Subaru Legacy Station Wagon 2.0 AWD

Gran capacidad, listo para circular por terrenos complicados, motor bóxer... Es un coche pensado para que ningún imprevisto nos deje fuera de juego.
-
Subaru Legacy Station Wagon 2.0 AWD
Subaru Legacy Station Wagon 2.0 AWD

Por tamaño, no sería un rival directo del Legacy Station Wagon, ya que éste es casi 20 centímetros más largo. Sin embargo, es una opción muy a tener en cuenta, ya que también ofrece tracción total.
Tampoco se encuentran al mismo nivel de precio: Audi ofrece este modelo por 6.000 euros más (hay un millón de pesetas de diferencia entre ambos). Este plus le permite ofrecer mejor equipamiento (por ejemplo, el ESP es de serie) y mejores acabados.
Las mecánicas también son muy diferentes. El 1.8 Turbo del A4 ofrece 163 CV de potencia, se muestra mucho más vivo, permite un uso más deportivo y aventaja al modelo de Subaru en todas las mediciones.

El C5 también es un modelo especial. No tendrá tracción total, pero es el único en ofrecer la suspensión neumática Hidractiva 3. La hemos probado y filtra todas las irregularidades del terreno, pero no es una suspensión excesivamente blanda que provoque oscilaciones y rebotes. Es un apartado mejor resuelto que en el caso del Legacy.

Además, con apretar un simple botón, podemos seleccionar un modo “Sport”, que endurece la amortiguación. También se puede variar la altura de la suspensión: la carrocería desciende facilitando las tareas de carga o el acceso de pasajeros con problemas de movilidad.

Este modelo también destaca por su generoso maletero. Gracias a sus 980 litros de capacidad máxima con los asientos traseros abatidos.

No ofrece tracción total, pero, si buscamos un uso más “deportivo”, la referencia sigue siendo el Mondeo, también en esta versión Wagon. Además de un chasis muy bien realizado, este modelo cuenta con una caja de cambios de seis velocidades.

A pesar de ser un modelo mucho menos potente, es capaz de aventajar al Legacy en todas las mediciones y presentar un consumo similar. De hecho, el SCi es un motor de inyección directa de gasolina, una mecánica pensada para consumir y contaminar menos. En la práctica, además, es un propulsor muy suave y muy agradable de usar.

El Mondeo Wagon presenta el habitáculo más grande de todos los analizados. Los pasajeros de las plazas traseras disponen de hasta 139 centímetros para los hombros y de 84 para las piernas. Todo un derroche.

Aunque de estos modelos que analizamos el Vectra es el menos potente, mantiene el tipo en carretera. De hecho, los 18 CV que le saca el Legacy no se plasman en unas diferencias notables. Además, tampoco ofrece tracción a las cuatro ruedas.

<

p>

Por espacio, el Caravan se encuentra entre los mejores (sólo superado por el Mondeo Wagon). Destacamos su maletero y no por su capacidad (en la media del segmento), sino por su modularidad: incluye el sistema FlexOrganizer para organizar el equipaje, abatir los asientos y conseguir una capacidad de carga de 995 litros. Con los asientos traseros abatidos, también se comercializa sobre los 25.000 euros, pero por este precio incluye de serie el control de estabilidad.

El más deportivo y potente. Su mecánica turboalimentada le permite ofrecer las mejores prestaciones de todos estos modelos. Además, se comercializa a un precio muy atractivo y con un equipamiento, el Privilege, muy completo, aunque no se ofrece con tracción integral.

Es un poco más pequeño que el Subaru (dos centímetros más corto y tres, más bajo), pero eso no le impide presentar un habitáculo muy espacioso. Es más ancho atrás y posee un maletero de similar capacidad (aunque su boca de carga es más estrecha e incómoda).

También Volkswagen comercializa una versión Passat Variant con tracción total, pero no se encuentra al mismo nivel de precio. La versión 4 Motion más barata va unida al motor 2.3 V5 y al acabado Highline, pero cuesta 32.880 euros. Así, hemos elegido como rival del Legacy esta versión –1.8T-. Entre sus encantos figura un motor turboalimentado que rinde 150 CV.
El Passat Variant es uno de los modelos más veteranos del mercado, pero su interior no se ha quedado obsoleto y sigue destacando por su buen acabado y equipamiento (el ESP es de serie).

