Subaru Tribeca 2008

Lanzado hace poco más de un año, el Tribeca recibe su primer restyling. Fiel a la tradición de la marca, el buque insignia de Subaru mantiene su sistema de tracción integral y unas buenas cualidades de espacio y confort, mejorando el diseño de carrocería y, sobre todo, su motor boxer, ahora de 3,6 litros y 258 CV. Ya está disponible en versiones de 5 y 7 plazas a partir de 45.900 euros.
-
Subaru Tribeca 2008
Subaru Tribeca 2008

En carretera, el nuevo Tribeca mantiene las virtudes de su predecesor. A ritmos vivos y en trazados muy virados ofrece las habituales inercias de este tipo de vehículos pero, para sus dimensiones y peso, resulta fácil de conducir y ofrece un rodar muy confortable. Al incremento de seguridad contribuye su conocido sistema de tracción integral AWD, con una distribución variable del par que puede alcanzar hasta un 45 por ciento delante y un 55 por ciento detrás. Este sistema, unido a una buena altura libre de 215 mm y a unos neumáticos mixtos de serie (de medida 255/55 R18), permite al Tribeca un buen tránsito por pistas y caminos, tal y como hemos podido comprobar. No obstante, tampoco conviene ponerle a prueba en trazados muy comprometidos, ya que ni cuenta con reductora, ni con más sistemas de ayuda.

Por dentro, el nuevo Tribeca, como su predecesor, hace gala de un diseño muy moderno, y hasta en cierta medida deportivo (como demuestra la futurista instrumentación y consola central) y una notable calidad de realización. La habitabilidad sigue siendo muy amplia, incorporando ahora además nuevos detalles funcionales. Tanto los retrovisores como las ventanas traseras se han ampliado para ofrecer una mejor visibilidad y mayor sensación de espacio (un detalle criticado en su predecesor por los clientes).

La tercera fila de asientos cuenta ahora con un acceso más cómodo. Pulsando un tirador, el respaldo de la segunda fila no sólo se pliega sino que, además, corre ligeramente hacia delante la banqueta para facilitar el paso a las dos plazas traseras, ocultas a nivel del piso del maletero cuando no se encuentran desplegadas. La segunda fila admite también un recorrido longitudinal y se abate por completo, aumentando en caso de necesidad el espacio de carga, que de 450 litros de capacidad (525 las versiones de 5 plazas) pasa a 1495/1.671 litros.

En cuanto a equipamiento, el nuevo Tribeca ofrece dos únicos y completos acabados. El nivel básico, Classic, dispone ya de serie de asientos eléctricos, equipo de sonido Premium o climatizador bizona, entre otros elementos, mientras que el superior Limited añade además techo solar, asientos de cuero calefactados, sistema de navegación o cámara de visión trasera. Opcionalmente ambos pueden equipar un cómodo sistema de DVD escamoteable en el techo para los asientos traseros.

Una importante novedad de equipamiento del nuevo Tribeca es la posibilidad de elegir ahora la versión de 7 plazas desde el acabado básico, ya que antes aparecía ligado exclusivamente al nivel superior. Destacar, por último, que con todas estas mejoras Subaru ha incrementado en 1.000 euros el precio de cada versión en referencia al anterior Tribeca.

Tribeca Classic 5 plazas 45.900 euros
Tribeca Limited 5 plazas 50.900 euros
Tribeca Classic 7 plazas 46.900 euros
Tribeca Limited 7 plazas 53.900 euros

En carretera, el nuevo Tribeca mantiene las virtudes de su predecesor. A ritmos vivos y en trazados muy virados ofrece las habituales inercias de este tipo de vehículos pero, para sus dimensiones y peso, resulta fácil de conducir y ofrece un rodar muy confortable. Al incremento de seguridad contribuye su conocido sistema de tracción integral AWD, con una distribución variable del par que puede alcanzar hasta un 45 por ciento delante y un 55 por ciento detrás. Este sistema, unido a una buena altura libre de 215 mm y a unos neumáticos mixtos de serie (de medida 255/55 R18), permite al Tribeca un buen tránsito por pistas y caminos, tal y como hemos podido comprobar. No obstante, tampoco conviene ponerle a prueba en trazados muy comprometidos, ya que ni cuenta con reductora, ni con más sistemas de ayuda.

