según nuestras mediciones, de 370 litros (casi 80 más que en el Corolla).

Su diseño también le acerca al mercado de los monovolúmenes. Es el modelo más grande del segmento, por lo que necesita más que sus rivales una mecánica con brío (el Hdi de 110 CV resulta la mecánica Diesel más recomendable para este modelo).

Suavidad efectiva:
El propulsor de Peugeot también destaca por su suavidad y por su entrega de potencia de forma lineal. Si decíamos que con el Corolla no habría que esperar aceleraciones sorprendentes, con el 307 nos lo deberemos tomar aún con más calma (pasa de 0 a 100 km/h en 12,7 segundos, mientras que el modelo de Toyota lo consigue en 10,5). Sin embargo, el conductor se alegrará de elegir esta mecánica, ya que tiene unos consumos más ajustados que los de su rival.

Interior más familiar:
El 307 tiene un equipamiento muy bien cuidado. Simplemente con la inclusión de serie del control de estabilidad, ya gana muchos enteros frente a sus rivales.

Estética atrevida, mecánicas puestas a punto, interior bien cuidado, seguridad cinco estrellas (al menos, esa es la puntuación que ha recibido en las pruebas de choque del EuroNCAP)… No nos extraña nada que el Mégane II haya sido Coche del Año, pero ¿este título le convierte en el mejor?

Mecánica con sorpresas:
La mecánica del Mégane II –que también hemos probado y encontrarás en nuestro archivo de pruebas- nos sorprendió gratamente en nuestro centro técnico. Sin embargo, su superioridad mecánica –tiene 120 CV oficiales- no consiguen marcar diferencias muy importantes con sus rivales. Eso sí, con 196 km/h de velocidad punta, es el más rápido de los modelos analizados.

Seguridad y vanguardia:
El Mégane II cuenta con un auténtico arsenal dedicado a salvaguardar a sus ocupantes: airbags adaptativos (hasta 8 en la berlina de cinco puertas), antideslizamiento, un sistema de detección de choque –que calibra la violencia del golpe y pone en marcha los mecanismos pertinentes… Sin embargo, el ESP es opcional en toda la gama.

Esta versión, Confort Expression, también posee un equipamiento básico bastante completo.

Hasta que Volkswagen saque al mercado su renovado Golf, el León se presenta como el rival más fuerte dentro del Grupo VAG. En esta ocasión, Seat ofrece un modelo de corte deportivo capaz de atraer a los conductores más jóvenes y eso que se trata de un modelo que ya tiene unos cuantos añitos (se comenzó a fabricar en 1999)

Diesel pata negra:
Aventaja al Corolla en el apartado mecánico (consigue una velocidad máxima de 193 km/h y tiene una aceleración de 10,7 segundos en el 0 a 100 km/h). Además, es el modelo con mejores consumos de todos los analizados.

Se trata de un modelo con un corte más deportivo. Sus suspensiones son más firmes que las del Corolla y su equipamiento incluye de serie control de tracción (el de estabilidad se comercializa a 511 euros).

Es la creación con más “seguidores”; estamos ante una auténtica obra de arte, pero el 147 es mucho más que una cara bonita: en Alfa también han cuidado su comportamiento y sus prestaciones para que sea uno de los compactos recomendables del mercado.

Comparemos sus precios:
Alfa comercializa esta versión por 20.100 euros, un precio notablemente más alto que el de su rival. El diseño se paga –por supuesto-, pero hay que tener en cuenta que la diferencia de precio se dispara si lo equipamos al mismo nivel que el Corolla. Esta versión del 147 viene con aire acondicionado (no climatizador, como su rival) y se paga como opción el cargador de CD (301 euros) y las llantas de aleación (391 euros); elementos que en el Toyota van de serie.

Mecánicas efectivas:
Los JTD de Alfa ya son unos clásicos entre los Diesel de última generación. En este caso, se trata de una mecánica con un poco menos de cubicaje, pero que genera la misma potencia y a un régimen mucho más alto. Sin embargo, no hay una traducción clara en el asfalto, ya que las cifras de velocidad, aceleración y consumo son parejas a las del Corolla.

Habitáculos completamente diferentes
Comparando sus cotas interiores, descubrimos que los pasajeros de las plazas traseras del Alfa irán un poco a disgusto: tienen 126 cm de anchura (el Corolla, 135). Eso sí, el conductor viajará mucho más a gusto en el 147, cuyo puesto de conducción cuenta con regulación en altura y profundidad del volante y con unos asientos más deportivos.