Por tamaño, no sería un rival directo del Legacy Station Wagon, ya que éste es casi 20 centímetros más largo. Sin embargo, es una opción muy a tener en cuenta, ya que también ofrece tracción total.
Tampoco se encuentran al mismo nivel de precio: Audi ofrece este modelo por 6.000 euros más (hay un millón de pesetas de diferencia entre ambos). Este plus le permite ofrecer mejor equipamiento (por ejemplo, el ESP es de serie) y mejores acabados.
Las mecánicas también son muy diferentes. El 1.8 Turbo del A4 ofrece 163 CV de potencia, se muestra mucho más vivo, permite un uso más deportivo y aventaja al modelo de Subaru en todas las mediciones.

El C5 también es un modelo especial. No tendrá tracción total, pero es el único en ofrecer la suspensión neumática Hidractiva 3. La hemos probado y filtra todas las irregularidades del terreno, pero no es una suspensión excesivamente blanda que provoque oscilaciones y rebotes. Es un apartado mejor resuelto que en el caso del Legacy.

Además, con apretar un simple botón, podemos seleccionar un modo “Sport”, que endurece la amortiguación. También se puede variar la altura de la suspensión: la carrocería desciende facilitando las tareas de carga o el acceso de pasajeros con problemas de movilidad.

Este modelo también destaca por su generoso maletero. Gracias a sus 980 litros de capacidad máxima con los asientos traseros abatidos.

No ofrece tracción total, pero, si buscamos un uso más “deportivo”, la referencia sigue siendo el Mondeo, también en esta versión Wagon. Además de un chasis muy bien realizado, este modelo cuenta con una caja de cambios de seis velocidades.

A pesar de ser un modelo mucho menos potente, es capaz de aventajar al Legacy en todas las mediciones y presentar un consumo similar. De hecho, el SCi es un motor de inyección directa de gasolina, una mecánica pensada para consumir y contaminar menos. En la práctica, además, es un propulsor muy suave y muy agradable de usar.

El Mondeo Wagon presenta el habitáculo más grande de todos los analizados. Los pasajeros de las plazas traseras disponen de hasta 139 centímetros para los hombros y de 84 para las piernas. Todo un derroche.

Aunque de estos modelos que analizamos el Vectra es el menos potente, mantiene el tipo en carretera. De hecho, los 18 CV que le saca el Legacy no se plasman en unas diferencias notables. Además, tampoco ofrece tracción a las cuatro ruedas.

<

p>

Por espacio, el Caravan se encuentra entre los mejores (sólo superado por el Mondeo Wagon). Destacamos su maletero y no por su capacidad (en la media del segmento), sino por su modularidad: incluye el sistema FlexOrganizer para organizar el equipaje, abatir los asientos y conseguir una capacidad de carga de 995 litros. Con los asientos traseros abatidos, también se comercializa sobre los 25.000 euros, pero por este precio incluye de serie el control de estabilidad.

El más deportivo y potente. Su mecánica turboalimentada le permite ofrecer las mejores prestaciones de todos estos modelos. Además, se comercializa a un precio muy atractivo y con un equipamiento, el Privilege, muy completo, aunque no se ofrece con tracción integral.

Es un poco más pequeño que el Subaru (dos centímetros más corto y tres, más bajo), pero eso no le impide presentar un habitáculo muy espacioso. Es más ancho atrás y posee un maletero de similar capacidad (aunque su boca de carga es más estrecha e incómoda).

También Volkswagen comercializa una versión Passat Variant con tracción total, pero no se encuentra al mismo nivel de precio. La versión 4 Motion más barata va unida al motor 2.3 V5 y al acabado Highline, pero cuesta 32.880 euros. Así, hemos elegido como rival del Legacy esta versión –1.8T-. Entre sus encantos figura un motor turboalimentado que rinde 150 CV.
El Passat Variant es uno de los modelos más veteranos del mercado, pero su interior no se ha quedado obsoleto y sigue destacando por su buen acabado y equipamiento (el ESP es de serie).

