Comparativa: Toyota Prius vs VW Jetta Hybrid, lucha híbrida

A la espera de la promesa eléctrica y con el aún utópico hidrógeno muy en el horizonte, el coche híbrido sigue ganando terreno en la batalla ecológica. Toyota demostró hace años su viabilidad y ahora VW llega dispuesta a bajarle los humos. El nuevo Jetta Hybrid no es un Prius, pero… ¿eso es malo? Lo comprobamos con el campo petrolífero de Ayoluengo, en Burgos, como destino.
Jordi Moral .

Twitter: @jordimoralp / Fotos: Mikael Helsing -

Comparativa: Toyota Prius vs VW Jetta Hybrid, lucha híbrida
Comparativa: Toyota Prius vs VW Jetta Hybrid, lucha híbrida

Unos 40 años. Los últimos estudios garantizan suficiente reserva de petróleo sólo durante este tiempo, aunque es cierto que siguen encontrándose nuevas bolsas que habrá que ver cómo extraer. El dato, visto lo que hemos visto en el campo de Ayoluengo, en Burgos, parecería incluso hasta optimista. Vale que España no es, y nunca fue, país productor, pero nuestro único yacimiento terrestre es el reflejo del agotamiento: hoy salen 150 barriles al día de 11 pozos activos… cuando en los años 70’ se extraían 4.000 de 54 perforaciones. La realidad global, aquí aplastante, ha obligado a la industria a moverse. El híbrido parecía sólo la transición inicial, pero la promesa eléctrica sigue aún sin explotar. De 50.000 coches estimados hace 3 años para 2012, apenas se matricularon 400 eléctricos. Mientras, el híbrido alcanza récord con 10.000 unidades y creciendo, con una oferta además tan mejorada que, por primera vez, incluso se discute la hegemonía del hasta hoy intocable Toyota Prius.

 

Tirando de combustión

VW entra así esta vez en juego, y hay que tenerla siempre en cuenta. No tiene los 15 años de experiencia de Toyota, pero, ya al girar la llave, vemos que su nuevo VW Jetta Hybrid sí aplasta de inicio, por ejemplo, los intentos anteriores de Honda: arranque con cero emisiones, y primer kilómetro y medio de recorrido como eléctrico puro. Igual que en su día el Toyota Prius. ¿Por qué no iniciar pues una caravana de eficiencia camino, de paso, del petróleo perdido?

 

Toyota Prius vs VW Jetta HybridContador a cero, en marcha y… primeras sensaciones. ¡El VW Jetta es un coche normal! Bueno, salvo que pises freno, ya que los sistemas de frenada regenerativa no acaban de ofrecer un tacto natural. En el resto, sí. Y es que, aunque el Toyota Prius ya en su 3ª generación mejoró al suavizar suspensión y respuesta, sigue siendo hoy un coche de laboratorio. Lo sientes de inmediato en su pisada, seca y de movimientos lentos ante un hoy siempre cómodo y preciso VW. Merito del Jetta, pero en este sentido un Lexus CT200h ya lo consiguió antes. Pero también lo aprecias en Toyota en el espacio, con voluminosas baterías de niquel metal hidruro que merman su maletero a sólo 325 litros, cuando las compactas y ligeras de ion litio del nuevo VW Jetta Hybrid (35,8 kg ante 53,3 del Prius), aun restando obviamente carga a los exagerados 600 litros habituales del Jetta convencional, permiten aún unos muy buenos 450 litros. Como un compacto familiar de viaje.

 

Sin embargo, más importante es sentir también la naturalidad en la configuración mecánica… y ahí Volkswagen da un golpe en la mesa. Mientras Toyota sigue apostando al particular motor gasolina atmosférico de 1,8 litros de cilindrada y 99 CV (de eficiente ciclo Atkinson), al que apoya un motor eléctrico de 60 kW, el VW Jetta Hybrid apuesta al sobrealimentado 1.4 TSI de inyección directa y 150 CV junto a un pequeño eléctrico de 20 kW.

 

Toyota Prius vs VW Jetta HybridSólo la mayor potencia térmica del Jetta sería ya definitiva en carretera, pero más aún es la forma de entregarla: mientras el Prius lo hace a través de su habitual cambio CVT de variador continuo, múltiples velocidades y molesto resbalamiento, el VW Jetta apuesta al DSG de doble embrague, 7 marchas y gran rapidez. Aceleras en el Prius… y a esperar. Tarda el empuje en llegar y, cuando lo hace, es más el sonido de sobre régimen que la aceleración real.

