Suzuki Baleno, puesta al día y motores de gasolina de bajo consumo

El nuevo Suzuki Baleno nada tiene que ver con el de años atrás. En un tamaño de segmento B, ofrece gran amplitud interior y motores de gasolina de muy bajo consumo.
Eduardo Azpilicueta -
Suzuki Baleno, puesta al día y motores de gasolina de bajo consumo
Suzuki Baleno, puesta al día y motores de gasolina de bajo consumo

El Suzuki Baleno, aunque se apoya en una denominación ya utilizada años atrás en un Suzuki del segmento C, se trata de un producto enteramente nuevo y de dimensiones muy compactas: por medio centímetro no llega a los 4 metros de longitud. Coincide, además, con la introducción de diversos frentes de modernización de los productos Suzuki. Esencialmente, nuevas técnicas de concepción y desarrollo estructural, junto con el uso de aceros de alta resistencia, para reducir el peso y a la vez aumentar la rigidez; también nuevas mecánicas de gasolina compactas y muy eficientes; e incluso un sistema de micro-hibridación muy ligero denominado ISG (Integrated Starter Generator) con batería de iones de litio. Y todas ellas se reúnen en este Suzuki Baleno.

Habitabilidad y maletero en el Suzuki Baleno

Suzuki Baleno 2016El ‘packaging’, anglicismo con el que se denomina la distribución de elementos mecánicos y zonas habitables de un vehículo, es más que notable en este coche de cinco puertas, que anuncia un coeficiente de penetración aerodinámica de 0,299 y refleja en sus líneas exteriores con zaga bastante masiva, el milagro de su habitabilidad. En su contenida longitud, Suzuki conforma un habitáculo acogedor con inesperada longitud útil que supera a la de muchos coches del segmento inmediatamente superior. La habitabilidad vertical es más que suficiente delante y algo más justa atrás. Y en cuanto a la anchura trasera a la altura de los hombros, de 135 cm, no da para una utilización confortable en cinco plazas, pero hace que el uso ocasional con cinco ocupantes no sea tan incómodo.

El maletero, bajo cuyo piso encontramos una rueda de repuesto compacta, merece mención aparte. Se anuncian 355 litros, si bien nuestras comprobaciones provisionales arrojan un volumen superior, cercano a los 400 dm3, cuando se descarta la gruesa tableta intermedia que sirve para configurarlo en dos niveles de altura. El nivel superior está destinado a que el plano de carga más o menos enrase con los respaldos traseros replegados (en dos sectores asimétricos), si bien éstos no terminan de ponerse horizontales.

El funcional interior, por lo demás, muestra un aspecto razonable y bien rematado, aunque sin gran prestancia ni materiales mullidos. Los asientos, poco envolventes, están bien dimensionados. En el tablero destaca la gran pantalla central táctil, multifunción y que aloja la navegación. La legible instrumentación convencional con dos grande relojes, y que incluye un termómetro para la temperatura del motor, aloja entre los dos diales una pantalla multifunción que, además del ordenador de a bordo, permite rular diferentes indicaciones ‘energéticas’ en la versión micro-híbrida 1.2 SHVS. En cuanto al volante, también multifunción, tiene reglaje de altura y (en la versión superior GLX) de profundidad.

Situado dimensionalmente bien por encima del Suzuki Swift, el Suzuki Baleno anuncia sorprendentes pesos unos 100 kg inferiores a los del modelo de orientación más dinámica. Son valores por comprobar en toda su realidad, porque los vehículos de planteamiento similar a éste suelen rondar los 1.200 kg en vacío; y Suzuki anuncia, para el Baleno más sencillo y desprovisto de equipamiento, una cifra por debajo de los 900 kg (!). Si en parte esta ligereza explica el dinamismo del coche, también contribuye a ello el nuevo motor tricilíndrico 1.0 turbo de inyección directa de gasolina con el que Suzuki se pone al día en la tendencia técnica de este tipo de motores pequeños sobrealimentados, elásticos y de consumo muy moderado.

Motores y comportamiento del Suzuki Baleno

Suzuki Baleno 2016El alegre y potente Boosterjet, que así se denomina, se combina con un cambio manual de cinco marchas con larga 5ª (41 km/h por cada mil rpm) de la que tira con desahogo; o bien con un agradable automático seis marchas con convertidor hidráulico, cuya 6ª es todavía más larga, pero que no supone problema, porque las suaves transiciones y la razonable ‘ley’ de cambio de relación hacen que siempre confiera una sensación de suficiente capacidad de recuperación y aceleración. Además, hay un programa M puramente manual, y las levas de accionamiento en el volante producen cambio de marcha incluso con el programa D automático (para volver pocos segundos después al automatismo total). El motor, que proporciona un buen nivel de prestación, se muestra suave a regímenes medios y altos y sólo ‘gruñe’ a bajas vueltas. Y los favorables consumos medios leídos en el ordenador de a bordo en dos recorridos diferentes y  con cambio automático o manual, oscilaban en torno a los 5,5 l/100 km.