Por tamaño, no sería un rival directo del Legacy Station Wagon, ya que éste es casi 20 centímetros más largo. Sin embargo, es una opción muy a tener en cuenta, ya que también ofrece tracción total.
Tampoco se encuentran al mismo nivel de precio: Audi ofrece este modelo por 6.000 euros más (hay un millón de pesetas de diferencia entre ambos). Este plus le permite ofrecer mejor equipamiento (por ejemplo, el ESP es de serie) y mejores acabados.
Las mecánicas también son muy diferentes. El 1.8 Turbo del A4 ofrece 163 CV de potencia, se muestra mucho más vivo, permite un uso más deportivo y aventaja al modelo de Subaru en todas las mediciones.

El C5 también es un modelo especial. No tendrá tracción total, pero es el único en ofrecer la suspensión neumática Hidractiva 3. La hemos probado y filtra todas las irregularidades del terreno, pero no es una suspensión excesivamente blanda que provoque oscilaciones y rebotes. Es un apartado mejor resuelto que en el caso del Legacy.

Además, con apretar un simple botón, podemos seleccionar un modo “Sport”, que endurece la amortiguación. También se puede variar la altura de la suspensión: la carrocería desciende facilitando las tareas de carga o el acceso de pasajeros con problemas de movilidad.

Este modelo también destaca por su generoso maletero. Gracias a sus 980 litros de capacidad máxima con los asientos traseros abatidos.

No ofrece tracción total, pero, si buscamos un uso más “deportivo”, la referencia sigue siendo el Mondeo, también en esta versión Wagon. Además de un chasis muy bien realizado, este modelo cuenta con una caja de cambios de seis velocidades.

A pesar de ser un modelo mucho menos potente, es capaz de aventajar al Legacy en todas las mediciones y presentar un consumo similar. De hecho, el SCi es un motor de inyección directa de gasolina, una mecánica pensada para consumir y contaminar menos. En la práctica, además, es un propulsor muy suave y muy agradable de usar.

El Mondeo Wagon presenta el habitáculo más grande de todos los analizados. Los pasajeros de las plazas traseras disponen de hasta 139 centímetros para los hombros y de 84 para las piernas. Todo un derroche.

Aunque de estos modelos que analizamos el Vectra es el menos potente, mantiene el tipo en carretera. De hecho, los 18 CV que le saca el Legacy no se plasman en unas diferencias notables. Además, tampoco ofrece tracción a las cuatro ruedas.

<

p>

Por espacio, el Caravan se encuentra entre los mejores (sólo superado por el Mondeo Wagon). Destacamos su maletero y no por su capacidad (en la media del segmento), sino por su modularidad: incluye el sistema FlexOrganizer para organizar el equipaje, abatir los asientos y conseguir una capacidad de carga de 995 litros. Con los asientos traseros abatidos, también se comercializa sobre los 25.000 euros, pero por este precio incluye de serie el control de estabilidad.

El más deportivo y potente. Su mecánica turboalimentada le permite ofrecer las mejores prestaciones de todos estos modelos. Además, se comercializa a un precio muy atractivo y con un equipamiento, el Privilege, muy completo, aunque no se ofrece con tracción integral.

Es un poco más pequeño que el Subaru (dos centímetros más corto y tres, más bajo), pero eso no le impide presentar un habitáculo muy espacioso. Es más ancho atrás y posee un maletero de similar capacidad (aunque su boca de carga es más estrecha e incómoda).

También Volkswagen comercializa una versión Passat Variant con tracción total, pero no se encuentra al mismo nivel de precio. La versión 4 Motion más barata va unida al motor 2.3 V5 y al acabado Highline, pero cuesta 32.880 euros. Así, hemos elegido como rival del Legacy esta versión –1.8T-. Entre sus encantos figura un motor turboalimentado que rinde 150 CV.
El Passat Variant es uno de los modelos más veteranos del mercado, pero su interior no se ha quedado obsoleto y sigue destacando por su buen acabado y equipamiento (el ESP es de serie).

