Toyota Avensis

Desde principios de este mes de diciembre está en los concesionarios la tercera generación del Toyota Avensis. Más moderno en su línea exterior, más calidad y diseño en su interior y con un equipamiento de serie y opcional cargado de tecnología de última hornada, tanto en materia de confort como de seguridad.
-
Toyota Avensis
Toyota Avensis

El Toyota Avensis es la berlina más grande con la que Toyota se presenta en nuestro mercado y está entre nosotros desde el año 1997 cuando vino a sustituir a la gama Carina. Militante del llamado segmento “D”, el Avensis tiene la misión de “lidiar” con auténticos “miuras” de la competencia, como el Volkswagen Passat, el Renault Laguna, el Citroën C5 o el Ford Mondeo, entre otros. No es una tarea fácil, y más cuando el Toyota Avensis nunca ha sido un modelo que destacara por su línea exterior ni levantara pasiones. Pero ahora, con la nueva generación, la cosa va a cambiar, a buen seguro.

La gama del Toyota Avensis se ofrece con dos motores de gasolina y tres Diesel. Los primeros son un 1.8 de 147 CV y un 2 litros de 152 CV. En cuanto a los segundos, la gama arranca con un 2.0 D-4D de 124 CV y dos variantes de potencia sobre el motor de 2,2 litros, de 150 y 177 CV. Lo más novedoso de todas esta oferta de motores está en el motor de acceso a la gama Diesel, el 2.0 D-4D que ha sido completamente revisado y ajustado para poder ofrecer con la misma potencia que la versión anterior, un consumo mixto homologado de 4,5 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 119 g/km. Es decir, consigue la exención del Impuesto de Matriculación. El motor es una auténtica delicia de funcionamiento. Suave en la zona baja del cuentarrevoluciones, con buena disposición para subir de vueltas hasta llegar a la zona alta del cuentarrevoluciones y con una buena potencia para afrontar de forma rápida tanto los adelantamientos como superar los repechos y las cuestas de la carretera.

Si suave es el funcionamiento del motor, su comportamiento dinámico también se puede calificar así. Suave en cuanto a que las suspensiones filtran las irregularidades del terreno a la perfección, pero con una buena dosis de firmeza para sujetar la carrocería cuando rodamos deprisa por zonas de curvas. El Toyota Avensis mantiene un comportamiento dinámico muy bueno en zonas reviradas, aunque donde mejor se pueden apreciar sus buenas dotes es en las carreteras bien asfaltadas con curvas rápidas. En el tren delantero se ha ajustado la amortiguación y se ha redimensionado la estabilizadora trasera, con lo que se ha conseguido que el Avensis tenga un comportamiento en carretera muy seguro y, sobre todo, fácil de conducir.

Todos los motores han sido revisados para conseguir una mayor eficiencia, pero el que más se ha “afinado” con el fin de mejorar tanto su consumo como su funcionamiento a bajo y medio régimen es el 2.0 D-4D de 124 CV de potencia. Se monta un turbo más pequeño, se incluye un nuevo sistema de escape, un nuevo cárter de aceite con doble cámara, una nueva bomba de aceite de presión de dos etapas, una bomba de agua optimizada con menor caudal de agua y dispone de un nuevo control de las bujías de encendido. El peso es 3 kilos menor que el anterior, gracias a el uso de una tapa de la culata realizada en resina, material del que también se realiza el soporte del radiador de aceite y el conducto del agua. El consumo del motor 2.0 D-4D se cifra en sólo 4,5 l/100 km, una cifra ciertamente baja para un modelo de esta categoría, tamaño y peso. La caja de cambios manual de seis relaciones también pone su “granito de arena” en este sentido, ya que las últimas marchas están adaptadas para poder rodar deprisa a bajas vueltas.

Si el exterior resulta moderno y atractivo, en el interior también se ha realizado un buen trabajo. Los materiales que se emplean en todo el habitáculo han sido renovados tanto en lo que se refiere a colores como a tacto y calidad visual. Así, el salpicadero del nuevo Avensis tiene un aspecto elegante, con clase y, toques donde toques, el material es blando y con un tacto muy agradable. Las tapicerías también han sido objeto de revisión. Dependiendo del acabado elegido, nos encontramos con revestimientos de tela, Alcántara, cuero perforado… todo ello combinado con colores a elegir en algunas versiones. El apartado multimedia también ha sido objeto de una actualización. De serie se ofrece el sistema denominado Touch que ofrece una pantalla táctil de 6,1 pulgadas y conexión a aparatos externos como teléfonos o equipos de música. En un escalón superior se asienta el sistema Touch&Go que añade un sistema de navegación completo con mapas en los que se indica el tráfico, la velocidad de la vía por la que se circula o la ubicación de los radares fijos. Si conectamos vía Bluetooth un teléfono móvil, dispondremos de conectividad a Google Maps o el envío y recepción de mensajes SMS en la pantalla. Como parte del equipamiento de serie del acabado Exclusive se incluye el sistema Touch&Go Plus que suma a lo anterior reconocimiento por voz para diversas funciones, envío y recepción de correo electrónico y navegación avanzada con modelos de ciudades en 3D. A falta de confirmar las mediciones interiores por parte de nuestro Centro Técnico, la sensación es que el interior del Avensis ha ganado centímetros en las plazas traseras en lo que se refiere a la distancia para las piernas y en altura.

La suavidad de funcionamiento del trío motor/cambio/dirección es ciertamente destacable.

  • 140 Advance: 20.900 €
  • 140 MultiDrive S Advance: 22.400 €
  • 150 Executive: 26.500 €
  • 150 MultiDrive S Executive: 28.000 €
  • 120D Comfort: 20.900 €
  • 120D Advance: 21.900 €
  • 120D Executive: 25.200 €
  • 150D Advance: 23.900 €
  • 150D AutoDrive S Advance: 30.400 €
  • 180D Executive: 29.200 €

Galería relacionada

Toyota Avensis el contacto

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...