Por dentro, el nuevo Tribeca, como su predecesor, hace gala de un diseño muy moderno, y hasta en cierta medida deportivo (como demuestra la futurista instrumentación y consola central) y una notable calidad de realización. La habitabilidad sigue siendo muy amplia, incorporando ahora además nuevos detalles funcionales. Tanto los retrovisores como las ventanas traseras se han ampliado para ofrecer una mejor visibilidad y mayor sensación de espacio (un detalle criticado en su predecesor por los clientes).

La tercera fila de asientos cuenta ahora con un acceso más cómodo. Pulsando un tirador, el respaldo de la segunda fila no sólo se pliega sino que, además, corre ligeramente hacia delante la banqueta para facilitar el paso a las dos plazas traseras, ocultas a nivel del piso del maletero cuando no se encuentran desplegadas. La segunda fila admite también un recorrido longitudinal y se abate por completo, aumentando en caso de necesidad el espacio de carga, que de 450 litros de capacidad (525 las versiones de 5 plazas) pasa a 1495/1.671 litros.

En cuanto a equipamiento, el nuevo Tribeca ofrece dos únicos y completos acabados. El nivel básico, Classic, dispone ya de serie de asientos eléctricos, equipo de sonido Premium o climatizador bizona, entre otros elementos, mientras que el superior Limited añade además techo solar, asientos de cuero calefactados, sistema de navegación o cámara de visión trasera. Opcionalmente ambos pueden equipar un cómodo sistema de DVD escamoteable en el techo para los asientos traseros.

Una importante novedad de equipamiento del nuevo Tribeca es la posibilidad de elegir ahora la versión de 7 plazas desde el acabado básico, ya que antes aparecía ligado exclusivamente al nivel superior. Destacar, por último, que con todas estas mejoras Subaru ha incrementado en 1.000 euros el precio de cada versión en referencia al anterior Tribeca.

Tribeca Classic 5 plazas 45.900 euros
Tribeca Limited 5 plazas 50.900 euros
Tribeca Classic 7 plazas 46.900 euros
Tribeca Limited 7 plazas 53.900 euros

En carretera, el nuevo Tribeca mantiene las virtudes de su predecesor. A ritmos vivos y en trazados muy virados ofrece las habituales inercias de este tipo de vehículos pero, para sus dimensiones y peso, resulta fácil de conducir y ofrece un rodar muy confortable. Al incremento de seguridad contribuye su conocido sistema de tracción integral AWD, con una distribución variable del par que puede alcanzar hasta un 45 por ciento delante y un 55 por ciento detrás. Este sistema, unido a una buena altura libre de 215 mm y a unos neumáticos mixtos de serie (de medida 255/55 R18), permite al Tribeca un buen tránsito por pistas y caminos, tal y como hemos podido comprobar. No obstante, tampoco conviene ponerle a prueba en trazados muy comprometidos, ya que ni cuenta con reductora, ni con más sistemas de ayuda.

Por dentro, el nuevo Tribeca, como su predecesor, hace gala de un diseño muy moderno, y hasta en cierta medida deportivo (como demuestra la futurista instrumentación y consola central) y una notable calidad de realización. La habitabilidad sigue siendo muy amplia, incorporando ahora además nuevos detalles funcionales. Tanto los retrovisores como las ventanas traseras se han ampliado para ofrecer una mejor visibilidad y mayor sensación de espacio (un detalle criticado en su predecesor por los clientes).

La tercera fila de asientos cuenta ahora con un acceso más cómodo. Pulsando un tirador, el respaldo de la segunda fila no sólo se pliega sino que, además, corre ligeramente hacia delante la banqueta para facilitar el paso a las dos plazas traseras, ocultas a nivel del piso del maletero cuando no se encuentran desplegadas. La segunda fila admite también un recorrido longitudinal y se abate por completo, aumentando en caso de necesidad el espacio de carga, que de 450 litros de capacidad (525 las versiones de 5 plazas) pasa a 1495/1.671 litros.