Por tamaño, no sería un rival directo del Legacy Station Wagon, ya que éste es casi 20 centímetros más largo. Sin embargo, es una opción muy a tener en cuenta, ya que también ofrece tracción total.
Tampoco se encuentran al mismo nivel de precio: Audi ofrece este modelo por 6.000 euros más (hay un millón de pesetas de diferencia entre ambos). Este plus le permite ofrecer mejor equipamiento (por ejemplo, el ESP es de serie) y mejores acabados.
Las mecánicas también son muy diferentes. El 1.8 Turbo del A4 ofrece 163 CV de potencia, se muestra mucho más vivo, permite un uso más deportivo y aventaja al modelo de Subaru en todas las mediciones.

El C5 también es un modelo especial. No tendrá tracción total, pero es el único en ofrecer la suspensión neumática Hidractiva 3. La hemos probado y filtra todas las irregularidades del terreno, pero no es una suspensión excesivamente blanda que provoque oscilaciones y rebotes. Es un apartado mejor resuelto que en el caso del Legacy.

Además, con apretar un simple botón, podemos seleccionar un modo “Sport”, que endurece la amortiguación. También se puede variar la altura de la suspensión: la carrocería desciende facilitando las tareas de carga o el acceso de pasajeros con problemas de movilidad.

Este modelo también destaca por su generoso maletero. Gracias a sus 980 litros de capacidad máxima con los asientos traseros abatidos.

No ofrece tracción total, pero, si buscamos un uso más “deportivo”, la referencia sigue siendo el Mondeo, también en esta versión Wagon. Además de un chasis muy bien realizado, este modelo cuenta con una caja de cambios de seis velocidades.

A pesar de ser un modelo mucho menos potente, es capaz de aventajar al Legacy en todas las mediciones y presentar un consumo similar. De hecho, el SCi es un motor de inyección directa de gasolina, una mecánica pensada para consumir y contaminar menos. En la práctica, además, es un propulsor muy suave y muy agradable de usar.

El Mondeo Wagon presenta el habitáculo más grande de todos los analizados. Los pasajeros de las plazas traseras disponen de hasta 139 centímetros para los hombros y de 84 para las piernas. Todo un derroche.

Aunque de estos modelos que analizamos el Vectra es el menos potente, mantiene el tipo en carretera. De hecho, los 18 CV que le saca el Legacy no se plasman en unas diferencias notables. Además, tampoco ofrece tracción a las cuatro ruedas.

<

p>

Por espacio, el Caravan se encuentra entre los mejores (sólo superado por el Mondeo Wagon). Destacamos su maletero y no por su capacidad (en la media del segmento), sino por su modularidad: incluye el sistema FlexOrganizer para organizar el equipaje, abatir los asientos y conseguir una capacidad de carga de 995 litros. Con los asientos traseros abatidos, también se comercializa sobre los 25.000 euros, pero por este precio incluye de serie el control de estabilidad.

El más deportivo y potente. Su mecánica turboalimentada le permite ofrecer las mejores prestaciones de todos estos modelos. Además, se comercializa a un precio muy atractivo y con un equipamiento, el Privilege, muy completo, aunque no se ofrece con tracción integral.

Es un poco más pequeño que el Subaru (dos centímetros más corto y tres, más bajo), pero eso no le impide presentar un habitáculo muy espacioso. Es más ancho atrás y posee un maletero de similar capacidad (aunque su boca de carga es más estrecha e incómoda).

También Volkswagen comercializa una versión Passat Variant con tracción total, pero no se encuentra al mismo nivel de precio. La versión 4 Motion más barata va unida al motor 2.3 V5 y al acabado Highline, pero cuesta 32.880 euros. Así, hemos elegido como rival del Legacy esta versión –1.8T-. Entre sus encantos figura un motor turboalimentado que rinde 150 CV.
El Passat Variant es uno de los modelos más veteranos del mercado, pero su interior no se ha quedado obsoleto y sigue destacando por su buen acabado y equipamiento (el ESP es de serie).