Es uno de los compactos mejor equipados de la categoría. Además, también ostenta el título de ser el rey del espacio entre sus rivales. Su diseño –a mitad de camino entre un monovolumen y un compacto- le permiten lucir un habitáculo envidiable en el sector. ¿Será cierto?

Equipamiento cuidado:
En la versión que comparamos –la Dynamic-, se acerca en precio a la de nuestro Corolla, pero habrá que tirar de la lista de opciones para equipararlos. Fiat no incluye de serie en este acabado el climatizador (350 euros), las llantas de aleación (420 euros), ni el volante multifunción (300 euros). Sin embargo, ofrece la posibilidad de equipar el modelo casi a nuestro gusto. Su lista de complementos es muy extensa y bien ajustada (incluye el recomendable control de estabilidad a 480 euros).

Empate en mecánica:
En un cara a cara, tendríamos que recurrir a la “foto finish”, quizás el Corolla hace valer su menor peso en báscula. Sin embargo, el Stilo se ve perjudicado por su bastidor: en busca de un mayor confort, Fiat ha optado por una suspensiones que pecan de blandas y una dirección con dos niveles de asistencia (dual drive).

K.O. en versatilidad:
Es en el interior donde el Stilo juega su batalla. Más modulable y amplio, se presenta como un coche muy útil para viajar en familia.

Monte el motor que monte, el Focus sabrá exprimir al máximo su mecánica. Su bastidor –perfectamente ajustado- permite al conductor disfrutar de una conducción más deportiva que en otros casos. Sin embargo, este modelo se va quedando un poco obsoleto frente a los aires frescos que recorren el segmento. Su próxima generación saldrá en 2004.

El más deportivo:
Su mecánica no sólo le permite ser más rápido que el Corolla (alcanza 11 km/h más de velocidad punta), sino que también consume menos. Además, el conductor disfrutará mucho más al volante: tiene uno de los mejores puestos de conducción del segmento.

Otros puntos a tener en cuenta:
El precio no hará inclinarse a ningún conductor entre uno y otro coche, pero el posible comprador tiene que saber que en el Focus casi todo se paga a parte (y eso que el acabado Trend es el más alto de gama en versión cinco puertas). También tiene peor habitabilidad.

Le costó bastante incluir un turbodiésel potente, pero –al final- lo hizo y el resultado no puede ser más esperanzador. El Almera es un coche muy bien equilibrado, que combina prestaciones, habitabilidad y un buen precio.

Duelo de mecánicas japonesas:
El 2.2 dCi no es tan brillante como el motor del Corolla. Es un poco menos potente, consume más (en este apartado es el peor de todos sus rivales) y no acelera con el mismo brío.

Cuidando a sus pasajeros:
El Almera ha intentado contentar a todos los pasajeros. Sin duda, el puesto de conducción es mejor que el del Corolla (tiene volante regulable en altura y profundidad; por cierto, éste es de cuero y también incluye los mandos de control del CD). Llantas de aleación, radio CD, ordenador de viaje y faros antiniebla –entre un largo etcétera- van de serie.

También gana por centímetros a su rival: el maletero tiene una capacidad, según nuestras mediciones, de 370 litros (casi 80 más que en el Corolla).

Su diseño también le acerca al mercado de los monovolúmenes. Es el modelo más grande del segmento, por lo que necesita más que sus rivales una mecánica con brío (el Hdi de 110 CV resulta la mecánica Diesel más recomendable para este modelo).

Suavidad efectiva:
El propulsor de Peugeot también destaca por su suavidad y por su entrega de potencia de forma lineal. Si decíamos que con el Corolla no habría que esperar aceleraciones sorprendentes, con el 307 nos lo deberemos tomar aún con más calma (pasa de 0 a 100 km/h en 12,7 segundos, mientras que el modelo de Toyota lo consigue en 10,5). Sin embargo, el conductor se alegrará de elegir esta mecánica, ya que tiene unos consumos más ajustados que los de su rival.

Interior más familiar:
El 307 tiene un equipamiento muy bien cuidado. Simplemente con la inclusión de serie del control de estabilidad, ya gana muchos enteros frente a sus rivales.

Estética atrevida, mecánicas puestas a punto, interior bien cuidado, seguridad cinco estrellas (al menos, esa es la puntuación que ha recibido en las pruebas de choque del EuroNCAP)… No nos extraña nada que el Mégane II haya sido Coche del Año, pero ¿este título le convierte en el mejor?

