Toyota Auris HSD Advance

De aquí a diez años todos los modelos que integren la gama Toyota dispondrán de una versión con su sistema Hybrid Synergy Drive. El Auris es el primero en ofertar, junto a los motores ‘convencionales’ de gasolina o los Diesel, una versión híbrida. El resultado es una puerta al futuro y muy interesante desde un buen número de puntos de vista.
-
Toyota Auris HSD Advance
Toyota Auris HSD Advance

El Auris Hybrid Synergy Drive (HSD) es, estructuralmente, idéntico al Prius en lo que respecta a su sistema de propulsión: utiliza un motor de gasolina de 1,8 litros y un eléctrico que pueden funcionar conjuntamente —ofrecen, entonces, 136 CV— o por separado.

Entre ambos hay un engranaje que se ocupa de conectar los dos motores y el eje de transmisión del Auris HSD, haciendo la función de una caja de cambios. Gracias a él el HSD de Toyota ofrece tres posibilidades de funcionamiento para mover al Auris: empujando los dos motores a la vez, funcionando sólo el motor térmico de 99 CV o que lo haga en solitario el eléctrico de 80. Esto último, que el Auris pueda moverse únicamente a base de electricidad, igual que el Prius, es lo que le hace diferente de otros híbridos como los que comercializa Honda y que son los de precio más parecido a los Toyota: en los CRZ o Insight su motor eléctrico puede o no apoyar con su fuerza al de gasolina, pero nunca mueve solo al coche que lo monta.

El Auris es, por tanto, un ‘full hybrid’ por esa posibilidad de funcionar con electricidad, modo éste en el que, según la marca, puede cubrir hasta dos kilómetros con la batería completamente cargada. Durante nuestras pruebas hemos encontrado que del mismo modo en que no era capaz de cubrir el kilómetro a poco que aparecían repechos, podía ocurrir justo lo contrario, sobrepando con holgura la distancia prometida por Toyota. Con una presión muy suave casi constante sobre el acelerador, en terreno perfectamente plano, sin superar los 30 km/h y con la pequeña reposición de electricidad que puede suponer frenar al alcanzar varios ‘ceda el paso’, hemos llegado a recorrer 3,2 km antes de agotar sus 27 kW.

La frenada regenerativa, invirtiendo el giro del motor eléctrico que hace la función de generador cuando no se está acelerando, es uno de los medios que emplea el Auris para abastecer de electricidad la batería, el otro es el desvío de parte de la fuerza del motor de gasolina cuando ya está empujando las ruedas.

Este es particular en tanto que tiene un ciclo diferente al de la mayoría de los motores de gasolina: sus válvulas de admisión se cierran más tarde y la compresión se retrasa. Así se reducen pérdidas de energía del escape y el rendimiento térmico mejora.

Si en las fases de inicio del movimiento del Auris el motor eléctrico es el protagonista en solitario, a medida que aumenta la velocidad éste da paso al de gasolina. Ambos funcionarán conjuntamente si la presión sobre el acelerador, en busca de mayor aceleración, se intensifica, o si afrontamos pendientes, aunque no tengan un gran desnivel.

Esta combinación de los dos motores permite alcanzar uno de los mayores golpes de efecto del Auris HSD: un consumo de gasolina espectacularmente bajo, pues el resto de la energía la pone su electricidad, que sale gratis.

Gasta muy poco combustible si consideramos el medio, que con 5,3 l/100 km, según nuestras mediciones, sólo tiene como rival al mismísimo Prius entre los coches que, de uno u otro modo, usan gasolina para moverse. También analizando cada consumo, uno por uno, consume poquísimo. En ciudad, con 4,2 l/100 km el Auris HSD obtiene un registro incluso por debajo del Prius; en tanto que en carretera no alcanza los espectaculares resultados de su hermano, pero se queda a la altura de los Diesel más eficientes.

En parte, el mérito de tan bajo nivel de gasto en el Prius se encuentra en su mejor coeficiente aerodinámico, por mucho que el del Auris HSD es inferior al de otras versiones de este modelo. Para bajar el Cx de 0,293 a 0,283 el híbrido emplea una parrilla específica y muelles más cortos —5 mm—, además de llantas aerodinámicas, que son de 15 ó 17" según el nivel de equipamiento y con las que varía el tamaño de los discos delanteros: son de 273 ó 296 mm de diámetro. Los neumáticos montados son siempre Michelin y de corte ‘ecológico’, bien unos Energy, bien unos Primacy HP.

Consumo y prestaciones

Galería relacionada

Toyota Auris HSD Advance

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...