Toyota Avensis Wagon 2.2 D-4D 177 CV

La rápida evolución de las mecánicas Diesel de última generación había dejado al Avensis de 116 CV en una posición muy desfavorable frente a su competencia. Ahora, con la incorporación del motor 2.2 de 177 CV, el modelo se sitúa a la cabeza del mercado no sólo por potencia sino por su tecnología de vanguardia.
Autopista -
Toyota Avensis Wagon 2.2 D-4D 177 CV
Toyota Avensis Wagon 2.2 D-4D 177 CV

Más pequeño en cuanto a capacidad interior y con un planteamiento algo más deportivo de uso, el Alfa 156 es una interesante opción para quien no necesite tanto espacio de carga, ya que el nombre Sportwagon responde más a un diferenciamiento estético que a un familiar real. A su favor juega un motor de mayor capacidad y con más cilindros, algo más enérgico.

El BMW 320d es un claro ejemplo de un modelo bien hecho en todos los aspectos. Con un motor de cuatro cilindros de sólo dos litros de capacidad, el modelo bávaro entrega una potencia de 163 CV y, gracias a su sistema de propulsión posterior, proporciona un agrado de conducción muy superior al de la media de la categoría.

El modelo de Opel se descuelga con un motor de seis cilindros en V, de tres litros de capacidad, que entrega 184 CV de potencia. Además de este incremento de potencia, las cotas interiores y la capacidad de carga del maletero son superiores a las de nuestro protagonista

El modelo sueco ha recibido hace poco tiempo unas mejoras estéticas y, lo más importante, un incremento de potencia en su motor de cinco cilindros que llega hasta los 185 CV de potencia. Este modelo proporciona un nivel de comodidad y suavidad superior, aunque también se paga con una factura bastante más elevada.

Más pequeño en cuanto a capacidad interior y con un planteamiento algo más deportivo de uso, el Alfa 156 es una interesante opción para quien no necesite tanto espacio de carga, ya que el nombre Sportwagon responde más a un diferenciamiento estético que a un familiar real. A su favor juega un motor de mayor capacidad y con más cilindros, algo más enérgico.

El BMW 320d es un claro ejemplo de un modelo bien hecho en todos los aspectos. Con un motor de cuatro cilindros de sólo dos litros de capacidad, el modelo bávaro entrega una potencia de 163 CV y, gracias a su sistema de propulsión posterior, proporciona un agrado de conducción muy superior al de la media de la categoría.

El modelo de Opel se descuelga con un motor de seis cilindros en V, de tres litros de capacidad, que entrega 184 CV de potencia. Además de este incremento de potencia, las cotas interiores y la capacidad de carga del maletero son superiores a las de nuestro protagonista

El modelo sueco ha recibido hace poco tiempo unas mejoras estéticas y, lo más importante, un incremento de potencia en su motor de cinco cilindros que llega hasta los 185 CV de potencia. Este modelo proporciona un nivel de comodidad y suavidad superior, aunque también se paga con una factura bastante más elevada.

Más pequeño en cuanto a capacidad interior y con un planteamiento algo más deportivo de uso, el Alfa 156 es una interesante opción para quien no necesite tanto espacio de carga, ya que el nombre Sportwagon responde más a un diferenciamiento estético que a un familiar real. A su favor juega un motor de mayor capacidad y con más cilindros, algo más enérgico.

El BMW 320d es un claro ejemplo de un modelo bien hecho en todos los aspectos. Con un motor de cuatro cilindros de sólo dos litros de capacidad, el modelo bávaro entrega una potencia de 163 CV y, gracias a su sistema de propulsión posterior, proporciona un agrado de conducción muy superior al de la media de la categoría.

El modelo de Opel se descuelga con un motor de seis cilindros en V, de tres litros de capacidad, que entrega 184 CV de potencia. Además de este incremento de potencia, las cotas interiores y la capacidad de carga del maletero son superiores a las de nuestro protagonista

El modelo sueco ha recibido hace poco tiempo unas mejoras estéticas y, lo más importante, un incremento de potencia en su motor de cinco cilindros que llega hasta los 185 CV de potencia. Este modelo proporciona un nivel de comodidad y suavidad superior, aunque también se paga con una factura bastante más elevada.

Más pequeño en cuanto a capacidad interior y con un planteamiento algo más deportivo de uso, el Alfa 156 es una interesante opción para quien no necesite tanto espacio de carga, ya que el nombre Sportwagon responde más a un diferenciamiento estético que a un familiar real. A su favor juega un motor de mayor capacidad y con más cilindros, algo más enérgico.

El BMW 320d es un claro ejemplo de un modelo bien hecho en todos los aspectos. Con un motor de cuatro cilindros de sólo dos litros de capacidad, el modelo bávaro entrega una potencia de 163 CV y, gracias a su sistema de propulsión posterior, proporciona un agrado de conducción muy superior al de la media de la categoría.

El modelo de Opel se descuelga con un motor de seis cilindros en V, de tres litros de capacidad, que entrega 184 CV de potencia. Además de este incremento de potencia, las cotas interiores y la capacidad de carga del maletero son superiores a las de nuestro protagonista

El modelo sueco ha recibido hace poco tiempo unas mejoras estéticas y, lo más importante, un incremento de potencia en su motor de cinco cilindros que llega hasta los 185 CV de potencia. Este modelo proporciona un nivel de comodidad y suavidad superior, aunque también se paga con una factura bastante más elevada.

Más pequeño en cuanto a capacidad interior y con un planteamiento algo más deportivo de uso, el Alfa 156 es una interesante opción para quien no necesite tanto espacio de carga, ya que el nombre Sportwagon responde más a un diferenciamiento estético que a un familiar real. A su favor juega un motor de mayor capacidad y con más cilindros, algo más enérgico.

El BMW 320d es un claro ejemplo de un modelo bien hecho en todos los aspectos. Con un motor de cuatro cilindros de sólo dos litros de capacidad, el modelo bávaro entrega una potencia de 163 CV y, gracias a su sistema de propulsión posterior, proporciona un agrado de conducción muy superior al de la media de la categoría.

El modelo de Opel se descuelga con un motor de seis cilindros en V, de tres litros de capacidad, que entrega 184 CV de potencia. Además de este incremento de potencia, las cotas interiores y la capacidad de carga del maletero son superiores a las de nuestro protagonista

El modelo sueco ha recibido hace poco tiempo unas mejoras estéticas y, lo más importante, un incremento de potencia en su motor de cinco cilindros que llega hasta los 185 CV de potencia. Este modelo proporciona un nivel de comodidad y suavidad superior, aunque también se paga con una factura bastante más elevada.

Galería relacionada

Toyota Avensis Wagon D4D 177

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...