Subaru Forester 08

Cambia completamente su aspecto, ahora más cercano al de los SUV de nueva generación, es más grande y funcional, está mejor equipado y mantiene el mismo espíritu de las anteriores generaciones, pero, lo más importante, tiene un precio más competitivo que la edición anterior.
-
Subaru Forester 08
Subaru Forester 08

Los responsables de la marca japonesa quieren potenciar las ventas del nuevo Forester, un modelo que se presenta ahora en su tercera generación y que goza de una gran reputación en el sector, especialmente los usuarios que utilizan el vehículo en medios rurales.

De momento, el nuevo Forester sólo estará disponible con el motor de gasolina 2.0 de 150 CV de potencia y caja manual de cinco velocidades. Más adelante llegará también con esta mecánica de gasolina y caja de cambios automática de cuatro marchas, si bien en este caso se prescinde de la reductora que sí es parte del equipamiento de serie en las variantes con caja manual. También se espera para dentro de unos meses la incorporación del motor Diesel de cilindros opuestos y 150 CV, ya incorporado en Outback y Legacy, que será el corazón de la gama del modelo.

El nuevo Forester se sustenta sobre una nueva plataforma con una batalla 90 mm más larga y una mayor anchura de vías (+35 mm en el eje delantero y 45 mm en el trasero), lo que ha permitido mejorar la habitabilidad interior especialmente en las plazas traseras, ya que esta era una de las asignaturas pendientes de las anteriores generaciones. Pero no sólo se han modificado estas cotas, también el coche es más alto, largo y ofrece mayor capacidad de maletero. La altura libre al suelo se ha aumentado y se ha acortado el voladizo posterior, lo que repercute positivamente en el comportamiento fuera de carretera.

En el interior, completamente rediseñado, se han situado unos asientos delanteros en posición más alta para mejorar la visibilidad, se han instalado más huecos prácticos para guardar objetos y se ha modificado la instrumentación. Los relojes tienen una disposición muy particular, pues el cuentarrevoluciones está realizado en media circunferencia, lo que resta precisión a la medida, y el indicador de consumo de combustible ocupa también casi media circunferencia.

En cuanto a las plazas traseras, se ha ganado algo de espacio para las piernas de los ocupantes y se ha instalado un receptáculo retráctil en el centro de los asientos que permite dejar objetos cuando sólo viajan dos ocupantes. El maletero, que dispone de un suelo completamente plano, ha ganado 38 litros de capacidad, hasta 450 litros en posición normal y 1.660 litros con los asientos posteriores plegados.

El comportamiento en carretera ofrece buen aplomo, agrado de conducción y suavidad de marcha, aunque la transmisión integral, el mayor volumen de carrocería y el peso lastran un poco al conjunto. En zonas llanas o a ritmos constantes se mantiene un crucero razonable, pero en pendientes pronunciadas o zonas muy retorcidas se echan en falta algunos CV más.

No ocurre lo mismo en campo. Precisamente en este medio es en el que nos ha parecido más interesante, pues el empleo de una caja reductora, —con una desmultiplicación de casi el 30 por ciento—, permite obtener buenos rendimientos en terrenos complicados. El esquema de suspensión posterior, con paralelogramo deformable y la posición más baja del motor bóxer contribuyen a favorecer el comportamiento. Dispone de unos tarados bastante suaves que logran buen compromiso entre confort y eficacia en campo.

La nueva edición destaca por su completo equipamiento de serie, en el que se han incluido, desde la versión básica, faros de xenón y antinieblas, llantas de aleación con neumáticos mixtos Bridgestone Dueler HT, control de estabilidad, asientos calefactables, airbags de cortina y laterales, climatizador y equipo de sonido con cargador de 6 CD. Su precio es de 26.900 euros. En el nivel siguiente, denominado Limited, se incluye, además de lo anterior techo eléctrico y asientos delanteros eléctricos. Un escalón más arriba se encuentra el Limited Plus, que suma el sistema de entrada y arranque sin llave y la tapicería de cuero, mientras que como tope de gama se ofrece la variante más completa, denominada Limited Plus Nav, que además incluye navegador GPS con pantalla en color. No habrá opciones disponibles en la nueva gama, por lo que hasta la pintura metalizada se encuentra como equipamiento de serie. Si quieres más detalles puedes pinchar en la pestaña de equipamiento.

