Publicidad

Toyota Yaris Hybrid

Más versatilidad en la gama del utilitario Toyota Yaris. A las versiones conocidas impulsadas por motores de gasolina y Diesel, se une ahora una interesante variante con tecnología híbrida. Su suavidad de funcionamiento y su competitivo precio son sus principales virtudes. Pero hay más, muchas más. Te contamos sus principales secretos.
-
Toyota Yaris Hybrid
Toyota Yaris Hybrid

Los 15.900 euros de precio de partida convierten al nuevo Toyota Yaris Hybrid en el vehículo con tecnología híbrida más asequible del momento en España. Para acceder a su rival directo, el también utilitario Honda Jazz Hybrid -17.900 euros-, hay que desembolsar 2.000 euros más. Por tanto, primer punto a favor del Toyota Yaris híbrido: su competitivo precio.

Sigamos analizando a fondo las características principales del Toyota Yaris Hybrid. Su diseño exterior tiene detalles distintivos que incluso lo hacen más atractivo respecto al resto de versiones de este utilitario. Al menos, desde nuestro punto de vista. Sus cambios en el exterior no sólo cumplen una función meramente estética -modificaciones en el frontal, incorporación de un spoiler trasero, rediseño de los bajos de la carrocería, etc-, sino también atienden a razones prácticas, concretamente el factor aerodinámico. Con un coeficiente Cd de 0,286, el Toyota Yaris Hybrid presenta el mejor dato al respecto entre sus rivales. Ofrecer la menor resistencia al aire, tanto en la parte superior de la carrocería como en los bajos de la misma, se convierte en un elemento de suma importancia en cualquier vehículo, más en un coche híbrido como este Yaris. Las modificaciones en el exterior dan como resultado final un ligero incremento en la longitud total del vehículo, con apenas 20 mm más hasta un total de 3.905 mm de este Yaris híbrido.

El Yaris Hybrid se une a los ya existentes Prius y Auris híbridos. A lo largo de este año, se añadirán el Prius enchufable Plug in y el Prius+, por lo que la oferta de vehículos con tecnología híbrida de Toyota en España quedará formada por cinco modelos. El futuro traerá, sin duda, más modelos con este tipo de tecnología. El próximo: un coche pequeño y urbano, cuya base podría ser la del prototipo FT-Bh.

Más pequeño, más reducido en peso... en definitiva, los responsables de Toyota se han propuesto adaptar la tecnología Hybrid Sinergy Drive a un coche como el Yaris. Por ello, el objetivo prioritario era ahorrar la máxima cantidad de kilogramos en el diseño de un motor eléctrico, de unas baterías, de un motor de gasolina y de la transmisión. Y así lo ha hecho Toyota. En el Yaris Hybrid confluye, en primer lugar, un nuevo motor de gasolina de 1,5 litros de cilindrada de ciclo Atkinson y 74 CV, 50 mm más corto y 17 kg más liviano que el que incorpora el Auris Hybrid -el conocido de 1,8 litros-. La eficiencia y optimización de esta nueva mecánica también ha mejorado levemente, concretamente un 6 por ciento respecto al Prius de segunda generación.

En segundo lugar, el conjunto formado por la caja de cambios automática e-CVT de variador continuo y el motor eléctrico del Yaris híbrido también ahorran una apreciable cantidad de kg respecto al Auris Hybrid, concretamente 11 kg menos. El motor eléctrico reduce su tamaño y su potencia hasta los 45 kW (unos 60 CV), mientras que las baterías de níquel e hidruro metálico también recurren a la misma fórmula de menor espacio-menor peso. Concretamente, las baterías del Yaris Hybrid tienen un número menor de celdas -de 168 del Auris híbrido a 120 del Yaris-, con lo que se consigue un ahorro de volumen y peso (11 kg menos). Por cierto, un dato destacado sobre las baterías es su ubicación -están colocadas bajo los asientos traseros-, por lo que el espacio disponible para el equipaje en el maletero no se alterado de forma negativa, manteniéndose un volumen total de 286 litros.

Con todo ello, el Toyota Yaris Hybrid es tan sólo 30 kg más pesado que el Yaris Diesel 1.4 D-4D. Este ahorro del peso junto a la utilización de otros sistemas eficientes como la frenada regenerativa y unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura, permiten al Yaris híbrido obtener unos datos homologados de consumos y emisiones realmente exiguos, con apenas 3,5 l/100 km de consumo mixto y 79 g/km de CO2, lo que le convierten en el Yaris más 'verde' del momento. Son cifras realmente ajustadas, ya que estamos hablando de un coche de 100 CV de potencia máxima.