Por tamaño, no sería un rival directo del Legacy Station Wagon, ya que éste es casi 20 centímetros más largo. Sin embargo, es una opción muy a tener en cuenta, ya que también ofrece tracción total.
Tampoco se encuentran al mismo nivel de precio: Audi ofrece este modelo por 6.000 euros más (hay un millón de pesetas de diferencia entre ambos). Este plus le permite ofrecer mejor equipamiento (por ejemplo, el ESP es de serie) y mejores acabados.
Las mecánicas también son muy diferentes. El 1.8 Turbo del A4 ofrece 163 CV de potencia, se muestra mucho más vivo, permite un uso más deportivo y aventaja al modelo de Subaru en todas las mediciones.

El C5 también es un modelo especial. No tendrá tracción total, pero es el único en ofrecer la suspensión neumática Hidractiva 3. La hemos probado y filtra todas las irregularidades del terreno, pero no es una suspensión excesivamente blanda que provoque oscilaciones y rebotes. Es un apartado mejor resuelto que en el caso del Legacy.

Además, con apretar un simple botón, podemos seleccionar un modo “Sport”, que endurece la amortiguación. También se puede variar la altura de la suspensión: la carrocería desciende facilitando las tareas de carga o el acceso de pasajeros con problemas de movilidad.

Este modelo también destaca por su generoso maletero. Gracias a sus 980 litros de capacidad máxima con los asientos traseros abatidos.

No ofrece tracción total, pero, si buscamos un uso más “deportivo”, la referencia sigue siendo el Mondeo, también en esta versión Wagon. Además de un chasis muy bien realizado, este modelo cuenta con una caja de cambios de seis velocidades.

A pesar de ser un modelo mucho menos potente, es capaz de aventajar al Legacy en todas las mediciones y presentar un consumo similar. De hecho, el SCi es un motor de inyección directa de gasolina, una mecánica pensada para consumir y contaminar menos. En la práctica, además, es un propulsor muy suave y muy agradable de usar.

El Mondeo Wagon presenta el habitáculo más grande de todos los analizados. Los pasajeros de las plazas traseras disponen de hasta 139 centímetros para los hombros y de 84 para las piernas. Todo un derroche.

Aunque de estos modelos que analizamos el Vectra es el menos potente, mantiene el tipo en carretera. De hecho, los 18 CV que le saca el Legacy no se plasman en unas diferencias notables. Además, tampoco ofrece tracción a las cuatro ruedas.

<

p>

Por espacio, el Caravan se encuentra entre los mejores (sólo superado por el Mondeo Wagon). Destacamos su maletero y no por su capacidad (en la media del segmento), sino por su modularidad: incluye el sistema FlexOrganizer para organizar el equipaje, abatir los asientos y conseguir una capacidad de carga de 995 litros. Con los asientos traseros abatidos, también se comercializa sobre los 25.000 euros, pero por este precio incluye de serie el control de estabilidad.

El más deportivo y potente. Su mecánica turboalimentada le permite ofrecer las mejores prestaciones de todos estos modelos. Además, se comercializa a un precio muy atractivo y con un equipamiento, el Privilege, muy completo, aunque no se ofrece con tracción integral.

Es un poco más pequeño que el Subaru (dos centímetros más corto y tres, más bajo), pero eso no le impide presentar un habitáculo muy espacioso. Es más ancho atrás y posee un maletero de similar capacidad (aunque su boca de carga es más estrecha e incómoda).

También Volkswagen comercializa una versión Passat Variant con tracción total, pero no se encuentra al mismo nivel de precio. La versión 4 Motion más barata va unida al motor 2.3 V5 y al acabado Highline, pero cuesta 32.880 euros. Así, hemos elegido como rival del Legacy esta versión –1.8T-. Entre sus encantos figura un motor turboalimentado que rinde 150 CV.
El Passat Variant es uno de los modelos más veteranos del mercado, pero su interior no se ha quedado obsoleto y sigue destacando por su buen acabado y equipamiento (el ESP es de serie).

