Toyota Prius

Hay coches que marcan hitos en la historia de la automoción. Destacan por sus espíritu pionero, su voluntad de abrir caminos nuevos, renovadores. El Prius es uno de esos vehículos llamados a pasar a los libros de honor de la Historia Industrial por su carácter transgresor. Aprovechando que Toyota acaba de actualizarlo, traemos el Prius a nuestras páginas electrónicas para conocer en profundidad qué es lo que hace de él una referencia mundial.
Autopista -
Toyota Prius
Toyota Prius

Para esta nueva etapa, Toyota ha querido distinguir al Prius con una novedad muy exclusiva. Se llama IPA, siglas inglesas de Sistema de Aparcamiento Automático. En pocas palabras, es un sistema que permite al Prius aparcar por su cuenta, sin necesidad de tocar el volante.

Es cierto que, objetivamente, es una frivolidad, pero no nos resistimos a describirlo, porque, la verdad, deja con la boca abierta a quien lo ve.

La sensación de sentir cómo el coche aparca sin que hagamos nada es muy extraña. Al principio, uno se siente a bordo de una máquina poseída. Da hasta miedo.

La verdad es que el sistema, por ahora, es muy rudimentario. Al Prius le hacen falta huecos de más de seis metros para aparcar y sólo es capaz de hacerlo marcha atrás. Además, necesita que el conductor esté atento para evitar choques con objetos que el coche no ha haya detectado. También hay que mantener el freno pisado para que la maniobra no transcurra demasiado deprisa.

Pero, con sus limitaciones, este IPA es el primero de muchos sistemas de este tipo que, seguro, vendrán en los próximos años. Ese carácter de gran innovación, de salto adelante, es el mérito de Toyota, su riesgo y, seguramente, su éxito.

Para funcionar, el sistema utiliza una cámara que va en el portón trasero. También sirve para ir marcha atrás y las imágenes que capta se ven en la pantalla central del salpicadero, donde también se ven los gráficos de gestión de energía y otros datos.

La cámara muestra a un ordenador las inmediaciones del coche y un programa informático detecta los huecos libres y los evalúa. Sobre la pantalla táctil, el conductor ajusta unas guías al espacio que le interesa y de al botón de inicio. Ahí, el ordenador toma el mando y conduce al coche hasta la posición deseada. No podemos por menos de estremecernos al ver cómo el volante gira por su cuenta... ¿Será así en el futuro?

El IPA cuesta 4.000 euros y, unido siempre al navegador, es la principal opción del equipamiento del coche. Además de eso, el Prius lleva un equipamiento muy interesante. Los 26.000 euros que cuesta de serie incluyen, por ejemplo, 8 airbags, ABS, controles de tracción y estabilidad, equipo de sonido con cargador de CD, climatizador, reposabrazos y un completísimo volante mutifunción que incluye mandos para el navegador, el equipo de radio, el teléfono, el climatizador, el sistema de gestión de energía...

Eso sí, el navegador hay que pagarlo aparte y cuesta 2.000 euros. También está el ya citado pack que, por 4.000 euros, incluye el sistema de aparcamiento, la tapicería de cuero y el navegador.

Pero no hay mucho más que añadir a un equipamiento que, la verdad, está a un altísimo nivel.

— Vanguardia tecnológica
— Amplitud interior
— Sistema de aparcamiento asistido

— Frenos
— Precio elevado
— Duración de las baterías

Para esta nueva etapa, Toyota ha querido distinguir al Prius con una novedad muy exclusiva. Se llama IPA, siglas inglesas de Sistema de Aparcamiento Automático. En pocas palabras, es un sistema que permite al Prius aparcar por su cuenta, sin necesidad de tocar el volante.

Es cierto que, objetivamente, es una frivolidad, pero no nos resistimos a describirlo, porque, la verdad, deja con la boca abierta a quien lo ve.

La sensación de sentir cómo el coche aparca sin que hagamos nada es muy extraña. Al principio, uno se siente a bordo de una máquina poseída. Da hasta miedo.

La verdad es que el sistema, por ahora, es muy rudimentario. Al Prius le hacen falta huecos de más de seis metros para aparcar y sólo es capaz de hacerlo marcha atrás. Además, necesita que el conductor esté atento para evitar choques con objetos que el coche no ha haya detectado. También hay que mantener el freno pisado para que la maniobra no transcurra demasiado deprisa.

Pero, con sus limitaciones, este IPA es el primero de muchos sistemas de este tipo que, seguro, vendrán en los próximos años. Ese carácter de gran innovación, de salto adelante, es el mérito de Toyota, su riesgo y, seguramente, su éxito.

Para funcionar, el sistema utiliza una cámara que va en el portón trasero. También sirve para ir marcha atrás y las imágenes que capta se ven en la pantalla central del salpicadero, donde también se ven los gráficos de gestión de energía y otros datos.

La cámara muestra a un ordenador las inmediaciones del coche y un programa informático detecta los huecos libres y los evalúa. Sobre la pantalla táctil, el conductor ajusta unas guías al espacio que le interesa y de al botón de inicio. Ahí, el ordenador toma el mando y conduce al coche hasta la posición deseada. No podemos por menos de estremecernos al ver cómo el volante gira por su cuenta... ¿Será así en el futuro?

El IPA cuesta 4.000 euros y, unido siempre al navegador, es la principal opción del equipamiento del coche. Además de eso, el Prius lleva un equipamiento muy interesante. Los 26.000 euros que cuesta de serie incluyen, por ejemplo, 8 airbags, ABS, controles de tracción y estabilidad, equipo de sonido con cargador de CD, climatizador, reposabrazos y un completísimo volante mutifunción que incluye mandos para el navegador, el equipo de radio, el teléfono, el climatizador, el sistema de gestión de energía...

Eso sí, el navegador hay que pagarlo aparte y cuesta 2.000 euros. También está el ya citado pack que, por 4.000 euros, incluye el sistema de aparcamiento, la tapicería de cuero y el navegador.

Pero no hay mucho más que añadir a un equipamiento que, la verdad, está a un altísimo nivel.

— Vanguardia tecnológica
— Amplitud interior
— Sistema de aparcamiento asistido

— Frenos
— Precio elevado
— Duración de las baterías

Galería relacionada

Toyota Prius tecnología

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...