En cuanto a equipamiento, el nuevo Tribeca ofrece dos únicos y completos acabados. El nivel básico, Classic, dispone ya de serie de asientos eléctricos, equipo de sonido Premium o climatizador bizona, entre otros elementos, mientras que el superior Limited añade además techo solar, asientos de cuero calefactados, sistema de navegación o cámara de visión trasera. Opcionalmente ambos pueden equipar un cómodo sistema de DVD escamoteable en el techo para los asientos traseros.

Una importante novedad de equipamiento del nuevo Tribeca es la posibilidad de elegir ahora la versión de 7 plazas desde el acabado básico, ya que antes aparecía ligado exclusivamente al nivel superior. Destacar, por último, que con todas estas mejoras Subaru ha incrementado en 1.000 euros el precio de cada versión en referencia al anterior Tribeca.

Tribeca Classic 5 plazas 45.900 euros
Tribeca Limited 5 plazas 50.900 euros
Tribeca Classic 7 plazas 46.900 euros
Tribeca Limited 7 plazas 53.900 euros

En carretera, el nuevo Tribeca mantiene las virtudes de su predecesor. A ritmos vivos y en trazados muy virados ofrece las habituales inercias de este tipo de vehículos pero, para sus dimensiones y peso, resulta fácil de conducir y ofrece un rodar muy confortable. Al incremento de seguridad contribuye su conocido sistema de tracción integral AWD, con una distribución variable del par que puede alcanzar hasta un 45 por ciento delante y un 55 por ciento detrás. Este sistema, unido a una buena altura libre de 215 mm y a unos neumáticos mixtos de serie (de medida 255/55 R18), permite al Tribeca un buen tránsito por pistas y caminos, tal y como hemos podido comprobar. No obstante, tampoco conviene ponerle a prueba en trazados muy comprometidos, ya que ni cuenta con reductora, ni con más sistemas de ayuda.

Por dentro, el nuevo Tribeca, como su predecesor, hace gala de un diseño muy moderno, y hasta en cierta medida deportivo (como demuestra la futurista instrumentación y consola central) y una notable calidad de realización. La habitabilidad sigue siendo muy amplia, incorporando ahora además nuevos detalles funcionales. Tanto los retrovisores como las ventanas traseras se han ampliado para ofrecer una mejor visibilidad y mayor sensación de espacio (un detalle criticado en su predecesor por los clientes).

La tercera fila de asientos cuenta ahora con un acceso más cómodo. Pulsando un tirador, el respaldo de la segunda fila no sólo se pliega sino que, además, corre ligeramente hacia delante la banqueta para facilitar el paso a las dos plazas traseras, ocultas a nivel del piso del maletero cuando no se encuentran desplegadas. La segunda fila admite también un recorrido longitudinal y se abate por completo, aumentando en caso de necesidad el espacio de carga, que de 450 litros de capacidad (525 las versiones de 5 plazas) pasa a 1495/1.671 litros.

En cuanto a equipamiento, el nuevo Tribeca ofrece dos únicos y completos acabados. El nivel básico, Classic, dispone ya de serie de asientos eléctricos, equipo de sonido Premium o climatizador bizona, entre otros elementos, mientras que el superior Limited añade además techo solar, asientos de cuero calefactados, sistema de navegación o cámara de visión trasera. Opcionalmente ambos pueden equipar un cómodo sistema de DVD escamoteable en el techo para los asientos traseros.

Una importante novedad de equipamiento del nuevo Tribeca es la posibilidad de elegir ahora la versión de 7 plazas desde el acabado básico, ya que antes aparecía ligado exclusivamente al nivel superior. Destacar, por último, que con todas estas mejoras Subaru ha incrementado en 1.000 euros el precio de cada versión en referencia al anterior Tribeca.

