Probamos el Toyota Yaris 2017: más seguro y eficiente

El Toyota Yaris se moderniza con una retocada estética, más elementos de seguridad y la incorporación de un nuevo y eficiente motor 1.5 de gasolina a la gama.
Pablo Mallo.

Twitter: @p__mallo -

Probamos el Toyota Yaris 2017: más seguro y eficiente
Probamos el Toyota Yaris 2017: más seguro y eficiente

Esta es la segunda puesta al día de la actual generación de Toyota Yaris, en la que Toyota ha invertido 90 millones de euros y ha introducido más de 900 componentes nuevos, entre ellos un nuevo motor de 1,5 litros que sustituye al anterior 1,33 litros. El renovado modelo se pondrá a la venta este mismo mes, y las primeras entregas comenzarán a realizarse el 21 de abril. 

Las mejoras del Toyota Yaris 2017 afectan a la seguridad, la estética, el interior y la calidad dinámica. Las líneas exteriores de la carrocería han corrido a cargo del Centro Europeo de Diseño ED2 de Toyota en el sur de Francia, que ha puesto énfasis en las líneas horizontales para dar mayor sensación de amplitud. La forma de los parachoques está inspirada en el casco de un catamarán, mientras que la parrilla, de mayor tamaño, está compuesta por barras horizontales o, en el caso del nuevo acabado Feel!, un diseño en forma de panal de abeja. A sus flancos se encuentran los nuevos faros antiniebla, enmarcados en un hueco de menor tamaño y con un embellecedor cromado vertical. Los grupos ópticos son nuevos, y dependiendo del equipamiento pueden contar con tecnología led para las luces diurnas, también para las luces de freno y de posición traseras. En la parte posterior, que es donde más se reconocen los cambios a primera vista, tanto el portón como la zona que rodea a la matrícula son nuevos. Se añade, además, una nueva moldura en los laterales del coche. 

Toyota Yaris 2017Por otra parte, la gama del Toyota Yaris 2017 cuenta con dos nuevos colores de carrocería, Azul Nébula y Rojo Tokio, así como opciones bitono para sumar hasta diez tonalidades diferentes. En el interior hay nuevas tapicerías, así como molduras de distintos colores para el salpicadero y los paneles de las puertas a juego con los colores exteriores en los acabados altos. En el volante hay nuevos embellecedores, de color negro piano, mientras que en el cuadro de mandos todas las versiones —exceptuando el escalón de acceso— equipan pantalla multifunción en color de 4,2 pulgadas. En cuanto a la pantalla táctil de la consola, está mejor integrada y cuenta con controles rediseñados. 

En el caso del Toyota Yaris Hybrid, se han realizado diversas mejoras para reducir el ruido del motor de combustión al acelerar. Los soportes del motor son nuevos, al igual que los semiejes de transmisión delanteros y un subchasis auxiliar, mientras que el sistema de admisión se ha modificado. Por su parte, el sistema de escape se ha optimizado con un nuevo silencioso. A nivel de dinamismo, el Toyota Yaris Hybrid se beneficia de una nueva puesta a punto de los amortiguadores, que incorporan válvulas de nuevo diseño, junto con una dirección recalibrada para reducir la fricción y mejorar la respuesta. Aunque a la hora de conducirlo las diferencias respecto a la anterior edición son sutiles, sí que se nota una carrocería un poco más sujeta a la hora de afrontar curvas con decisión, junto con una dirección que da algo más de confianza. 

La novedad más destacable, sin embargo, es la aparición del nuevo motor de gasolina de cuatro cilindros 1.5 Dual VVT-iE, de 111 CV, que sustituye al 1.33 de 100 CV. Pertenece a la familia de motores ESTEC (Economy with Superior Thermal Efficient Combustion), y se ha desarrollado teniendo en cuenta la futura normativa de emisiones Euro 6c y el próximo estándar de homologación de emisiones en conducción real RDE (Real Driving Emission). Respecto al actual 1.33 (con el que comparte el diámetro de los cilindros) reduce el tiempo empleado en el paso de 0 a 100 km/h de 11,8 a 11 segundos, mientras que el paso de 80 a 120 km/h en 5ª es de 17,6 segundos frente a los 18,8 segundos del 1.33. Un dato a tener en cuenta es que su eficiencia térmica es del 38,5%, una cifra muy elevada. Para lograrlo cuenta con una serie de elementos técnicos interesantes, empezando por una relación de compresión de 13,5:1 y la posibilidad de funcionar en ciclos Otto y Atkinson. Al mismo tiempo, dispone de un sistema de recirculación de gases de escape (EGR) refrigerado para no tener que enriquecer la mezcla de combustible a velocidades constantes en caso de necesitar disminuir la temperatura de los gases de escape. Este motor resulta ágil, con unos desarrollos del cambio muy bien escogidos que permiten conseguir buena respuesta en marchas cortas, y un mayor desahogo en 5ª y 6ª para reducir el consumo a velocidades de crucero. Al igual que la otra motorización no híbrida de la gama, el Toyota Yaris 1.0 tricilíndrico de 69 CV (este con 5 marchas), el manejo del cambio es rápido y preciso, con cortos recorridos de palanca y de embrague para dar lugar a una conducción fácil y agradable. 

Toyota Yaris 2017El comportamiento dinámico del Toyota Yaris es noble, cómodo y seguro, con poco balanceo de la carrocería en curva y un buen nivel de agarre a pesar de contar con neumáticos orientados a lograr bajos consumos. Aunque resulta un coche eficaz, no ofrece reacciones deportivas que pudieran poner en apuros al conductor y, en caso de afrontar una curva con exceso de optimismo, el ESP se encarga de cortar de raíz el posible subviraje del tren delantero para devolverlo a la trazada indicada con el volante. 

Otro de los puntos que se han actualizado en el Toyota Yaris 2017 es el de la seguridad, ya que ofrece de serie nuevos equipamientos y asistentes. Todas las versiones llevan Toyota Safety Sense, que incluye sistema precolisión con frenada de emergencia, asistente de luces largas, aviso de cambio involuntario de carril y reconocimiento de señales de tráfico. En el caso del sistema precolisión, cuenta con un sensor láser frontal que supervisa la carretera. Si detecta un obstáculo se produce un aviso y se precargan los frenos para realizar una frenada de emergencia en cuanto el conductor toque el pedal. En caso de que no reaccione, se produce una frenada automática para mitigar las consecuencias del posible impacto. También la seguridad pasiva se ha mejorado con nuevos reposacabezas, airbags de cortina renovados y pretensores con limitador de esfuerzo para los cinturones de las plazas posteriores. 

También te puede interesar:

El Toyota Yaris 2017, con nuevo motor 1.5 de gasolina

Toyota Yaris 2017: toda la información y fotos

El Toyota Yaris estrenará una versión deportiva con 210 CV

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...