Los responsables de la marca japonesa quieren potenciar las ventas del nuevo Forester, un modelo que se presenta ahora en su tercera generación y que goza de una gran reputación en el sector, especialmente los usuarios que utilizan el vehículo en medios rurales.

De momento, el nuevo Forester sólo estará disponible con el motor de gasolina 2.0 de 150 CV de potencia y caja manual de cinco velocidades. Más adelante llegará también con esta mecánica de gasolina y caja de cambios automática de cuatro marchas, si bien en este caso se prescinde de la reductora que sí es parte del equipamiento de serie en las variantes con caja manual. También se espera para dentro de unos meses la incorporación del motor Diesel de cilindros opuestos y 150 CV, ya incorporado en Outback y Legacy, que será el corazón de la gama del modelo.

El nuevo Forester se sustenta sobre una nueva plataforma con una batalla 90 mm más larga y una mayor anchura de vías (+35 mm en el eje delantero y 45 mm en el trasero), lo que ha permitido mejorar la habitabilidad interior especialmente en las plazas traseras, ya que esta era una de las asignaturas pendientes de las anteriores generaciones. Pero no sólo se han modificado estas cotas, también el coche es más alto, largo y ofrece mayor capacidad de maletero. La altura libre al suelo se ha aumentado y se ha acortado el voladizo posterior, lo que repercute positivamente en el comportamiento fuera de carretera.

En el interior, completamente rediseñado, se han situado unos asientos delanteros en posición más alta para mejorar la visibilidad, se han instalado más huecos prácticos para guardar objetos y se ha modificado la instrumentación. Los relojes tienen una disposición muy particular, pues el cuentarrevoluciones está realizado en media circunferencia, lo que resta precisión a la medida, y el indicador de consumo de combustible ocupa también casi media circunferencia.

En cuanto a las plazas traseras, se ha ganado algo de espacio para las piernas de los ocupantes y se ha instalado un receptáculo retráctil en el centro de los asientos que permite dejar objetos cuando sólo viajan dos ocupantes. El maletero, que dispone de un suelo completamente plano, ha ganado 38 litros de capacidad, hasta 450 litros en posición normal y 1.660 litros con los asientos posteriores plegados.

El comportamiento en carretera ofrece buen aplomo, agrado de conducción y suavidad de marcha, aunque la transmisión integral, el mayor volumen de carrocería y el peso lastran un poco al conjunto. En zonas llanas o a ritmos constantes se mantiene un crucero razonable, pero en pendientes pronunciadas o zonas muy retorcidas se echan en falta algunos CV más.

No ocurre lo mismo en campo. Precisamente en este medio es en el que nos ha parecido más interesante, pues el empleo de una caja reductora, —con una desmultiplicación de casi el 30 por ciento—, permite obtener buenos rendimientos en terrenos complicados. El esquema de suspensión posterior, con paralelogramo deformable y la posición más baja del motor bóxer contribuyen a favorecer el comportamiento. Dispone de unos tarados bastante suaves que logran buen compromiso entre confort y eficacia en campo.

La nueva edición destaca por su completo equipamiento de serie, en el que se han incluido, desde la versión básica, faros de xenón y antinieblas, llantas de aleación con neumáticos mixtos Bridgestone Dueler HT, control de estabilidad, asientos calefactables, airbags de cortina y laterales, climatizador y equipo de sonido con cargador de 6 CD. Su precio es de 26.900 euros. En el nivel siguiente, denominado Limited, se incluye, además de lo anterior techo eléctrico y asientos delanteros eléctricos. Un escalón más arriba se encuentra el Limited Plus, que suma el sistema de entrada y arranque sin llave y la tapicería de cuero, mientras que como tope de gama se ofrece la variante más completa, denominada Limited Plus Nav, que además incluye navegador GPS con pantalla en color. No habrá opciones disponibles en la nueva gama, por lo que hasta la pintura metalizada se encuentra como equipamiento de serie. Si quieres más detalles puedes pinchar en la pestaña de equipamiento.