Tribeca Classic 5 plazas 45.900 euros
Tribeca Limited 5 plazas 50.900 euros
Tribeca Classic 7 plazas 46.900 euros
Tribeca Limited 7 plazas 53.900 euros

En carretera, el nuevo Tribeca mantiene las virtudes de su predecesor. A ritmos vivos y en trazados muy virados ofrece las habituales inercias de este tipo de vehículos pero, para sus dimensiones y peso, resulta fácil de conducir y ofrece un rodar muy confortable. Al incremento de seguridad contribuye su conocido sistema de tracción integral AWD, con una distribución variable del par que puede alcanzar hasta un 45 por ciento delante y un 55 por ciento detrás. Este sistema, unido a una buena altura libre de 215 mm y a unos neumáticos mixtos de serie (de medida 255/55 R18), permite al Tribeca un buen tránsito por pistas y caminos, tal y como hemos podido comprobar. No obstante, tampoco conviene ponerle a prueba en trazados muy comprometidos, ya que ni cuenta con reductora, ni con más sistemas de ayuda.

Por dentro, el nuevo Tribeca, como su predecesor, hace gala de un diseño muy moderno, y hasta en cierta medida deportivo (como demuestra la futurista instrumentación y consola central) y una notable calidad de realización. La habitabilidad sigue siendo muy amplia, incorporando ahora además nuevos detalles funcionales. Tanto los retrovisores como las ventanas traseras se han ampliado para ofrecer una mejor visibilidad y mayor sensación de espacio (un detalle criticado en su predecesor por los clientes).

La tercera fila de asientos cuenta ahora con un acceso más cómodo. Pulsando un tirador, el respaldo de la segunda fila no sólo se pliega sino que, además, corre ligeramente hacia delante la banqueta para facilitar el paso a las dos plazas traseras, ocultas a nivel del piso del maletero cuando no se encuentran desplegadas. La segunda fila admite también un recorrido longitudinal y se abate por completo, aumentando en caso de necesidad el espacio de carga, que de 450 litros de capacidad (525 las versiones de 5 plazas) pasa a 1495/1.671 litros.

En cuanto a equipamiento, el nuevo Tribeca ofrece dos únicos y completos acabados. El nivel básico, Classic, dispone ya de serie de asientos eléctricos, equipo de sonido Premium o climatizador bizona, entre otros elementos, mientras que el superior Limited añade además techo solar, asientos de cuero calefactados, sistema de navegación o cámara de visión trasera. Opcionalmente ambos pueden equipar un cómodo sistema de DVD escamoteable en el techo para los asientos traseros.

Una importante novedad de equipamiento del nuevo Tribeca es la posibilidad de elegir ahora la versión de 7 plazas desde el acabado básico, ya que antes aparecía ligado exclusivamente al nivel superior. Destacar, por último, que con todas estas mejoras Subaru ha incrementado en 1.000 euros el precio de cada versión en referencia al anterior Tribeca.

Tribeca Classic 5 plazas 45.900 euros
Tribeca Limited 5 plazas 50.900 euros
Tribeca Classic 7 plazas 46.900 euros
Tribeca Limited 7 plazas 53.900 euros

En carretera, el nuevo Tribeca mantiene las virtudes de su predecesor. A ritmos vivos y en trazados muy virados ofrece las habituales inercias de este tipo de vehículos pero, para sus dimensiones y peso, resulta fácil de conducir y ofrece un rodar muy confortable. Al incremento de seguridad contribuye su conocido sistema de tracción integral AWD, con una distribución variable del par que puede alcanzar hasta un 45 por ciento delante y un 55 por ciento detrás. Este sistema, unido a una buena altura libre de 215 mm y a unos neumáticos mixtos de serie (de medida 255/55 R18), permite al Tribeca un buen tránsito por pistas y caminos, tal y como hemos podido comprobar. No obstante, tampoco conviene ponerle a prueba en trazados muy comprometidos, ya que ni cuenta con reductora, ni con más sistemas de ayuda.

