Toyota Auris

Es el sustituto del Corolla, sí, pero el Auris nace además con el ambicioso objetivo de superar en ventas a los más exitosos compactos del mercado (C4, Focus, Golf, Astra, 307, Mégane...). Recién coronada en Detroit, Toyota pretende ahora el trono europeo y ha puesto en este modelo todas las armas necesarias para conseguir el triunfo. En España se pone a la venta el 1 de marzo con un precio de salida más que competitivo: 14.710 euros.
Autopista -
Toyota Auris
Toyota Auris
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Toyota explica que el Auris es un modelo completamente nuevo, de arriba a abajo, y que por eso no podían llamarlo Corolla, a pesar de que es su sustituto y de que el Corolla ha sido una de las apuestas más rentables de la marca japonesa en todo el mundo. Ahora su ciclo vital ha finalizado y para la primavera no quedarán unidades a la venta de los 3 y 5 puertas. Pervivirán la variante Verso y el Corolla sedán , un tres volúmenes recién presentado en el salón de Helsinki y que llegará a nuestro país en mayo. Gloria al Corolla, bienvenido Auris.

Los mimbres para el nuevo modelo se han tejido en el ED2, el centro de Diseño de Toyota en Niza, donde se han forjado los grandes éxitos de la marca en la última década y donde tienen bien cogido el pulso a las necesidades y gustos automovilísticos del Viejo Continente. El pliego de condiciones era claro: compacto, con diseño de corte deportivo y alto nivel de calidad percibida, espacioso, de buenas prestaciones y dotado tecnológicamente a la última. En el punto de mira, dos objetivos, uno consecuencia del otro: acabar con el reinado de los habituales “top” del segmento de los turismos compactos (Focus, C4, Golf, Astra, 307 y Mégane), haciéndose un modelo de imprescindible referencia para los compradores de este tipo de coches, y conseguir que Toyota vaya alcanzando una hegemonía en Europa cifrada en 1,2 millones de unidades vendidas para 2008.

Los diseñadores han trabajado en un concepto que denominan “inside-out”, como si la generación hubiera sido desde dentro hacia fuera, imaginando un conductor tipo –con sus pasajeros- y creando el coche a su alrededor. Para que ese cliente prototípico se sienta a gusto dentro, y sobre una plataforma completamente nueva, el habitáculo se ha ampliado con más altura para la cabeza, más sitio hacia los lados, más espacio para los ocupantes traseros. En el exterior, esto se traduce en 4 cm más de longitud que un Corolla (4,22 metros), 4 cm más de altura (1,51 m) y 5 cm más de anchura (1,76 m), mientras que la batalla no varía y sigue siendo de 2,60 metros. Así, en efecto, da hacia el exterior una imagen de coche alto y corto.

En el interior lo más llamativo y novedoso es la consola central, con forma de puente (dicen haberse inspirado en los arcos exteriores de la catedral de Notre Dame de París), sobre el que se sitúa la palanca del cambio –a más altura, pues, de lo que estamos habituados- y un freno de mano de atractivo diseño y manejo algo incómodo. Materiales plásticos y guarnecidos dan impresión general de calidad y muestran un impecable acabado, con ajustes que no merecen crítica alguna.

Y, visto el “inside”, vayamos al “out”, donde capta la atención el morro prominente, con un aspecto “verticalizado” por las dos nervaduras que recorren el capó y enmarcan el logo, la parrilla, la placa de matrícula y las entradas de aire. Los faros, sobre los ángulos redondeados, casi entrando en la aleta, constituyen otro de los elementos que más personaliza esta delantera de perfil bajo que sugiere deportividad (una impresión realzada por los anchos de via amplios y los voladizos cortos). En la parte trasera, los grupos ópticos de nuevo se deslizan hacia las aletas redondeando la zaga y eliminando cualquier riesgo de arista. Contemplado de perfil, el Auris mantiene el tipo y capta miradas –los diseñadores han hecho bien su trabajo- pero ¿de verdad rompe tanto el diseño del Corolla? Nos parece que no, que es una evolución mucho más que una ruptura, y, dando la vuelta a la explicación de Toyota de por qué se llama distinto, quizás el nombre Auris sea un argumento más para considerarlo un modelo nuevo-nuevo y no una consecuencia de que realmente lo sea tanto.,