Los responsables de la marca japonesa quieren potenciar las ventas del nuevo Forester, un modelo que se presenta ahora en su tercera generación y que goza de una gran reputación en el sector, especialmente los usuarios que utilizan el vehículo en medios rurales.

De momento, el nuevo Forester sólo estará disponible con el motor de gasolina 2.0 de 150 CV de potencia y caja manual de cinco velocidades. Más adelante llegará también con esta mecánica de gasolina y caja de cambios automática de cuatro marchas, si bien en este caso se prescinde de la reductora que sí es parte del equipamiento de serie en las variantes con caja manual. También se espera para dentro de unos meses la incorporación del motor Diesel de cilindros opuestos y 150 CV, ya incorporado en Outback y Legacy, que será el corazón de la gama del modelo.

El nuevo Forester se sustenta sobre una nueva plataforma con una batalla 90 mm más larga y una mayor anchura de vías (+35 mm en el eje delantero y 45 mm en el trasero), lo que ha permitido mejorar la habitabilidad interior especialmente en las plazas traseras, ya que esta era una de las asignaturas pendientes de las anteriores generaciones. Pero no sólo se han modificado estas cotas, también el coche es más alto, largo y ofrece mayor capacidad de maletero. La altura libre al suelo se ha aumentado y se ha acortado el voladizo posterior, lo que repercute positivamente en el comportamiento fuera de carretera.

En el interior, completamente rediseñado, se han situado unos asientos delanteros en posición más alta para mejorar la visibilidad, se han instalado más huecos prácticos para guardar objetos y se ha modificado la instrumentación. Los relojes tienen una disposición muy particular, pues el cuentarrevoluciones está realizado en media circunferencia, lo que resta precisión a la medida, y el indicador de consumo de combustible ocupa también casi media circunferencia.

En cuanto a las plazas traseras, se ha ganado algo de espacio para las piernas de los ocupantes y se ha instalado un receptáculo retráctil en el centro de los asientos que permite dejar objetos cuando sólo viajan dos ocupantes. El maletero, que dispone de un suelo completamente plano, ha ganado 38 litros de capacidad, hasta 450 litros en posición normal y 1.660 litros con los asientos posteriores plegados.

El comportamiento en carretera ofrece buen aplomo, agrado de conducción y suavidad de marcha, aunque la transmisión integral, el mayor volumen de carrocería y el peso lastran un poco al conjunto. En zonas llanas o a ritmos constantes se mantiene un crucero razonable, pero en pendientes pronunciadas o zonas muy retorcidas se echan en falta algunos CV más.

No ocurre lo mismo en campo. Precisamente en este medio es en el que nos ha parecido más interesante, pues el empleo de una caja reductora, —con una desmultiplicación de casi el 30 por ciento—, permite obtener buenos rendimientos en terrenos complicados. El esquema de suspensión posterior, con paralelogramo deformable y la posición más baja del motor bóxer contribuyen a favorecer el comportamiento. Dispone de unos tarados bastante suaves que logran buen compromiso entre confort y eficacia en campo.

La nueva edición destaca por su completo equipamiento de serie, en el que se han incluido, desde la versión básica, faros de xenón y antinieblas, llantas de aleación con neumáticos mixtos Bridgestone Dueler HT, control de estabilidad, asientos calefactables, airbags de cortina y laterales, climatizador y equipo de sonido con cargador de 6 CD. Su precio es de 26.900 euros. En el nivel siguiente, denominado Limited, se incluye, además de lo anterior techo eléctrico y asientos delanteros eléctricos. Un escalón más arriba se encuentra el Limited Plus, que suma el sistema de entrada y arranque sin llave y la tapicería de cuero, mientras que como tope de gama se ofrece la variante más completa, denominada Limited Plus Nav, que además incluye navegador GPS con pantalla en color. No habrá opciones disponibles en la nueva gama, por lo que hasta la pintura metalizada se encuentra como equipamiento de serie. Si quieres más detalles puedes pinchar en la pestaña de equipamiento.