Por tamaño, no sería un rival directo del Legacy Station Wagon, ya que éste es casi 20 centímetros más largo. Sin embargo, es una opción muy a tener en cuenta, ya que también ofrece tracción total.
Tampoco se encuentran al mismo nivel de precio: Audi ofrece este modelo por 6.000 euros más (hay un millón de pesetas de diferencia entre ambos). Este plus le permite ofrecer mejor equipamiento (por ejemplo, el ESP es de serie) y mejores acabados.
Las mecánicas también son muy diferentes. El 1.8 Turbo del A4 ofrece 163 CV de potencia, se muestra mucho más vivo, permite un uso más deportivo y aventaja al modelo de Subaru en todas las mediciones.

El C5 también es un modelo especial. No tendrá tracción total, pero es el único en ofrecer la suspensión neumática Hidractiva 3. La hemos probado y filtra todas las irregularidades del terreno, pero no es una suspensión excesivamente blanda que provoque oscilaciones y rebotes. Es un apartado mejor resuelto que en el caso del Legacy.

Además, con apretar un simple botón, podemos seleccionar un modo “Sport”, que endurece la amortiguación. También se puede variar la altura de la suspensión: la carrocería desciende facilitando las tareas de carga o el acceso de pasajeros con problemas de movilidad.

Este modelo también destaca por su generoso maletero. Gracias a sus 980 litros de capacidad máxima con los asientos traseros abatidos.

No ofrece tracción total, pero, si buscamos un uso más “deportivo”, la referencia sigue siendo el Mondeo, también en esta versión Wagon. Además de un chasis muy bien realizado, este modelo cuenta con una caja de cambios de seis velocidades.

A pesar de ser un modelo mucho menos potente, es capaz de aventajar al Legacy en todas las mediciones y presentar un consumo similar. De hecho, el SCi es un motor de inyección directa de gasolina, una mecánica pensada para consumir y contaminar menos. En la práctica, además, es un propulsor muy suave y muy agradable de usar.

El Mondeo Wagon presenta el habitáculo más grande de todos los analizados. Los pasajeros de las plazas traseras disponen de hasta 139 centímetros para los hombros y de 84 para las piernas. Todo un derroche.

Aunque de estos modelos que analizamos el Vectra es el menos potente, mantiene el tipo en carretera. De hecho, los 18 CV que le saca el Legacy no se plasman en unas diferencias notables. Además, tampoco ofrece tracción a las cuatro ruedas.

<

p>

Por espacio, el Caravan se encuentra entre los mejores (sólo superado por el Mondeo Wagon). Destacamos su maletero y no por su capacidad (en la media del segmento), sino por su modularidad: incluye el sistema FlexOrganizer para organizar el equipaje, abatir los asientos y conseguir una capacidad de carga de 995 litros. Con los asientos traseros abatidos, también se comercializa sobre los 25.000 euros, pero por este precio incluye de serie el control de estabilidad.

El más deportivo y potente. Su mecánica turboalimentada le permite ofrecer las mejores prestaciones de todos estos modelos. Además, se comercializa a un precio muy atractivo y con un equipamiento, el Privilege, muy completo, aunque no se ofrece con tracción integral.

Es un poco más pequeño que el Subaru (dos centímetros más corto y tres, más bajo), pero eso no le impide presentar un habitáculo muy espacioso. Es más ancho atrás y posee un maletero de similar capacidad (aunque su boca de carga es más estrecha e incómoda).

También Volkswagen comercializa una versión Passat Variant con tracción total, pero no se encuentra al mismo nivel de precio. La versión 4 Motion más barata va unida al motor 2.3 V5 y al acabado Highline, pero cuesta 32.880 euros. Así, hemos elegido como rival del Legacy esta versión –1.8T-. Entre sus encantos figura un motor turboalimentado que rinde 150 CV.
El Passat Variant es uno de los modelos más veteranos del mercado, pero su interior no se ha quedado obsoleto y sigue destacando por su buen acabado y equipamiento (el ESP es de serie).