Los precios del nuevo Auris, que empezará a venderse en carrocerías de 3 y 5 puertas el próximo mes de marzo, se sitúan entre los 14.710 euros (1.4 gasolina 5p en acabado Auris) y los 25.740 euros (2.2 D-4D 5p en acabado Sport). Según Toyota, la versión en la que se espera más demanda en nuestro mercado es el Diesel de 2 litros y 5 puertas en acabado Sol, que saldrá por 21.850 euros, seguido del 1.6 gasolina con 5 puertas y acabado Sol. Los cuatro niveles de acabado se denominarán Auris, Sol, Luna y Sport.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Toyota explica que el Auris es un modelo completamente nuevo, de arriba a abajo, y que por eso no podían llamarlo Corolla, a pesar de que es su sustituto y de que el Corolla ha sido una de las apuestas más rentables de la marca japonesa en todo el mundo. Ahora su ciclo vital ha finalizado y para la primavera no quedarán unidades a la venta de los 3 y 5 puertas. Pervivirán la variante Verso y el Corolla sedán , un tres volúmenes recién presentado en el salón de Helsinki y que llegará a nuestro país en mayo. Gloria al Corolla, bienvenido Auris.

Los mimbres para el nuevo modelo se han tejido en el ED2, el centro de Diseño de Toyota en Niza, donde se han forjado los grandes éxitos de la marca en la última década y donde tienen bien cogido el pulso a las necesidades y gustos automovilísticos del Viejo Continente. El pliego de condiciones era claro: compacto, con diseño de corte deportivo y alto nivel de calidad percibida, espacioso, de buenas prestaciones y dotado tecnológicamente a la última. En el punto de mira, dos objetivos, uno consecuencia del otro: acabar con el reinado de los habituales “top” del segmento de los turismos compactos (Focus, C4, Golf, Astra, 307 y Mégane), haciéndose un modelo de imprescindible referencia para los compradores de este tipo de coches, y conseguir que Toyota vaya alcanzando una hegemonía en Europa cifrada en 1,2 millones de unidades vendidas para 2008.

Los diseñadores han trabajado en un concepto que denominan “inside-out”, como si la generación hubiera sido desde dentro hacia fuera, imaginando un conductor tipo –con sus pasajeros- y creando el coche a su alrededor. Para que ese cliente prototípico se sienta a gusto dentro, y sobre una plataforma completamente nueva, el habitáculo se ha ampliado con más altura para la cabeza, más sitio hacia los lados, más espacio para los ocupantes traseros. En el exterior, esto se traduce en 4 cm más de longitud que un Corolla (4,22 metros), 4 cm más de altura (1,51 m) y 5 cm más de anchura (1,76 m), mientras que la batalla no varía y sigue siendo de 2,60 metros. Así, en efecto, da hacia el exterior una imagen de coche alto y corto.

En el interior lo más llamativo y novedoso es la consola central, con forma de puente (dicen haberse inspirado en los arcos exteriores de la catedral de Notre Dame de París), sobre el que se sitúa la palanca del cambio –a más altura, pues, de lo que estamos habituados- y un freno de mano de atractivo diseño y manejo algo incómodo. Materiales plásticos y guarnecidos dan impresión general de calidad y muestran un impecable acabado, con ajustes que no merecen crítica alguna.

Y, visto el “inside”, vayamos al “out”, donde capta la atención el morro prominente, con un aspecto “verticalizado” por las dos nervaduras que recorren el capó y enmarcan el logo, la parrilla, la placa de matrícula y las entradas de aire. Los faros, sobre los ángulos redondeados, casi entrando en la aleta, constituyen otro de los elementos que más personaliza esta delantera de perfil bajo que sugiere deportividad (una impresión realzada por los anchos de via amplios y los voladizos cortos). En la parte trasera, los grupos ópticos de nuevo se deslizan hacia las aletas redondeando la zaga y eliminando cualquier riesgo de arista. Contemplado de perfil, el Auris mantiene el tipo y capta miradas –los diseñadores han hecho bien su trabajo- pero ¿de verdad rompe tanto el diseño del Corolla? Nos parece que no, que es una evolución mucho más que una ruptura, y, dando la vuelta a la explicación de Toyota de por qué se llama distinto, quizás el nombre Auris sea un argumento más para considerarlo un modelo nuevo-nuevo y no una consecuencia de que realmente lo sea tanto.,

