Suzuki Grand Vitara 1.9 DDis

Tracción integral permanente, reductora, aceptables cotas todo terreno y un buen comportamiento en carretera. Con estas cuatro cartas, cuatro ases, juega el nuevo Suzuki Grand Vitara una complicada partida: dominar el mercado de los todo terreno ligeros. No hace falta ser un tahúr para saber que lleva clara ventaja. Pero, además, guarda una carta oculta: un espacio interior difícil de igualar.
-
Suzuki Grand Vitara 1.9 DDis
Suzuki Grand Vitara 1.9 DDis

Más atrevido estéticamente y mejor terminado, el Honda CRV sale por un precio muy similar al del Suzuki, siempre en función de qué extras elijamos.
Sin embargo, quien prefiera el modelo de Honda se llevará un coche que destaca mucho más por su apariencia y sus buenos acabados.
Por motor, también lleva ventaja el Honda, si bien hay que tener en cuenta que dispone de un propulsor de mayor tamaño. Esta diferencia se nota en las prestaciones, desequilibradas a su favor.
Sin embargo, el CRV no lleva reductora, con lo que en el campo tiene mucho menos que aportar que el Grand Vitara. Este argumento puede ser fundamental a la hora de elegir.

Por una cantidad de dinero inferior a la que hay que pagar para comprar el Grand Vitara, Hyundai ofrece su Santa Fe, un coche más grande, más espacioso y mejor dotado mecánicamente.
Bien acabado, aunque sin alardes, el coche coreano destaca por su gran habitabilidad y por la modernidad de su motor con common rail de 150 CV, que entrega unas prestaciones superiores a las del Suzuki. Sin embargo, tampoco cuenta con reductora o bloqueos, con lo que se queda muy atrás en prestaciones camperas.

Dotado de un interesante motor de 136 CV, el X-Trail ofrece unas prestaciones más brillantes que las de nuestro protagonista. Además, se puede equiparar en estética y no se queda atrás en tamaño, habitabilidad y acabados. Incluso es mejor en algunos aspectos, como el maletero.
Sin embargo, también pierde en cualidades camperas, pues el Grand Vitara es mucho más capaz en este apartado. Además, el control de estabilidad es un extra, lo que, amén de encarecer el precio final, empeora su capacidad de rodar seguro.

Auténtica referencia en la categoría, el RAV4 es otro de los SUV que acaban de renovarse. En esta versión Executive, el Toyota ofrece un equipamiento que no tiene nada que envidiar a lo que monta el Suzuki. Además, ofrece una estética más atractiva y moderna y unos acabados de mayor calidad .
El motor del RAV4 también es mejor, más moderno y potente, con prestaciones más interesantes. Pero, claro, una vez más nos encontramos con la ausencia de reductora, lo que deja mal parado al Toyota en el trabajo campestre.

Más atrevido estéticamente y mejor terminado, el Honda CRV sale por un precio muy similar al del Suzuki, siempre en función de qué extras elijamos.
Sin embargo, quien prefiera el modelo de Honda se llevará un coche que destaca mucho más por su apariencia y sus buenos acabados.
Por motor, también lleva ventaja el Honda, si bien hay que tener en cuenta que dispone de un propulsor de mayor tamaño. Esta diferencia se nota en las prestaciones, desequilibradas a su favor.
Sin embargo, el CRV no lleva reductora, con lo que en el campo tiene mucho menos que aportar que el Grand Vitara. Este argumento puede ser fundamental a la hora de elegir.

Por una cantidad de dinero inferior a la que hay que pagar para comprar el Grand Vitara, Hyundai ofrece su Santa Fe, un coche más grande, más espacioso y mejor dotado mecánicamente.
Bien acabado, aunque sin alardes, el coche coreano destaca por su gran habitabilidad y por la modernidad de su motor con common rail de 150 CV, que entrega unas prestaciones superiores a las del Suzuki. Sin embargo, tampoco cuenta con reductora o bloqueos, con lo que se queda muy atrás en prestaciones camperas.

Dotado de un interesante motor de 136 CV, el X-Trail ofrece unas prestaciones más brillantes que las de nuestro protagonista. Además, se puede equiparar en estética y no se queda atrás en tamaño, habitabilidad y acabados. Incluso es mejor en algunos aspectos, como el maletero.
Sin embargo, también pierde en cualidades camperas, pues el Grand Vitara es mucho más capaz en este apartado. Además, el control de estabilidad es un extra, lo que, amén de encarecer el precio final, empeora su capacidad de rodar seguro.

Auténtica referencia en la categoría, el RAV4 es otro de los SUV que acaban de renovarse. En esta versión Executive, el Toyota ofrece un equipamiento que no tiene nada que envidiar a lo que monta el Suzuki. Además, ofrece una estética más atractiva y moderna y unos acabados de mayor calidad .
El motor del RAV4 también es mejor, más moderno y potente, con prestaciones más interesantes. Pero, claro, una vez más nos encontramos con la ausencia de reductora, lo que deja mal parado al Toyota en el trabajo campestre.