Los responsables de la marca japonesa quieren potenciar las ventas del nuevo Forester, un modelo que se presenta ahora en su tercera generación y que goza de una gran reputación en el sector, especialmente los usuarios que utilizan el vehículo en medios rurales.

De momento, el nuevo Forester sólo estará disponible con el motor de gasolina 2.0 de 150 CV de potencia y caja manual de cinco velocidades. Más adelante llegará también con esta mecánica de gasolina y caja de cambios automática de cuatro marchas, si bien en este caso se prescinde de la reductora que sí es parte del equipamiento de serie en las variantes con caja manual. También se espera para dentro de unos meses la incorporación del motor Diesel de cilindros opuestos y 150 CV, ya incorporado en Outback y Legacy, que será el corazón de la gama del modelo.

El nuevo Forester se sustenta sobre una nueva plataforma con una batalla 90 mm más larga y una mayor anchura de vías (+35 mm en el eje delantero y 45 mm en el trasero), lo que ha permitido mejorar la habitabilidad interior especialmente en las plazas traseras, ya que esta era una de las asignaturas pendientes de las anteriores generaciones. Pero no sólo se han modificado estas cotas, también el coche es más alto, largo y ofrece mayor capacidad de maletero. La altura libre al suelo se ha aumentado y se ha acortado el voladizo posterior, lo que repercute positivamente en el comportamiento fuera de carretera.

En el interior, completamente rediseñado, se han situado unos asientos delanteros en posición más alta para mejorar la visibilidad, se han instalado más huecos prácticos para guardar objetos y se ha modificado la instrumentación. Los relojes tienen una disposición muy particular, pues el cuentarrevoluciones está realizado en media circunferencia, lo que resta precisión a la medida, y el indicador de consumo de combustible ocupa también casi media circunferencia.

En cuanto a las plazas traseras, se ha ganado algo de espacio para las piernas de los ocupantes y se ha instalado un receptáculo retráctil en el centro de los asientos que permite dejar objetos cuando sólo viajan dos ocupantes. El maletero, que dispone de un suelo completamente plano, ha ganado 38 litros de capacidad, hasta 450 litros en posición normal y 1.660 litros con los asientos posteriores plegados.

El comportamiento en carretera ofrece buen aplomo, agrado de conducción y suavidad de marcha, aunque la transmisión integral, el mayor volumen de carrocería y el peso lastran un poco al conjunto. En zonas llanas o a ritmos constantes se mantiene un crucero razonable, pero en pendientes pronunciadas o zonas muy retorcidas se echan en falta algunos CV más.

No ocurre lo mismo en campo. Precisamente en este medio es en el que nos ha parecido más interesante, pues el empleo de una caja reductora, —con una desmultiplicación de casi el 30 por ciento—, permite obtener buenos rendimientos en terrenos complicados. El esquema de suspensión posterior, con paralelogramo deformable y la posición más baja del motor bóxer contribuyen a favorecer el comportamiento. Dispone de unos tarados bastante suaves que logran buen compromiso entre confort y eficacia en campo.

La nueva edición destaca por su completo equipamiento de serie, en el que se han incluido, desde la versión básica, faros de xenón y antinieblas, llantas de aleación con neumáticos mixtos Bridgestone Dueler HT, control de estabilidad, asientos calefactables, airbags de cortina y laterales, climatizador y equipo de sonido con cargador de 6 CD. Su precio es de 26.900 euros. En el nivel siguiente, denominado Limited, se incluye, además de lo anterior techo eléctrico y asientos delanteros eléctricos. Un escalón más arriba se encuentra el Limited Plus, que suma el sistema de entrada y arranque sin llave y la tapicería de cuero, mientras que como tope de gama se ofrece la variante más completa, denominada Limited Plus Nav, que además incluye navegador GPS con pantalla en color. No habrá opciones disponibles en la nueva gama, por lo que hasta la pintura metalizada se encuentra como equipamiento de serie. Si quieres más detalles puedes pinchar en la pestaña de equipamiento.