Los precios del nuevo Auris, que empezará a venderse en carrocerías de 3 y 5 puertas el próximo mes de marzo, se sitúan entre los 14.710 euros (1.4 gasolina 5p en acabado Auris) y los 25.740 euros (2.2 D-4D 5p en acabado Sport). Según Toyota, la versión en la que se espera más demanda en nuestro mercado es el Diesel de 2 litros y 5 puertas en acabado Sol, que saldrá por 21.850 euros, seguido del 1.6 gasolina con 5 puertas y acabado Sol. Los cuatro niveles de acabado se denominarán Auris, Sol, Luna y Sport.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Toyota explica que el Auris es un modelo completamente nuevo, de arriba a abajo, y que por eso no podían llamarlo Corolla, a pesar de que es su sustituto y de que el Corolla ha sido una de las apuestas más rentables de la marca japonesa en todo el mundo. Ahora su ciclo vital ha finalizado y para la primavera no quedarán unidades a la venta de los 3 y 5 puertas. Pervivirán la variante Verso y el Corolla sedán , un tres volúmenes recién presentado en el salón de Helsinki y que llegará a nuestro país en mayo. Gloria al Corolla, bienvenido Auris.

Los mimbres para el nuevo modelo se han tejido en el ED2, el centro de Diseño de Toyota en Niza, donde se han forjado los grandes éxitos de la marca en la última década y donde tienen bien cogido el pulso a las necesidades y gustos automovilísticos del Viejo Continente. El pliego de condiciones era claro: compacto, con diseño de corte deportivo y alto nivel de calidad percibida, espacioso, de buenas prestaciones y dotado tecnológicamente a la última. En el punto de mira, dos objetivos, uno consecuencia del otro: acabar con el reinado de los habituales “top” del segmento de los turismos compactos (Focus, C4, Golf, Astra, 307 y Mégane), haciéndose un modelo de imprescindible referencia para los compradores de este tipo de coches, y conseguir que Toyota vaya alcanzando una hegemonía en Europa cifrada en 1,2 millones de unidades vendidas para 2008.

Los diseñadores han trabajado en un concepto que denominan “inside-out”, como si la generación hubiera sido desde dentro hacia fuera, imaginando un conductor tipo –con sus pasajeros- y creando el coche a su alrededor. Para que ese cliente prototípico se sienta a gusto dentro, y sobre una plataforma completamente nueva, el habitáculo se ha ampliado con más altura para la cabeza, más sitio hacia los lados, más espacio para los ocupantes traseros. En el exterior, esto se traduce en 4 cm más de longitud que un Corolla (4,22 metros), 4 cm más de altura (1,51 m) y 5 cm más de anchura (1,76 m), mientras que la batalla no varía y sigue siendo de 2,60 metros. Así, en efecto, da hacia el exterior una imagen de coche alto y corto.

En el interior lo más llamativo y novedoso es la consola central, con forma de puente (dicen haberse inspirado en los arcos exteriores de la catedral de Notre Dame de París), sobre el que se sitúa la palanca del cambio –a más altura, pues, de lo que estamos habituados- y un freno de mano de atractivo diseño y manejo algo incómodo. Materiales plásticos y guarnecidos dan impresión general de calidad y muestran un impecable acabado, con ajustes que no merecen crítica alguna.

Y, visto el “inside”, vayamos al “out”, donde capta la atención el morro prominente, con un aspecto “verticalizado” por las dos nervaduras que recorren el capó y enmarcan el logo, la parrilla, la placa de matrícula y las entradas de aire. Los faros, sobre los ángulos redondeados, casi entrando en la aleta, constituyen otro de los elementos que más personaliza esta delantera de perfil bajo que sugiere deportividad (una impresión realzada por los anchos de via amplios y los voladizos cortos). En la parte trasera, los grupos ópticos de nuevo se deslizan hacia las aletas redondeando la zaga y eliminando cualquier riesgo de arista. Contemplado de perfil, el Auris mantiene el tipo y capta miradas –los diseñadores han hecho bien su trabajo- pero ¿de verdad rompe tanto el diseño del Corolla? Nos parece que no, que es una evolución mucho más que una ruptura, y, dando la vuelta a la explicación de Toyota de por qué se llama distinto, quizás el nombre Auris sea un argumento más para considerarlo un modelo nuevo-nuevo y no una consecuencia de que realmente lo sea tanto.,