Más atrevido estéticamente y mejor terminado, el Honda CRV sale por un precio muy similar al del Suzuki, siempre en función de qué extras elijamos.
Sin embargo, quien prefiera el modelo de Honda se llevará un coche que destaca mucho más por su apariencia y sus buenos acabados.
Por motor, también lleva ventaja el Honda, si bien hay que tener en cuenta que dispone de un propulsor de mayor tamaño. Esta diferencia se nota en las prestaciones, desequilibradas a su favor.
Sin embargo, el CRV no lleva reductora, con lo que en el campo tiene mucho menos que aportar que el Grand Vitara. Este argumento puede ser fundamental a la hora de elegir.

Por una cantidad de dinero inferior a la que hay que pagar para comprar el Grand Vitara, Hyundai ofrece su Santa Fe, un coche más grande, más espacioso y mejor dotado mecánicamente.
Bien acabado, aunque sin alardes, el coche coreano destaca por su gran habitabilidad y por la modernidad de su motor con common rail de 150 CV, que entrega unas prestaciones superiores a las del Suzuki. Sin embargo, tampoco cuenta con reductora o bloqueos, con lo que se queda muy atrás en prestaciones camperas.

Dotado de un interesante motor de 136 CV, el X-Trail ofrece unas prestaciones más brillantes que las de nuestro protagonista. Además, se puede equiparar en estética y no se queda atrás en tamaño, habitabilidad y acabados. Incluso es mejor en algunos aspectos, como el maletero.
Sin embargo, también pierde en cualidades camperas, pues el Grand Vitara es mucho más capaz en este apartado. Además, el control de estabilidad es un extra, lo que, amén de encarecer el precio final, empeora su capacidad de rodar seguro.

Auténtica referencia en la categoría, el RAV4 es otro de los SUV que acaban de renovarse. En esta versión Executive, el Toyota ofrece un equipamiento que no tiene nada que envidiar a lo que monta el Suzuki. Además, ofrece una estética más atractiva y moderna y unos acabados de mayor calidad .
El motor del RAV4 también es mejor, más moderno y potente, con prestaciones más interesantes. Pero, claro, una vez más nos encontramos con la ausencia de reductora, lo que deja mal parado al Toyota en el trabajo campestre.

Más atrevido estéticamente y mejor terminado, el Honda CRV sale por un precio muy similar al del Suzuki, siempre en función de qué extras elijamos.
Sin embargo, quien prefiera el modelo de Honda se llevará un coche que destaca mucho más por su apariencia y sus buenos acabados.
Por motor, también lleva ventaja el Honda, si bien hay que tener en cuenta que dispone de un propulsor de mayor tamaño. Esta diferencia se nota en las prestaciones, desequilibradas a su favor.
Sin embargo, el CRV no lleva reductora, con lo que en el campo tiene mucho menos que aportar que el Grand Vitara. Este argumento puede ser fundamental a la hora de elegir.

Por una cantidad de dinero inferior a la que hay que pagar para comprar el Grand Vitara, Hyundai ofrece su Santa Fe, un coche más grande, más espacioso y mejor dotado mecánicamente.
Bien acabado, aunque sin alardes, el coche coreano destaca por su gran habitabilidad y por la modernidad de su motor con common rail de 150 CV, que entrega unas prestaciones superiores a las del Suzuki. Sin embargo, tampoco cuenta con reductora o bloqueos, con lo que se queda muy atrás en prestaciones camperas.

Dotado de un interesante motor de 136 CV, el X-Trail ofrece unas prestaciones más brillantes que las de nuestro protagonista. Además, se puede equiparar en estética y no se queda atrás en tamaño, habitabilidad y acabados. Incluso es mejor en algunos aspectos, como el maletero.
Sin embargo, también pierde en cualidades camperas, pues el Grand Vitara es mucho más capaz en este apartado. Además, el control de estabilidad es un extra, lo que, amén de encarecer el precio final, empeora su capacidad de rodar seguro.

Auténtica referencia en la categoría, el RAV4 es otro de los SUV que acaban de renovarse. En esta versión Executive, el Toyota ofrece un equipamiento que no tiene nada que envidiar a lo que monta el Suzuki. Además, ofrece una estética más atractiva y moderna y unos acabados de mayor calidad .
El motor del RAV4 también es mejor, más moderno y potente, con prestaciones más interesantes. Pero, claro, una vez más nos encontramos con la ausencia de reductora, lo que deja mal parado al Toyota en el trabajo campestre.

Galería relacionada

Suzuki Grand Vitara 2.0

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...