El Yaris Hybrid dispone de tres modos de conducción: uno normal, otro denominado Eco y el puramente eléctrico EV. El modo Eco actúa sobre la mejor gestión del acelerador, además de influir directamente en el funcionamiento más óptimo del aire acondicionado. Por su parte, si la carga de la batería es la mejor posible y las circunstancias de conducción lo permiten, se podrá circular sólo con energía eléctrica hasta unos 2 km. No obstante, hay que incidir en que el proceso de recuperación de energía es constante (cada vez que deceleramos o frenamos, el Yaris está reutilizando esa energía cinética-térmica perdida en esas maniobras y transformándola en energía eléctrica), por lo que el Yaris circula con más cantidad de energía eléctrica de la real y homologada que esos 2 km.

Nos desplazamos a uno de los países europeos con mayor mentalidad ecológica, Holanda, para acumular nuestros primeros kilómetros a bordo del Yaris Hybrid. Hay que reconocer que la propia orografía de esta zona de Europa, en la que las grandes pendientes de subida prácticamente no existen, es el mejor de los terrenos para probar el Yaris. En ciudad, la agilidad y el silencio de marcha de esta versión híbrida son su mejores baluartes. Una dirección suave y precisa en todo momento permite atravesar el complicado tráfico urbano con suma facilidad. Las continuas frenadas ante semáforos y cruces las apreciamos en la pantalla táctil, por lo que 'abusar' del freno no es tan malo como nos habían hecho pensar algunos de nuestros profesores en esto de los coches. Primer test, el urbano, el Yaris Hybrid lo pasa de forma sobresaliente. Vayamos ahora a trayectos fuera de ciudad.

En zonas interurbanas, en las que la mayor parte de los conductores demandamos algo más de velocidad y brío, es donde 'peor' lo pasa el Yaris Hybrid. Hay que pisar con contundencia el acelerador y llevar la aguja de energía empleada hasta el límite con las letras PWR (Power) para que el Yaris empiece a ganar velocidad con cierta rapidez. Es cierto que no es un prodigio en términos de aceleración, pero al menos alcanza datos normales con bastante solvencia. Insistimos, siempre y cuando el terreno sea bastante llano, ya que al pisar en exceso el acelerador, el sonido que se transmite al interior puede llegar a veces ser un tanto molesto. Respecto al uso del freno, éste también requiere cierto aprendizaje y adaptación, ya que tiene como dos etapas: una en la que que retiene al vehículo y recupera energía y otra en la que realmente 'detiene' al coche. Unos cuantos kilómetros a bordo del Yaris y tu pie derecho ya se habrá hecho al peculiar funcionamiento del pedal del freno.

En definitiva, en términos dinámicos de conducción, el hábitat natural del Yaris Hybrid es la ciudad. Esto no implica que no se puedan hacer trayectos interurbanos, aunque debemos señalar, que habrá que hacerlos con cierta tranquilidad. Lo que sí podemos asegurar en nuestra prueba con tráfico real es su nivel exiguo de consumos, ya que en todo momento nos movimos entre los 4,5 y los 4,7 l/100 km.


- Yaris Hybrid Active: 15.900 euros -sistema multimedia Toyota Touch (radio CD MP3, USB, iPod, cámara de visión trasera, 7 airbags (delanteros, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor), control de estabilidad y tracción VSC+TCR, asistencia de arranque en pendiente HAC, ABS con EBD y asistente de frenada de emergencia EBD.
- Yaris Hybrid Advance: 17.600 euros. Mismos elementos que versión Active y además: botón de arranque Push Start, control de crucero, guantera refrigerada, asiento del copiloto regulable en altura, reposabrazos delantero para el conductor, faros antiniebla delanteros.
- Opcionales: sistema de navegación Touch&Go y techo panorámico


SISTEMA HÍBRIDO
Motor gasolina: 4 cilindros en línea, 1.497 cm3, 74 CV a 4.800 rpm y 11,31 mkg entre 3.600 y 4.400 de par motor.
Motor eléctrico: síncrono de imán permanente, 45 kW y 169 Nm de par motor.
Batería: níquel e hidruro metálico, 120 celdas (colocada bajo los asientos traseros)
Potencia total sistema híbrido: 100 CV
TRANSMISIÓN
Tracción: delantera
Cambio: automático e-CVT de variador continuo
DIMENSIONES, PESO Y CAPACIDADES
Largo/ancho/alto (mm): 3.905/1.695/1.510
Batalla (mm): 2.510
Peso: 1.085-1.160 kg
Depósito combustible: 36 litros
Maletero: 286 litros
Coeficiente Cd: 0,286
PRESTACIONES, CONSUMOS Y EMISIONES
Velocidad máxima: 165 km/h
Aceleración 0-100 km/h: 11,8 segundos
Consumo urbano: 3,5 l/100 km
Consumo interurbano: 3,1 l/100 km
Consumo medio: 3,5 l/100 km
Emisiones CO2: 79 g/km