Los responsables de la marca japonesa quieren potenciar las ventas del nuevo Forester, un modelo que se presenta ahora en su tercera generación y que goza de una gran reputación en el sector, especialmente los usuarios que utilizan el vehículo en medios rurales.

De momento, el nuevo Forester sólo estará disponible con el motor de gasolina 2.0 de 150 CV de potencia y caja manual de cinco velocidades. Más adelante llegará también con esta mecánica de gasolina y caja de cambios automática de cuatro marchas, si bien en este caso se prescinde de la reductora que sí es parte del equipamiento de serie en las variantes con caja manual. También se espera para dentro de unos meses la incorporación del motor Diesel de cilindros opuestos y 150 CV, ya incorporado en Outback y Legacy, que será el corazón de la gama del modelo.

El nuevo Forester se sustenta sobre una nueva plataforma con una batalla 90 mm más larga y una mayor anchura de vías (+35 mm en el eje delantero y 45 mm en el trasero), lo que ha permitido mejorar la habitabilidad interior especialmente en las plazas traseras, ya que esta era una de las asignaturas pendientes de las anteriores generaciones. Pero no sólo se han modificado estas cotas, también el coche es más alto, largo y ofrece mayor capacidad de maletero. La altura libre al suelo se ha aumentado y se ha acortado el voladizo posterior, lo que repercute positivamente en el comportamiento fuera de carretera.

En el interior, completamente rediseñado, se han situado unos asientos delanteros en posición más alta para mejorar la visibilidad, se han instalado más huecos prácticos para guardar objetos y se ha modificado la instrumentación. Los relojes tienen una disposición muy particular, pues el cuentarrevoluciones está realizado en media circunferencia, lo que resta precisión a la medida, y el indicador de consumo de combustible ocupa también casi media circunferencia.

En cuanto a las plazas traseras, se ha ganado algo de espacio para las piernas de los ocupantes y se ha instalado un receptáculo retráctil en el centro de los asientos que permite dejar objetos cuando sólo viajan dos ocupantes. El maletero, que dispone de un suelo completamente plano, ha ganado 38 litros de capacidad, hasta 450 litros en posición normal y 1.660 litros con los asientos posteriores plegados.

El comportamiento en carretera ofrece buen aplomo, agrado de conducción y suavidad de marcha, aunque la transmisión integral, el mayor volumen de carrocería y el peso lastran un poco al conjunto. En zonas llanas o a ritmos constantes se mantiene un crucero razonable, pero en pendientes pronunciadas o zonas muy retorcidas se echan en falta algunos CV más.

No ocurre lo mismo en campo. Precisamente en este medio es en el que nos ha parecido más interesante, pues el empleo de una caja reductora, —con una desmultiplicación de casi el 30 por ciento—, permite obtener buenos rendimientos en terrenos complicados. El esquema de suspensión posterior, con paralelogramo deformable y la posición más baja del motor bóxer contribuyen a favorecer el comportamiento. Dispone de unos tarados bastante suaves que logran buen compromiso entre confort y eficacia en campo.

La nueva edición destaca por su completo equipamiento de serie, en el que se han incluido, desde la versión básica, faros de xenón y antinieblas, llantas de aleación con neumáticos mixtos Bridgestone Dueler HT, control de estabilidad, asientos calefactables, airbags de cortina y laterales, climatizador y equipo de sonido con cargador de 6 CD. Su precio es de 26.900 euros. En el nivel siguiente, denominado Limited, se incluye, además de lo anterior techo eléctrico y asientos delanteros eléctricos. Un escalón más arriba se encuentra el Limited Plus, que suma el sistema de entrada y arranque sin llave y la tapicería de cuero, mientras que como tope de gama se ofrece la variante más completa, denominada Limited Plus Nav, que además incluye navegador GPS con pantalla en color. No habrá opciones disponibles en la nueva gama, por lo que hasta la pintura metalizada se encuentra como equipamiento de serie. Si quieres más detalles puedes pinchar en la pestaña de equipamiento.

