Toyota Auris 2010

Con este restyling Toyota quiere acercar su compacto Auris a un público más joven. Ha mejorado la ergonomía, el confort y la conducción, pero sobre todo ha dotado de una mayor agresividad a su diseño. La versión híbrida llega en verano, el resto ya está a la venta.
-
Toyota Auris 2010
Toyota Auris 2010

No son cambios drásticos, pero sí que logran mejorar el agrado de uso general del Toyota Auris e integrar más su diseño dentro de la gama del fabricante nipón. A primera vista llama la atención el nuevo frontal que, gracias a sus marcadas nervaduras, adopta el aire de familia de las últimas creaciones de Toyota. La entrada de aire del radiador es mayor, al igual que la sensación de anchura. Continuando con el diseño, los retrovisores disponen ahora de intermitentes integrados, además pueden ser plegables de forma eléctrica. La trasera también ha sido objeto de modificaciones, sobre todo los grupos ópticos, que ahora disponen de una carcasa bicolor más llamativa, al estilo del Renault Mégane, y captafaros separados, ubicados en el paragolpes. Por último, la longitud del Toyota Auris se incrementa 2,5 cm debido a unos parachoques más prominentes. asdasdasda

Las mejoras del interior son más difíciles de identificar de un primer vistazo. Consisten en la adopción de un freno de mano más convencional y ergonómico —el anterior era más vertical y con el botón de desbloqueo colocado en la parte superior—, superficies acolchadas en el salpicadero y sobre el cuadro de mandos, nuevas tapicerías y un volante rediseñado que incorpora una tecla para manejar el ordenador de viaje —también conserva el anterior pulsador junto al cuentavueltas, mucho más incómodo de usar—. Si nos fijamos detalladamente, veremos que los relojes cuentan ahora con retroiluminación en color amarillo y blanco —antes sólo amarillo—, de aspecto más moderno. También se ha incorporado una toma de audio auxiliar tipo minijack en la guantera superior, así como puerto USB y Bluetooth con función audio-streaming para poder reproducir música desde nuestro teléfono móvil.

En el apartado mecánico se han pulido ciertos aspectos para lograr un mayor agrado de conducción. El software de la dirección eléctrica se ha recalibrado para tener mejor respuesta y capacidad de autocentrado. Además, la suspensión se ha adaptado al gusto europeo —antes era idéntica para todos los mercados—, modificando el paso de aceite de los amortiguadores; ahora es más confortable y absorbe los baches de manera más suave, algo que pudimos notar de manera clara en recorridos urbanos al circular sobre badenes, ya que los filtra como si nada, especialmente el tren delantero. En carretera, sin embargo, sigue siendo un coche eficaz, con poco balanceo en curva y un nivel de agarre destacable. De igual modo, mantiene la posición de conducción relativamente elevada y un reglaje del respaldo por palanca en lugar de rueda, con lo que no siempre estaremos completamente a nuestro gusto, aunque sea por unos milímetros.

La gama de motores del Toyota Auris se mantiene inalterada y todos incorporan de serie cambio manual de seis velocidades. Han variado ligeramente algunas especificaciones, como por ejemplo la potencia del 1.33, que pasa de 101 a 99 CV, a cambio de ofrecer más bajos. Para su baja cilindrada sorprende su buen rendimiento y refinamiento, siendo una opción muy a tener en cuenta. Esperamos poder realizar una prueba más exhaustiva para que nuestro Centro Técnico compare prestaciones con la versión anterior —sobre todo recuperaciones y adelantamientos, puntos en los que flaqueaba—, pero por ahora nos ha dejado buen sabor de boca. Eso sí, para llevar a cabo una conducción dinámica obliga a utilizar el cambio frecuentemente, ya que es a partir de medio régimen donde comienza a entregar lo mejor de sí. Si no estamos dispuestos a tal esfuerzo, podemos optar por las versiones de cambio automático Confortdrive (830 euros), disponibles únicamente con los motores 1.6 de gasolina (132 CV) y turbodiésel 1.4 D-4D (90 CV), o bien recurrir al más prestacional 2.0 D-4D (126 CV) , cuyo empuje y buena respuesta están disponibles desde muy pocas vueltas.

La gama de precios del Toyota Auris ha variado poco, no obstante, se suma un nuevo acabado a los ya conocidos Live, Active y Advance. Se trata del TS, sólo para los Diesel y enfocado a un cliente más joven, ya que incorpora unas suspensiones algo más firmes y elementos de equipamiento específicos, como llantas de aleación y neumáticos de mayor tamaño (225/45 R17), spoiler trasero, faros delanteros y cristales traseros oscurecidos, así como un cuadro de mandos más sencillo con relojes analógicos. Como novedad, la terminación más completa (Advance) puede disponer de cámara trasera con pantalla en el retrovisor interior.

Motores

Live

Active

TS

Advance

1.33

16.600

17.600

 

 

1.6

 

18.900

 

20.800

1.4 D-4D

17.450

18.450

18.950

 

2.0 D-4D

 

20.250

20.250

22.150


Ficha técnica

1.33

1.6

1.4 D-4D

2.0 D-4D

Motor y cilindrada

4 cilindros en línea, 1.329 cm3

4 cilindros en línea, 1.598 cm3

4 cilindros en línea, 1.364 cm3

4 cilindros en línea, 1.998 cm3

Potencia

99 CV a 6.000 rpm

132 CV a 6.400 rpm

90 CV a 3.800 rpm

126 CV a 3.600 rpm

Par

13 mkg a 3.800 rpm

16,3 mkg a 4.400 rpm

20,9 mkg entre 1.800 y 2.800 rpm

31,6 mkg entre 1.800 y 2.400 rpm

Velocidad máxima

175 km/h

195 km/h

175 km/h

195 km/h

Aceleración 0-100 km/h

13,1 s

10,2 s

12 s

10,3 s

Consumo medio

5,9 l/100 km

6,6 l/100km

4,7 l/100 km

5,2 l/100 km

Galería relacionada

Toyota Auris 2010

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...