Los precios del nuevo Auris, que empezará a venderse en carrocerías de 3 y 5 puertas el próximo mes de marzo, se sitúan entre los 14.710 euros (1.4 gasolina 5p en acabado Auris) y los 25.740 euros (2.2 D-4D 5p en acabado Sport). Según Toyota, la versión en la que se espera más demanda en nuestro mercado es el Diesel de 2 litros y 5 puertas en acabado Sol, que saldrá por 21.850 euros, seguido del 1.6 gasolina con 5 puertas y acabado Sol. Los cuatro niveles de acabado se denominarán Auris, Sol, Luna y Sport.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Toyota explica que el Auris es un modelo completamente nuevo, de arriba a abajo, y que por eso no podían llamarlo Corolla, a pesar de que es su sustituto y de que el Corolla ha sido una de las apuestas más rentables de la marca japonesa en todo el mundo. Ahora su ciclo vital ha finalizado y para la primavera no quedarán unidades a la venta de los 3 y 5 puertas. Pervivirán la variante Verso y el Corolla sedán , un tres volúmenes recién presentado en el salón de Helsinki y que llegará a nuestro país en mayo. Gloria al Corolla, bienvenido Auris.

Los mimbres para el nuevo modelo se han tejido en el ED2, el centro de Diseño de Toyota en Niza, donde se han forjado los grandes éxitos de la marca en la última década y donde tienen bien cogido el pulso a las necesidades y gustos automovilísticos del Viejo Continente. El pliego de condiciones era claro: compacto, con diseño de corte deportivo y alto nivel de calidad percibida, espacioso, de buenas prestaciones y dotado tecnológicamente a la última. En el punto de mira, dos objetivos, uno consecuencia del otro: acabar con el reinado de los habituales “top” del segmento de los turismos compactos (Focus, C4, Golf, Astra, 307 y Mégane), haciéndose un modelo de imprescindible referencia para los compradores de este tipo de coches, y conseguir que Toyota vaya alcanzando una hegemonía en Europa cifrada en 1,2 millones de unidades vendidas para 2008.

Los diseñadores han trabajado en un concepto que denominan “inside-out”, como si la generación hubiera sido desde dentro hacia fuera, imaginando un conductor tipo –con sus pasajeros- y creando el coche a su alrededor. Para que ese cliente prototípico se sienta a gusto dentro, y sobre una plataforma completamente nueva, el habitáculo se ha ampliado con más altura para la cabeza, más sitio hacia los lados, más espacio para los ocupantes traseros. En el exterior, esto se traduce en 4 cm más de longitud que un Corolla (4,22 metros), 4 cm más de altura (1,51 m) y 5 cm más de anchura (1,76 m), mientras que la batalla no varía y sigue siendo de 2,60 metros. Así, en efecto, da hacia el exterior una imagen de coche alto y corto.

En el interior lo más llamativo y novedoso es la consola central, con forma de puente (dicen haberse inspirado en los arcos exteriores de la catedral de Notre Dame de París), sobre el que se sitúa la palanca del cambio –a más altura, pues, de lo que estamos habituados- y un freno de mano de atractivo diseño y manejo algo incómodo. Materiales plásticos y guarnecidos dan impresión general de calidad y muestran un impecable acabado, con ajustes que no merecen crítica alguna.

Y, visto el “inside”, vayamos al “out”, donde capta la atención el morro prominente, con un aspecto “verticalizado” por las dos nervaduras que recorren el capó y enmarcan el logo, la parrilla, la placa de matrícula y las entradas de aire. Los faros, sobre los ángulos redondeados, casi entrando en la aleta, constituyen otro de los elementos que más personaliza esta delantera de perfil bajo que sugiere deportividad (una impresión realzada por los anchos de via amplios y los voladizos cortos). En la parte trasera, los grupos ópticos de nuevo se deslizan hacia las aletas redondeando la zaga y eliminando cualquier riesgo de arista. Contemplado de perfil, el Auris mantiene el tipo y capta miradas –los diseñadores han hecho bien su trabajo- pero ¿de verdad rompe tanto el diseño del Corolla? Nos parece que no, que es una evolución mucho más que una ruptura, y, dando la vuelta a la explicación de Toyota de por qué se llama distinto, quizás el nombre Auris sea un argumento más para considerarlo un modelo nuevo-nuevo y no una consecuencia de que realmente lo sea tanto.,

Los precios del nuevo Auris, que empezará a venderse en carrocerías de 3 y 5 puertas el próximo mes de marzo, se sitúan entre los 14.710 euros (1.4 gasolina 5p en acabado Auris) y los 25.740 euros (2.2 D-4D 5p en acabado Sport). Según Toyota, la versión en la que se espera más demanda en nuestro mercado es el Diesel de 2 litros y 5 puertas en acabado Sol, que saldrá por 21.850 euros, seguido del 1.6 gasolina con 5 puertas y acabado Sol. Los cuatro niveles de acabado se denominarán Auris, Sol, Luna y Sport.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Toyota explica que el Auris es un modelo completamente nuevo, de arriba a abajo, y que por eso no podían llamarlo Corolla, a pesar de que es su sustituto y de que el Corolla ha sido una de las apuestas más rentables de la marca japonesa en todo el mundo. Ahora su ciclo vital ha finalizado y para la primavera no quedarán unidades a la venta de los 3 y 5 puertas. Pervivirán la variante Verso y el Corolla sedán , un tres volúmenes recién presentado en el salón de Helsinki y que llegará a nuestro país en mayo. Gloria al Corolla, bienvenido Auris.