Por dentro, el nuevo Tribeca, como su predecesor, hace gala de un diseño muy moderno, y hasta en cierta medida deportivo (como demuestra la futurista instrumentación y consola central) y una notable calidad de realización. La habitabilidad sigue siendo muy amplia, incorporando ahora además nuevos detalles funcionales. Tanto los retrovisores como las ventanas traseras se han ampliado para ofrecer una mejor visibilidad y mayor sensación de espacio (un detalle criticado en su predecesor por los clientes).

La tercera fila de asientos cuenta ahora con un acceso más cómodo. Pulsando un tirador, el respaldo de la segunda fila no sólo se pliega sino que, además, corre ligeramente hacia delante la banqueta para facilitar el paso a las dos plazas traseras, ocultas a nivel del piso del maletero cuando no se encuentran desplegadas. La segunda fila admite también un recorrido longitudinal y se abate por completo, aumentando en caso de necesidad el espacio de carga, que de 450 litros de capacidad (525 las versiones de 5 plazas) pasa a 1495/1.671 litros.

En cuanto a equipamiento, el nuevo Tribeca ofrece dos únicos y completos acabados. El nivel básico, Classic, dispone ya de serie de asientos eléctricos, equipo de sonido Premium o climatizador bizona, entre otros elementos, mientras que el superior Limited añade además techo solar, asientos de cuero calefactados, sistema de navegación o cámara de visión trasera. Opcionalmente ambos pueden equipar un cómodo sistema de DVD escamoteable en el techo para los asientos traseros.

Una importante novedad de equipamiento del nuevo Tribeca es la posibilidad de elegir ahora la versión de 7 plazas desde el acabado básico, ya que antes aparecía ligado exclusivamente al nivel superior. Destacar, por último, que con todas estas mejoras Subaru ha incrementado en 1.000 euros el precio de cada versión en referencia al anterior Tribeca.

Tribeca Classic 5 plazas 45.900 euros
Tribeca Limited 5 plazas 50.900 euros
Tribeca Classic 7 plazas 46.900 euros
Tribeca Limited 7 plazas 53.900 euros

En carretera, el nuevo Tribeca mantiene las virtudes de su predecesor. A ritmos vivos y en trazados muy virados ofrece las habituales inercias de este tipo de vehículos pero, para sus dimensiones y peso, resulta fácil de conducir y ofrece un rodar muy confortable. Al incremento de seguridad contribuye su conocido sistema de tracción integral AWD, con una distribución variable del par que puede alcanzar hasta un 45 por ciento delante y un 55 por ciento detrás. Este sistema, unido a una buena altura libre de 215 mm y a unos neumáticos mixtos de serie (de medida 255/55 R18), permite al Tribeca un buen tránsito por pistas y caminos, tal y como hemos podido comprobar. No obstante, tampoco conviene ponerle a prueba en trazados muy comprometidos, ya que ni cuenta con reductora, ni con más sistemas de ayuda.

Por dentro, el nuevo Tribeca, como su predecesor, hace gala de un diseño muy moderno, y hasta en cierta medida deportivo (como demuestra la futurista instrumentación y consola central) y una notable calidad de realización. La habitabilidad sigue siendo muy amplia, incorporando ahora además nuevos detalles funcionales. Tanto los retrovisores como las ventanas traseras se han ampliado para ofrecer una mejor visibilidad y mayor sensación de espacio (un detalle criticado en su predecesor por los clientes).

La tercera fila de asientos cuenta ahora con un acceso más cómodo. Pulsando un tirador, el respaldo de la segunda fila no sólo se pliega sino que, además, corre ligeramente hacia delante la banqueta para facilitar el paso a las dos plazas traseras, ocultas a nivel del piso del maletero cuando no se encuentran desplegadas. La segunda fila admite también un recorrido longitudinal y se abate por completo, aumentando en caso de necesidad el espacio de carga, que de 450 litros de capacidad (525 las versiones de 5 plazas) pasa a 1495/1.671 litros.

