Suzuki SX4 y Swift 4x4

Suzuki se ha ganado una merecida fama a la hora de realizar vehículos todo terreno y, ahora, quiere trasladar esa experiencia a la producción de turismos con tracción a las cuatro ruedas. Sus dos últimas novedades, el SUV SX4 y el Swift 4x4 son buena prueba de ello.
-
Suzuki SX4 y Swift 4x4
Suzuki SX4 y Swift 4x4

El Suzuki SX4 quiere coger para sí lo mejor de dos mundos. Es un compacto de ajustadas dimensiones (apenas supera los cuatro metros) y diseño atractivo y, al mismo tiempo, es un todo terreno ligero o SUV (Sport Utility Vehicle) capaz de desenvolverse con acierto fuera del asfalto por terrenos de no excesiva dificultad.

El modelo de Suzuki es el hermano gemelo del Fiat Sedici, con el que comparte todos los componentes y del que apenas se diferencia, excepto por ciertos detalles estéticos de la carrocería. Tanto uno como otro han sido diseñados por Italdesign, la compañía que dirige Giugiaro, mientras que el apartado de suspensiones, chasis y transmisión ha sido desarrollado por Suzuki. Fiat se encarga de proveer el motor Diesel, el único que llegará a nuestro mercado.

El principal atractivo de este modelo y lo que le da un valor añadido respecto a la competencia es la tracción total, que puede conectarse o desconectarse al gusto del conductor. Tiene tres maneras de funcionamiento, seleccionables a través de un botón junto al freno de mano. La primera hace que el SX4 actúe como un tracción delantera, lo que permite que se ahorre combustible. Este modo está especialmente indicado para recorridos por pavimentos secos.

También se puede optar por el funcionamiento automático, que deja al vehículo la responsabilidad de repartir el par entre el tren trasero y el delantero en función de las circunstancias, con un reparto máximo del 53 por ciento del par delante y del 47 por ciento detrás.

Si se selecciona el modo Lock, un embrague multidisco acopla los ejes delantero y trasero de forma solidaria, con un reparto del par del 50 por ciento para cada eje, lo que facilita las maniobras en terrenos de escasa adherencia, léase barro o nieve. Si se superan los 60 km/h, el sistema pasa a la modalidad Auto.

Evidentemente, si el uso habitual es de desplazamientos por carreteras asfaltadas y en buen estado, hay que optar por el modo 2WD o tracción delantera, mientras que si recorremos pistas o terrenos de poca adherencia, tendremos elegir el modo Auto, quedando el modo Lock para situaciones algo más complicadas.

Decimos algo más complicadas porque, no nos engañemos, no estamos ante un vehículo con vocación totalmente “off road”. Es un coche que tracciona bien en pistas de tierra, nieve o barro y plagadas de baches, pero no parece que esté hecho para situaciones más complicadas –sobre todo por los neumáticos convencionales que equipa y por su escaso ángulo de ataque-.

Las suspensiones no tienen demasiado recorrido y son lo suficientemente firmes como para evitar un excesivo balanceo de la carrocería y asegurar una eficacia notable en carretera. En curva, el SX4 da muestras de estar muy asentado y de poseer un carácter bastante neutro, mientras que en grandes vías se revela como bastante cómodo.

En materia de conducción, nos ha gustado especialmente el tacto de la dirección y del cambio, lo que favorece el confort y la diversión al volante.

El interior del SX4 está bien resuelto. Se percibe un acabado más que digno y unos ajustes correctos, muy similares a los del Suzuki Swift. Eso sí, echamos de menos un diseño más atractivo y arriesgado. A pesar de superar, por poco, los cuatro metros (es apenas siete centímetros más largo que un Peugeot 207 o un Fiat Grande Punto), las plazas traseras ofrecen buena habitabilidad en altura y suficientes centímetros para las piernas de las personas más altas. El maletero es el gran perjudicado, pues sus 270 litros oficiales de capacidad son menos de lo que ofrece, por ejemplo, un Ibiza.

A nuestro mercado sólo llegará la versión Diesel de este modelo, que equipará un propulsor 1.9 DDiS de origen Fiat y que rinde 120 CV y entrega un par máximo de 28,5 mkg. Asociada a una caja de cambios de seis relaciones, esta mecánica nos ha parecido muy elástica, aunque con una sexta –enfocada claramente al ahorro de combustible- demasiado larga. Se ajusta muy bien al concepto del coche, pues posee bastante par desde abajo del cuentarrevoluciones y un consumo sorprendentemente bajo (6,6 litros cada 100 km según la marca). Por el contrario, nos ha parecido más ruidosa de lo esperado y sus prestaciones no son para tirar cohetes.

El SX4 llegará a los concesionarios de la marca japonesa en junio a un precio de 18.495 euros. De serie, incorpora cierre centralizado, climatizador, radio CD, barras en el techo, ABS con EBD, doble airbag delantero y llantas de aleación, entre otros. Como opción, quedan el control de estabilidad y la pintura metalizada.

Los responsables de Suzuki España nos han explicado que, por “motivos políticos”, van a sacar una versión con aditamentos off road (con molduras laterales y protecciones delanteras y traseras) por 21.995 euros. Lo surrealista es que esta versión estará en las listas de precios, pero, si queremos que nos coloquen las molduras y las protecciones sobre un SX4 convencional, –el de 18.495 euros-, el concesionario se encargará sin tener que pagar un euro más.

Suzuki ha aprovechado la presentación en sociedad del SX4 para dar a conocer también a la versión con tracción total del Swift, el utilitario de la marca. Este elemento sólo estará disponible para el motor 1.3 de gasolina y 92 CV con un sobreprecio de 2.000 euros, con lo que se queda en 13.995 euros. Esta versión, además, añade faros antiniebla, llantas de aluminio de 15 pulgadas, spoiler trasero, elevalunas eléctricos traseros y salidas de aire acondicionado y manetas de las puertas cromadas.

Con la incorporación de la tracción a las cuatro ruedas, el Swift 1.3 gana peso y pierde prestaciones; consume algo más y la capacidad de su maletero se ve reducida en 15 litros. Sin embargo, estos datos negativos se compensan con un extra de seguridad en terrenos de baja adherencia y en situaciones climatológicas adversas.

En nuestra pequeña toma de contacto, con asfalto muy húmedo por la constante lluvia, ha dado muestras de bastante aplomo, sin que tuvieramos que corregir ningún mal gesto de cualquiera de los trenes.

Galería relacionada

Suzuki SX4

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...