Mecánica con sorpresas:
La mecánica del Mégane II –que también hemos probado y encontrarás en nuestro archivo de pruebas- nos sorprendió gratamente en nuestro centro técnico. Sin embargo, su superioridad mecánica –tiene 120 CV oficiales- no consiguen marcar diferencias muy importantes con sus rivales. Eso sí, con 196 km/h de velocidad punta, es el más rápido de los modelos analizados.

Seguridad y vanguardia:
El Mégane II cuenta con un auténtico arsenal dedicado a salvaguardar a sus ocupantes: airbags adaptativos (hasta 8 en la berlina de cinco puertas), antideslizamiento, un sistema de detección de choque –que calibra la violencia del golpe y pone en marcha los mecanismos pertinentes… Sin embargo, el ESP es opcional en toda la gama.

Esta versión, Confort Expression, también posee un equipamiento básico bastante completo.

Hasta que Volkswagen saque al mercado su renovado Golf, el León se presenta como el rival más fuerte dentro del Grupo VAG. En esta ocasión, Seat ofrece un modelo de corte deportivo capaz de atraer a los conductores más jóvenes y eso que se trata de un modelo que ya tiene unos cuantos añitos (se comenzó a fabricar en 1999)

Diesel pata negra:
Aventaja al Corolla en el apartado mecánico (consigue una velocidad máxima de 193 km/h y tiene una aceleración de 10,7 segundos en el 0 a 100 km/h). Además, es el modelo con mejores consumos de todos los analizados.

Se trata de un modelo con un corte más deportivo. Sus suspensiones son más firmes que las del Corolla y su equipamiento incluye de serie control de tracción (el de estabilidad se comercializa a 511 euros).

Es la creación con más “seguidores”; estamos ante una auténtica obra de arte, pero el 147 es mucho más que una cara bonita: en Alfa también han cuidado su comportamiento y sus prestaciones para que sea uno de los compactos recomendables del mercado.

Comparemos sus precios:
Alfa comercializa esta versión por 20.100 euros, un precio notablemente más alto que el de su rival. El diseño se paga –por supuesto-, pero hay que tener en cuenta que la diferencia de precio se dispara si lo equipamos al mismo nivel que el Corolla. Esta versión del 147 viene con aire acondicionado (no climatizador, como su rival) y se paga como opción el cargador de CD (301 euros) y las llantas de aleación (391 euros); elementos que en el Toyota van de serie.

Mecánicas efectivas:
Los JTD de Alfa ya son unos clásicos entre los Diesel de última generación. En este caso, se trata de una mecánica con un poco menos de cubicaje, pero que genera la misma potencia y a un régimen mucho más alto. Sin embargo, no hay una traducción clara en el asfalto, ya que las cifras de velocidad, aceleración y consumo son parejas a las del Corolla.

Habitáculos completamente diferentes
Comparando sus cotas interiores, descubrimos que los pasajeros de las plazas traseras del Alfa irán un poco a disgusto: tienen 126 cm de anchura (el Corolla, 135). Eso sí, el conductor viajará mucho más a gusto en el 147, cuyo puesto de conducción cuenta con regulación en altura y profundidad del volante y con unos asientos más deportivos.

Es uno de los compactos mejor equipados de la categoría. Además, también ostenta el título de ser el rey del espacio entre sus rivales. Su diseño –a mitad de camino entre un monovolumen y un compacto- le permiten lucir un habitáculo envidiable en el sector. ¿Será cierto?

Equipamiento cuidado:
En la versión que comparamos –la Dynamic-, se acerca en precio a la de nuestro Corolla, pero habrá que tirar de la lista de opciones para equipararlos. Fiat no incluye de serie en este acabado el climatizador (350 euros), las llantas de aleación (420 euros), ni el volante multifunción (300 euros). Sin embargo, ofrece la posibilidad de equipar el modelo casi a nuestro gusto. Su lista de complementos es muy extensa y bien ajustada (incluye el recomendable control de estabilidad a 480 euros).

Empate en mecánica:
En un cara a cara, tendríamos que recurrir a la “foto finish”, quizás el Corolla hace valer su menor peso en báscula. Sin embargo, el Stilo se ve perjudicado por su bastidor: en busca de un mayor confort, Fiat ha optado por una suspensiones que pecan de blandas y una dirección con dos niveles de asistencia (dual drive).

K.O. en versatilidad:
Es en el interior donde el Stilo juega su batalla. Más modulable y amplio, se presenta como un coche muy útil para viajar en familia.

Monte el motor que monte, el Focus sabrá exprimir al máximo su mecánica. Su bastidor –perfectamente ajustado- permite al conductor disfrutar de una conducción más deportiva que en otros casos. Sin embargo, este modelo se va quedando un poco obsoleto frente a los aires frescos que recorren el segmento. Su próxima generación saldrá en 2004.