En cuanto a equipamiento, el nuevo Tribeca ofrece dos únicos y completos acabados. El nivel básico, Classic, dispone ya de serie de asientos eléctricos, equipo de sonido Premium o climatizador bizona, entre otros elementos, mientras que el superior Limited añade además techo solar, asientos de cuero calefactados, sistema de navegación o cámara de visión trasera. Opcionalmente ambos pueden equipar un cómodo sistema de DVD escamoteable en el techo para los asientos traseros.

Una importante novedad de equipamiento del nuevo Tribeca es la posibilidad de elegir ahora la versión de 7 plazas desde el acabado básico, ya que antes aparecía ligado exclusivamente al nivel superior. Destacar, por último, que con todas estas mejoras Subaru ha incrementado en 1.000 euros el precio de cada versión en referencia al anterior Tribeca.

Tribeca Classic 5 plazas 45.900 euros
Tribeca Limited 5 plazas 50.900 euros
Tribeca Classic 7 plazas 46.900 euros
Tribeca Limited 7 plazas 53.900 euros

En carretera, el nuevo Tribeca mantiene las virtudes de su predecesor. A ritmos vivos y en trazados muy virados ofrece las habituales inercias de este tipo de vehículos pero, para sus dimensiones y peso, resulta fácil de conducir y ofrece un rodar muy confortable. Al incremento de seguridad contribuye su conocido sistema de tracción integral AWD, con una distribución variable del par que puede alcanzar hasta un 45 por ciento delante y un 55 por ciento detrás. Este sistema, unido a una buena altura libre de 215 mm y a unos neumáticos mixtos de serie (de medida 255/55 R18), permite al Tribeca un buen tránsito por pistas y caminos, tal y como hemos podido comprobar. No obstante, tampoco conviene ponerle a prueba en trazados muy comprometidos, ya que ni cuenta con reductora, ni con más sistemas de ayuda.

Por dentro, el nuevo Tribeca, como su predecesor, hace gala de un diseño muy moderno, y hasta en cierta medida deportivo (como demuestra la futurista instrumentación y consola central) y una notable calidad de realización. La habitabilidad sigue siendo muy amplia, incorporando ahora además nuevos detalles funcionales. Tanto los retrovisores como las ventanas traseras se han ampliado para ofrecer una mejor visibilidad y mayor sensación de espacio (un detalle criticado en su predecesor por los clientes).

La tercera fila de asientos cuenta ahora con un acceso más cómodo. Pulsando un tirador, el respaldo de la segunda fila no sólo se pliega sino que, además, corre ligeramente hacia delante la banqueta para facilitar el paso a las dos plazas traseras, ocultas a nivel del piso del maletero cuando no se encuentran desplegadas. La segunda fila admite también un recorrido longitudinal y se abate por completo, aumentando en caso de necesidad el espacio de carga, que de 450 litros de capacidad (525 las versiones de 5 plazas) pasa a 1495/1.671 litros.

En cuanto a equipamiento, el nuevo Tribeca ofrece dos únicos y completos acabados. El nivel básico, Classic, dispone ya de serie de asientos eléctricos, equipo de sonido Premium o climatizador bizona, entre otros elementos, mientras que el superior Limited añade además techo solar, asientos de cuero calefactados, sistema de navegación o cámara de visión trasera. Opcionalmente ambos pueden equipar un cómodo sistema de DVD escamoteable en el techo para los asientos traseros.

Una importante novedad de equipamiento del nuevo Tribeca es la posibilidad de elegir ahora la versión de 7 plazas desde el acabado básico, ya que antes aparecía ligado exclusivamente al nivel superior. Destacar, por último, que con todas estas mejoras Subaru ha incrementado en 1.000 euros el precio de cada versión en referencia al anterior Tribeca.

Tribeca Classic 5 plazas 45.900 euros
Tribeca Limited 5 plazas 50.900 euros
Tribeca Classic 7 plazas 46.900 euros
Tribeca Limited 7 plazas 53.900 euros

Galería relacionada

Nuevo Tribeca, en movimiento

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...