Publicidad

Toyota Hilux 2016: a prueba un pick up refinado y robusto

Referencia en su categoría, el pick up de Toyota, el Hilux, alcanza su octava generación apostando por un diseño más moderno, mejor equipamiento y una apreciable sofisticación.
Óscar Díaz. -
Toyota Hilux 2016: a prueba un pick up refinado y robusto
Toyota Hilux 2016: a prueba un pick up refinado y robusto

A la venta a partir de mediados de junio, el nuevo Toyota Hilux comparte con la anterior versión poco más que el nombre y su capacidad para afrontar el trabajo duro manteniendo unos costes de mantenimiento bajos. Es nueva su arquitectura, su motor de 2,4 litros y 150 CV, su cambio automático de seis velocidades y se ha  revisado profundamente el manual, también de seis relaciones. Pero también ha estrenado interior, sobrio como Toyota acostumbra, pero bien dotado en las versiones VX y VLX. En cualquier caso, se mantiene fiel a la estructura más clásica de los todo terreno más duros, concebidos para soportar el trato más duro que se pueda imaginar.

La estructura del Toyota Hilux

Así, el chasis del Toyota Hilux es de largueros y travesaños con la carrocería acoplada a éste olvidándose deliberadamente de los rumores del sector de carrocerías monocasco, más ligeras y con mejores posibilidades de protección a ocupantes en caso de impacto. En este caso, Toyota ha incrementado la sección de los largueros y de la unión de estos con los travesaños para lograr una mejora en la  rigidez torsional en un 20% que contribuye a la mejora en cuanto a protección a ocupantes, la conducción del coche y la su refinamiento a bordo. En este sentido, se ha mejorado la eficacia en cuanto a absorción de la energía en caso de impacto en un 15% gracias a la deformación del travesaño frontal, al traslado de la energía por parte del larguero principal y hacia la suspensión trasera. Por su parte, una suspensión rediseñada completmente, con las ballestas traseras alargadas en 10 cm hasta los 1,4 m con sus puntos de anclaje reposicionados, y unos amortiguadores de mayor sección da como resultado una suspensión más confortable bajo poca carga, como pudimos comprobar por más de 500 km de pistas en Namibia, además de un incremento de un 20 % en cuanto a recorrido de suspensiones.

Como es habitual, el nuevo Toyota Hilux va a existir con tres configuraciones diferentes de cabina simple, cabina extendida —apta para cuatro ocupantes— y doble cabina —de cinco plazas— que deben responder a las diferentes necesidades. Todas ellas comparten distancia entre ejes, los mismos 3,085 m de la anterior generación, aunque han crecido hasta los 5,33 m (7 cm más largo) y resulta un par de cm más ancho aunque es ahora algo más bajo, especialmente en las versiones de doble cabina, que se quedan en los 1.82 m. Esto no obsta para que la capacidad de carga haya subido hasta las 3,2 T (3,5 en las de cabina simple).

Toyota Hilux 2016 pruebaLa mecánica del Toyota Hilux 2016

Los antiguos motores de 2,5 y 3 litros han sido reemplazados por un único bloque cumplidor con las normas anticontaminación Euro 6. Siendo de nuevo desarrollo, no extraña su comportamiento, con gran entrega de par a bajo régimen, refinamiento de marcha, sensación de suavidad en su funcionamiento y compacidad. Se trata de un 2.4 D4-D de 150 CV de potencia máxima y 40,8 mkg de par entre las 1.600 y las 2.000 rpm capaz de lanzar al Toyota Hilux a 170 km/h y hacerle acelerar de 0 a 100 km/h en 12,8 s (versiones automáticas) o 13,2 (versiones manuales), con un consumo medio que va de los 6,4 l de la versión de cabina extra y propulsión trasera con cambio manual a los 7,2 del 4x4 automático de doble cabina.

El cambio manual del Toyota Hilux ha sido revisado tanto en su timonería, lo que le ha hecho perder los largos e imprecisos recorridos típicos de los pick ups, como en sus relaciones del cambio. De modo que ahora la 1ª es un 10% más corta y la 6ª resulta un 23 % más larga que la anterior última relación, lo que va a permitir rodar con poca exigencia mecánica al motor, aunque podría llegar a impedir utilizar la última marcha si nos queremos mantener dentro de los límites legales de este tipo de vehículos (penados por una velocidad máxima autorizada idéntica a los camiones).

En circunstancias normales, el Toyota Hilux funciona impulsado por las ruedas traseras, aunque ofrece tanto la posibilidad de conectar la tracción delantera —acción que si bien puede realizarse en marcha, es preferible realizar con el coche parado— y de una reductora que se convierte en un aliado impagable para aumentar la capacidad de franquear obstáculos complicados de conducción todo terrenera. Ésta añade un extra de fuerza y control a baja velocidad y control extra en las bajadas, que haría más fácil el trabajo del control electrónico de descenso. Además, en zonas muy complicadas, el bloqueo del diferencial trasero puede facilitar el control.

El equipamiento del  Toyota Hilux

A falta de unos días para su comercialización, no han transcendido los precios del nuevo Hilux, pero los detalles del equipamiento de sus tres versiones. Así, el GX cuenta con diferencial trasero bloqueable, inmovilizador, preinstalación de radio y un completo equipo de airbags en el que se incluye el de rodilla de conductor. Por su parte, el acabado VX añade la regulación en profundidad del volante, aire acondicionado, Bluetooth, guatera refrigerada, radio CD y retrovisores eléctricos calefactados que incluyen los intermitentes. Finalmente, el más sofisticado VXL añadiría tapicería de cuero calefactada, arranque sin llave, climatizador, detección de peatones y la advertencia de cambio involuntario de carril; elementos que refuerzan la sensación de refinamiento que deja al conducirlo el nuevo Toyota Hilux.

También te puede interesar

Mitsubishi L200

Nissan NP300 Navara