El más deportivo:
Su mecánica no sólo le permite ser más rápido que el Corolla (alcanza 11 km/h más de velocidad punta), sino que también consume menos. Además, el conductor disfrutará mucho más al volante: tiene uno de los mejores puestos de conducción del segmento.

Otros puntos a tener en cuenta:
El precio no hará inclinarse a ningún conductor entre uno y otro coche, pero el posible comprador tiene que saber que en el Focus casi todo se paga a parte (y eso que el acabado Trend es el más alto de gama en versión cinco puertas). También tiene peor habitabilidad.

Le costó bastante incluir un turbodiésel potente, pero –al final- lo hizo y el resultado no puede ser más esperanzador. El Almera es un coche muy bien equilibrado, que combina prestaciones, habitabilidad y un buen precio.

Duelo de mecánicas japonesas:
El 2.2 dCi no es tan brillante como el motor del Corolla. Es un poco menos potente, consume más (en este apartado es el peor de todos sus rivales) y no acelera con el mismo brío.

Cuidando a sus pasajeros:
El Almera ha intentado contentar a todos los pasajeros. Sin duda, el puesto de conducción es mejor que el del Corolla (tiene volante regulable en altura y profundidad; por cierto, éste es de cuero y también incluye los mandos de control del CD). Llantas de aleación, radio CD, ordenador de viaje y faros antiniebla –entre un largo etcétera- van de serie.

También gana por centímetros a su rival: el maletero tiene una capacidad, según nuestras mediciones, de 370 litros (casi 80 más que en el Corolla).

Su diseño también le acerca al mercado de los monovolúmenes. Es el modelo más grande del segmento, por lo que necesita más que sus rivales una mecánica con brío (el Hdi de 110 CV resulta la mecánica Diesel más recomendable para este modelo).

Suavidad efectiva:
El propulsor de Peugeot también destaca por su suavidad y por su entrega de potencia de forma lineal. Si decíamos que con el Corolla no habría que esperar aceleraciones sorprendentes, con el 307 nos lo deberemos tomar aún con más calma (pasa de 0 a 100 km/h en 12,7 segundos, mientras que el modelo de Toyota lo consigue en 10,5). Sin embargo, el conductor se alegrará de elegir esta mecánica, ya que tiene unos consumos más ajustados que los de su rival.

Interior más familiar:
El 307 tiene un equipamiento muy bien cuidado. Simplemente con la inclusión de serie del control de estabilidad, ya gana muchos enteros frente a sus rivales.

Estética atrevida, mecánicas puestas a punto, interior bien cuidado, seguridad cinco estrellas (al menos, esa es la puntuación que ha recibido en las pruebas de choque del EuroNCAP)… No nos extraña nada que el Mégane II haya sido Coche del Año, pero ¿este título le convierte en el mejor?

Mecánica con sorpresas:
La mecánica del Mégane II –que también hemos probado y encontrarás en nuestro archivo de pruebas- nos sorprendió gratamente en nuestro centro técnico. Sin embargo, su superioridad mecánica –tiene 120 CV oficiales- no consiguen marcar diferencias muy importantes con sus rivales. Eso sí, con 196 km/h de velocidad punta, es el más rápido de los modelos analizados.

Seguridad y vanguardia:
El Mégane II cuenta con un auténtico arsenal dedicado a salvaguardar a sus ocupantes: airbags adaptativos (hasta 8 en la berlina de cinco puertas), antideslizamiento, un sistema de detección de choque –que calibra la violencia del golpe y pone en marcha los mecanismos pertinentes… Sin embargo, el ESP es opcional en toda la gama.

Esta versión, Confort Expression, también posee un equipamiento básico bastante completo.

Hasta que Volkswagen saque al mercado su renovado Golf, el León se presenta como el rival más fuerte dentro del Grupo VAG. En esta ocasión, Seat ofrece un modelo de corte deportivo capaz de atraer a los conductores más jóvenes y eso que se trata de un modelo que ya tiene unos cuantos añitos (se comenzó a fabricar en 1999)

Diesel pata negra:
Aventaja al Corolla en el apartado mecánico (consigue una velocidad máxima de 193 km/h y tiene una aceleración de 10,7 segundos en el 0 a 100 km/h). Además, es el modelo con mejores consumos de todos los analizados.

Se trata de un modelo con un corte más deportivo. Sus suspensiones son más firmes que las del Corolla y su equipamiento incluye de serie control de tracción (el de estabilidad se comercializa a 511 euros).

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...