En lo que se refiere al comportamiento, se aprecia una buena agilidad, la servodirección eléctrica pasa casi desapercibida y el radio de giro es contenido, si bien el volante describe 3,25 vueltas de tope a tope, una dirección más bien lenta para lo usual hoy día. El compromiso confort/agarre de la suspensión es bueno y el interior no resulta muy ruidoso, a lo que contribuyen las marchas largas.

El otro motor disponible, también de gasolina, es un 1.242 cm3 de cuatro cilindros ya conocido (aunque de alta relación de compresión) y 90 CV, acompañado por un cambio manual de cinco marchas, aunque también existe un cambio variable continuo CVT. No pudimos conducir esta versión sencilla del Baleno 1.2, porque la novedad residía en su versión SHVS con micro-hibridación por ISG y función Stop&Start. Curiosamente, el 1.2 SHVS lleva en Europa el mismo cambio manual 5v que el 1.2 convencional e idénticos desarrollos (menos largos que los del Boosterjet), si bien en Japón sí hay un SHVS con transmisión automática. En cualquier caso, la puesta en marcha del 1.2 SHVS se realiza accionando el embrague y lógicamente en primera marcha, pero la energía almacenada durante las retenciones y frenadas en la batería de iones de litio, con una capacidad de 3 kWh, permite al generador/arranque convertirse en motor eléctrico auxiliar y ayudar en las aceleraciones, produciendo un cierto ahorro de combustible, corroborado por unos consumos medios leídos incluso inferiores a los 5,5 l/100 km, si bien lógicamente alejados de las cifras oficiales producidas en los poco realistas test de homologación.

El Baleno puede disponer de numerosos elementos de dotación de seguridad, confort y conectividad, incluyendo cámara trasera o un preciso rádar delantero que permite convertir en adaptativo el control de crucero, con observación de distancias (regulables). De este elementotambién depende el Radar Brake Support RBS, que en caso de necesidad, y a partir de los 5 km/h, detecta obstáculos/personas y avisa de ello, ayuda a la frenada o directamente realiza la necesaria frenada, en tres fases sucesivas de intervención.

Suzuki cumplirá cien años en 2020, y para entonces se propone reforzar su presencia global como marca de automóviles y ampliar su oferta de modelos adaptándose a la demanda. En Europa, sus ventas anuales son de algo más de 200.000 unidades, y para 2019 (cuando las matriculaciones continentales pasen de los actuales 18,3  a 21,1 millones) planean aumentar en un 50 por ciento esa cifra. En este objetivo colaborará el Suzuki Baleno, que llegará a Europa en la primavera de 2016.

 

Datos técnicos Suzuki Baleno

Motor: 1.0 Boosterjet

Tipo: 3 cil. en línea

Cilindrada: 998 cm3

Distribución: 4 valv./cil., 2 árboles

Combustible: Gasolina

Alimentación: Inyec. dir. y turbo

Compresión: 10,0:1

Potencia máxima: 111,5 CV a 5.500 rpm

Par máximo: 17,3 mkg a 2.000 rpm

Transmisión

Caja de cambios: Manual 5v/Autom 6v 

Bastidor

Suspensión del./tras.: McPherson/eje torsional

Frenos del./tras.: Disco vent./disco.      

Neumáticos: 185/55 R16

Prestaciones oficiales

Velocidad max.: 200/190 km/h

Consumos

Urb/extraurb/mixto: 5,4/4,0/4,5 l/100 km / autom: 6,3/4,1/4,9 l/100 km

                                                                                                         

Emisiones CO2: 103/109 g/km

Dimensiones

Batalla: 2,52 m

Vías del./tras.: 1,52/1,52 m

Largo/ancho/alto: 3,99/1,75/1,47 m

Peso: 905-980 kg

Dep. combustible: 37 l

Maletero: 355 l               

 

          

También te puede interesar

Toda la gama Suzuki

Suzuki Vitara 2016, llega el nuevo 1.4 Turbo S

Consumo real de Suzuki, consumos reales de coches

Suzuki: nuevos prototipos para el Salón de Tokio 2015

Suzuki 2016: los coches que llegarán

Suzuki Vitara contra Fiat 500X, SUV a la moda

 

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...