Los responsables de la marca japonesa quieren potenciar las ventas del nuevo Forester, un modelo que se presenta ahora en su tercera generación y que goza de una gran reputación en el sector, especialmente los usuarios que utilizan el vehículo en medios rurales.

De momento, el nuevo Forester sólo estará disponible con el motor de gasolina 2.0 de 150 CV de potencia y caja manual de cinco velocidades. Más adelante llegará también con esta mecánica de gasolina y caja de cambios automática de cuatro marchas, si bien en este caso se prescinde de la reductora que sí es parte del equipamiento de serie en las variantes con caja manual. También se espera para dentro de unos meses la incorporación del motor Diesel de cilindros opuestos y 150 CV, ya incorporado en Outback y Legacy, que será el corazón de la gama del modelo.

El nuevo Forester se sustenta sobre una nueva plataforma con una batalla 90 mm más larga y una mayor anchura de vías (+35 mm en el eje delantero y 45 mm en el trasero), lo que ha permitido mejorar la habitabilidad interior especialmente en las plazas traseras, ya que esta era una de las asignaturas pendientes de las anteriores generaciones. Pero no sólo se han modificado estas cotas, también el coche es más alto, largo y ofrece mayor capacidad de maletero. La altura libre al suelo se ha aumentado y se ha acortado el voladizo posterior, lo que repercute positivamente en el comportamiento fuera de carretera.

En el interior, completamente rediseñado, se han situado unos asientos delanteros en posición más alta para mejorar la visibilidad, se han instalado más huecos prácticos para guardar objetos y se ha modificado la instrumentación. Los relojes tienen una disposición muy particular, pues el cuentarrevoluciones está realizado en media circunferencia, lo que resta precisión a la medida, y el indicador de consumo de combustible ocupa también casi media circunferencia.

En cuanto a las plazas traseras, se ha ganado algo de espacio para las piernas de los ocupantes y se ha instalado un receptáculo retráctil en el centro de los asientos que permite dejar objetos cuando sólo viajan dos ocupantes. El maletero, que dispone de un suelo completamente plano, ha ganado 38 litros de capacidad, hasta 450 litros en posición normal y 1.660 litros con los asientos posteriores plegados.

El comportamiento en carretera ofrece buen aplomo, agrado de conducción y suavidad de marcha, aunque la transmisión integral, el mayor volumen de carrocería y el peso lastran un poco al conjunto. En zonas llanas o a ritmos constantes se mantiene un crucero razonable, pero en pendientes pronunciadas o zonas muy retorcidas se echan en falta algunos CV más.

No ocurre lo mismo en campo. Precisamente en este medio es en el que nos ha parecido más interesante, pues el empleo de una caja reductora, —con una desmultiplicación de casi el 30 por ciento—, permite obtener buenos rendimientos en terrenos complicados. El esquema de suspensión posterior, con paralelogramo deformable y la posición más baja del motor bóxer contribuyen a favorecer el comportamiento. Dispone de unos tarados bastante suaves que logran buen compromiso entre confort y eficacia en campo.

La nueva edición destaca por su completo equipamiento de serie, en el que se han incluido, desde la versión básica, faros de xenón y antinieblas, llantas de aleación con neumáticos mixtos Bridgestone Dueler HT, control de estabilidad, asientos calefactables, airbags de cortina y laterales, climatizador y equipo de sonido con cargador de 6 CD. Su precio es de 26.900 euros. En el nivel siguiente, denominado Limited, se incluye, además de lo anterior techo eléctrico y asientos delanteros eléctricos. Un escalón más arriba se encuentra el Limited Plus, que suma el sistema de entrada y arranque sin llave y la tapicería de cuero, mientras que como tope de gama se ofrece la variante más completa, denominada Limited Plus Nav, que además incluye navegador GPS con pantalla en color. No habrá opciones disponibles en la nueva gama, por lo que hasta la pintura metalizada se encuentra como equipamiento de serie. Si quieres más detalles puedes pinchar en la pestaña de equipamiento.

Galería relacionada

Subaru Forester: detalles

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...