Los mimbres para el nuevo modelo se han tejido en el ED2, el centro de Diseño de Toyota en Niza, donde se han forjado los grandes éxitos de la marca en la última década y donde tienen bien cogido el pulso a las necesidades y gustos automovilísticos del Viejo Continente. El pliego de condiciones era claro: compacto, con diseño de corte deportivo y alto nivel de calidad percibida, espacioso, de buenas prestaciones y dotado tecnológicamente a la última. En el punto de mira, dos objetivos, uno consecuencia del otro: acabar con el reinado de los habituales “top” del segmento de los turismos compactos (Focus, C4, Golf, Astra, 307 y Mégane), haciéndose un modelo de imprescindible referencia para los compradores de este tipo de coches, y conseguir que Toyota vaya alcanzando una hegemonía en Europa cifrada en 1,2 millones de unidades vendidas para 2008.

Los diseñadores han trabajado en un concepto que denominan “inside-out”, como si la generación hubiera sido desde dentro hacia fuera, imaginando un conductor tipo –con sus pasajeros- y creando el coche a su alrededor. Para que ese cliente prototípico se sienta a gusto dentro, y sobre una plataforma completamente nueva, el habitáculo se ha ampliado con más altura para la cabeza, más sitio hacia los lados, más espacio para los ocupantes traseros. En el exterior, esto se traduce en 4 cm más de longitud que un Corolla (4,22 metros), 4 cm más de altura (1,51 m) y 5 cm más de anchura (1,76 m), mientras que la batalla no varía y sigue siendo de 2,60 metros. Así, en efecto, da hacia el exterior una imagen de coche alto y corto.

En el interior lo más llamativo y novedoso es la consola central, con forma de puente (dicen haberse inspirado en los arcos exteriores de la catedral de Notre Dame de París), sobre el que se sitúa la palanca del cambio –a más altura, pues, de lo que estamos habituados- y un freno de mano de atractivo diseño y manejo algo incómodo. Materiales plásticos y guarnecidos dan impresión general de calidad y muestran un impecable acabado, con ajustes que no merecen crítica alguna.

Y, visto el “inside”, vayamos al “out”, donde capta la atención el morro prominente, con un aspecto “verticalizado” por las dos nervaduras que recorren el capó y enmarcan el logo, la parrilla, la placa de matrícula y las entradas de aire. Los faros, sobre los ángulos redondeados, casi entrando en la aleta, constituyen otro de los elementos que más personaliza esta delantera de perfil bajo que sugiere deportividad (una impresión realzada por los anchos de via amplios y los voladizos cortos). En la parte trasera, los grupos ópticos de nuevo se deslizan hacia las aletas redondeando la zaga y eliminando cualquier riesgo de arista. Contemplado de perfil, el Auris mantiene el tipo y capta miradas –los diseñadores han hecho bien su trabajo- pero ¿de verdad rompe tanto el diseño del Corolla? Nos parece que no, que es una evolución mucho más que una ruptura, y, dando la vuelta a la explicación de Toyota de por qué se llama distinto, quizás el nombre Auris sea un argumento más para considerarlo un modelo nuevo-nuevo y no una consecuencia de que realmente lo sea tanto.,

Los precios del nuevo Auris, que empezará a venderse en carrocerías de 3 y 5 puertas el próximo mes de marzo, se sitúan entre los 14.710 euros (1.4 gasolina 5p en acabado Auris) y los 25.740 euros (2.2 D-4D 5p en acabado Sport). Según Toyota, la versión en la que se espera más demanda en nuestro mercado es el Diesel de 2 litros y 5 puertas en acabado Sol, que saldrá por 21.850 euros, seguido del 1.6 gasolina con 5 puertas y acabado Sol. Los cuatro niveles de acabado se denominarán Auris, Sol, Luna y Sport.

Galería relacionada

Auris exte

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...