 

El VW Jetta Hybrid, a cambio, es inmediato, tardando hasta 3 segundos menos en cualquier solicitud de ganar velocidad, enlazando además una marcha tras otra sin ni siquiera apreciarse. Si quieres disfrutar de la conducción, el VW Jetta sí puede ser ya tu coche híbrido.

 

Otra cosa es luego echar cuentas. A velocidad de crucero, con el Toyota Prius conseguimos casi todo el tiempo restar trabajo al motor térmico gracias al apoyo eléctrico, mientras el VW Jetta sólo se mueve con su motor TSI. El eléctrico en él, o actúa sólo, o únicamente aparece en apoyo con kick down para ofrecer los 170 CV prometidos durante 12 segundos.

 

En la práctica, no necesitamos tirar de ellos en autopista, por lo que en el VW Jetta Hybrid sólo implicándonos mucho en circular en modo eléctrico (lo vemos en condición favorable y a punta de gas hasta 115 km/h) o en emplear ante todo el mayor tiempo su gran función de «planeo» hasta 135 km/h (acoplados motor eléctrico y cambio, y ambos unidos por un embrague al térmico, se desacopla éste automáticamente al levantar pie del acelerador para vencer menos resistencias) podemos contener algo un gasto en vía rápida… siempre entre 0,5 y 1 l/100 km superior al Toyota Prius a igual velocidad. Siempre dijo Toyota que hasta 140 km/h ofrecía mejor rendimiento incluso que un turbodiésel. Y sigue sin equivocarse. Pero hay sorpresas… y nos llevan a cambio a la ciudad.

 

100% eléctricos

Explotadas también las calles hasta ahora por el Toyota Prius con consumos imbatibles, el VW Jetta Hybrid da otro golpe de efecto. Si en el Toyota fuerzas rodar en eléctrico en modo EV hasta 50 km/h, en el Jetta lo haces en su E-Mode hasta 70. Desplegamos «velas» en fila por Burgos sin consumo durante más de 1 km. Agotadas las baterías, los Stop/Start entran a escena para detener los motores de combustión en atascos y semáforos: muy finos. Y, de nuevo en marcha, sentimos incluso cómo el Jetta se anticipa al Prius en la recargas, rapidísimo incluso en fases sólo de deceleración para volver a desacoplar lo antes posible el motor térmico.

 

Toyota Prius vs VW Jetta HybridLas baterías de ion-litio ganan pues la partida. Toca salir de ciudad y comprobar el empate técnico en consumo entre Prius y un Jetta que pesa hasta 110 kg más: ninguno alcanza los 5 l/100 km, lo que en la práctica ningún pequeño Diesel consigue. Dejando a nuestra espalda el ruidoso tráfico, desde estos silenciosos Jetta y Prius el resto de coches nos parecen prehistóricos… Como las bolsas de petróleo.

 

Encaramos ya la última etapa al campo de Ayoluengo, la más comprometida para un coche híbrido que, por norma, pide moderación de conducción. Puertos de montaña, mucho sube-baja y conclusión: el Toyota Prius no puede seguir el ritmo del VW Jetta… como el Jetta no se acerca tampoco a los consumos aquí del Prius. El Toyota consigue restar siempre esfuerzos térmicos con su apoyo eléctrico, aunque agotadas las baterías ni contarás con sus 99 CV gasolina, en fase también de recarga. El Jetta Hybrid es un avión, pero su impulso sólo gasolina en este terreno le penaliza con un gasto ya hasta 1,5 l/100 km superior.

 

Hora pues de llegar a destino y analizar: como híbrido, el Toyota Prius es más eficiente, cuesta 2.000 € menos y está más equipado; pero el Jetta es mucho más y mejor coche y, para su potencia, la respuesta y el rendimiento es fantástico. Toca salir de Ayoluengo con la esperanza de que algún día salga el potencial de 100 millones de barriles diarios que imaginaron en 1963. Pero, si no, estos Toyota Prius y VW Jetta Hybrid son muy buenas herramientas para empezar a ahorrar.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...