Por tamaño, no sería un rival directo del Legacy Station Wagon, ya que éste es casi 20 centímetros más largo. Sin embargo, es una opción muy a tener en cuenta, ya que también ofrece tracción total.
Tampoco se encuentran al mismo nivel de precio: Audi ofrece este modelo por 6.000 euros más (hay un millón de pesetas de diferencia entre ambos). Este plus le permite ofrecer mejor equipamiento (por ejemplo, el ESP es de serie) y mejores acabados.
Las mecánicas también son muy diferentes. El 1.8 Turbo del A4 ofrece 163 CV de potencia, se muestra mucho más vivo, permite un uso más deportivo y aventaja al modelo de Subaru en todas las mediciones.

El C5 también es un modelo especial. No tendrá tracción total, pero es el único en ofrecer la suspensión neumática Hidractiva 3. La hemos probado y filtra todas las irregularidades del terreno, pero no es una suspensión excesivamente blanda que provoque oscilaciones y rebotes. Es un apartado mejor resuelto que en el caso del Legacy.

Además, con apretar un simple botón, podemos seleccionar un modo “Sport”, que endurece la amortiguación. También se puede variar la altura de la suspensión: la carrocería desciende facilitando las tareas de carga o el acceso de pasajeros con problemas de movilidad.

Este modelo también destaca por su generoso maletero. Gracias a sus 980 litros de capacidad máxima con los asientos traseros abatidos.

No ofrece tracción total, pero, si buscamos un uso más “deportivo”, la referencia sigue siendo el Mondeo, también en esta versión Wagon. Además de un chasis muy bien realizado, este modelo cuenta con una caja de cambios de seis velocidades.

A pesar de ser un modelo mucho menos potente, es capaz de aventajar al Legacy en todas las mediciones y presentar un consumo similar. De hecho, el SCi es un motor de inyección directa de gasolina, una mecánica pensada para consumir y contaminar menos. En la práctica, además, es un propulsor muy suave y muy agradable de usar.

El Mondeo Wagon presenta el habitáculo más grande de todos los analizados. Los pasajeros de las plazas traseras disponen de hasta 139 centímetros para los hombros y de 84 para las piernas. Todo un derroche.

Aunque de estos modelos que analizamos el Vectra es el menos potente, mantiene el tipo en carretera. De hecho, los 18 CV que le saca el Legacy no se plasman en unas diferencias notables. Además, tampoco ofrece tracción a las cuatro ruedas.

<

p>

Por espacio, el Caravan se encuentra entre los mejores (sólo superado por el Mondeo Wagon). Destacamos su maletero y no por su capacidad (en la media del segmento), sino por su modularidad: incluye el sistema FlexOrganizer para organizar el equipaje, abatir los asientos y conseguir una capacidad de carga de 995 litros. Con los asientos traseros abatidos, también se comercializa sobre los 25.000 euros, pero por este precio incluye de serie el control de estabilidad.

El más deportivo y potente. Su mecánica turboalimentada le permite ofrecer las mejores prestaciones de todos estos modelos. Además, se comercializa a un precio muy atractivo y con un equipamiento, el Privilege, muy completo, aunque no se ofrece con tracción integral.

Es un poco más pequeño que el Subaru (dos centímetros más corto y tres, más bajo), pero eso no le impide presentar un habitáculo muy espacioso. Es más ancho atrás y posee un maletero de similar capacidad (aunque su boca de carga es más estrecha e incómoda).

También Volkswagen comercializa una versión Passat Variant con tracción total, pero no se encuentra al mismo nivel de precio. La versión 4 Motion más barata va unida al motor 2.3 V5 y al acabado Highline, pero cuesta 32.880 euros. Así, hemos elegido como rival del Legacy esta versión –1.8T-. Entre sus encantos figura un motor turboalimentado que rinde 150 CV.
El Passat Variant es uno de los modelos más veteranos del mercado, pero su interior no se ha quedado obsoleto y sigue destacando por su buen acabado y equipamiento (el ESP es de serie).

Galería relacionada

Subaru Legacy SW

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...